/ miércoles 1 de julio de 2020

“Se requiere una vocación incorruptible”: reflexiones de un ingeniero civil en su día

El egresado del Instituto Politécnico Nacional asegura que es importante ser un gran ser humano antes de un gran profesionista

Carlos Slim dijo recientemente en un discurso que “La ingeniería continuara siempre mejorando y transformando a la sociedad”, cierto o no, la realidad es que en gran medida la movilidad y avances en una sociedad se deben a esta disciplina que hoy en México celebra a sus ingenieros, en sus múltiples especialidades. Sin duda la ingeniería civil es una de las goza de mayor fuerza en este país y a propósito del Día del Ingeniero que se celebra hoy en México, tuvimos oportunidad de charlar con el ingeniero Carlos Cesar Calderón Vargas, quien en su día enfatiza que uno de los problemas que se deben arrancar de raíz en este país, incluido el gremio al que pertenece es el de la corrupción.

Cortesía: Carlos Calderón

“Al principio estaba muy dudoso de casarme con esta ingeniería no sabía si era arquitectura o ingeniería, pero en la vocacional tuve oportunidad de realizar algunas maquetas y me di cuenta que no era muy hábil para eso me costaba mucho trabajo, había una materia que te enseñaban a hacer calculo estructural ese fue el gancho para darme cuenta que quería la ingeniería civil, me sorprendió el conocer en base a puras matemáticas a cálculos que está en tus manos la capacidad de diseñar algo importante que puede repercutir en la vida de la gente, creando mejores entornos para las personas”, dijo a LA PRENSA EN LINEA.

Calderón aseguro que está orgulloso de ejercer una profesión que más allá de los recursos que pudiera generar para su manutención y forma de vida, le diera las herramientas de poder dar lo mejor de sí para el servicio de su patria, tal y como se lee en el lema de su alma mater, con quien está agradecido por el conocimiento que le brindaron para aplicarlo en los casi 15 años que lleva de ejercer la profesión que además dice es un logro personal pero de igual modo familiar, ya que siempre estará agradecido con sus padres por la guía que le dieron en formación de valores.

Cortesía: Carlos Calderón

“La ingeniería me ha dado satisfacciones en muchos sentidos, soy papá de una niña, María José y me gustaría que ella algún día vea alguna de las cosas para las que he trabajado y sepa que en eso contribuyo su padre. Las ingenierías están en todos los días, en parte de nuestra vida, desde una ingeniería mecánica, industrial, civil; en mi caso la ingeniería civil fue saber que en mis manos estaba el control y la seguridad de los seres humanos que dieran uso a lo que me tocó trabajar”, dijo el egresado de la ESIA Zacatenco (Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura).

Cabe recordar que El Día del Ingeniero fue instituido el año de 1974, durante el gobierno de Luis Echeverría. En ese entonces, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Eugenio Méndez, tomó la decisión de elegir este día para conmemorar a los profesionistas. Esta fecha fue en referencia a que el 1 de julio de 1776 fue emitida la Real Cédula que dio cabida a la fundación de la Real Tribuna de la Minería en México, institución que formó los primeros planes de estudio de las escuelas de ingeniería en todo el continente, además, las primeras aplicaciones de la ingeniería fueron ligadas a la milicia, Posteriormente, diversas técnicas de esta rama dieron origen a la ingeniería civil e industrial.

“Algo que recuerdo bastante es que a mí me contrataron en un trabajo pero solo por mes y medio y dure 7 años, primero tuve miedo y tenía mis dudas pero fue el inicio de muchos proyectos participe en un proyecto el cual para mí fue importante no me importó en ese momento el tiempo sino que solo iba a trabajar ya con una ingeniería y hacer lo que a mí me gusta hacer. Me encanta convivir con los trabajadores de la construcción porque con ellos hasta en la comida es muy padre convivir y compartir emociones”, indico.

Hijo de Esperanza Vargas y Cruz Calderón el ingeniero civil asegura que más allá de la profesión y de tener una educación académica siempre es importante la formación y valores en casa, pues afirma puedes ser un gran profesionista y desarrollar plenamente una carrera pero sin humildad y ética sería imposible ser un buen humano y si no eres buen ser será imposible generar excelencia profesional.

“La enseñanza de mi mamá siempre fue el respeto sin importar sexo, edad, color de piel, mi mamá fue una guerrera y creo que el amor de madre es muy importante en un niño, el que no tiene ese amor es difícil que tenga ciertos valores, ella siempre salió adelante, siempre me demostró que el cariño de madre a un hijo es lo más importante y hacía de todo para ayudarme con mi carrera desde hace limpieza en casas hasta vender edredones, y productos de todo tipo”, dijo Calderón Vargas.

Asegura que de su padre Cruz Calderón Mendoza, quien también se dedicó a la construcción desde otro ámbito le enseñó la fortaleza para poder resistir los embates de la vida y al igual que sus hermanas Lidia, Nancy, Esperanza y Jacqueline impulsaron su carrera. Finalmente comentó que uno de sus proyectos es poder participar en apoyo en comunidades de escasos recursos aportando su experiencia logrando el aprovechamiento de los recursos naturales a fin de mejorar las condiciones de vida de varias poblaciones.

“México es un país hermoso pero sí necesitamos cambiar ciertas prácticas, como es el tema de corrupción en el tema de la construcción ya que esta situación hace que no se generen más oportunidades para mucha gente que tiene la capacidad y se ve muy afectado en la economía de muchas personas”, concluyó.

Con información de Eloise García

Carlos Slim dijo recientemente en un discurso que “La ingeniería continuara siempre mejorando y transformando a la sociedad”, cierto o no, la realidad es que en gran medida la movilidad y avances en una sociedad se deben a esta disciplina que hoy en México celebra a sus ingenieros, en sus múltiples especialidades. Sin duda la ingeniería civil es una de las goza de mayor fuerza en este país y a propósito del Día del Ingeniero que se celebra hoy en México, tuvimos oportunidad de charlar con el ingeniero Carlos Cesar Calderón Vargas, quien en su día enfatiza que uno de los problemas que se deben arrancar de raíz en este país, incluido el gremio al que pertenece es el de la corrupción.

Cortesía: Carlos Calderón

“Al principio estaba muy dudoso de casarme con esta ingeniería no sabía si era arquitectura o ingeniería, pero en la vocacional tuve oportunidad de realizar algunas maquetas y me di cuenta que no era muy hábil para eso me costaba mucho trabajo, había una materia que te enseñaban a hacer calculo estructural ese fue el gancho para darme cuenta que quería la ingeniería civil, me sorprendió el conocer en base a puras matemáticas a cálculos que está en tus manos la capacidad de diseñar algo importante que puede repercutir en la vida de la gente, creando mejores entornos para las personas”, dijo a LA PRENSA EN LINEA.

Calderón aseguro que está orgulloso de ejercer una profesión que más allá de los recursos que pudiera generar para su manutención y forma de vida, le diera las herramientas de poder dar lo mejor de sí para el servicio de su patria, tal y como se lee en el lema de su alma mater, con quien está agradecido por el conocimiento que le brindaron para aplicarlo en los casi 15 años que lleva de ejercer la profesión que además dice es un logro personal pero de igual modo familiar, ya que siempre estará agradecido con sus padres por la guía que le dieron en formación de valores.

Cortesía: Carlos Calderón

“La ingeniería me ha dado satisfacciones en muchos sentidos, soy papá de una niña, María José y me gustaría que ella algún día vea alguna de las cosas para las que he trabajado y sepa que en eso contribuyo su padre. Las ingenierías están en todos los días, en parte de nuestra vida, desde una ingeniería mecánica, industrial, civil; en mi caso la ingeniería civil fue saber que en mis manos estaba el control y la seguridad de los seres humanos que dieran uso a lo que me tocó trabajar”, dijo el egresado de la ESIA Zacatenco (Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura).

Cabe recordar que El Día del Ingeniero fue instituido el año de 1974, durante el gobierno de Luis Echeverría. En ese entonces, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Eugenio Méndez, tomó la decisión de elegir este día para conmemorar a los profesionistas. Esta fecha fue en referencia a que el 1 de julio de 1776 fue emitida la Real Cédula que dio cabida a la fundación de la Real Tribuna de la Minería en México, institución que formó los primeros planes de estudio de las escuelas de ingeniería en todo el continente, además, las primeras aplicaciones de la ingeniería fueron ligadas a la milicia, Posteriormente, diversas técnicas de esta rama dieron origen a la ingeniería civil e industrial.

“Algo que recuerdo bastante es que a mí me contrataron en un trabajo pero solo por mes y medio y dure 7 años, primero tuve miedo y tenía mis dudas pero fue el inicio de muchos proyectos participe en un proyecto el cual para mí fue importante no me importó en ese momento el tiempo sino que solo iba a trabajar ya con una ingeniería y hacer lo que a mí me gusta hacer. Me encanta convivir con los trabajadores de la construcción porque con ellos hasta en la comida es muy padre convivir y compartir emociones”, indico.

Hijo de Esperanza Vargas y Cruz Calderón el ingeniero civil asegura que más allá de la profesión y de tener una educación académica siempre es importante la formación y valores en casa, pues afirma puedes ser un gran profesionista y desarrollar plenamente una carrera pero sin humildad y ética sería imposible ser un buen humano y si no eres buen ser será imposible generar excelencia profesional.

“La enseñanza de mi mamá siempre fue el respeto sin importar sexo, edad, color de piel, mi mamá fue una guerrera y creo que el amor de madre es muy importante en un niño, el que no tiene ese amor es difícil que tenga ciertos valores, ella siempre salió adelante, siempre me demostró que el cariño de madre a un hijo es lo más importante y hacía de todo para ayudarme con mi carrera desde hace limpieza en casas hasta vender edredones, y productos de todo tipo”, dijo Calderón Vargas.

Asegura que de su padre Cruz Calderón Mendoza, quien también se dedicó a la construcción desde otro ámbito le enseñó la fortaleza para poder resistir los embates de la vida y al igual que sus hermanas Lidia, Nancy, Esperanza y Jacqueline impulsaron su carrera. Finalmente comentó que uno de sus proyectos es poder participar en apoyo en comunidades de escasos recursos aportando su experiencia logrando el aprovechamiento de los recursos naturales a fin de mejorar las condiciones de vida de varias poblaciones.

“México es un país hermoso pero sí necesitamos cambiar ciertas prácticas, como es el tema de corrupción en el tema de la construcción ya que esta situación hace que no se generen más oportunidades para mucha gente que tiene la capacidad y se ve muy afectado en la economía de muchas personas”, concluyó.

Con información de Eloise García

Policiaca

Les dan plomo cuando platicaban dentro de un automóvil en Tlalnepantla

El perdió la vida, ella fue trasladada al hospital con una lesión de gravedad

Policiaca

Derrumbe en construcción dejó tres lesionados en Huixquilucan

Un reblandecimiento del material provocó el accidente en la obra