De acuerdo en la aplicación de exámenes periódicos a maestros, nueve de cada diez personas

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- La investigación realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública evidencia que 44 por ciento de los ciudadanos del país califica como “muy buenos” a los maestros de la educación básica de escuelas públicas del país, mientras 30 por ciento los califica como “regulares” y 24.6 por ciento que los califica como “muy malos”. Sin embargo, los resultados pueden ser muy contrastantes cuando se mide al sistema educativo en general, pues 46.7 por ciento de ciudadanos opinaron que el sistema educativo nacional en general es “malo”, 23.8 por ciento consideran que no es “ni bueno/ni malo”, y 28.8 por ciento lo considera “bueno”.

En la opinión de 60.7 por ciento de los encuestados, la calidad de la educación básica que se imparte en las escuelas privadas es muy buena/buena. Lo que contrasta con 35.5 por ciento de personas que calificaron de muy buena/buena la educación pública. Así mismo, la encuesta muestra que 58.7 por ciento de la población preferiría una escuela privada de educación básica si tuviera la posibilidad de pagarla. Sin embargo,  llama la atención el hecho de que 47.3 por ciento de ciudadanos considera que los salarios de los maestros son insuficientes, y 79.4 por ciento de los entrevistados estaría de acuerdo con que alguno de sus hijos decidiera ser maestro de educación básica.  Además, para mejorar el nivel educativo 85.9 por ciento de los entrevistados consideran que se debe empezar por capacitar a los maestros, 60.8 por ciento evaluar a los maestros, 58.7 por ciento modificar planes de estudio, 52.3 por ciento mejorar las instalaciones de las escuelas.

La encuesta evidencia la existencia de criterios polarizados en la sociedad al momento de evaluar a la Secretaría de Educación Pública, pues se aprecia que 37.3 por ciento de personas tienen buena opinión de la SEP, pero a la vez 35.8 por ciento tiene mala opinión de la misma institución.

La opinión de las personas respecto a la implementación de la Reforma Educativa con relación a “la calidad de la educación” es: 35 por ciento considera que ha mejorado y  58 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. En cuanto a “la preparación de los maestros” 46.3 por ciento considera que ha mejorado y 46.7 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. Para el tema de “las instalaciones y servicios en escuelas”, 39.8 por ciento considera que han mejorado, y 46.6 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. Con referencia a “los planes escolares”, 39.7 por ciento considera que han mejorado, mientras 47.6 por ciento considera que han empeorado o que siguen igual.

Con referencia al desempeño de los maestros en las evaluaciones, 87.5 por ciento de los ciudadanos están de acuerdo en que los profesores que obtengan buenos resultados sean promovidos o se les aumente el salario, así mismo 76.2 por ciento están de acuerdo en que los profesores deben tener hasta tres oportunidades para obtener buenos resultados en las evaluaciones. Por otro lado, 95.8 por ciento de las personas está de acuerdo en que los profesores que obtengan malos resultados en la evaluación se les incorpore a un programa de capacitación. Además, 57.4 por ciento opina que a los profesores que obtengan malos resultados se les reduzca el salario, mientras 54.4 por ciento opinaron que deben ser suspendidos hasta que aprueben la evaluación, y 63.3 por ciento están de acuerdo en que los profesores sean despedidos cuando no aprueben la evaluación en la tercera oportunidad, adicionando 70 por ciento de los ciudadanos están a favor de que se despida a los maestros que no asistan a sus evaluaciones.

En cuanto a las protestas de los profesores, 73.8 por ciento está de acuerdo con que se les descuenten los días de trabajo a los maestros que acudan a marchas y plantones, y 66.1 por ciento están de acuerdo en que  los profesores repongan durante las vacaciones las horas no trabajadas frente a un grupo. 62.7 por ciento de los encuestados está en contra de las protestas de los maestros inconformes, mientras 59.7 por ciento de los entrevistados siente que no ha sido afectado últimamente por marchas y plantones realizados por los maestros.

Para el caso del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación 39.7 por ciento de los entrevistados tiene una opinión buena, y sólo 23 por ciento mala. Referente a la percepción que tiene la sociedad hacia el Sindicato de Trabajadores de la Educación, 48.1 por ciento tiene mala opinión de este organismo, contra 22 por ciento que tiene buena opinión. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación fue evaluada por 47.1 por ciento de los encuestados con una opinión mala, frente a 18.7 por ciento que tuvieron buena opinión.

 

Investigación realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- La investigación realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública evidencia que 44 por ciento de los ciudadanos del país califica como “muy buenos” a los maestros de la educación básica de escuelas públicas del país, mientras 30 por ciento los califica como “regulares” y 24.6 por ciento que los califica como “muy malos”. Sin embargo, los resultados pueden ser muy contrastantes cuando se mide al sistema educativo en general, pues 46.7 por ciento de ciudadanos opinaron que el sistema educativo nacional en general es “malo”, 23.8 por ciento consideran que no es “ni bueno/ni malo”, y 28.8 por ciento lo considera “bueno”.

En la opinión de 60.7 por ciento de los encuestados, la calidad de la educación básica que se imparte en las escuelas privadas es muy buena/buena. Lo que contrasta con 35.5 por ciento de personas que calificaron de muy buena/buena la educación pública. Así mismo, la encuesta muestra que 58.7 por ciento de la población preferiría una escuela privada de educación básica si tuviera la posibilidad de pagarla. Sin embargo,  llama la atención el hecho de que 47.3 por ciento de ciudadanos considera que los salarios de los maestros son insuficientes, y 79.4 por ciento de los entrevistados estaría de acuerdo con que alguno de sus hijos decidiera ser maestro de educación básica.  Además, para mejorar el nivel educativo 85.9 por ciento de los entrevistados consideran que se debe empezar por capacitar a los maestros, 60.8 por ciento evaluar a los maestros, 58.7 por ciento modificar planes de estudio, 52.3 por ciento mejorar las instalaciones de las escuelas.

La encuesta evidencia la existencia de criterios polarizados en la sociedad al momento de evaluar a la Secretaría de Educación Pública, pues se aprecia que 37.3 por ciento de personas tienen buena opinión de la SEP, pero a la vez 35.8 por ciento tiene mala opinión de la misma institución.

La opinión de las personas respecto a la implementación de la Reforma Educativa con relación a “la calidad de la educación” es: 35 por ciento considera que ha mejorado y  58 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. En cuanto a “la preparación de los maestros” 46.3 por ciento considera que ha mejorado y 46.7 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. Para el tema de “las instalaciones y servicios en escuelas”, 39.8 por ciento considera que han mejorado, y 46.6 por ciento considera que ha empeorado o que sigue igual. Con referencia a “los planes escolares”, 39.7 por ciento considera que han mejorado, mientras 47.6 por ciento considera que han empeorado o que siguen igual.

Con referencia al desempeño de los maestros en las evaluaciones, 87.5 por ciento de los ciudadanos están de acuerdo en que los profesores que obtengan buenos resultados sean promovidos o se les aumente el salario, así mismo 76.2 por ciento están de acuerdo en que los profesores deben tener hasta tres oportunidades para obtener buenos resultados en las evaluaciones. Por otro lado, 95.8 por ciento de las personas está de acuerdo en que los profesores que obtengan malos resultados en la evaluación se les incorpore a un programa de capacitación. Además, 57.4 por ciento opina que a los profesores que obtengan malos resultados se les reduzca el salario, mientras 54.4 por ciento opinaron que deben ser suspendidos hasta que aprueben la evaluación, y 63.3 por ciento están de acuerdo en que los profesores sean despedidos cuando no aprueben la evaluación en la tercera oportunidad, adicionando 70 por ciento de los ciudadanos están a favor de que se despida a los maestros que no asistan a sus evaluaciones.

En cuanto a las protestas de los profesores, 73.8 por ciento está de acuerdo con que se les descuenten los días de trabajo a los maestros que acudan a marchas y plantones, y 66.1 por ciento están de acuerdo en que  los profesores repongan durante las vacaciones las horas no trabajadas frente a un grupo. 62.7 por ciento de los encuestados está en contra de las protestas de los maestros inconformes, mientras 59.7 por ciento de los entrevistados siente que no ha sido afectado últimamente por marchas y plantones realizados por los maestros.

Para el caso del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación 39.7 por ciento de los entrevistados tiene una opinión buena, y sólo 23 por ciento mala. Referente a la percepción que tiene la sociedad hacia el Sindicato de Trabajadores de la Educación, 48.1 por ciento tiene mala opinión de este organismo, contra 22 por ciento que tiene buena opinión. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación fue evaluada por 47.1 por ciento de los encuestados con una opinión mala, frente a 18.7 por ciento que tuvieron buena opinión.