Consejo Coordinador Empresarial condenó lo ocurrido en Oaxaca

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Presan en línea

México.- Frente a los lamentables hechos ocurridos el día de ayer en Nochixtlan, Oaxaca, el Consejo Coordinador Empresarial expresa:

  • Lamentamos profundamente la pérdida de vidas humanas y las lesiones sufridas por otras personas durante el desarrollo de los hechos. La pérdida de una vida jamás puede justificarse como parte de una protesta, como provocación, ni como resultado de una acción de restauración del orden.
  • Condenamos todo tipo de violencia y hacemos un exhorto a las autoridades a realizar una investigación a profundidad que esclarezca las responsabilidades, para castigar a los culpables.
  • Llamamos a todos los actores al diálogo en el marco del cumplimiento de la ley, a la responsabilidad y el restablecimiento de la paz, con respeto a los derechos de todos los ciudadanos.
  • A los maestros y manifestantes, los exhortamos enérgicamente a conducir sus inconformidades por las vías legales e institucionales, de forma pacífica. Son inaceptables las acciones violentas, bloqueos, toma de instalaciones y saqueos, que dañan la convivencia social, asfixian a las economías regionales y generan un clima de hostilidad entre los ciudadanos. En un país democrático, la violencia jamás podrá aceptarse como una herramienta de presión ni acción política.
  • Los conminamos también a regresar a las aulas y privilegiar el derecho fundamental de los niños y jóvenes a la educación, a restablecer la convivencia social y la paz en todas las comunidades.
  • Llamamos a las autoridades a honrar su mandato de mantener el Estado de Derecho y el cumplimiento de la ley, garantizando el pleno respeto a los derechos humanos y buscando privilegiar el orden social y la paz.
  • Reiteramos nuestro total apoyo a la reforma educativa: un México más próspero debe necesariamente sustentarse sobre una base sólida de educación de calidad. Para ello, necesitamos implementar la reforma educativa en todo el país, sin excepciones, porque somos un solo México.