/ viernes 18 de diciembre de 2020

Solo establecimientos esenciales se mantendrán abiertos durante el semáforo rojo en el Valle de México

Tales como venta de comida; hospitales, farmacias, transporte y energía entre otros

La Ciudad de México postergó el regreso al semáforo rojo con la intención de no parar la economía por segunda vez en el año. Para ello pidió a la ciudadanía quedarse en casa, no hacer fiestas, posadas ni reuniones con familiares o amigos, no acudir a lugares concurridos y reducir su movilidad, pero no fue suficiente.

Este viernes la capital regresó al semáforo rojo. Ya rebasó las hospitalizaciones registradas en el pico de la pandemia alcanzado en mayo –al día de hoy casi el 80 por ciento de las camas de hospital están ocupadas– y como resultado se decretó el cierre de las actividades no esenciales del 19 de diciembre al 10 de enero.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud federal, Hugo López-Gatell informó que las actividades que sí estarán permitidas en ese periodo, por ser consideradas esenciales son: venta de alimentos sin preparar y preparados, pero exclusivamente para entrega a domicilio o para llevar.

También los sectores de energía, transporte, manufactura, salud, los servicios funerarios, de construcción, financieros, de telecomunicaciones, venta y fabricación de medicamentos, tanto en venta final como cadena de proveeduría, talleres de reparaciones y refacciones. En el gobierno sigue el servicio tributario, de seguridad, obra pública, agua y servicios necesarios para su operación.

Sin embargo, no proporcionó detalles sobre las actividades que sí deberán permanecer cerradas del 19 de diciembre al 10 de enero del próximo año. Al respecto se limitó a decir que “todas las demás (actividades no esenciales) deberán mantenerse sin actividad”.

Los detalles sobre las actividades esenciales que podrán seguir operando se darán a conocer a través de una publicación extemporánea en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y del Estado de México.

De acuerdo con el Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, del gobierno de la Ciudad de México, son 121 mil 410 establecimientos aproximadamente que deberán cerrar, en los que laboran 968 mil 736 personas, por ser consideradas como no esenciales y estar contemplada su operación solo a partir del semáforo naranja.

Uno de los sectores más afectados es el del comercio de productos no esenciales en micronegocios y pequeños negocios, que suman 78 mil 96 establecimientos que emplean a 413 mil 173 personas.

Este sector incluye el comercio al por mayor de textiles y calzado, de artículos de perfumería, cosméticos y joyería, de discos, juguetes y artículos deportivos, papelería libros y periódicos, bisutería, accesorios de vestir y calzado, esparcimientos y artículos de uso personal, ferretería, tlapalería y vidrios y comercio al por menor a través de internet, catálogos impresos, televisión y similares.

De acuerdo con el Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, las actividades que operen durante el semáforo rojo deben hacer obligatorio el uso de equipo de protección personal, en la medida de lo posible fomentar el uso del transporte privado con chofer para el traslado del personal, filtros sanitarios con control de temperatura y desinfección.

También deben promover los horarios escalonados de entrada y salida del personal, las funciones no básicas y que no requieren de tener presencia física en planta asignarlas desde casa; los equipos de funciones críticas deben alternar entre trabajar entre su casa y la oficina, deben prohibir las reuniones de más de cinco personas y cuarentena obligatoria de 15 días en caso de que una persona de la plantilla se considere como caso sospechoso de Covid-19 o positiva confirmada con prueba.

La Ciudad de México postergó el regreso al semáforo rojo con la intención de no parar la economía por segunda vez en el año. Para ello pidió a la ciudadanía quedarse en casa, no hacer fiestas, posadas ni reuniones con familiares o amigos, no acudir a lugares concurridos y reducir su movilidad, pero no fue suficiente.

Este viernes la capital regresó al semáforo rojo. Ya rebasó las hospitalizaciones registradas en el pico de la pandemia alcanzado en mayo –al día de hoy casi el 80 por ciento de las camas de hospital están ocupadas– y como resultado se decretó el cierre de las actividades no esenciales del 19 de diciembre al 10 de enero.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud federal, Hugo López-Gatell informó que las actividades que sí estarán permitidas en ese periodo, por ser consideradas esenciales son: venta de alimentos sin preparar y preparados, pero exclusivamente para entrega a domicilio o para llevar.

También los sectores de energía, transporte, manufactura, salud, los servicios funerarios, de construcción, financieros, de telecomunicaciones, venta y fabricación de medicamentos, tanto en venta final como cadena de proveeduría, talleres de reparaciones y refacciones. En el gobierno sigue el servicio tributario, de seguridad, obra pública, agua y servicios necesarios para su operación.

Sin embargo, no proporcionó detalles sobre las actividades que sí deberán permanecer cerradas del 19 de diciembre al 10 de enero del próximo año. Al respecto se limitó a decir que “todas las demás (actividades no esenciales) deberán mantenerse sin actividad”.

Los detalles sobre las actividades esenciales que podrán seguir operando se darán a conocer a través de una publicación extemporánea en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y del Estado de México.

De acuerdo con el Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, del gobierno de la Ciudad de México, son 121 mil 410 establecimientos aproximadamente que deberán cerrar, en los que laboran 968 mil 736 personas, por ser consideradas como no esenciales y estar contemplada su operación solo a partir del semáforo naranja.

Uno de los sectores más afectados es el del comercio de productos no esenciales en micronegocios y pequeños negocios, que suman 78 mil 96 establecimientos que emplean a 413 mil 173 personas.

Este sector incluye el comercio al por mayor de textiles y calzado, de artículos de perfumería, cosméticos y joyería, de discos, juguetes y artículos deportivos, papelería libros y periódicos, bisutería, accesorios de vestir y calzado, esparcimientos y artículos de uso personal, ferretería, tlapalería y vidrios y comercio al por menor a través de internet, catálogos impresos, televisión y similares.

De acuerdo con el Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, las actividades que operen durante el semáforo rojo deben hacer obligatorio el uso de equipo de protección personal, en la medida de lo posible fomentar el uso del transporte privado con chofer para el traslado del personal, filtros sanitarios con control de temperatura y desinfección.

También deben promover los horarios escalonados de entrada y salida del personal, las funciones no básicas y que no requieren de tener presencia física en planta asignarlas desde casa; los equipos de funciones críticas deben alternar entre trabajar entre su casa y la oficina, deben prohibir las reuniones de más de cinco personas y cuarentena obligatoria de 15 días en caso de que una persona de la plantilla se considere como caso sospechoso de Covid-19 o positiva confirmada con prueba.

Archivos Secretos

Las Poquianchis: Secuestraron, explotaron, torturaron y asesinaron a mujeres y niñas

Miguel Mota hizo saber que en los primeros días de enero de 1964 recibió la denuncia de que tres madres buscaban a sus hijas que habían sido secuestradas y llevadas a San Francisco del Rincón; lo que hallaron fue lo más parecido a las crueldades de un campo de concentración

Policiaca

Amanece colgado de los aros de ejercicio en un parque de Neza

Durante un patrullaje esta madrugada, elementos de la policía se encontraron con la macabra escena

Política

Ricardo Monreal se pone del lado de la UNAM

El líder de Morena en el Senado rechazó los señalamientos de presidente López Obrador contra la máxima casa de estudios

Sociedad

Necesario crear una corriente en defensa de la UNAM: académicos

Los académicos sostuvieron que es momento de crear una corriente de opinión en defensa de la UNAM, del resto de las universidades públicas

Sociedad

Libertad académica, una conquista de la UNAM para México: rechaza Krauze críticas de AMLO

El historiador publicó un breve mensaje donde aseguró que "la libertad académica es una conquista de la UNAM para México".