/ lunes 3 de enero de 2022

Tardará Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles 14 años en quedar consolidado

Prevén inaugurarlo el próximo 21 de marzo, pero tardará en ser proyecto integral

Aun cuando el gobierno federal tiene proyectado inaugurar el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) el próximo 21 de marzo, el cual se construye en la base aérea de Santa Lucía, en el municipio de Zumpango, Estado de México, éste quedará totalmente consolidado hasta 2036 y su máxima capacidad de operación será en 2050.

Lo anterior se desprende de Programa Institucional 2021-2024 de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria de ese aeropuerto internacional, donde se establece que dentro de 14 años esa terminal aérea “será una entidad consolidada en materia de calidad total para la prestación de servicios aeroportuarios, complementarios y comerciales”.

Esta información, divulgada en el Diario Oficial de la Federación, consigna que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se constituirá en un paradigma nacional e internacional de seguridad, eficiencia, eficacia, sustentabilidad y rentabilidad.

En dicho programa institucional se explican diferencias de construcción entre esta terminal aérea y el cancelado proyecto aeroportuario de Texcoco.

Las autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional encargadas de esta obra insigne del gobierno federal aseguran que será un aeropuerto de clase mundial construido por ingenieros militares, detonador de la economía nacional que otorgará a la industria aérea una nueva plataforma para atender el creciente mercado doméstico e internacional de pasajeros de México y entre México y el mundo.

“El complejo aeroportuario garantizará seguridad, rapidez y economía en el uso de sus instalaciones y permitirá en el marco de un Sistema Aeroportuario Metropolitano, ofertar bajas tarifas de uso de aeropuerto, que repercutirán en los costos de operación, lo que se traducirá en la disminución de las tarifas aéreas y propiciará mejores condiciones de competencia a la industria de la aviación”, agrega el mencionado programa institucional.

En su primera fase, dice, el AIFA tendrá una capacidad para atender una demanda de 19.5 millones de pasajeros y 470 mil toneladas de carga aérea anuales. Cuando alcance su última fase de construcción proyectada para el año 2050, este aeropuerto moverá a 85 millones de pasajeros y 3 millones de toneladas de carga aérea anuales.

Agrega que todo este proyecto, en su conjunto con las nuevas instalaciones de la Base Aérea Militar, servirá como infraestructura de apoyo y despliegue para casos de desastres naturales en el territorio nacional y arribo de ayuda humanitaria internacional.

También establece que la construcción y operación del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, denominado como Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles" es un proyecto que se vislumbra a largo plazo y contempla un horizonte de 50 años de operación donde se pretende transportar a millones de pasajeros.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La planeación aeroportuaria es la etapa más importante para el desarrollo de un aeropuerto con perspectivas a corto, mediano y largo plazo, debido a que al AIFA le será indispensable establecer la integración, elaboración, actualización e instrumentación de los planes, proyectos y programas que permitan su alineación con los objetivos y metas del proyecto, así como, los modelos de negocios a nivel estratégico de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Dentro de la magna obra aeroportuaria, las autoridades pugnarán por mantener un equilibrio acorde al crecimiento previsto de la demanda de servicios de transportación aérea (operaciones, pasajeros y carga) en el futuro, tanto de servicios aeroportuarios y complementarios, como de servicios comerciales, aprovechando al máximo las posibles ventajas de su localización.

Esto, en razón de un enfoque de seguridad, funcionalidad, confiabilidad, protección del medio ambiente, rentabilidad, comodidad en el servicio para los usuarios, cumpliendo con las leyes, reglamentos y normas de seguridad y medio ambiente aplicables en el entorno nacional e internacional.

Previo al inicio de la construcción se realizaron 34 estudios formales para determinar la factibilidad económica, técnica, ambiental, arqueológica, asimismo, se realizaron estudios de acompañamiento y acompañamiento en ejecución.

De acuerdo con el comparativo realizado por los militares, el costo y ahorro entre las obras del aeropuerto en Texcoco y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles es lo referente a uno de los componentes primordiales de todo aeropuerto: las pistas para despegues y aterrizaje de aeronaves.

En Texcoco, la construcción de una sola pista con rodajes, la pista número 3, el gasto era de 10 mil 556 millones 677 mil 301.47 pesos, únicamente con carpeta asfáltica. El tiempo de construcción para esta pista era de 3 años.

Mientras que en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el sistema completo de 3 pistas y rodajes, con pavimento de concreto hidráulico, ayudas visuales y de navegación, drenaje pluvial es poco superior a los 7 mil 700 millones de pesos, lo que representa un ahorro de casi 3 mil millones de pesos, en comparación al costo de una sola pista. Además, el tiempo de ejecución total es de 2 años, un año menos que lo considerado para una sola pista.

En la construcción del AIFA, el costo específico del sistema completo de pistas y rodaje (3 pistas) es de 7 mil 715 millones 805 mil 997.50 pesos, a realizarse en dos años.

Si dicho estimado se observa frente a las tres pistas de Texcoco, el costo de las pistas sería 4 veces más caro que el sistema completo en el AIFA, 31 mil 448 millones de pesos estimados en Texcoco, frente a los 7 mil 715 millones de pesos del sistema completo en el AIFA.

La construcción de las pistas en el nuevo aeropuerto contempla el uso de pavimento de concreto hidráulico, con un bajo costo de mantenimiento frente a la utilización de pavimento asfáltico en Texcoco con mayor frecuencia y costo de mantenimiento.

Finalmente, las pistas en Texcoco se construirían en un plazo de 5 años, más del doble del tiempo que el AIFA, donde se terminará con mayor ahorro, mejores condiciones y en menor tiempo, en un plazo de dos años.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Aun cuando el gobierno federal tiene proyectado inaugurar el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) el próximo 21 de marzo, el cual se construye en la base aérea de Santa Lucía, en el municipio de Zumpango, Estado de México, éste quedará totalmente consolidado hasta 2036 y su máxima capacidad de operación será en 2050.

Lo anterior se desprende de Programa Institucional 2021-2024 de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria de ese aeropuerto internacional, donde se establece que dentro de 14 años esa terminal aérea “será una entidad consolidada en materia de calidad total para la prestación de servicios aeroportuarios, complementarios y comerciales”.

Esta información, divulgada en el Diario Oficial de la Federación, consigna que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se constituirá en un paradigma nacional e internacional de seguridad, eficiencia, eficacia, sustentabilidad y rentabilidad.

En dicho programa institucional se explican diferencias de construcción entre esta terminal aérea y el cancelado proyecto aeroportuario de Texcoco.

Las autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional encargadas de esta obra insigne del gobierno federal aseguran que será un aeropuerto de clase mundial construido por ingenieros militares, detonador de la economía nacional que otorgará a la industria aérea una nueva plataforma para atender el creciente mercado doméstico e internacional de pasajeros de México y entre México y el mundo.

“El complejo aeroportuario garantizará seguridad, rapidez y economía en el uso de sus instalaciones y permitirá en el marco de un Sistema Aeroportuario Metropolitano, ofertar bajas tarifas de uso de aeropuerto, que repercutirán en los costos de operación, lo que se traducirá en la disminución de las tarifas aéreas y propiciará mejores condiciones de competencia a la industria de la aviación”, agrega el mencionado programa institucional.

En su primera fase, dice, el AIFA tendrá una capacidad para atender una demanda de 19.5 millones de pasajeros y 470 mil toneladas de carga aérea anuales. Cuando alcance su última fase de construcción proyectada para el año 2050, este aeropuerto moverá a 85 millones de pasajeros y 3 millones de toneladas de carga aérea anuales.

Agrega que todo este proyecto, en su conjunto con las nuevas instalaciones de la Base Aérea Militar, servirá como infraestructura de apoyo y despliegue para casos de desastres naturales en el territorio nacional y arribo de ayuda humanitaria internacional.

También establece que la construcción y operación del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, denominado como Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles" es un proyecto que se vislumbra a largo plazo y contempla un horizonte de 50 años de operación donde se pretende transportar a millones de pasajeros.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La planeación aeroportuaria es la etapa más importante para el desarrollo de un aeropuerto con perspectivas a corto, mediano y largo plazo, debido a que al AIFA le será indispensable establecer la integración, elaboración, actualización e instrumentación de los planes, proyectos y programas que permitan su alineación con los objetivos y metas del proyecto, así como, los modelos de negocios a nivel estratégico de la Empresa de Participación Estatal Mayoritaria del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Dentro de la magna obra aeroportuaria, las autoridades pugnarán por mantener un equilibrio acorde al crecimiento previsto de la demanda de servicios de transportación aérea (operaciones, pasajeros y carga) en el futuro, tanto de servicios aeroportuarios y complementarios, como de servicios comerciales, aprovechando al máximo las posibles ventajas de su localización.

Esto, en razón de un enfoque de seguridad, funcionalidad, confiabilidad, protección del medio ambiente, rentabilidad, comodidad en el servicio para los usuarios, cumpliendo con las leyes, reglamentos y normas de seguridad y medio ambiente aplicables en el entorno nacional e internacional.

Previo al inicio de la construcción se realizaron 34 estudios formales para determinar la factibilidad económica, técnica, ambiental, arqueológica, asimismo, se realizaron estudios de acompañamiento y acompañamiento en ejecución.

De acuerdo con el comparativo realizado por los militares, el costo y ahorro entre las obras del aeropuerto en Texcoco y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles es lo referente a uno de los componentes primordiales de todo aeropuerto: las pistas para despegues y aterrizaje de aeronaves.

En Texcoco, la construcción de una sola pista con rodajes, la pista número 3, el gasto era de 10 mil 556 millones 677 mil 301.47 pesos, únicamente con carpeta asfáltica. El tiempo de construcción para esta pista era de 3 años.

Mientras que en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el sistema completo de 3 pistas y rodajes, con pavimento de concreto hidráulico, ayudas visuales y de navegación, drenaje pluvial es poco superior a los 7 mil 700 millones de pesos, lo que representa un ahorro de casi 3 mil millones de pesos, en comparación al costo de una sola pista. Además, el tiempo de ejecución total es de 2 años, un año menos que lo considerado para una sola pista.

En la construcción del AIFA, el costo específico del sistema completo de pistas y rodaje (3 pistas) es de 7 mil 715 millones 805 mil 997.50 pesos, a realizarse en dos años.

Si dicho estimado se observa frente a las tres pistas de Texcoco, el costo de las pistas sería 4 veces más caro que el sistema completo en el AIFA, 31 mil 448 millones de pesos estimados en Texcoco, frente a los 7 mil 715 millones de pesos del sistema completo en el AIFA.

La construcción de las pistas en el nuevo aeropuerto contempla el uso de pavimento de concreto hidráulico, con un bajo costo de mantenimiento frente a la utilización de pavimento asfáltico en Texcoco con mayor frecuencia y costo de mantenimiento.

Finalmente, las pistas en Texcoco se construirían en un plazo de 5 años, más del doble del tiempo que el AIFA, donde se terminará con mayor ahorro, mejores condiciones y en menor tiempo, en un plazo de dos años.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Política

Exigen que Conacyt justifique 42 mil mdp

Catedráticos enviaron una carta al Senado en la que cuestionan el destino de recursos que había previo al decreto de López Obrador

Finanzas

Hay un “ambiente positivo” con la IP, asegura Torruco

El secretario admitió que tuvo el respaldo del sector empresarial durante los años de la pandemia

Finanzas

Emplaza a huelga el sindicato de Panasonic

La dirigencia sindical electa en abril, en la planta de Reynosa, fijó en seis días el aviso legal de paro ante las autoridades federales

Mundo

Rusia usa alimentos como arma de guerra

La Unión Europea acusa a Putin de bombardear almacenes de cereales, confisca reservas de granos y bloquea las exportaciones