/ martes 15 de marzo de 2022

Vecinos de Barranca de Tacubaya defienden su patrimonio ante construcción del tren México-Toluca

Piden habitantes de zonas aledañas a la obra saber si sus viviendas resultarán afectadas

Habitantes de inmuebles aledaños a las obras del Tren Interurbano México-Toluca (tramo 3) continúan en su lucha por defender su patrimonio y su hábitat, denuncian que desde el 2015 solicitaron a la autoridad, el Proyecto Ejecutivo de esa obra, para saber por cuáles calles y colonias va a pasar el tren, pero nunca se los presentaron y ya son 7 años de esa petición.

Su inquietud aumentó al ver que reiniciaron las obras en la avenida Minas de Arena, frente al Metro Observatorio, la tala de árboles, así como diversos rumores de la modificación del trazo, que pueden afectar sus viviendas ya que el tramo III se construye sobre áreas minadas, socavones, deslaves e inundaciones, además atraviesa una falla geológica.

En este tramo, las casas están muy cerca, sobre todo en la zona de la Barranca de Tacubaya, en la calle Río Tacubaya, en las colonias Liberales de 1857 y el Capulín, como lo hicieron saber los vecinos en el recorrido que realizó La Prensa por la zona.

A decir de los vecinos la cerrazón de la autoridad para aclarar a los vecinos si puede haber o no afectaciones, los ha llenado de incertidumbre e inseguridad, porque aseguran que hay irregularidades en la construcción de esa obra civil.

Y sobre todo ahora, que saben que se acelerarán los trabajos, ya que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, antes de irse en septiembre 12 del 2023, la quiere inaugurar junto con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Revelan que han solicitado audiencias con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum y Martí Batres, pero no han tenido respuesta, además, el personal de concertación del gobierno local no les proporciona la información requerida.

En una entrevista con La Prensa, Raúl Arturo Martínez Alba, representante de Vecinos Unidos Zona Poniente; a la cual se suman los de Liberales de 1857, Belén de las Flores, El Capulín, Molino de Santo Domingo, Campo Deportivo Revolución, en Defensa de la Colonia José María Pino Suárez y Observatorio, recordó que ha habido varias modificaciones en el trazo del Tren Interurbano.

TE PUEDE INTERESAR: Juez suspende temporalmente a Sandra Cuevas como alcaldesa de la Cuauhtémoc

Habitantes siguen en pie de lucha por la defensa de su patrimonio. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Por ello, agregó el entrevistado, pedimos que se pause la obra para que se revisen y corrijan todas las ilegalidades, que cumplan los compromisos y se den las garantías necesarias a los vecinos que van a ser afectados directa e indirectamente, tanto en el momento de la construcción, cómo en el funcionamiento del Tren, ya que la zona poniente es suelo minado, inestable y de relleno, insistió.

"No pedimos que se detenga la obra, ni que se persiga a nadie sino que se corrijan irregularidades, porque están en peligro no sólo vecinos, sino los futuros usuarios del Interurbano". Aquí no se puede decir tenemos otros datos”.

Según el vocero vecinal, hace falta un estudio de vibraciones, pues se prevé que el Tren tenga una velocidad máxima de 160 km/h y una mínima de 90 km/h y en una zona minada como esta se pueden afectar más viviendas. Este tren no está considerado ni en el Reglamento ni en la Ley Ferroviaria vigente en México.

Entre las irregularidades citó el caso de la calle de Río Tacubaya, (ubicado entre las colonias Liberales de 1857 y El Capulín) donde pasa el tubo de lo que alguna vez fue el Río que llevaba ese nombre, que ahora está entubado, “les estorba ese tubo para la cimentación de las columnas”.

“En 2019 decían que iban a realizar estudios para modificarlo y que iban a hacer el tubo a un lado, para no afectarlo, pero en cualquier lado que se moviera se afectaría las viviendas, ya que la calle no es muy ancha y de los dos lados hay casas, describió.

En esa calle ya había pintando dónde se iba a realizar la cimentación, pero como lo hicieron desde el 2018, ya se borró, “al hacer el estudio de mecánica de suelo, en las casas de los vecinos surgieron grietas, sobre todo porque esa parte son suelos de relleno, ahí hubo hace muchos años una fábrica de vidrio, era una cañada que se llenó, del lado de El Capulín y de Liberales de 1857 eran minas, puntualizó.

Martínez Alba afirmó que quieren iniciar los trabajos, sin tener las autorizaciones de impacto ambiental y urbano. “De hecho ya iniciaron trabajos cerca del Metro Observatorio, avenida Minas de Arena, la tala de árboles, sin que haya alguna autorización ambiental.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA regional y la específica), que son las autorizaciones están sin actualizarse, desde hace varios años, la STC solicitó modificar la MIA regional en el 2018, porque previamente había el plan de terminar el proyecto en el 2017.

Los impactos ambientales desde el 2018 a la fecha, no están considerados, y por lo tanto son situaciones irregulares.

“En las columnas de la obra en la Presa Tacubaya, ahí hay violaciones a la normatividad, porque hay un decreto de área de valor ambiental en 2017, (firmado por Marcelo Ebrard) que prohíbe que se afecte la estructura hidráulica de la zona y que se construya en todo el polígono protegido de la barranca. “Y el viaducto elevado del tren es un tipo de construcción.

La tala de árboles ha comenzado en la zona de Tacubaya. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

El denunciante afirmó que en La Presa Tacubaya, donde se iba a colocar una de las columnas que va a brincar el viaducto elevado, y la cortina de ésta, tapaba la rejilla del vaso regulador, ahí supuestamente está el estudio porque la columna la van a mover a la izquierda; “inclusive personal de Sacmex afirma que ni ellos tienen el proyecto Ejecutivo”.

En la zona de la Barranca de Tacubaya, en la compuerta de la presa iban a colocar la última columna, “luego que no sabían en dónde la iban a ubicar porque estaba en estudio”. “También que en la presa Ruiz Cortines estaba en estudio, para rediseñar el proyecto y establecer cómo va a quedar”.

Ya en mayo-junio del 2020, se habló de modificaciones en la Barranca de Tacubaya, donde hablan de un puente atirantado, para proteger el manantial de Santa Fe, citó.

El representante de Vecinos Unidos Zona Poniente dijo que hace dos semanas tuvieron una reunión con representantes de la Sedema. “Los funcionarios que reconocieron que ellos saben que están prohibidas lo que ellos llaman la 4 sección de Chapultepec”, no existe en el decreto de área de valor ambiental.

“Para no seguir siendo omisos, plantearon hacer una modificación al decreto, para que dé cabida al tren”, les dijeron a los vecinos.

Agregó que también metieron una denuncia en la PAOT, “organismo que hizo un pronunciamiento, en donde maneja registran que hubo una tala ilegal de más de 6 mil árboles que no está considerado en ninguna de las MIAS, el dictamen lo ignoran como si la Procuraduría no existiera”, acusó.

Recordó que en algún momento se habló de una estación al interior de la Barranca de Tacubaya, edificación prohibida por la normatividad vigente y tampoco se acredita la legalidad y la conservación que plantea el decreto que protege esa zona ecológica.

“Nos dijeron que debía existir un plan de manejo ambiental para la Barranca de Tacubaya, para hacer el trazo, pero no se cumplió con esa condicionante, aunque se hizo la denuncia ante Profepa, organismo que respondió ya habían hecho la inspección”.

La estación Santa Fe del Tren Interurbano, también es un proyecto irregular porque en ningún país del mundo hacen una terminal dentro de una presa, por seguridad de operación del proyecto y de la estructura hidráulica.

Insistió que son muchas las afectaciones ambientales cuando la capital está al borde del colapso y se está quedando sin agua y el tren suburbano atraviesa 30 manantiales que a lo largo de su plazo, “es una barbaridad”, destacó.

Todas las ilegalidades antes citadas, dijo Raúl Arturo, está también que los carros del Tren los compraron a fines del 2016 y principios del 2017, están embodegados, sin funcionar y sin mantenimiento, lo mismo sucede con el material colocado en las estaciones del Estado de México.

Pese a que no existe autorización alguna los trabajos han reiniciado. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Diversos cambios en tramo 3

El tramo 3, lo han cambiado en varias ocasiones. “Ha habido cerca de 70 modificaciones y siguen sin mostrarnos el Proyecto Ejecutivo de las obras complementarias e inducidas”, citó una vecina de Vecinos Unidos del Poniente.

De ahí que Raúl Martínez afirmó: “desde un principio había tres alternativas para el paso del Tren: en la alcaldía Álvaro Obregón: la primera fue por Vasco de Quiroga, “que se cambió por una decisión política; la segunda es donde va a pasar ahora, por la Barranca Tacubaya, área de valor ambiental, que afectaría el manantial de Santa Fe, el cual abastece a colonias no sólo de Álvaro Obregón, también de Miguel Hidalgo.

La tercera era la que iba por Constituyentes, “esta última no había necesidad de talar más árboles y ahí hay una vialidad donde podría ir el trazo del tren”.

Sobrecosto

“Y hay un sobrecosto considerable, la obra se elevó en más del 300%, asegura el representante vecinal. Y no está equivocado, ya que el pasado 3 marzo del 2022, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) reasignó 950 millones de pesos para concluir los trabajos de 16+935 kilómetros del Tren Interurbano México –Toluca, a la altura de la salida del túnel en el portal Ciudad de México y hasta la estación Santa Fe.

Con esta reasignación presupuestal, la obra ya rebasó los 100 mil millones de pesos de inversión, es decir, casi el triple de lo que fue presupuestado en 2015.

La obra ha sido tres veces más costosa; cuando se anunció la construcción de la obra en 2015 se estimó que su inversión sería de 38 millones 609 mil pesos, pero en la actualidad oscila los 103 mil 600 millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo que quiere decir que en siete años casi triplicó el valor original.

El Tramo 3, que es donde está ubicada esta obra, el avance es de 54.4 por ciento al reporte del 31 de enero pasado, de acuerdo con información del SICT.

Otras demandas

Los vecinos piden que no haya desalojos, que los afectados no los expulsen, que se les garantice una vivienda dentro de la misma zona, en las mismas o mejores condiciones, porque así lo estipula la nueva constitución de capital.

Asimismo, emplazaron que la Auditoría Superior de la Federación lleve a cabo una investigación respecto a desvíos de dinero en la construcción.

De acuerdo con la licitación, pública en Compranet, la terminal Observatorio es la primera estación en el sentido CDMX–Toluca del viaducto elevado del Tren Interurbano, que está pensada para ser el punto de conexión del Sistema Ferroviario, la Línea 1 del Metro y la ampliación de la Línea 12.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En algunos sitios se han colocado mantas de rechazo a la obra. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Ocho años de obra, empezó en administración peñista

Las obras del Interurbano han tomado ocho años, su construcción comenzó en 2014, con Enrique Peña Nieto, y su apertura estaba prevista para el 2017. En diciembre de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que una de sus metas es inaugurar la obra antes de concluir su sexenio en 2024.

Se terminará en último trimestre del 2023

Manuel Eduardo Gómez Parra, director de Desarrollo Ferroviario de la SICT, prevé que para el último trimestre de 2023 estará listo el Tren Interurbano México-Toluca.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Habitantes de inmuebles aledaños a las obras del Tren Interurbano México-Toluca (tramo 3) continúan en su lucha por defender su patrimonio y su hábitat, denuncian que desde el 2015 solicitaron a la autoridad, el Proyecto Ejecutivo de esa obra, para saber por cuáles calles y colonias va a pasar el tren, pero nunca se los presentaron y ya son 7 años de esa petición.

Su inquietud aumentó al ver que reiniciaron las obras en la avenida Minas de Arena, frente al Metro Observatorio, la tala de árboles, así como diversos rumores de la modificación del trazo, que pueden afectar sus viviendas ya que el tramo III se construye sobre áreas minadas, socavones, deslaves e inundaciones, además atraviesa una falla geológica.

En este tramo, las casas están muy cerca, sobre todo en la zona de la Barranca de Tacubaya, en la calle Río Tacubaya, en las colonias Liberales de 1857 y el Capulín, como lo hicieron saber los vecinos en el recorrido que realizó La Prensa por la zona.

A decir de los vecinos la cerrazón de la autoridad para aclarar a los vecinos si puede haber o no afectaciones, los ha llenado de incertidumbre e inseguridad, porque aseguran que hay irregularidades en la construcción de esa obra civil.

Y sobre todo ahora, que saben que se acelerarán los trabajos, ya que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, antes de irse en septiembre 12 del 2023, la quiere inaugurar junto con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Revelan que han solicitado audiencias con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum y Martí Batres, pero no han tenido respuesta, además, el personal de concertación del gobierno local no les proporciona la información requerida.

En una entrevista con La Prensa, Raúl Arturo Martínez Alba, representante de Vecinos Unidos Zona Poniente; a la cual se suman los de Liberales de 1857, Belén de las Flores, El Capulín, Molino de Santo Domingo, Campo Deportivo Revolución, en Defensa de la Colonia José María Pino Suárez y Observatorio, recordó que ha habido varias modificaciones en el trazo del Tren Interurbano.

TE PUEDE INTERESAR: Juez suspende temporalmente a Sandra Cuevas como alcaldesa de la Cuauhtémoc

Habitantes siguen en pie de lucha por la defensa de su patrimonio. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Por ello, agregó el entrevistado, pedimos que se pause la obra para que se revisen y corrijan todas las ilegalidades, que cumplan los compromisos y se den las garantías necesarias a los vecinos que van a ser afectados directa e indirectamente, tanto en el momento de la construcción, cómo en el funcionamiento del Tren, ya que la zona poniente es suelo minado, inestable y de relleno, insistió.

"No pedimos que se detenga la obra, ni que se persiga a nadie sino que se corrijan irregularidades, porque están en peligro no sólo vecinos, sino los futuros usuarios del Interurbano". Aquí no se puede decir tenemos otros datos”.

Según el vocero vecinal, hace falta un estudio de vibraciones, pues se prevé que el Tren tenga una velocidad máxima de 160 km/h y una mínima de 90 km/h y en una zona minada como esta se pueden afectar más viviendas. Este tren no está considerado ni en el Reglamento ni en la Ley Ferroviaria vigente en México.

Entre las irregularidades citó el caso de la calle de Río Tacubaya, (ubicado entre las colonias Liberales de 1857 y El Capulín) donde pasa el tubo de lo que alguna vez fue el Río que llevaba ese nombre, que ahora está entubado, “les estorba ese tubo para la cimentación de las columnas”.

“En 2019 decían que iban a realizar estudios para modificarlo y que iban a hacer el tubo a un lado, para no afectarlo, pero en cualquier lado que se moviera se afectaría las viviendas, ya que la calle no es muy ancha y de los dos lados hay casas, describió.

En esa calle ya había pintando dónde se iba a realizar la cimentación, pero como lo hicieron desde el 2018, ya se borró, “al hacer el estudio de mecánica de suelo, en las casas de los vecinos surgieron grietas, sobre todo porque esa parte son suelos de relleno, ahí hubo hace muchos años una fábrica de vidrio, era una cañada que se llenó, del lado de El Capulín y de Liberales de 1857 eran minas, puntualizó.

Martínez Alba afirmó que quieren iniciar los trabajos, sin tener las autorizaciones de impacto ambiental y urbano. “De hecho ya iniciaron trabajos cerca del Metro Observatorio, avenida Minas de Arena, la tala de árboles, sin que haya alguna autorización ambiental.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA regional y la específica), que son las autorizaciones están sin actualizarse, desde hace varios años, la STC solicitó modificar la MIA regional en el 2018, porque previamente había el plan de terminar el proyecto en el 2017.

Los impactos ambientales desde el 2018 a la fecha, no están considerados, y por lo tanto son situaciones irregulares.

“En las columnas de la obra en la Presa Tacubaya, ahí hay violaciones a la normatividad, porque hay un decreto de área de valor ambiental en 2017, (firmado por Marcelo Ebrard) que prohíbe que se afecte la estructura hidráulica de la zona y que se construya en todo el polígono protegido de la barranca. “Y el viaducto elevado del tren es un tipo de construcción.

La tala de árboles ha comenzado en la zona de Tacubaya. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

El denunciante afirmó que en La Presa Tacubaya, donde se iba a colocar una de las columnas que va a brincar el viaducto elevado, y la cortina de ésta, tapaba la rejilla del vaso regulador, ahí supuestamente está el estudio porque la columna la van a mover a la izquierda; “inclusive personal de Sacmex afirma que ni ellos tienen el proyecto Ejecutivo”.

En la zona de la Barranca de Tacubaya, en la compuerta de la presa iban a colocar la última columna, “luego que no sabían en dónde la iban a ubicar porque estaba en estudio”. “También que en la presa Ruiz Cortines estaba en estudio, para rediseñar el proyecto y establecer cómo va a quedar”.

Ya en mayo-junio del 2020, se habló de modificaciones en la Barranca de Tacubaya, donde hablan de un puente atirantado, para proteger el manantial de Santa Fe, citó.

El representante de Vecinos Unidos Zona Poniente dijo que hace dos semanas tuvieron una reunión con representantes de la Sedema. “Los funcionarios que reconocieron que ellos saben que están prohibidas lo que ellos llaman la 4 sección de Chapultepec”, no existe en el decreto de área de valor ambiental.

“Para no seguir siendo omisos, plantearon hacer una modificación al decreto, para que dé cabida al tren”, les dijeron a los vecinos.

Agregó que también metieron una denuncia en la PAOT, “organismo que hizo un pronunciamiento, en donde maneja registran que hubo una tala ilegal de más de 6 mil árboles que no está considerado en ninguna de las MIAS, el dictamen lo ignoran como si la Procuraduría no existiera”, acusó.

Recordó que en algún momento se habló de una estación al interior de la Barranca de Tacubaya, edificación prohibida por la normatividad vigente y tampoco se acredita la legalidad y la conservación que plantea el decreto que protege esa zona ecológica.

“Nos dijeron que debía existir un plan de manejo ambiental para la Barranca de Tacubaya, para hacer el trazo, pero no se cumplió con esa condicionante, aunque se hizo la denuncia ante Profepa, organismo que respondió ya habían hecho la inspección”.

La estación Santa Fe del Tren Interurbano, también es un proyecto irregular porque en ningún país del mundo hacen una terminal dentro de una presa, por seguridad de operación del proyecto y de la estructura hidráulica.

Insistió que son muchas las afectaciones ambientales cuando la capital está al borde del colapso y se está quedando sin agua y el tren suburbano atraviesa 30 manantiales que a lo largo de su plazo, “es una barbaridad”, destacó.

Todas las ilegalidades antes citadas, dijo Raúl Arturo, está también que los carros del Tren los compraron a fines del 2016 y principios del 2017, están embodegados, sin funcionar y sin mantenimiento, lo mismo sucede con el material colocado en las estaciones del Estado de México.

Pese a que no existe autorización alguna los trabajos han reiniciado. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Diversos cambios en tramo 3

El tramo 3, lo han cambiado en varias ocasiones. “Ha habido cerca de 70 modificaciones y siguen sin mostrarnos el Proyecto Ejecutivo de las obras complementarias e inducidas”, citó una vecina de Vecinos Unidos del Poniente.

De ahí que Raúl Martínez afirmó: “desde un principio había tres alternativas para el paso del Tren: en la alcaldía Álvaro Obregón: la primera fue por Vasco de Quiroga, “que se cambió por una decisión política; la segunda es donde va a pasar ahora, por la Barranca Tacubaya, área de valor ambiental, que afectaría el manantial de Santa Fe, el cual abastece a colonias no sólo de Álvaro Obregón, también de Miguel Hidalgo.

La tercera era la que iba por Constituyentes, “esta última no había necesidad de talar más árboles y ahí hay una vialidad donde podría ir el trazo del tren”.

Sobrecosto

“Y hay un sobrecosto considerable, la obra se elevó en más del 300%, asegura el representante vecinal. Y no está equivocado, ya que el pasado 3 marzo del 2022, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) reasignó 950 millones de pesos para concluir los trabajos de 16+935 kilómetros del Tren Interurbano México –Toluca, a la altura de la salida del túnel en el portal Ciudad de México y hasta la estación Santa Fe.

Con esta reasignación presupuestal, la obra ya rebasó los 100 mil millones de pesos de inversión, es decir, casi el triple de lo que fue presupuestado en 2015.

La obra ha sido tres veces más costosa; cuando se anunció la construcción de la obra en 2015 se estimó que su inversión sería de 38 millones 609 mil pesos, pero en la actualidad oscila los 103 mil 600 millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo que quiere decir que en siete años casi triplicó el valor original.

El Tramo 3, que es donde está ubicada esta obra, el avance es de 54.4 por ciento al reporte del 31 de enero pasado, de acuerdo con información del SICT.

Otras demandas

Los vecinos piden que no haya desalojos, que los afectados no los expulsen, que se les garantice una vivienda dentro de la misma zona, en las mismas o mejores condiciones, porque así lo estipula la nueva constitución de capital.

Asimismo, emplazaron que la Auditoría Superior de la Federación lleve a cabo una investigación respecto a desvíos de dinero en la construcción.

De acuerdo con la licitación, pública en Compranet, la terminal Observatorio es la primera estación en el sentido CDMX–Toluca del viaducto elevado del Tren Interurbano, que está pensada para ser el punto de conexión del Sistema Ferroviario, la Línea 1 del Metro y la ampliación de la Línea 12.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En algunos sitios se han colocado mantas de rechazo a la obra. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Ocho años de obra, empezó en administración peñista

Las obras del Interurbano han tomado ocho años, su construcción comenzó en 2014, con Enrique Peña Nieto, y su apertura estaba prevista para el 2017. En diciembre de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que una de sus metas es inaugurar la obra antes de concluir su sexenio en 2024.

Se terminará en último trimestre del 2023

Manuel Eduardo Gómez Parra, director de Desarrollo Ferroviario de la SICT, prevé que para el último trimestre de 2023 estará listo el Tren Interurbano México-Toluca.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Microbús pierde el control y termina en canal de Xochimilco; hay seis lesionados

Entre los lesionados se reportan tres personas que comían en un puesto callejero, que fueron embestidos por la unidad de transporte público

Mundo

Dan seis años más de prisión a la exlíder Aung San Suu Kyi en Birmania 

La premio Nobel de la Paz fue declarada culpable de cuatro cargos de corrupción

Política

Tras ola de violencia, AMLO encabezará reunión de seguridad en Tijuana, BC

El presidente López Obrador minimizó la ola de violencia que se vivió en varios estados del país durante la semana pasada

Sociedad

Llegan 300 militares más a Guerrero para reforzar tareas de seguridad

Los elementos participarán en operativos para el combate a la delincuencia en Acapulco y la Costa Chica

Sociedad

AMLO ordena reforzar labores de rescate en mina El Pinabete

La decisión del presidente se da luego de que durante el fin de semana se complicara la situación por el aumento en el nivel de agua dentro de la mina

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Petro, la nueva era para Colombia

El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, hereda casi cuatro décadas de violencia y varios años más de desestabilidad social y económica