/ jueves 17 de diciembre de 2020

Se gana la vida tocando el organillero disfrazado de el “Grinch”

Asegura que esta pandemia causa estragos y cada día es más difícil obtener un poco de dinero

Ciudad de México.- En esta navidad, incluso los villanos necesitan de ayuda en estos tiempos difíciles de pandemia, algunos artistas callejeros buscan salir adelante.

Este es el caso del señor Gerardo Moreno, artista callejero, quien expresa que desde hace cuatro años se caracteriza del duende “Grinch”, “esto surge por darle un vuelco a la tradición mexicana del organillero, para que la gente se acerque más a conocer las tradiciones, ya que esta costumbre se ha perdido durante mucho tiempo y las personas ya no se acerca tanto a nosotros”.

Gerardo Moreno se gana la vida todos los días tocando el organillero, mientras viste un disfraz de el "Grinch".

Dijo que “en ocasiones se tiene problemas con la autoridad, aunque últimamente ya respetan este tipo de trabajo y les brindan la atención de seguridad.

Por otro lado expresa que lo que hace, lo realiza de corazón, porque le gusta, le apasiona, porque es parte de él y de su trabajo.

Además, asegura que el brote del coronavirus sigue causando estragos y cada día es más difícil obtener un poco de dinero.

"Nos afecta todo esto que estamos pasando a causa del Covid-19, porque no tenemos un salario fijo, mucha gente piensa que el gobierno nos paga y eso no es así, nosotros vivimos de lo que nos da la gente y es lo que llevo a mi hogar, además se paga por la renta del instrumento", finalizó.

Con información de David Deolarte

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ciudad de México.- En esta navidad, incluso los villanos necesitan de ayuda en estos tiempos difíciles de pandemia, algunos artistas callejeros buscan salir adelante.

Este es el caso del señor Gerardo Moreno, artista callejero, quien expresa que desde hace cuatro años se caracteriza del duende “Grinch”, “esto surge por darle un vuelco a la tradición mexicana del organillero, para que la gente se acerque más a conocer las tradiciones, ya que esta costumbre se ha perdido durante mucho tiempo y las personas ya no se acerca tanto a nosotros”.

Gerardo Moreno se gana la vida todos los días tocando el organillero, mientras viste un disfraz de el "Grinch".

Dijo que “en ocasiones se tiene problemas con la autoridad, aunque últimamente ya respetan este tipo de trabajo y les brindan la atención de seguridad.

Por otro lado expresa que lo que hace, lo realiza de corazón, porque le gusta, le apasiona, porque es parte de él y de su trabajo.

Además, asegura que el brote del coronavirus sigue causando estragos y cada día es más difícil obtener un poco de dinero.

"Nos afecta todo esto que estamos pasando a causa del Covid-19, porque no tenemos un salario fijo, mucha gente piensa que el gobierno nos paga y eso no es así, nosotros vivimos de lo que nos da la gente y es lo que llevo a mi hogar, además se paga por la renta del instrumento", finalizó.

Con información de David Deolarte

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Policiaca

Tiran a la basura granada activa en la Benito Juárez

El Agrupamiento Fuerza de Tarea Zorros analizará el artefacto explosivo

Policiaca

Muere joven al perder control de su motocicleta en calles de Iztacalco

Nada pudo salvar de la muerte al motorista, pues aún cuando tenía casco, no lo uso de manera adecuada