/ martes 21 de diciembre de 2021

Vende Tlalnepantla el antiguo basurero municipal en 60 millones de pesos

El tesorero indicó que el dinero ingresó a las arcas del municipio y se irá directamente al pago de capitales de la deuda histórica de Tlalnepantla

El titular de la tesorería de Tlalnepantla, Ricardo Santos Arreola, afirmó que el terreno del antiguos tiradero municipal, ubicado en camino Viejo a las Minas, sin número, en el pueblo de San Pedro Barrientos, a la altura del kilómetro 27 de la súper carretera México-Querétaro, se vendió ya entre 60 y 61 millones de pesos.

Luego de que el gobierno municipal del alcalde Raciel Pérez Cruz solicitará a la Cámara de diputados del Estado de México la autorización para desincorporar de su patrimonio y enajenar mediante subasta pública dicho predio, el funcionario reveló que la operación de compra-venta se ha concretado.

Venden relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

En entrevista, el tesorero mencionó que el dinero ingresó a las arcas del municipio y se irá directamente al pago de capitales de la deuda histórica de Tlalnepantla.

“Fue una venta que se convierte en recurso y tiene que ingresar al municipio a lo que es el crédito que está con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y hasta no tener el dinero se hace la solicitud al banco para poderlo realizar”, dijo Santos Arreola, al responder de manera meteórica preguntas de este medio de información, dado que tenía actividades por atender.

En el palacio municipal, el servidor público dijo que la venta del predio que era utilizado como basurero servirá para disminuir la deuda de largo plazo que tiene Tlalnepantla, tal cual fue la exposición de motivos que hizo el presidente municipal ante los diputados cuando se realizaron reuniones en el Congreso para solicitar la autorización de la enajenación del predio.

Municipio vende Relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

Con esto, el tesorero municipal aseguró que dicha deuda será la única que quedará y se heredará a la próxima administración que encabezará Marco Antonio Rodríguez Hurtado, aunque con una disminución considerable porque los recursos de esta venta irán directo al pago de capitales de ese pasivo que era de más de 430 millones de pesos.

“Ahora la deuda de largo plazo quedará en alrededor de 370 millones de pesos”, agregó el funcionario, tras subrayar que el gobierno saliente entregará finanzas sanas, pues indicó que se trabajará hasta el último minuto para que los pasivos a corto plazo se atiendan lo mejor posible y se realicen los pagos a diferentes proveedores.

Sin revelar quien fue el comprador, el tesorero dio a conocer que el monto de venta osciló entre los 60 y 61 millones de pesos. “Tlalnepantla está del otro lado, tiene números favorables y tenía una deuda de más de 430 millones de pesos y vamos a dejarla en 370”, reiteró el tesorero, tras mencionar que las finanzas locales son las mejor calificadas en la historia del municipio y del Estado de México.

Relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

De la deuda pública de más de 430 millones, por concepto de intereses se ha pagado más de 186 millones, por lo que los recursos obtenidos de la venta en subasta pública del citado inmueble contribuirán a pagar pasivos de una parte de ese adeudo.

CENTRO INTEGRAL DE RESIDUOS

La propuesta de la administración de Tlalnepantla, que está a escasos días de terminar el periodo constitucional de gobierno, también considera el proyecto para concesionar por 20 años el servicio de relleno sanitario y convertirlo en un Centro integral para el tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos.

Desde agosto pasado, el último mes de la anterior Legislatura del Estado de México, el alcalde Raciel Pérez Cruz sostuvo reuniones con diputados, en las que argumento ante las comisiones de Patrimonio Estatal y Municipal y Protección Ambiental y Cambio Climático, que el relleno llevaba ya más de 20 años operando.

En esa ocasión dijo que el sitio estaba tecnológicamente está rebasado y ya no cumplía con las nuevas normas ambientales oficiales para el manejo de basura.

El Congreso estatal autorizó en agosto de este año que la administración de Tlalnepantla concesionará por 20 años el servicio público municipal de tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos, en el predio que ha sido vendido para su conversión a Centro Integral de Residuos.

Relleno sanitario de Tlalnepantla es vendido Foto/Rogelio Tinoco

El cabildo de Tlalnepantla acordó en diciembre de 2019 que el concesionario se encargue de la rehabilitación, saneamiento y clausura del establecimiento que opera como relleno sanitario y de su conversión a Centro Integral de Residuos, para lo cual deberá prever el uso de tecnologías en materia ambiental, así como las medidas necesarias para evitar daños al medio ambiente a la vida y salud de las personas.

La concesión se justifica en el hecho de que el actual relleno sanitario, que cada día recibe alrededor de 700 toneladas de basura, ha cumplido con su vida útil y ya no cumple con los estándares para el tratamiento y reciclaje de residuos.

Con la concesión de este servicio se busca dar solución a una demanda de la población que ha padecido por años la contaminación generada alrededor del relleno sanitario, y también evitará al ayuntamiento una carga económica para su clausura total.

RECOLECCIÓN DE BASURA

Tlalnepantla es uno de los más grandes municipios de la zona conurbada, caracterizado por su elevado nivel industrial y ocupa el segundo lugar en aportación al Producto Interno Bruto (PIB) estatal, seguido de Naucalpan, con poco más del 12 por ciento.

En toda la localidad existen alrededor de 526 personas que trabajan en la recolección y disposición de residuos sólidos para cubrir la demanda del municipio, la cual, sin embargo, muestra señal de ser rebasada debido al cúmulo de montones de basura que se observan en las calles.

La basura que se genera en el territorio local es de 705.46 toneladas diarias y las autoridades disponen de 126 vehículos de diferente tamaño para la recolección de desperdicios.

A pesar de los exhortos del ayuntamiento, dirigidos a la población para que no se arroje basura a la vía pública, es común ver en esquinar de calles, avenidas, camellones, áreas verdes o espacios públicos, montones de basura.

En teoría, la multa por tirar desperdicios en la vía pública es de más de 4 mil pesos, de acuerdo con el dato más reciente del bando municipal, y la Oficialía Calificadora es la encargada de determinar las sanciones, pero en la práctica esto resulta letra muerta, la mayoría de las veces privilegiada para evitar desgaste político del partido en turno.

RIESGOS DEL CENTRO DE RESIDUOS

De acuerdo con el ex regidor de Tlalnepantla, uno de los activistas sociales más incisivos del municipio, el proyecto del Centro Integral de Residuos Sólidos representa un plan insólito, pues no es otra cosa más que instalar un basurero encima de otro basurero.

Indicó que no se está tomando en cuenta la necesidad de salvaguardar la integridad y el derecho humano a un ambiente sano. Se trata de un negocio redondo, donde se pretende otorgar una concesión a una empresa privada para operar el basurero hasta por 20 años, y al que solo le cambiarán el nombre porque seguirá siendo un basurero sin control.

En un oficio que el dirigente social envió al Congreso local, dijo que resultaba injustificado, por no decir criminal, autorizar otros 20 años un supuesto Centro Integral de Residuos en el relleno que a la fecha sigue funcionado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

José Luis Cortés denunció ante el Órgano Superior de Fiscalización al alcalde Raciel Pérez Cruz por autorizar pagos indebidos por 33 millones de pesos a la empresa Tandem, Ride, encargado de la operación del relleno sanitario.

Dijo que esa empresa ha estado prestando el servicio de compactacion y manejo de basura sin tener la infraestructura para ello y usando la maquinaria de la empresa a la que se les retiro la concesión. Manifestó que la empresa Tandme Rider tiene como representante legal a un abogado que es sobrino del actual tesorero Ricardo Santos Arreola.

Detrás de todo este proyecto, dijo, existe todo un esquema de contubernios, donde aparecen nombres de políticos, ligados a empresas constructoras y dedicados, entre otras actividades, a la renta de maquinaria. Un negocio avalado desde el Congreso estatal.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

El titular de la tesorería de Tlalnepantla, Ricardo Santos Arreola, afirmó que el terreno del antiguos tiradero municipal, ubicado en camino Viejo a las Minas, sin número, en el pueblo de San Pedro Barrientos, a la altura del kilómetro 27 de la súper carretera México-Querétaro, se vendió ya entre 60 y 61 millones de pesos.

Luego de que el gobierno municipal del alcalde Raciel Pérez Cruz solicitará a la Cámara de diputados del Estado de México la autorización para desincorporar de su patrimonio y enajenar mediante subasta pública dicho predio, el funcionario reveló que la operación de compra-venta se ha concretado.

Venden relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

En entrevista, el tesorero mencionó que el dinero ingresó a las arcas del municipio y se irá directamente al pago de capitales de la deuda histórica de Tlalnepantla.

“Fue una venta que se convierte en recurso y tiene que ingresar al municipio a lo que es el crédito que está con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y hasta no tener el dinero se hace la solicitud al banco para poderlo realizar”, dijo Santos Arreola, al responder de manera meteórica preguntas de este medio de información, dado que tenía actividades por atender.

En el palacio municipal, el servidor público dijo que la venta del predio que era utilizado como basurero servirá para disminuir la deuda de largo plazo que tiene Tlalnepantla, tal cual fue la exposición de motivos que hizo el presidente municipal ante los diputados cuando se realizaron reuniones en el Congreso para solicitar la autorización de la enajenación del predio.

Municipio vende Relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

Con esto, el tesorero municipal aseguró que dicha deuda será la única que quedará y se heredará a la próxima administración que encabezará Marco Antonio Rodríguez Hurtado, aunque con una disminución considerable porque los recursos de esta venta irán directo al pago de capitales de ese pasivo que era de más de 430 millones de pesos.

“Ahora la deuda de largo plazo quedará en alrededor de 370 millones de pesos”, agregó el funcionario, tras subrayar que el gobierno saliente entregará finanzas sanas, pues indicó que se trabajará hasta el último minuto para que los pasivos a corto plazo se atiendan lo mejor posible y se realicen los pagos a diferentes proveedores.

Sin revelar quien fue el comprador, el tesorero dio a conocer que el monto de venta osciló entre los 60 y 61 millones de pesos. “Tlalnepantla está del otro lado, tiene números favorables y tenía una deuda de más de 430 millones de pesos y vamos a dejarla en 370”, reiteró el tesorero, tras mencionar que las finanzas locales son las mejor calificadas en la historia del municipio y del Estado de México.

Relleno sanitario de Tlalnepantla Foto/Rogelio Tinoco

De la deuda pública de más de 430 millones, por concepto de intereses se ha pagado más de 186 millones, por lo que los recursos obtenidos de la venta en subasta pública del citado inmueble contribuirán a pagar pasivos de una parte de ese adeudo.

CENTRO INTEGRAL DE RESIDUOS

La propuesta de la administración de Tlalnepantla, que está a escasos días de terminar el periodo constitucional de gobierno, también considera el proyecto para concesionar por 20 años el servicio de relleno sanitario y convertirlo en un Centro integral para el tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos.

Desde agosto pasado, el último mes de la anterior Legislatura del Estado de México, el alcalde Raciel Pérez Cruz sostuvo reuniones con diputados, en las que argumento ante las comisiones de Patrimonio Estatal y Municipal y Protección Ambiental y Cambio Climático, que el relleno llevaba ya más de 20 años operando.

En esa ocasión dijo que el sitio estaba tecnológicamente está rebasado y ya no cumplía con las nuevas normas ambientales oficiales para el manejo de basura.

El Congreso estatal autorizó en agosto de este año que la administración de Tlalnepantla concesionará por 20 años el servicio público municipal de tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos, en el predio que ha sido vendido para su conversión a Centro Integral de Residuos.

Relleno sanitario de Tlalnepantla es vendido Foto/Rogelio Tinoco

El cabildo de Tlalnepantla acordó en diciembre de 2019 que el concesionario se encargue de la rehabilitación, saneamiento y clausura del establecimiento que opera como relleno sanitario y de su conversión a Centro Integral de Residuos, para lo cual deberá prever el uso de tecnologías en materia ambiental, así como las medidas necesarias para evitar daños al medio ambiente a la vida y salud de las personas.

La concesión se justifica en el hecho de que el actual relleno sanitario, que cada día recibe alrededor de 700 toneladas de basura, ha cumplido con su vida útil y ya no cumple con los estándares para el tratamiento y reciclaje de residuos.

Con la concesión de este servicio se busca dar solución a una demanda de la población que ha padecido por años la contaminación generada alrededor del relleno sanitario, y también evitará al ayuntamiento una carga económica para su clausura total.

RECOLECCIÓN DE BASURA

Tlalnepantla es uno de los más grandes municipios de la zona conurbada, caracterizado por su elevado nivel industrial y ocupa el segundo lugar en aportación al Producto Interno Bruto (PIB) estatal, seguido de Naucalpan, con poco más del 12 por ciento.

En toda la localidad existen alrededor de 526 personas que trabajan en la recolección y disposición de residuos sólidos para cubrir la demanda del municipio, la cual, sin embargo, muestra señal de ser rebasada debido al cúmulo de montones de basura que se observan en las calles.

La basura que se genera en el territorio local es de 705.46 toneladas diarias y las autoridades disponen de 126 vehículos de diferente tamaño para la recolección de desperdicios.

A pesar de los exhortos del ayuntamiento, dirigidos a la población para que no se arroje basura a la vía pública, es común ver en esquinar de calles, avenidas, camellones, áreas verdes o espacios públicos, montones de basura.

En teoría, la multa por tirar desperdicios en la vía pública es de más de 4 mil pesos, de acuerdo con el dato más reciente del bando municipal, y la Oficialía Calificadora es la encargada de determinar las sanciones, pero en la práctica esto resulta letra muerta, la mayoría de las veces privilegiada para evitar desgaste político del partido en turno.

RIESGOS DEL CENTRO DE RESIDUOS

De acuerdo con el ex regidor de Tlalnepantla, uno de los activistas sociales más incisivos del municipio, el proyecto del Centro Integral de Residuos Sólidos representa un plan insólito, pues no es otra cosa más que instalar un basurero encima de otro basurero.

Indicó que no se está tomando en cuenta la necesidad de salvaguardar la integridad y el derecho humano a un ambiente sano. Se trata de un negocio redondo, donde se pretende otorgar una concesión a una empresa privada para operar el basurero hasta por 20 años, y al que solo le cambiarán el nombre porque seguirá siendo un basurero sin control.

En un oficio que el dirigente social envió al Congreso local, dijo que resultaba injustificado, por no decir criminal, autorizar otros 20 años un supuesto Centro Integral de Residuos en el relleno que a la fecha sigue funcionado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

José Luis Cortés denunció ante el Órgano Superior de Fiscalización al alcalde Raciel Pérez Cruz por autorizar pagos indebidos por 33 millones de pesos a la empresa Tandem, Ride, encargado de la operación del relleno sanitario.

Dijo que esa empresa ha estado prestando el servicio de compactacion y manejo de basura sin tener la infraestructura para ello y usando la maquinaria de la empresa a la que se les retiro la concesión. Manifestó que la empresa Tandme Rider tiene como representante legal a un abogado que es sobrino del actual tesorero Ricardo Santos Arreola.

Detrás de todo este proyecto, dijo, existe todo un esquema de contubernios, donde aparecen nombres de políticos, ligados a empresas constructoras y dedicados, entre otras actividades, a la renta de maquinaria. Un negocio avalado desde el Congreso estatal.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Desde un auto en marcha, arrojan cadáver en calles de la Benito Juárez

Los hechos se registraron frente a una gasolinera en la calle Ajusco esquina con Calzada de Tlalpan en la colonia Portales Norte

Policiaca

Carambola en Calzada San Antonio Abad deja al menos 20 autos chocados

La carambola ocurrió debido a que automovilistas perdieron el control por el derrame de combustible y diésel en la cinta asfáltica

Metrópoli

Manifestaciones y marchas para este martes en CDMX

Se espera la manifestación “El Infierno en la Tierra”, para denunciar a la “Fundación Black Jaguar White Tiger”, por presunto maltrato animal

Metrópoli

Concluye desmantelamiento de la montaña rusa en Chapultepec

La cabecera norte de la antigua montaña rusa será rehabilitada para que pueda convivir con las atracciones de última generación de Aztlán Parque Urbano

Sociedad

INAI ordena al PRD divulgar denuncia contra funcionarios por actos anticipados de campaña

El organismo pidió al partido entregar la denuncia contra Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López

Política

AMLO defiende a Ken Salazar ante dudas de funcionarios estadounidenses

López Obrador defendió al embajador de Estados Unidos, luego de que The New York Times publicara un texto sobre las dudas que hay en el gobierno estadounidense sobre su desempeño

Policiaca

Incendio deja daños en tienda de abarrotes en la GAM

Gracias a la oportuna intervención de los bomberos se evitó la propagación del fuego