/ sábado 4 de diciembre de 2021

Urgen atender a las personas de la capital que no tienen un lugar para vivir

El diputado Ernesto Alarcón propone aumentar los recursos hasta en un ciento por ciento para el “Programa Vivienda en Conjunto”

En la capital del país existe un déficit de 200 mil viviendas, confirmado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), por lo que para reducirlo e incrementar el número de personas beneficiadas en 2022 con una propiedad habitacional, se requiere aumentar los recursos hasta en un ciento por ciento para el “Programa Vivienda en Conjunto”, así como para adquirir y habilitar nuevos predios.

Lo anterior fue propuesto por el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de la Ciudad de México, Ernesto Alarcón Jiménez, quien expuso que el incremento permitirá dar respuesta positiva a múltiples organizaciones sociales.

Expuso que un mayor número de recursos para el Instituto de Vivienda (INVI) de la Ciudad de México permitirá, además, atender la demanda de miles de personas que no tienen un lugar donde vivir y requieren hacerse de un hogar permanente.

Asimismo, el diputado priista en su punto de acuerdo dirigido a atender las exigencias de varias organizaciones, señaló que tan solo en 2017 se estimó una demanda de vivienda nueva de más de 64 mil, pero solamente se construyeron 15 mil, lo que ha provocado una alta demanda y un incremento en los precios, además de que el déficit se ubique en 200 mil, con cifras oficiales.

Recordó que el INVI desarrolla el Programa de Vivienda en Conjunto, que la financia con cero intereses, prioritariamente a la población de bajos recursos económicos, en condición de vulnerabilidad, tal es el caso de indígenas, adultos mayores, madres solteras, jefas de familia y personas con discapacidad, además de las que habitan en sitios de alto riesgo y la población asentada en campamentos o en inmuebles con valor patrimonial.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Alarcón Jiménez mencionó que ese programa cuenta con diversas modalidades, pero destacó el de vivienda nueva terminada, que consiste en financiar integralmente con recursos del INVI o con otras fuentes de financiamiento.

Consideró necesario que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México, examine aumentar el presupuesto a dichos fines, toda vez que ante la demanda creciente de viviendas en la urbe es necesario que el gobierno pueda reforzar las acciones para la búsqueda y adquisición de predios, que permitan la posterior construcción de viviendas de interés social.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


En la capital del país existe un déficit de 200 mil viviendas, confirmado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), por lo que para reducirlo e incrementar el número de personas beneficiadas en 2022 con una propiedad habitacional, se requiere aumentar los recursos hasta en un ciento por ciento para el “Programa Vivienda en Conjunto”, así como para adquirir y habilitar nuevos predios.

Lo anterior fue propuesto por el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de la Ciudad de México, Ernesto Alarcón Jiménez, quien expuso que el incremento permitirá dar respuesta positiva a múltiples organizaciones sociales.

Expuso que un mayor número de recursos para el Instituto de Vivienda (INVI) de la Ciudad de México permitirá, además, atender la demanda de miles de personas que no tienen un lugar donde vivir y requieren hacerse de un hogar permanente.

Asimismo, el diputado priista en su punto de acuerdo dirigido a atender las exigencias de varias organizaciones, señaló que tan solo en 2017 se estimó una demanda de vivienda nueva de más de 64 mil, pero solamente se construyeron 15 mil, lo que ha provocado una alta demanda y un incremento en los precios, además de que el déficit se ubique en 200 mil, con cifras oficiales.

Recordó que el INVI desarrolla el Programa de Vivienda en Conjunto, que la financia con cero intereses, prioritariamente a la población de bajos recursos económicos, en condición de vulnerabilidad, tal es el caso de indígenas, adultos mayores, madres solteras, jefas de familia y personas con discapacidad, además de las que habitan en sitios de alto riesgo y la población asentada en campamentos o en inmuebles con valor patrimonial.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Alarcón Jiménez mencionó que ese programa cuenta con diversas modalidades, pero destacó el de vivienda nueva terminada, que consiste en financiar integralmente con recursos del INVI o con otras fuentes de financiamiento.

Consideró necesario que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México, examine aumentar el presupuesto a dichos fines, toda vez que ante la demanda creciente de viviendas en la urbe es necesario que el gobierno pueda reforzar las acciones para la búsqueda y adquisición de predios, que permitan la posterior construcción de viviendas de interés social.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem