/ miércoles 29 de diciembre de 2021

Transportistas alistan "tarifazo" en Edomex

Afirman que llevan dos años sin incremento; aún están por definir la tarifa; esperan que autoridades sean sensibles a demanda

Debido a los impactos económicos por la pandemia de Covid-19 y a la creciente inflación que azota al país, con carestía de insumos en todas las cadenas productivas, transportistas del Estado de México demandan ajustar el pasaje, luego de dos años de no tener incrementos en las tarifas.

De acuerdo con el delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte, Pasaje y Turismo de la entidad, Odilón López Nava, el posible aumento es una petición natural como consecuencia de la inflación, “pues los precios de los insumos están impactando mucho y se necesitan obligatoriamente para poder operar”.

En entrevista, el representante del sector manifestó que los empresarios del ramo están planteando un nuevo ajuste al pasaje, ya que la emergencia sanitaria por el coronavirus ha dejado con serios estragos a los agremiados.

Indicó que el gremio se encuentra en un momento en el que es necesario revisar un eventual incremento a la tarifa. Para ello, dijo, ha sido importante tener reuniones con la Secretaría de Movilidad del Estado de México.

Puntualizó que será necesario hacer un planteamiento formal ante la autoridad competente, con el fin de que se discutan los puntos de vista de los transportistas, quienes se encuentran golpeados por la pandemia y con estragos en su economía debido a la ascendente inflación. “Hay una escalada de aumentos de toda índole, con la cascada de impuestos, el tema inflacionario del siete por ciento, un aumento del transporte irregular, aumento en las tasas de interés”, dijo Odilón López Nava.

Sin embargo, el dirigente del sector en la entidad afirmó que si bien es una demanda que tienen los agremiados, aun no se sabe bien a bien en cuánto se estará solicitando el ajuste al transporte público.

En ese sentido, dijo que se requiere tener todos los elementos, junto con las posturas de autoridades y representantes del sector, pues apuntó que todavía hay que ver lo que dice el Instituto del Transporte, a través de su propio diagnóstico.

Mencionó que por parte de los transportistas. “ellos ya tienen su diagnóstico desde hace tiempo debido a que, como la mayoría de la población, han vivido en carne propia todos los estragos de la pandemia, y ahora, las consecuencias de la inflación, con la racha de aumentos en los insumos de todas las cadenas productivas.

El aumento en el 2020 justificó regularizar y renovar unidades, colocar cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, algo que los ciudadanos reclaman como promesas incumplidas. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Reaccionan diputados

Diputados del Estado de México reaccionaron a la demanda de los transportistas de concretar un aumento al pasaje para los primeros días del año.

Ante tal petición, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Maurilio Hernández González aseveró que el incremento no puede ser decisión unilateral, sino debe evaluarse ante las autoridades e incluir al Poder Legislativo en la mesa de trabajo respectiva cuando se aborde este tema.

Al emitir una postura oficial, precisó que el gremio transportista está obligado a presentar argumentos y motivaciones, sobre los incrementos y ver qué darán ellos a cambio, porque como prestadores de servicio, deben ofrecer mayor eficiencia y mayor calidad en el servicio.

“Al final del día los temas llegan a la Legislatura, sería muy sano; yo haría ese exhorto a las autoridades del ejecutivo competentes para atender este tema, que pudieran incorporar a los representantes de la Comisión Legislativa de Comunicaciones y Transportes, creo que ayudaría y nos obviaría tiempos, porque si no se ponen de acuerdo van a venir a pretender que la Legislatura intervenga, y esa experiencia ya la hemos vivido en otros momentos”, apuntó.

La mesa tripartita deberá incluir a las asociaciones de transportistas, al gobierno estatal y a la Legislatura local, pues el aumento de tarifas es un asunto que tiene que ser analizado y no tomarse de manera unilateral por los prestadores de servicio, de lo contrario estarían violentando la ley y tendrían que ser sancionadas las rutas que lo hagan.

Maurilio Hernández recordó que un rubro pendiente en el transporte público de la entidad mexiquense es la grave inseguridad que padecen de manera cotidiana los usuarios, principalmente a bordo de combis, donde enfrentan reiterados asaltos a mano armada, y no se ha visto que las medidas que se han tomado con cámaras de seguridad y, botones sean eficaces.

En este sentido, el también líder morenista dijo que debe modificarse la estrategia y lo principal es que las cámaras y botones estén conectados en tiempo real al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad C5, de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, lo que no ocurre actualmente.

“Si parte del recurso que se va a generar con los aumentos se dispone para poder mejorar la tecnología en ese sentido, es una buena respuesta para el usuario, pero es importante que se asuma como compromisos dentro de los convenios que se vayan a realizar, cuando me refiero que hay que ver que dan ellos a cambio, creo que ésta puede ser una de las respuestas”, apuntó.

En el paradero de camiones, microbuses y combis, en el Metro Indios Verdes ya se habla del posible aumento. Foto David Deolarte | La Prensa

Colectivos se oponen

A través de sus redes sociales, el colectivo denominado NoAlTarifazoEM advirtió que no se permitirá que los transportistas nuevamente se salgan con la suya, debido a que prevalece el mal estado de las unidades, además de que las tarifas en el territorio estatal son las más caras que existen a nivel nacional.

Los miembros de esta organización indicaron que el transporte público en el Estado de México es caro, inseguro e ineficiente.

Conocido también como Frente Ciudadano por la Reestructuración del Sistema de Transporte Público y Movilidad sustentable del Estado de México, el colectivo NoAlTarifazoEM manifestó que la realidad que envuelve al sector es la mala calidad del servicio, con vehículos que apenas si pueden circular y el alto costo del pasaje.

Indicaron que el Estado de México es una de las entidades con la tarifa más alta del país, con un costo de 12.00 pesos; solo seguido de ciudades como Nuevo León con 17.00 pesos y Baja California con un costo de 15.50 pesos.

Por ello, exigió que no se lleve a cabo un alza en las tarifas del transporte público en la entidad, en tanto no se ofrezca un servicio digno, y entre sus consignas están tener un transporte sea accesible, seguro y sustentable en todo el territorio mexiquense.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

El último aumento

Los transportistas del Estado de México tuvieron luz verde por parte del gobierno mexiquense para que a partir del 1 de enero de 2020 aumentarán la tarifa en 20 por ciento, pasando de 10 a 12 pesos el pasaje mínimo.

En diciembre del año previo al incremento; es decir, en 2019, el entonces titular de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, Raymundo Martínez Carbajal, (quien a partir del 1 de enero de 2022 se convertirá en presidente municipal de Toluca), negoció con los representantes del sector este incremento.

El funcionario logró contener las presiones que hacían los dirigentes del gremio, pues éstos pretendían un incremento del 40 por ciento. Al final se logró ajustar en 20 por ciento.

"Se evitó el cobro anárquico en el servicio e incluso, paros y movilizaciones por parte de los transportistas que hubieran perjudicado a alrededor de 6 millones de usuarios en el Estado de México", declaró entonces el otrora titular de la dependencia.

Con esto, el pasaje mínimo pasó a costar 12 pesos por los primeros cinco kilómetros y 25 centavos por kilómetro adicional.

El compromiso por parte de los transportistas, el cual según el colectivo NoAlTarifazoEM jamás se ha cumplido, fue el de certificar a 100 mil operadores cada año, concluir al 100 por ciento el proceso de renovación de sus unidades y continuar el proceso de ofrecer un servicio de calidad, cómodo y seguro para los usuarios.

Dicho incremento incluyó a micros, combis y camiones, por lo que la disposición quedó publicada en la Gaceta del Gobierno del Estado de México.

La Secretaría de Movilidad justificó que el aumento, asegurando que ayudaría a las empresas de transporte público a continuar el proceso de regularización, renovación de unidades, colocación de cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, así como a implementar nuevas medidas para tener un servicio de mejor calidad, algo que los ciudadanos reclaman como promesas incumplidas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Debido a los impactos económicos por la pandemia de Covid-19 y a la creciente inflación que azota al país, con carestía de insumos en todas las cadenas productivas, transportistas del Estado de México demandan ajustar el pasaje, luego de dos años de no tener incrementos en las tarifas.

De acuerdo con el delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte, Pasaje y Turismo de la entidad, Odilón López Nava, el posible aumento es una petición natural como consecuencia de la inflación, “pues los precios de los insumos están impactando mucho y se necesitan obligatoriamente para poder operar”.

En entrevista, el representante del sector manifestó que los empresarios del ramo están planteando un nuevo ajuste al pasaje, ya que la emergencia sanitaria por el coronavirus ha dejado con serios estragos a los agremiados.

Indicó que el gremio se encuentra en un momento en el que es necesario revisar un eventual incremento a la tarifa. Para ello, dijo, ha sido importante tener reuniones con la Secretaría de Movilidad del Estado de México.

Puntualizó que será necesario hacer un planteamiento formal ante la autoridad competente, con el fin de que se discutan los puntos de vista de los transportistas, quienes se encuentran golpeados por la pandemia y con estragos en su economía debido a la ascendente inflación. “Hay una escalada de aumentos de toda índole, con la cascada de impuestos, el tema inflacionario del siete por ciento, un aumento del transporte irregular, aumento en las tasas de interés”, dijo Odilón López Nava.

Sin embargo, el dirigente del sector en la entidad afirmó que si bien es una demanda que tienen los agremiados, aun no se sabe bien a bien en cuánto se estará solicitando el ajuste al transporte público.

En ese sentido, dijo que se requiere tener todos los elementos, junto con las posturas de autoridades y representantes del sector, pues apuntó que todavía hay que ver lo que dice el Instituto del Transporte, a través de su propio diagnóstico.

Mencionó que por parte de los transportistas. “ellos ya tienen su diagnóstico desde hace tiempo debido a que, como la mayoría de la población, han vivido en carne propia todos los estragos de la pandemia, y ahora, las consecuencias de la inflación, con la racha de aumentos en los insumos de todas las cadenas productivas.

El aumento en el 2020 justificó regularizar y renovar unidades, colocar cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, algo que los ciudadanos reclaman como promesas incumplidas. Foto Rogelio Tinoco | La Prensa

Reaccionan diputados

Diputados del Estado de México reaccionaron a la demanda de los transportistas de concretar un aumento al pasaje para los primeros días del año.

Ante tal petición, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Maurilio Hernández González aseveró que el incremento no puede ser decisión unilateral, sino debe evaluarse ante las autoridades e incluir al Poder Legislativo en la mesa de trabajo respectiva cuando se aborde este tema.

Al emitir una postura oficial, precisó que el gremio transportista está obligado a presentar argumentos y motivaciones, sobre los incrementos y ver qué darán ellos a cambio, porque como prestadores de servicio, deben ofrecer mayor eficiencia y mayor calidad en el servicio.

“Al final del día los temas llegan a la Legislatura, sería muy sano; yo haría ese exhorto a las autoridades del ejecutivo competentes para atender este tema, que pudieran incorporar a los representantes de la Comisión Legislativa de Comunicaciones y Transportes, creo que ayudaría y nos obviaría tiempos, porque si no se ponen de acuerdo van a venir a pretender que la Legislatura intervenga, y esa experiencia ya la hemos vivido en otros momentos”, apuntó.

La mesa tripartita deberá incluir a las asociaciones de transportistas, al gobierno estatal y a la Legislatura local, pues el aumento de tarifas es un asunto que tiene que ser analizado y no tomarse de manera unilateral por los prestadores de servicio, de lo contrario estarían violentando la ley y tendrían que ser sancionadas las rutas que lo hagan.

Maurilio Hernández recordó que un rubro pendiente en el transporte público de la entidad mexiquense es la grave inseguridad que padecen de manera cotidiana los usuarios, principalmente a bordo de combis, donde enfrentan reiterados asaltos a mano armada, y no se ha visto que las medidas que se han tomado con cámaras de seguridad y, botones sean eficaces.

En este sentido, el también líder morenista dijo que debe modificarse la estrategia y lo principal es que las cámaras y botones estén conectados en tiempo real al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad C5, de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, lo que no ocurre actualmente.

“Si parte del recurso que se va a generar con los aumentos se dispone para poder mejorar la tecnología en ese sentido, es una buena respuesta para el usuario, pero es importante que se asuma como compromisos dentro de los convenios que se vayan a realizar, cuando me refiero que hay que ver que dan ellos a cambio, creo que ésta puede ser una de las respuestas”, apuntó.

En el paradero de camiones, microbuses y combis, en el Metro Indios Verdes ya se habla del posible aumento. Foto David Deolarte | La Prensa

Colectivos se oponen

A través de sus redes sociales, el colectivo denominado NoAlTarifazoEM advirtió que no se permitirá que los transportistas nuevamente se salgan con la suya, debido a que prevalece el mal estado de las unidades, además de que las tarifas en el territorio estatal son las más caras que existen a nivel nacional.

Los miembros de esta organización indicaron que el transporte público en el Estado de México es caro, inseguro e ineficiente.

Conocido también como Frente Ciudadano por la Reestructuración del Sistema de Transporte Público y Movilidad sustentable del Estado de México, el colectivo NoAlTarifazoEM manifestó que la realidad que envuelve al sector es la mala calidad del servicio, con vehículos que apenas si pueden circular y el alto costo del pasaje.

Indicaron que el Estado de México es una de las entidades con la tarifa más alta del país, con un costo de 12.00 pesos; solo seguido de ciudades como Nuevo León con 17.00 pesos y Baja California con un costo de 15.50 pesos.

Por ello, exigió que no se lleve a cabo un alza en las tarifas del transporte público en la entidad, en tanto no se ofrezca un servicio digno, y entre sus consignas están tener un transporte sea accesible, seguro y sustentable en todo el territorio mexiquense.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

El último aumento

Los transportistas del Estado de México tuvieron luz verde por parte del gobierno mexiquense para que a partir del 1 de enero de 2020 aumentarán la tarifa en 20 por ciento, pasando de 10 a 12 pesos el pasaje mínimo.

En diciembre del año previo al incremento; es decir, en 2019, el entonces titular de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, Raymundo Martínez Carbajal, (quien a partir del 1 de enero de 2022 se convertirá en presidente municipal de Toluca), negoció con los representantes del sector este incremento.

El funcionario logró contener las presiones que hacían los dirigentes del gremio, pues éstos pretendían un incremento del 40 por ciento. Al final se logró ajustar en 20 por ciento.

"Se evitó el cobro anárquico en el servicio e incluso, paros y movilizaciones por parte de los transportistas que hubieran perjudicado a alrededor de 6 millones de usuarios en el Estado de México", declaró entonces el otrora titular de la dependencia.

Con esto, el pasaje mínimo pasó a costar 12 pesos por los primeros cinco kilómetros y 25 centavos por kilómetro adicional.

El compromiso por parte de los transportistas, el cual según el colectivo NoAlTarifazoEM jamás se ha cumplido, fue el de certificar a 100 mil operadores cada año, concluir al 100 por ciento el proceso de renovación de sus unidades y continuar el proceso de ofrecer un servicio de calidad, cómodo y seguro para los usuarios.

Dicho incremento incluyó a micros, combis y camiones, por lo que la disposición quedó publicada en la Gaceta del Gobierno del Estado de México.

La Secretaría de Movilidad justificó que el aumento, asegurando que ayudaría a las empresas de transporte público a continuar el proceso de regularización, renovación de unidades, colocación de cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, así como a implementar nuevas medidas para tener un servicio de mejor calidad, algo que los ciudadanos reclaman como promesas incumplidas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Karen Itzel salió a entregar su tesis, pero no regresó a casa

La joven que cursaba la carrera de Odontología y se extravió en la colonia San José de la alcaldía Tláhuac

Finanzas

Foro Davos: “horizonte oscuro” para la economía, advierte el FMI

Aunque descarta una recesión, el organismo asegura que existen riesgos desiguales que impactarán a países golpeados por la guerra

Política

Prepa, tope académico del Cuauh y su círculo

Blanco ha conseguido colocar en su gobierno a familiares y amigos que cuentan con estudios de bachillerato

Sociedad

Serie Elecciones 2022: Salud y empleo, retos del futuro gobernador de Hidalgo

Los candidatos punteros, Julio Menchaca Salazar y Carolina Viggiano Austria, aseguran que de ganar habrá una transición

Sociedad

Covid aún no llega a 30 municipios de México

Ha seguido un patrón desde zonas urbanas y periféricas para extenderse a las localidades rurales