/ domingo 4 de julio de 2021

Sin precedente desabasto de medicamentos en México

Resulta imposible conseguir los tratamientos para cáncer y artritis reumatoide

Organizaciones civiles y de pacientes alertan que México atraviesa por un desabasto de medicamentos sin precedentes en su historia reciente, aunque se vendió la idea de que el acuerdo INSABI-UNOPS mejoraría la compra de medicinas, en calidad, costo y cantidad.

Las compras de medicamentos y material de curación realizadas por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) son opacas: conocemos menos información sobre estas contrataciones que de las que se registran en Compranet. La información sobre los contratos carece de detalle, los documentos no están disponibles y la Gestión de Contratos UNOPS México afirma que estos no son públicos, informó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

LEE TAMBIÉN: Alertan especialistas que hasta el 10% de vacunados esta desprotegido contra el Covid-19

Al dar a conocer su estudio: “Compras Públicas hechas con UNOPS: Más Opacas y al Margen de la Transparencia”, el IMCO advierte que si bien se han difundido nuevas cifras sobre ahorros y beneficios de las compras vía UNOPS, la falta de información disponible impide que estas sean verificables.


Foto: Secretaría de Salud

“Se nos vendió la idea de que con el mecanismo INSABI-UNOPS íbamos a mejorar la cantidad de medicamentos, que tendríamos mejores medicamentos y a menor costo”, recordó el activista Luis Adrián Quiroz, coordinador general de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS).

El activista y consultor en temas de derechos humanos y acceso a la salud destacó la importancia de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) abra un capítulo específico para evaluar y auditar el actual esquema de compra pública de medicamentos 2020 y, que de acuerdo con el convenio con la UNOPS, va a operar hasta el 2024.

De acuerdo con la información pública recabada por el Colectivo Cero Desabasto, durante 2020, el número de recetas no surtidas de forma efectiva en hospitales públicos se triplicó, superando los 16 millones de casos.

Entre el 2019 y el 2020, el 20% de las recetas, es decir 1 de cada 5 recetas no fue surtida de forma completa en la primera ocasión que la presentó el paciente. Si se analiza por institución, durante el mismo período, en el IMSS 20.9 millones de recetas no fueron surtidas de forma efectiva; mientras que en el ISSSTE no fueron surtidas de 1.8 millones de recetas.

Las quejas, por lo tanto, van en aumento: en 2019 se reportaron un total de 9,862 quejas levantadas por conceptos referentes al no surtimiento, mientras que en 2020 sumaron 14,641 (un incremento del 48%). En suma, pacientes, familiares y personal de salud interpusieron más de 24 mil quejas a nivel nacional en los últimos dos años.

En el Mapa de Desabasto de Medicamentos, la Ciudad de México tomó el primer lugar de la lista al registrar 228 reportes en el primer cuatrimestre de 2021, informó Andrés Castañeda, coordinador de la Agenda de Salud y Bienestar del Colectivo Cero Desabasto.

Al indicar que estos 228 reportes representan el 31% del total de casos de desabasto de medicamentos a nivel nacional, Andrés Castañeda indicó que en orden de importancia siguen entidades como Jalisco con 10% y Estado de México y Chihuahua con un empate de 9%.

El Colectivo Cero Desabasto encontró que en la Ciudad de México, la escasez de medicamentos se registra principalmente para enfermedades como: diabetes, seguida por cáncer, enfermedades reumatológicas, hipertensión y en quinto lugar los tratamientos para los trastornos de salud mental.

ACCESO IRREGULAR A TRATAMIENTO YA COBRÓ VIDAS

Luis Adrián Quiroz, coordinador general de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS) explicó que las personas que viven con VIH además de tomar medicamentos para mantener bajo control el virus de inmunodeficiencia humana, también deben tomar medicamentos para comorbilidades y para efectos adversos, lo que orilla a muchas personas a realizar gastos de bolsillo para adquirir los tratamientos que requiere.

Informó que de acuerdo con datos del CenSida, en lo que va de la pandemia más de 200 personas con VIH han perdido la vida al contraer el SARS-CoV-2, por la interrupción de sus tratamientos y por complicaciones de comorbilidades no atendidas, informó Luis Adrián Quiroz, Coordinador General de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS).

“Las personas con VIH está en tratamiento, tiene carga viral indetectable y estable, si sus comorbilidades están bien atendidas y bien controladas, tenemos el mismo riesgo que cualquier persona, pero si no están controladas las comorbilidades, porque no hay medicamentos o porque no lo incluye el sistema de salud al que perteneces hay mayor vulnerabilidad al SARS-CoV2”, indicó Luis Adrián Quiroz, consultor en derecho a la salud y acceso a la información.

“En medicamentos antirretrovirales no hay desabasto como tal, el problema que estamos enfrentando es que algunas claves no se han terminado de comprar, por toda la burocracia, inexperiencia y la falta de competencia que tiene el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para hacer estos procesos junto con la UNOPS, problema que prácticamente los ha rebasado”, señaló el activista y consultor.

Precisó que desde el año pasado, la autoridad dio la instrucción (a través de un oficio), para que los hospitales hicieran su propia compra de algunos medicamentos.

“En la última reunión que tuvimos con CenSida se nos informó que algunas claves ya se compraron de esta manera, pero no se han entregado porque no tienen al operador logístico designado o no está acreditado”, apuntó.

De ahí, que en esa misma reunión se nos informó que los medicamentos antirretrorivales están garantizados hasta el 30 de agosto, indicó Luis Adrián al advertir: “esto es una situación inusual completamente, fuera de toda lógica y, que además violenta la ley, porque lo más probable es que sigamos comprando medicamentos para cada dos o tres meses”.

Al explicar que el problema no solo es la compra de medicamentos, sino también la distribución, el activista descartó la posibilidad de una compra consolidada anual para 2021, por lo que buscarán que se empiece a trabajar en la compra para 2022.

Indicó que, por ahora, el IMSS y el Censida, institución de la cual dependen las Clínicas de Especialidades Condesa e Iztapalapa, tienen garantizado los medicamentos hasta el 31 de agosto, mientras que el ISSSTE presenta una situación irregular.

A pesar de que se dio la instrucción a los hospitales de que compraran la clave 6108 que es un inhibidor de integrasa, no se ha ejecutado esa compra. “Puede ser que se tenga, pero no sabemos por qué no se entrega, pero técnicamente está en el sistema y, en el caso del ISSSTE, no había este medicamento en todo el país”, indicó Luis Adrián al señalar que esta problemática afecta a alrededor de 500 personas en el ISSSTE.

Lo que debe preocupar aún más que todo esto, es la falta de capacidad de las instituciones para garantizar los procesos de atención, que dejó el control de este proceso en manos de un tercero, como es el INSABI-UNOPS, lo que burocratiza más la compra y distribución de medicamentos, enfatizó el coordinador de DVVIMSS.

“Al no tener una compra anual no puedes hacer la planeación de envíos y prescripción, por lo que se corre el riesgo de que los pacientes vayan fracasando en su tratamiento si el medicamento no se entrega oportunamente, lo cual va a resultar más costoso para el país, para las instituciones de salud y los bolsillos de toda la población que es de donde salen las aportaciones”, señaló.

FALTAN MEDICAMENTOS PSIQUIÁTRICOS

Andrés Castañeda, coordinador de la Agenda de Salud y Bienestar del Colectivo Cero Desabasto informó el aumento de denuncias por la falta de medicamentos para salud mental.

Aunque el desabasto es generalizado, los medicamentos que se recetan para ciertas condiciones de salud mental pasaron del lugar 10 al lugar 5 en los reportes del portal Cerodesabasto.org.

De acuerdo con datos de familiares de pacientes se advierte que la escasez se registra principalmente en aquellos medicamentos controlados para tratar esquizofrenia, trastorno bipolar y ansiedad.

Esta situación, según Castañeda Prado, se debe a diversos factores, entre ellos que son medicamentos controlados que presentan una mayor complicación en cuanto su manejo, almacenamiento, distribución e importación.

Señaló que en algunos casos la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) retrasa la liberación en las aduanas si se trata de un medicamento que tiene algún proceso nuevo.

Indicó que el desabasto se registra en medicamentos como: clozapina, que es una medicina controlada para tratar diversas condiciones de salud, fenobarbital (usado en algunos casos de epilepsia), vidance (trastorno por déficit de atención y diversos ansiolíticos (clonazepam, diazepam, loracepam y alprazolam),así como carbonato de litio, que también utilizan algunas personas con trastorno bipolar, entre otros.

DESABASTO Y DERECHO A LA SALUD NO DEBEN CAER EN POLITIQUERÍAS

La promesa de las autoridades de salud de que los medicamentos para niños con cáncer llegarían antes de que finalizara junio nuevamente no se cumplió, manifestaron padres y madres de familia, quienes a través de videos testimoniales difundidos en sus redes sociales narran el doloroso viacrucis que enfrentan para conseguir los medicamentos para sus hijos.

Las historias se repiten a lo largo y ancho del país y la desesperación de los padres y madres de familia es la misma, toda vez que la escasez de medicamentos que inició en el sector público a finales de 2019 se ha extendido al sector privado. La señora Rosa A. explicó que hasta hace unos meses el medicamento vincristina se podía encontrar en farmacias a precios, relativamente, accesibles; pero actualmente no solo es difícil de conseguir, sino que también ha elevado significativamente su costo, lo que lo hace inaccesible para la mayoría de las familias.

Padres de familia del Movimiento Nacional por la Salud y activistas del Colectivo Cero Desabasto informaron que el desabasto de medicamentos oncológicos pediátricos ya ha cobrado la vida de 1,600 niños y niñas, con nombre y apellido, por lo que exigieron a las autoridades garantizar el derecho de acceso a la salud, consagrado en la Constitución mexicana y dejarse de “politiquerías”.

Asimismo, rechazaron tajantemente ser parte de una campaña de desinformación o “movimiento golpista” como acusó en un programa televisivo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

El desabasto de medicamentos no es un tema de derechas ni de izquierda, es, sobre todo, un interés legítimo de miles de pacientes que están sufriendo por no surtir sus recetas y lograr un pleno acceso al derecho constitucional de la salud.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Al fijar su posicionamiento, ante las declaraciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien acusó a los padres de familia de niños con cáncer de golpistas y responder a intereses internacionales de derecha, el colectivo Cero Desabasto calificó como un falso dilema elegir entre la lucha por la corrupción y el acceso efectivo a los medicamentos. “Parece increíble que quienes son responsables hoy se siguen excusando en los errores del pasado, y que además, los que terminan pagando –ya sea por errores viejos o nuevos- sean las y los pacientes, advirtió Andrés Castañeda, coordinador de Causa Salud y Bienestar de Nosotrxs-Cero Desabasto.

“Que no se confundan, en nuestras exigencias no permitiremos la politiquería en la defensa de los derechos. Pero seguiremos haciendo política, porque la ciudadanía somos el Estado, somos el poder y somos la democracia. No nos vamos a callar”, agregó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Organizaciones civiles y de pacientes alertan que México atraviesa por un desabasto de medicamentos sin precedentes en su historia reciente, aunque se vendió la idea de que el acuerdo INSABI-UNOPS mejoraría la compra de medicinas, en calidad, costo y cantidad.

Las compras de medicamentos y material de curación realizadas por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) son opacas: conocemos menos información sobre estas contrataciones que de las que se registran en Compranet. La información sobre los contratos carece de detalle, los documentos no están disponibles y la Gestión de Contratos UNOPS México afirma que estos no son públicos, informó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

LEE TAMBIÉN: Alertan especialistas que hasta el 10% de vacunados esta desprotegido contra el Covid-19

Al dar a conocer su estudio: “Compras Públicas hechas con UNOPS: Más Opacas y al Margen de la Transparencia”, el IMCO advierte que si bien se han difundido nuevas cifras sobre ahorros y beneficios de las compras vía UNOPS, la falta de información disponible impide que estas sean verificables.


Foto: Secretaría de Salud

“Se nos vendió la idea de que con el mecanismo INSABI-UNOPS íbamos a mejorar la cantidad de medicamentos, que tendríamos mejores medicamentos y a menor costo”, recordó el activista Luis Adrián Quiroz, coordinador general de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS).

El activista y consultor en temas de derechos humanos y acceso a la salud destacó la importancia de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) abra un capítulo específico para evaluar y auditar el actual esquema de compra pública de medicamentos 2020 y, que de acuerdo con el convenio con la UNOPS, va a operar hasta el 2024.

De acuerdo con la información pública recabada por el Colectivo Cero Desabasto, durante 2020, el número de recetas no surtidas de forma efectiva en hospitales públicos se triplicó, superando los 16 millones de casos.

Entre el 2019 y el 2020, el 20% de las recetas, es decir 1 de cada 5 recetas no fue surtida de forma completa en la primera ocasión que la presentó el paciente. Si se analiza por institución, durante el mismo período, en el IMSS 20.9 millones de recetas no fueron surtidas de forma efectiva; mientras que en el ISSSTE no fueron surtidas de 1.8 millones de recetas.

Las quejas, por lo tanto, van en aumento: en 2019 se reportaron un total de 9,862 quejas levantadas por conceptos referentes al no surtimiento, mientras que en 2020 sumaron 14,641 (un incremento del 48%). En suma, pacientes, familiares y personal de salud interpusieron más de 24 mil quejas a nivel nacional en los últimos dos años.

En el Mapa de Desabasto de Medicamentos, la Ciudad de México tomó el primer lugar de la lista al registrar 228 reportes en el primer cuatrimestre de 2021, informó Andrés Castañeda, coordinador de la Agenda de Salud y Bienestar del Colectivo Cero Desabasto.

Al indicar que estos 228 reportes representan el 31% del total de casos de desabasto de medicamentos a nivel nacional, Andrés Castañeda indicó que en orden de importancia siguen entidades como Jalisco con 10% y Estado de México y Chihuahua con un empate de 9%.

El Colectivo Cero Desabasto encontró que en la Ciudad de México, la escasez de medicamentos se registra principalmente para enfermedades como: diabetes, seguida por cáncer, enfermedades reumatológicas, hipertensión y en quinto lugar los tratamientos para los trastornos de salud mental.

ACCESO IRREGULAR A TRATAMIENTO YA COBRÓ VIDAS

Luis Adrián Quiroz, coordinador general de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS) explicó que las personas que viven con VIH además de tomar medicamentos para mantener bajo control el virus de inmunodeficiencia humana, también deben tomar medicamentos para comorbilidades y para efectos adversos, lo que orilla a muchas personas a realizar gastos de bolsillo para adquirir los tratamientos que requiere.

Informó que de acuerdo con datos del CenSida, en lo que va de la pandemia más de 200 personas con VIH han perdido la vida al contraer el SARS-CoV-2, por la interrupción de sus tratamientos y por complicaciones de comorbilidades no atendidas, informó Luis Adrián Quiroz, Coordinador General de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS (DVVIMSS).

“Las personas con VIH está en tratamiento, tiene carga viral indetectable y estable, si sus comorbilidades están bien atendidas y bien controladas, tenemos el mismo riesgo que cualquier persona, pero si no están controladas las comorbilidades, porque no hay medicamentos o porque no lo incluye el sistema de salud al que perteneces hay mayor vulnerabilidad al SARS-CoV2”, indicó Luis Adrián Quiroz, consultor en derecho a la salud y acceso a la información.

“En medicamentos antirretrovirales no hay desabasto como tal, el problema que estamos enfrentando es que algunas claves no se han terminado de comprar, por toda la burocracia, inexperiencia y la falta de competencia que tiene el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para hacer estos procesos junto con la UNOPS, problema que prácticamente los ha rebasado”, señaló el activista y consultor.

Precisó que desde el año pasado, la autoridad dio la instrucción (a través de un oficio), para que los hospitales hicieran su propia compra de algunos medicamentos.

“En la última reunión que tuvimos con CenSida se nos informó que algunas claves ya se compraron de esta manera, pero no se han entregado porque no tienen al operador logístico designado o no está acreditado”, apuntó.

De ahí, que en esa misma reunión se nos informó que los medicamentos antirretrorivales están garantizados hasta el 30 de agosto, indicó Luis Adrián al advertir: “esto es una situación inusual completamente, fuera de toda lógica y, que además violenta la ley, porque lo más probable es que sigamos comprando medicamentos para cada dos o tres meses”.

Al explicar que el problema no solo es la compra de medicamentos, sino también la distribución, el activista descartó la posibilidad de una compra consolidada anual para 2021, por lo que buscarán que se empiece a trabajar en la compra para 2022.

Indicó que, por ahora, el IMSS y el Censida, institución de la cual dependen las Clínicas de Especialidades Condesa e Iztapalapa, tienen garantizado los medicamentos hasta el 31 de agosto, mientras que el ISSSTE presenta una situación irregular.

A pesar de que se dio la instrucción a los hospitales de que compraran la clave 6108 que es un inhibidor de integrasa, no se ha ejecutado esa compra. “Puede ser que se tenga, pero no sabemos por qué no se entrega, pero técnicamente está en el sistema y, en el caso del ISSSTE, no había este medicamento en todo el país”, indicó Luis Adrián al señalar que esta problemática afecta a alrededor de 500 personas en el ISSSTE.

Lo que debe preocupar aún más que todo esto, es la falta de capacidad de las instituciones para garantizar los procesos de atención, que dejó el control de este proceso en manos de un tercero, como es el INSABI-UNOPS, lo que burocratiza más la compra y distribución de medicamentos, enfatizó el coordinador de DVVIMSS.

“Al no tener una compra anual no puedes hacer la planeación de envíos y prescripción, por lo que se corre el riesgo de que los pacientes vayan fracasando en su tratamiento si el medicamento no se entrega oportunamente, lo cual va a resultar más costoso para el país, para las instituciones de salud y los bolsillos de toda la población que es de donde salen las aportaciones”, señaló.

FALTAN MEDICAMENTOS PSIQUIÁTRICOS

Andrés Castañeda, coordinador de la Agenda de Salud y Bienestar del Colectivo Cero Desabasto informó el aumento de denuncias por la falta de medicamentos para salud mental.

Aunque el desabasto es generalizado, los medicamentos que se recetan para ciertas condiciones de salud mental pasaron del lugar 10 al lugar 5 en los reportes del portal Cerodesabasto.org.

De acuerdo con datos de familiares de pacientes se advierte que la escasez se registra principalmente en aquellos medicamentos controlados para tratar esquizofrenia, trastorno bipolar y ansiedad.

Esta situación, según Castañeda Prado, se debe a diversos factores, entre ellos que son medicamentos controlados que presentan una mayor complicación en cuanto su manejo, almacenamiento, distribución e importación.

Señaló que en algunos casos la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) retrasa la liberación en las aduanas si se trata de un medicamento que tiene algún proceso nuevo.

Indicó que el desabasto se registra en medicamentos como: clozapina, que es una medicina controlada para tratar diversas condiciones de salud, fenobarbital (usado en algunos casos de epilepsia), vidance (trastorno por déficit de atención y diversos ansiolíticos (clonazepam, diazepam, loracepam y alprazolam),así como carbonato de litio, que también utilizan algunas personas con trastorno bipolar, entre otros.

DESABASTO Y DERECHO A LA SALUD NO DEBEN CAER EN POLITIQUERÍAS

La promesa de las autoridades de salud de que los medicamentos para niños con cáncer llegarían antes de que finalizara junio nuevamente no se cumplió, manifestaron padres y madres de familia, quienes a través de videos testimoniales difundidos en sus redes sociales narran el doloroso viacrucis que enfrentan para conseguir los medicamentos para sus hijos.

Las historias se repiten a lo largo y ancho del país y la desesperación de los padres y madres de familia es la misma, toda vez que la escasez de medicamentos que inició en el sector público a finales de 2019 se ha extendido al sector privado. La señora Rosa A. explicó que hasta hace unos meses el medicamento vincristina se podía encontrar en farmacias a precios, relativamente, accesibles; pero actualmente no solo es difícil de conseguir, sino que también ha elevado significativamente su costo, lo que lo hace inaccesible para la mayoría de las familias.

Padres de familia del Movimiento Nacional por la Salud y activistas del Colectivo Cero Desabasto informaron que el desabasto de medicamentos oncológicos pediátricos ya ha cobrado la vida de 1,600 niños y niñas, con nombre y apellido, por lo que exigieron a las autoridades garantizar el derecho de acceso a la salud, consagrado en la Constitución mexicana y dejarse de “politiquerías”.

Asimismo, rechazaron tajantemente ser parte de una campaña de desinformación o “movimiento golpista” como acusó en un programa televisivo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

El desabasto de medicamentos no es un tema de derechas ni de izquierda, es, sobre todo, un interés legítimo de miles de pacientes que están sufriendo por no surtir sus recetas y lograr un pleno acceso al derecho constitucional de la salud.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Al fijar su posicionamiento, ante las declaraciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien acusó a los padres de familia de niños con cáncer de golpistas y responder a intereses internacionales de derecha, el colectivo Cero Desabasto calificó como un falso dilema elegir entre la lucha por la corrupción y el acceso efectivo a los medicamentos. “Parece increíble que quienes son responsables hoy se siguen excusando en los errores del pasado, y que además, los que terminan pagando –ya sea por errores viejos o nuevos- sean las y los pacientes, advirtió Andrés Castañeda, coordinador de Causa Salud y Bienestar de Nosotrxs-Cero Desabasto.

“Que no se confundan, en nuestras exigencias no permitiremos la politiquería en la defensa de los derechos. Pero seguiremos haciendo política, porque la ciudadanía somos el Estado, somos el poder y somos la democracia. No nos vamos a callar”, agregó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa