/ lunes 30 de noviembre de 2020

SOS a Conapred por despido injustificado y discriminatorio

VOX POPULI

Quienes al parecer no entienden que los tiempos ya cambiaron, son los de la Asociación Civil Mosaico Urbano México, que a nivel global dirige Jean-Luc Krieg y como Director Ejecutivo en México tiene a Óscar García. Resulta que de un día a otro corrieron a una de sus colaboradoras bajo el pretexto de que sus preferencias sexuales no son adecuadas, porque la vieron tomada de la mano con su pareja. Los derechos que tiene esta mujer de profesión enfermera fueron violados rotundamente, además de que actuaron con una clara violencia de género, la discriminaron a ella y a su pareja por el simple hecho de amarse. Óscar García, con la mano en la cintura decidió no liquidarla, tampoco le pagó la última quincena devengada y buscaron la forma de obligarla a firmar su renuncia; por si fuera poco, la amenazaron de que, en caso de denunciar los hechos, la boletinarían para no conseguir trabajo alguno. El colmo del asunto es que entre sus socios o ¿do adores?, se encuentran el INE, la UNAM, México Unido contra la Delincuencia y... la Comisión de Derechos Humanos del estado de México. ¿Qué pensará y hará la Conapred en este caso? Debido a ello, es necesario que la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero atienda dese caso de violencia laboral de género, pues no es posible que por el simple hecho de amar a una mujer de su mismo sexo, la enfermera haya sido despedida de manera injustificada.


Quienes al parecer no entienden que los tiempos ya cambiaron, son los de la Asociación Civil Mosaico Urbano México, que a nivel global dirige Jean-Luc Krieg y como Director Ejecutivo en México tiene a Óscar García. Resulta que de un día a otro corrieron a una de sus colaboradoras bajo el pretexto de que sus preferencias sexuales no son adecuadas, porque la vieron tomada de la mano con su pareja. Los derechos que tiene esta mujer de profesión enfermera fueron violados rotundamente, además de que actuaron con una clara violencia de género, la discriminaron a ella y a su pareja por el simple hecho de amarse. Óscar García, con la mano en la cintura decidió no liquidarla, tampoco le pagó la última quincena devengada y buscaron la forma de obligarla a firmar su renuncia; por si fuera poco, la amenazaron de que, en caso de denunciar los hechos, la boletinarían para no conseguir trabajo alguno. El colmo del asunto es que entre sus socios o ¿do adores?, se encuentran el INE, la UNAM, México Unido contra la Delincuencia y... la Comisión de Derechos Humanos del estado de México. ¿Qué pensará y hará la Conapred en este caso? Debido a ello, es necesario que la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero atienda dese caso de violencia laboral de género, pues no es posible que por el simple hecho de amar a una mujer de su mismo sexo, la enfermera haya sido despedida de manera injustificada.