/ sábado 19 de marzo de 2022

Proponen hasta 10 años de prisión a quien destruya árboles en CDMX

El diputado del PAN, Gonzalo Espina señaló que con lo propuesto, “se manda un mensaje de cero tolerancia, de cero impunidad en contra de los talamontes"

Cárcel a quien tale, derribe o provoque la muerte de árboles en la capital del país, promueve el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Ciudad de México.

Al respecto, el diputado del PAN Gonzalo Espina Miranda, mediante una iniciativa, propuso sanciones de 10 a 15 años de prisión para quienes talen, derriben y destruyan arboles sin la autorización correspondiente de autoridades.

Refirió que las zonas más boscosas de la metrópoli son Tlalpan, Milpa Alta, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Xochimilco, en conjunto esas Alcaldías tienen el 59 por ciento de los recursos forestales de la urbe y deben ser protegidas.

Señaló que con lo propuesto, “se manda un mensaje de cero tolerancia, de cero impunidad en contra de los talamontes de la Ciudad de México; es notorio que, en estos meses con la llegada de la primavera comienzan los incendios forestales”.

Expuso que el Congreso capitalino tiene la obligación de legislar a favor de una ciudad más sustentable, que cuide a su medio ambiente y que corrija aquellos incentivos perversos que tienen los delincuentes para violar la ley sin que les pase nada.

Dio cuenta que en la actualidad, la sanción es de tres meses a cinco años de prisión, por lo que quien cometa dichos ilícitos puede ser beneficiado con una suspensión condicional del proceso y ser absuelto, es decir prácticamente no pasa nada. La ley da incentivos para delinquir.

Detalló que en la legislación de la ciudad, solamente se puede penar a las personas que transporten hasta cuatro metros cúbicos de madera, después de esa cantidad se convierte en un delito de carácter federal.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Comentó que la sanción propuesta para la urbe es mayor a la de la legislación federal, por ende, es una iniciativa enérgica, que espera encontrar eco en cada uno de los legisladores.

El representante popular panista comunicó que, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, el 33 por ciento del territorio de la Ciudad de México está compuesto por bosques templados.

Estas zonas están repletas de pinos, encinos y oyameles, lo cual hace muy tentador a los grupos de la delincuencia organizada, para poder traficar con estos recursos naturales y muchas veces, al amparo de la autoridad que con complicidad, no actúa.

Gonzalo Espina puntualizó que organizaciones internacionales especializadas en cambio climático, informaron que la Ciudad de México en un lapso de prácticamente 20 años, ha perdido 26 hectáreas de bosque primario, Tlalpan ha sido la Alcaldía más afectada con unas 50 hectáreas de pérdida, seguido con Milpa Alta que presenta una pérdida de 44 hectáreas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Cárcel a quien tale, derribe o provoque la muerte de árboles en la capital del país, promueve el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Ciudad de México.

Al respecto, el diputado del PAN Gonzalo Espina Miranda, mediante una iniciativa, propuso sanciones de 10 a 15 años de prisión para quienes talen, derriben y destruyan arboles sin la autorización correspondiente de autoridades.

Refirió que las zonas más boscosas de la metrópoli son Tlalpan, Milpa Alta, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Xochimilco, en conjunto esas Alcaldías tienen el 59 por ciento de los recursos forestales de la urbe y deben ser protegidas.

Señaló que con lo propuesto, “se manda un mensaje de cero tolerancia, de cero impunidad en contra de los talamontes de la Ciudad de México; es notorio que, en estos meses con la llegada de la primavera comienzan los incendios forestales”.

Expuso que el Congreso capitalino tiene la obligación de legislar a favor de una ciudad más sustentable, que cuide a su medio ambiente y que corrija aquellos incentivos perversos que tienen los delincuentes para violar la ley sin que les pase nada.

Dio cuenta que en la actualidad, la sanción es de tres meses a cinco años de prisión, por lo que quien cometa dichos ilícitos puede ser beneficiado con una suspensión condicional del proceso y ser absuelto, es decir prácticamente no pasa nada. La ley da incentivos para delinquir.

Detalló que en la legislación de la ciudad, solamente se puede penar a las personas que transporten hasta cuatro metros cúbicos de madera, después de esa cantidad se convierte en un delito de carácter federal.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Comentó que la sanción propuesta para la urbe es mayor a la de la legislación federal, por ende, es una iniciativa enérgica, que espera encontrar eco en cada uno de los legisladores.

El representante popular panista comunicó que, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, el 33 por ciento del territorio de la Ciudad de México está compuesto por bosques templados.

Estas zonas están repletas de pinos, encinos y oyameles, lo cual hace muy tentador a los grupos de la delincuencia organizada, para poder traficar con estos recursos naturales y muchas veces, al amparo de la autoridad que con complicidad, no actúa.

Gonzalo Espina puntualizó que organizaciones internacionales especializadas en cambio climático, informaron que la Ciudad de México en un lapso de prácticamente 20 años, ha perdido 26 hectáreas de bosque primario, Tlalpan ha sido la Alcaldía más afectada con unas 50 hectáreas de pérdida, seguido con Milpa Alta que presenta una pérdida de 44 hectáreas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Detienen a exjugador de los Pumas y tres cómplices de la organización criminal de "El Rorro"

Los cuatro presuntos integrantes se dedicaban al narcomenudeo y operaban en Coyoacán y Tlalpan

Archivos Secretos

La tamalera de la Portales: Mató y descuartizó a su esposo, su cabeza la guardó en un bote

María Trinidad Ramírez Poblano confesó haber asesinado, desmembrado y encostalado a su marido Pablo Díaz Ramírez, ya que estaba cansada de que éste maltrataba a los hijos de ella