/ domingo 18 de abril de 2021

Un Rinconcito para la educación en tortillería de la colonia Héroes de Padierna, Tlalpan [VIDEO]

Con trajes de protección, cubrebocas y caretas, los niños llegan a tomar asesorías en un pequeño local

Un rincón de esperanza es el que Dalia, junto a su esposo Fernando, iniciaron para niños con necesidad de entender las clases, sin posibilidad de una asesoría por celular y con deficiencias en el aprendizaje, causada por el sistema educativo Aprende en casa, por televisión.

Con trajes de protección, cubrebocas y caretas, los niños se presentan a tomar asesorías en un pequeño local, ubicado en la colonia Héroes de Padierna, en la alcaldía Tlalpan, las instalaciones cuentan con lo necesario para que los estudiantes aprendan con la guía de un profesor, quien les resuelve dudas, ayuda en tareas e imparte la clase, según las necesidades de cada estudiante.

Entre 25 y 30 niños han tomado clases en local llamado Rinconcito de Esperanza, donde seis maestros dedican, al menos, una hora de su día para explicar a los estudiantes, las asignaturas con las que tienen alguna dificultad.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

En punto de las nueve de la mañana, el espacio abre para que los niños se incorporen, pero Dalia, Fernando y el profesor en turno que impartirá la clase, llegan a limpiar el lugar y alistar el material materia necesario.

Antes de ingresar, los estudiantes, quienes llegan con sus trajes blancos protectores, son sanitizados y se les toma la temperatura para después, comenzar con el primer profesor.

APRENDER LA CLASE

La tarea continúa para Dalia y su esposo, quienes, tras verificar que nada falta en el Rinconcito de Esperanza, se dirigen a la tortillería ubicada a unos cuantos pasos y que se ha convertido en parte del sustento de la educación, ya que destina el 30 por ciento de las ganancias del negocio a comparar lo que haga falta.

El dolor por la pérdida de su bebé, fue lo que llevó a la joven pareja a servir, quienes ya sentían empatía por los niños de la colonia, a quienes conocían como clientes de la tortillería La Abuela, y tras la cotidiana charla, le hacían preguntas sobre temas escolares “y yo con toda la fila de gente les decía, a ver espérame tantito y rápidamente checaba y les explicaba y decidí invitarlos a las 6 de la tarde cuando yo ya terminaba de trabajar y mi esposo se pone a lavar los fierros de la máquina”.

Comenzaron con una mesita en el escalón del negocio, y cada vez más niños y, ante el nuevo ciclo escolar, Dalia le propuso a Fernando disponer de la batea para recibir a los niños “empezamos a investigar con todos los clientes que consumen tortillas, cuántos tenían televisión y o que necesitaban si sus niños iban a seguir estudiando y no sabían mucho sobre el tema, los invitamos”.

El ingreso de cada niño, se lleva a cabo por medio de una carta compromiso de los niños y una carta petición de los papás, “es un trabajo en equipo entre padres, alumnos y profesores, para que podamos avanzar, y pues, la realidad es que no era sólo Aprenden Casa, era tener un teléfono inteligente, imprimir, aprender a usarlo y, son padres y niños que ni siquiera habían tenido teléfono entonces tuvimos que capacitarlos”, comparte Dalia.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

El espacio inicial dejó de ser suficiente para los educandos, desde preescolar hasta nivel superior, quienes también se han acercado a pedir el apoyo de algún profesor, incluso, tomando la clase en la banqueta, hasta que “gracias a los medios de comunicación, un señor nos apoyó para arrendar este local”, platicó Dalia.

Alrededor de 25 presenciales y 30, ya que están apadrinados, qué significa esto, estos niños ya tienen internet en su casa, computadoras y teléfonos, y no es necesario venir a Rinconcito, ellos, haz de cuenta que ya se graduaron, pero los seguimos apoyando con material o si tienen algún problema en alguna materia, con clases en línea y si no se puede, ya vienen aquíDalia

Entusiasta, reconoce que, los donativos que han llegado, ha sido gracias al apoyo de vecinos, padres de familia, medios de comunicación, “la realidad es que nos urgían los teléfonos inteligentes para que los niños se conectarán, porque eran por zoom o classroom y si no tienes un teléfono inteligente, tus hijos no pueden tomar clases”.

VIDA ALTRUISTA

Sobre calle Tekal M286 L8, en Héroes de Padierna, Tlalpan, 14200, entre Calle Huhuetán esquina con Calle Kinchil, se ubica la tortillería La Abuela, donde pasan la mayor parte de su tiempo, así como en Rinconcito de Esperanza, sin dejar de lado las otras actividades que, a la pareja, llena de vida.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Nosotros llevamos más de 10 años rescatando animalitos en situación de maltrato y abandono extremo, todo eso nosotros lo cubrimos con nuestros sueldos, también tenemos un centro de apoyo a la mujer, donde trabajamos con mujeres que han sido violentadas”, narra Dalia.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

Su sueño y meta es continuar ayudando a quienes lo necesitan, por lo que, no deja de motivar a la gente a que aporte y pase la voz sobre la importancia de apoyar la educación, “optar y votar por la educación es el regalo más grande para México, porque ellos tienen sueños y están haciendo un cambio, estos niños que tenemos el Rinconcito de Esperanza, están creciendo con valores, son niños altruistas, bondadosos y emprendedores, imagínate esa combinación de niños”, compartió Dalia, entusiasmada.

Estas acciones educativas también han sido encaminadas a que los estudiantes no abandonen la escuela, así como a disminuir el índice de suicidios que en la colonia se habían dado en menores, por falta de oportunidades.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Un rincón de esperanza es el que Dalia, junto a su esposo Fernando, iniciaron para niños con necesidad de entender las clases, sin posibilidad de una asesoría por celular y con deficiencias en el aprendizaje, causada por el sistema educativo Aprende en casa, por televisión.

Con trajes de protección, cubrebocas y caretas, los niños se presentan a tomar asesorías en un pequeño local, ubicado en la colonia Héroes de Padierna, en la alcaldía Tlalpan, las instalaciones cuentan con lo necesario para que los estudiantes aprendan con la guía de un profesor, quien les resuelve dudas, ayuda en tareas e imparte la clase, según las necesidades de cada estudiante.

Entre 25 y 30 niños han tomado clases en local llamado Rinconcito de Esperanza, donde seis maestros dedican, al menos, una hora de su día para explicar a los estudiantes, las asignaturas con las que tienen alguna dificultad.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

En punto de las nueve de la mañana, el espacio abre para que los niños se incorporen, pero Dalia, Fernando y el profesor en turno que impartirá la clase, llegan a limpiar el lugar y alistar el material materia necesario.

Antes de ingresar, los estudiantes, quienes llegan con sus trajes blancos protectores, son sanitizados y se les toma la temperatura para después, comenzar con el primer profesor.

APRENDER LA CLASE

La tarea continúa para Dalia y su esposo, quienes, tras verificar que nada falta en el Rinconcito de Esperanza, se dirigen a la tortillería ubicada a unos cuantos pasos y que se ha convertido en parte del sustento de la educación, ya que destina el 30 por ciento de las ganancias del negocio a comparar lo que haga falta.

El dolor por la pérdida de su bebé, fue lo que llevó a la joven pareja a servir, quienes ya sentían empatía por los niños de la colonia, a quienes conocían como clientes de la tortillería La Abuela, y tras la cotidiana charla, le hacían preguntas sobre temas escolares “y yo con toda la fila de gente les decía, a ver espérame tantito y rápidamente checaba y les explicaba y decidí invitarlos a las 6 de la tarde cuando yo ya terminaba de trabajar y mi esposo se pone a lavar los fierros de la máquina”.

Comenzaron con una mesita en el escalón del negocio, y cada vez más niños y, ante el nuevo ciclo escolar, Dalia le propuso a Fernando disponer de la batea para recibir a los niños “empezamos a investigar con todos los clientes que consumen tortillas, cuántos tenían televisión y o que necesitaban si sus niños iban a seguir estudiando y no sabían mucho sobre el tema, los invitamos”.

El ingreso de cada niño, se lleva a cabo por medio de una carta compromiso de los niños y una carta petición de los papás, “es un trabajo en equipo entre padres, alumnos y profesores, para que podamos avanzar, y pues, la realidad es que no era sólo Aprenden Casa, era tener un teléfono inteligente, imprimir, aprender a usarlo y, son padres y niños que ni siquiera habían tenido teléfono entonces tuvimos que capacitarlos”, comparte Dalia.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

El espacio inicial dejó de ser suficiente para los educandos, desde preescolar hasta nivel superior, quienes también se han acercado a pedir el apoyo de algún profesor, incluso, tomando la clase en la banqueta, hasta que “gracias a los medios de comunicación, un señor nos apoyó para arrendar este local”, platicó Dalia.

Alrededor de 25 presenciales y 30, ya que están apadrinados, qué significa esto, estos niños ya tienen internet en su casa, computadoras y teléfonos, y no es necesario venir a Rinconcito, ellos, haz de cuenta que ya se graduaron, pero los seguimos apoyando con material o si tienen algún problema en alguna materia, con clases en línea y si no se puede, ya vienen aquíDalia

Entusiasta, reconoce que, los donativos que han llegado, ha sido gracias al apoyo de vecinos, padres de familia, medios de comunicación, “la realidad es que nos urgían los teléfonos inteligentes para que los niños se conectarán, porque eran por zoom o classroom y si no tienes un teléfono inteligente, tus hijos no pueden tomar clases”.

VIDA ALTRUISTA

Sobre calle Tekal M286 L8, en Héroes de Padierna, Tlalpan, 14200, entre Calle Huhuetán esquina con Calle Kinchil, se ubica la tortillería La Abuela, donde pasan la mayor parte de su tiempo, así como en Rinconcito de Esperanza, sin dejar de lado las otras actividades que, a la pareja, llena de vida.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Nosotros llevamos más de 10 años rescatando animalitos en situación de maltrato y abandono extremo, todo eso nosotros lo cubrimos con nuestros sueldos, también tenemos un centro de apoyo a la mujer, donde trabajamos con mujeres que han sido violentadas”, narra Dalia.

Foto: Arianna Alfaro

Foto: Arianna Alfaro

Su sueño y meta es continuar ayudando a quienes lo necesitan, por lo que, no deja de motivar a la gente a que aporte y pase la voz sobre la importancia de apoyar la educación, “optar y votar por la educación es el regalo más grande para México, porque ellos tienen sueños y están haciendo un cambio, estos niños que tenemos el Rinconcito de Esperanza, están creciendo con valores, son niños altruistas, bondadosos y emprendedores, imagínate esa combinación de niños”, compartió Dalia, entusiasmada.

Estas acciones educativas también han sido encaminadas a que los estudiantes no abandonen la escuela, así como a disminuir el índice de suicidios que en la colonia se habían dado en menores, por falta de oportunidades.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Mujer sufre acoso callejero frente a su pareja y este por celos la apuñala, en Iztapalapa

La víctima acudió a denunciar a su agresor en diciembre del 2019, luego de un largo proceso finalmente lograron sentenciarlo a 20 años de prisión

Policiaca

[Video] Exhiben modus operandi de "montachoques" en la colonia Roma

Las imágenes fueron grabadas desde el interior de un automóvil, en donde se observa a dos hombres que intentan pedirle dinero a la conductora por un presunto accidente vial