/ jueves 26 de mayo de 2022

¡Ten cuidado de comer alimentos en la calle o casa! Refrigéralos y evita enfermedades

Entre los meses de marzo y septiembre se registrará un incremento en las temperaturas, lo que incrementa los riesgos de deshidratación

En la Ciudad de México hay miles de puestos ambulantes que expenden comidas, antojitos, frutas y otras comidas, que pasan varias horas a la intemperie, y con el calor que se ha registrado en los últimos meses, los alimentos se descomponen más rápido y se registra un mayor número de enfermedades diarreicas agudas ocasionadas por bacterias, virus o parásitos.

Entre los meses de marzo y septiembre se registrará un incremento en las temperaturas, lo que incrementa los riesgos de deshidratación a causa de los citados padecimientos.

En México, cada año mueren más de 16 mil personas debido a enfermedades transmitidas por alimentos, de acuerdo con cifras del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), organismo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura.

Erika Grados, Gerente de Marketing de la División de Alimentos y Bebidas de Ecolab, recordó que dos horas a temperatura ambiente son suficientes para que bacterias se reproduzcan en alimentos cocidos.

Informó que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, en México se presentan seis millones de enfermedades transmitidas por alimentos o agua cada año.

Dichas enfermedades se deben principalmente a malos hábitos de higiene, al almacenamiento inadecuado de los alimentos o al desconocimiento del proceso de recalentado para eliminar agentes patógenos.

Por ello, agregó, que ante esta situación, Ecolab, líder mundial en soluciones y servicios de agua, higiene y prevención de infecciones, hace una serie de recomendaciones que contribuyen con una adecuada alimentación que protege a los consumidores y sus vidas a través de la limpieza y desinfección no sólo de los alimentos, sino de los sitios donde se producen, almacenan, se preparan o sirven.

“El calor es un factor preponderante y determinante cuando se trata de alimentos. Durante estos meses, proteger la comida y su preparación adquiere mayor importancia debido a las consecuencias que puede tener el hecho de tomar a la ligera aspectos tan importantes como la higiene y la desinfección”, citó.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado


“Existen alimentos que incluso en refrigeración pueden presentar multiplicación de microorganismos, por eso es importante recalentar a temperatura de ebullición determinados alimentos antes de servir. Esa información puede ser vital no sólo en casa, sino también en los establecimientos que conserven alimentos”, aclaró.

Acciones tan sencillas como lavarse las manos correctamente, lavar y desinfectar frutas y verduras, limpiar y desinfectar superficies y utensilios, así como separar alimentos para evitar la contaminación cruzada, pueden marcar la diferencia entre padecer una Enfermedad Transmitida por Alimentos y mantenerse sano.

Erika Grados destacó que las bacterias pueden desarrollarse y reproducirse a temperatura ambiente aproximadamente en dos horas o la mitad del tiempo cuando el termómetro supera los 30 grados centígrados, sobre todo cuando se trata de productos perecederos; si este tipo de alimentos permanece más de dos horas a una temperatura mayor a 4 grados, lo más recomendable es descartarlo.

En México, una de cada 10 personas es afectada por malas prácticas relacionadas con la elaboración o preparación de alimentos, pues se transmiten bacterias, toxinas, parásitos, virus y productos químicos dañinos para la salud, de acuerdo con el Programa Universitario de Alimentos (PUAL) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Contar con protocolos de higiene, limpieza y desinfección, además de los insumos necesarios para mantener los alimentos en buen estado es una de las áreas de experiencia de Ecolab y por ello comparte los siguientes puntos indispensables para evitar enfermedades durante la época de calor.

Recomendaciones:

Lavar las manos adecuadamente antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño. Lavar y desinfectar frutas y verduras. Tomar agua hervida o clorada. Limpiar y desinfectar las superficies y equipos (además de productos desinfectantes, utilizar agua potable). Separar los alimentos crudos y cocidos.

Así como realizar una cocción adecuada (debe alcanzar un mínimo de 70 grados). El recalentado correcto elimina microorganismos que pudiesen reproducirse durante la conservación. No dejar alimentos cocidos por más de dos horas a temperatura ambiente. Refrigerar alimentos a menos de 5 grados o mantenerlos calientes a más de 60 grados.

Mantener los alimentos tapados para evitar contaminación aérea. Contar con instalaciones o superficies lavables sin grietas donde puedan almacenarse comida o microorganismos. Utilizar agua y materias primas seguras.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


En la Ciudad de México hay miles de puestos ambulantes que expenden comidas, antojitos, frutas y otras comidas, que pasan varias horas a la intemperie, y con el calor que se ha registrado en los últimos meses, los alimentos se descomponen más rápido y se registra un mayor número de enfermedades diarreicas agudas ocasionadas por bacterias, virus o parásitos.

Entre los meses de marzo y septiembre se registrará un incremento en las temperaturas, lo que incrementa los riesgos de deshidratación a causa de los citados padecimientos.

En México, cada año mueren más de 16 mil personas debido a enfermedades transmitidas por alimentos, de acuerdo con cifras del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), organismo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura.

Erika Grados, Gerente de Marketing de la División de Alimentos y Bebidas de Ecolab, recordó que dos horas a temperatura ambiente son suficientes para que bacterias se reproduzcan en alimentos cocidos.

Informó que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, en México se presentan seis millones de enfermedades transmitidas por alimentos o agua cada año.

Dichas enfermedades se deben principalmente a malos hábitos de higiene, al almacenamiento inadecuado de los alimentos o al desconocimiento del proceso de recalentado para eliminar agentes patógenos.

Por ello, agregó, que ante esta situación, Ecolab, líder mundial en soluciones y servicios de agua, higiene y prevención de infecciones, hace una serie de recomendaciones que contribuyen con una adecuada alimentación que protege a los consumidores y sus vidas a través de la limpieza y desinfección no sólo de los alimentos, sino de los sitios donde se producen, almacenan, se preparan o sirven.

“El calor es un factor preponderante y determinante cuando se trata de alimentos. Durante estos meses, proteger la comida y su preparación adquiere mayor importancia debido a las consecuencias que puede tener el hecho de tomar a la ligera aspectos tan importantes como la higiene y la desinfección”, citó.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado


“Existen alimentos que incluso en refrigeración pueden presentar multiplicación de microorganismos, por eso es importante recalentar a temperatura de ebullición determinados alimentos antes de servir. Esa información puede ser vital no sólo en casa, sino también en los establecimientos que conserven alimentos”, aclaró.

Acciones tan sencillas como lavarse las manos correctamente, lavar y desinfectar frutas y verduras, limpiar y desinfectar superficies y utensilios, así como separar alimentos para evitar la contaminación cruzada, pueden marcar la diferencia entre padecer una Enfermedad Transmitida por Alimentos y mantenerse sano.

Erika Grados destacó que las bacterias pueden desarrollarse y reproducirse a temperatura ambiente aproximadamente en dos horas o la mitad del tiempo cuando el termómetro supera los 30 grados centígrados, sobre todo cuando se trata de productos perecederos; si este tipo de alimentos permanece más de dos horas a una temperatura mayor a 4 grados, lo más recomendable es descartarlo.

En México, una de cada 10 personas es afectada por malas prácticas relacionadas con la elaboración o preparación de alimentos, pues se transmiten bacterias, toxinas, parásitos, virus y productos químicos dañinos para la salud, de acuerdo con el Programa Universitario de Alimentos (PUAL) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Contar con protocolos de higiene, limpieza y desinfección, además de los insumos necesarios para mantener los alimentos en buen estado es una de las áreas de experiencia de Ecolab y por ello comparte los siguientes puntos indispensables para evitar enfermedades durante la época de calor.

Recomendaciones:

Lavar las manos adecuadamente antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño. Lavar y desinfectar frutas y verduras. Tomar agua hervida o clorada. Limpiar y desinfectar las superficies y equipos (además de productos desinfectantes, utilizar agua potable). Separar los alimentos crudos y cocidos.

Así como realizar una cocción adecuada (debe alcanzar un mínimo de 70 grados). El recalentado correcto elimina microorganismos que pudiesen reproducirse durante la conservación. No dejar alimentos cocidos por más de dos horas a temperatura ambiente. Refrigerar alimentos a menos de 5 grados o mantenerlos calientes a más de 60 grados.

Mantener los alimentos tapados para evitar contaminación aérea. Contar con instalaciones o superficies lavables sin grietas donde puedan almacenarse comida o microorganismos. Utilizar agua y materias primas seguras.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Asesinan a pareja que vendía dulces cerca de la estación La Raza del Metro

Las víctimas vendían dulces en las inmediaciones de la estación La Raza del Metro; la mujer estaba embarazada