/ martes 28 de junio de 2022

Sistema mecánico y eléctrico de Línea 1 del Metro, obsoleto y decadente desde hace 13 años

De la estación Observatorio a Pantitlán abundan cables viejos, filtraciones de agua y desgastes en la pista de rodamiento, así como durmientes rotos

Hace 13 años se determinó que todo el sistema mecánico y eléctrico de la Línea 1 del STC Metro Observatorio-Pantitlán era obsoleto y caduco, en el 2014 un análisis técnico encargado a SYSTRA-Metro París determinó que la confiabilidad del sistema era muy baja y los riesgos demasiado altos.

Por fortuna los túneles no han tienen problema, analizados por todas partes es claro que a pesar de los sismos sufridos por la CDMX su integridad se mantiene intacta. No les pasó nada en 1985 o en el 2017, han sido revisados y no hay señales de fallas geológicas surgidas a partir de los movimientos telúricos.

Sin embargo, los años no han pasado en balde por la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, filtraciones de agua, cables obsoletos, desgaste en la pista de rodamiento y durmientes rotos, son solo algunas de las fallas por las qué tienen que cerrar las 2 estaciones de la Línea 1 el próximo 11 de julio.

En un recorrido realizado por LA PRENSA, se pudo constatar el desgaste que existen en las instalaciones del gusano naranja que ha sufrido a lo largo de más de 50 años desde su inauguración entre los años 1969 y 1984.

Tras una larga jornada de servicio, los trenes llegaron a las terminales, el personal que a diario labora en la Línea Rosa, ya se había retirado, pero la calma no llegó, decenas de trabajadores salieron de entre los pasillos y con herramientas en mano, comenzaron a descender a zona de vías para iniciar sus labores.

Son apenas unos pocos escalones los que llevan del extremo del andén a la zona de vías, aunque se encuentra ya sin energía, es preciso que el Centro de Control sepa cuantas personas se encuentran laborando en este lugar, para evitar un percance. La coordinación entre el personal de este lugar y el de seguridad industrial es muy cuidadosa, pero no lo hacen por radios, lo hacen por teléfonos que parecieran instalados en el siglo pasado.

Desde hace 13 años el Metro de la ciudad de México se encuentra en deplorable estado y es obsoleto. Foto José Melton | La Prensa

“Caminen por en medio, no toquen la barra guía y no se vayan a resbalar, que hay mucha grasa en los durmientes” fueron las primeras palabras del personal de seguridad antes de adentrarnos a las entrañas de la “limusina naranja”. Poco a poco la oscuridad se adueñaba del camino.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Unas lámparas que apenas daban alguna luz dejaban ver las huellas de humedad y sarro que con el paso de los años han dejado las filtraciones de agua, además de decenas de goteras que adornaban la ya tétrica escena, en las paredes, también quedó alguna huella de un trabajador que tuvo a bien dejar su nombre un 4 de enero de 1974.

Desgaste en áreas de rodamiento y durmientes se pueden apreciar a lo largo de toda la Línea 1. Foto José Melton | La Prensa

Una mirada cercana a las vías demuestra el por qué tiene que cerrar, pues la falta de mantenimiento se tradujo ya en durmientes de madera rotos, algunos hasta derruidos por el aceite de los trenes; el desgaste del ir y venir de ellos se ve a lo largo de la pista de rodamiento y la barra de seguridad.

La barra guía, en algunos puntos marcada por las goteras persistentes, habla de los millones y millones de mexicanos que han sido transportados en esta Línea durante décadas, ahí, además de la energía que alimenta al Metro, también se encuentran algunos sensores que permiten al Centro de Control saber en dónde está cada uno de los convoyes.

La llamada Línea Rosa llegó a su vida útil en casi todos sus componentes, desde vías hasta andenes. Foto José Melton | La Prensa

Este desgaste observado en la interestación Pino Suárez-Merced solo es una muestra de lo que se encuentra en los túneles que durante ocho meses dejarán de dar servicio, pues estas fallas son las que llevaron a las autoridades, después de tres años, a determinar el cierre para un mantenimiento mayor.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Hace 13 años se determinó que todo el sistema mecánico y eléctrico de la Línea 1 del STC Metro Observatorio-Pantitlán era obsoleto y caduco, en el 2014 un análisis técnico encargado a SYSTRA-Metro París determinó que la confiabilidad del sistema era muy baja y los riesgos demasiado altos.

Por fortuna los túneles no han tienen problema, analizados por todas partes es claro que a pesar de los sismos sufridos por la CDMX su integridad se mantiene intacta. No les pasó nada en 1985 o en el 2017, han sido revisados y no hay señales de fallas geológicas surgidas a partir de los movimientos telúricos.

Sin embargo, los años no han pasado en balde por la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, filtraciones de agua, cables obsoletos, desgaste en la pista de rodamiento y durmientes rotos, son solo algunas de las fallas por las qué tienen que cerrar las 2 estaciones de la Línea 1 el próximo 11 de julio.

En un recorrido realizado por LA PRENSA, se pudo constatar el desgaste que existen en las instalaciones del gusano naranja que ha sufrido a lo largo de más de 50 años desde su inauguración entre los años 1969 y 1984.

Tras una larga jornada de servicio, los trenes llegaron a las terminales, el personal que a diario labora en la Línea Rosa, ya se había retirado, pero la calma no llegó, decenas de trabajadores salieron de entre los pasillos y con herramientas en mano, comenzaron a descender a zona de vías para iniciar sus labores.

Son apenas unos pocos escalones los que llevan del extremo del andén a la zona de vías, aunque se encuentra ya sin energía, es preciso que el Centro de Control sepa cuantas personas se encuentran laborando en este lugar, para evitar un percance. La coordinación entre el personal de este lugar y el de seguridad industrial es muy cuidadosa, pero no lo hacen por radios, lo hacen por teléfonos que parecieran instalados en el siglo pasado.

Desde hace 13 años el Metro de la ciudad de México se encuentra en deplorable estado y es obsoleto. Foto José Melton | La Prensa

“Caminen por en medio, no toquen la barra guía y no se vayan a resbalar, que hay mucha grasa en los durmientes” fueron las primeras palabras del personal de seguridad antes de adentrarnos a las entrañas de la “limusina naranja”. Poco a poco la oscuridad se adueñaba del camino.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Unas lámparas que apenas daban alguna luz dejaban ver las huellas de humedad y sarro que con el paso de los años han dejado las filtraciones de agua, además de decenas de goteras que adornaban la ya tétrica escena, en las paredes, también quedó alguna huella de un trabajador que tuvo a bien dejar su nombre un 4 de enero de 1974.

Desgaste en áreas de rodamiento y durmientes se pueden apreciar a lo largo de toda la Línea 1. Foto José Melton | La Prensa

Una mirada cercana a las vías demuestra el por qué tiene que cerrar, pues la falta de mantenimiento se tradujo ya en durmientes de madera rotos, algunos hasta derruidos por el aceite de los trenes; el desgaste del ir y venir de ellos se ve a lo largo de la pista de rodamiento y la barra de seguridad.

La barra guía, en algunos puntos marcada por las goteras persistentes, habla de los millones y millones de mexicanos que han sido transportados en esta Línea durante décadas, ahí, además de la energía que alimenta al Metro, también se encuentran algunos sensores que permiten al Centro de Control saber en dónde está cada uno de los convoyes.

La llamada Línea Rosa llegó a su vida útil en casi todos sus componentes, desde vías hasta andenes. Foto José Melton | La Prensa

Este desgaste observado en la interestación Pino Suárez-Merced solo es una muestra de lo que se encuentra en los túneles que durante ocho meses dejarán de dar servicio, pues estas fallas son las que llevaron a las autoridades, después de tres años, a determinar el cierre para un mantenimiento mayor.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Archivos Secretos

Caso El Cobrador: Lo encontraron flotando en un río después de un mes de su desaparición

Era un hombre bueno, amante y esposo y tenía un cariño inmenso por el hijito de cinco años; la policía no descansaría hasta descubrir a los salvajes criminales que lo sacrificaron

República

Múltiples ataques armados convirtieron a Ciudad Juárez en un infierno [Video]

La ola de violencia secuestró a los habitantes de la capital de Chihuahua, de manera extraoficial se habla hasta de 11 víctimas.