/ martes 1 de junio de 2021

Padres de familia desconocen en qué escuelas habrá regreso a clases presenciales

Este tipo de problemas se están presentando por la falta de coordinación, de consenso y trabajo político para garantizar un regreso a clases responsable, indicó el vicepresidente de la UNPF

A cinco días del regreso presencial a las aulas en la Ciudad de México, los padres de familia no saben sí habrá clases en todas las escuelas y manifestaron su incertidumbre ante la negativa del magisterio para reanudar clases, así como en la capacidad económica, política y logística de las autoridades educativas para llevar a cabo los protocolos sanitarios y garantizar un regreso responsable y saludable.

Así lo manifestó Luis Arturo Solís Bravo, vicepresidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) al indicar que los padres de familia que no estén en condiciones de llevar a sus hijos a la escuela el próximo 7 de junio no están obligados a hacerlo, por lo que dijo que no se puede saber, cuántos planteles, de las 4 mil 947 escuelas públicas y 5 mil 31 escuelas privadas solo en nivel de educación básica en la Ciudad de México podrán abrir sus puertas.

LEE TAMBIÉN: Solicitan actualización constante de maestros por regreso a clases en la nueva normalidad

Como UNPF consideramos que el 7 de junio no hay condiciones para volver a las escuelas, porque hacerlo sin análisis del estado en que se encuentra la infraestructura escolar, sobre todo, de las escuelas públicas, es aventurado.

“Hoy nos dicen a los padres de familia que el regreso a clases es voluntario, pero si el magisterio dice que no va a regresar, ni modo que los padres de familia llevemos a nuestros hijos a las escuelas y ¿quién se hará cargo de ellos cuando los dejemos en la puerta del colegio?”, cuestionó Luis Arturo Solís.

Este tipo de problemas se están presentando por la falta de coordinación, de consenso y trabajo político para garantizar un regreso a clases responsable, indicó el vicepresidente de la UNPF al insistir que la reactivación educativa debe realizarse mediante una estrategia bien diseñada y coordinada entre todos los actores involucrados, como son: autoridades, maestros, padres de familia y alumnos.

“Desafortunadamente vemos que la autoridad no ha hecho todo el trabajo que le corresponde y no ha alcanzado acuerdos con algunas secciones magisteriales para coordinar el regreso a clases”, apuntó.

Luis Arturo Solís indicó que los padres de familia se han enterado de lo que dicen las autoridades y el sector magisterial a través de los medios de comunicación, por lo que hay pérdida de certidumbre en este proceso, el cual, incluso, alguien propuso someter a una consulta popular, para decidir si se regresa a o no clases.

“No es posible que el Estado y la autoridad no tengan la capacidad de decidir y tenga que ser el pueblo sabio si se regresa o no. Este tipo de asuntos no se pueden resolver en una encuesta”, subrayó.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sobre las medidas sanitarias que se han establecido para el regreso a clases presenciales, son correctas, indicó al señalar que los padres que consideren que no tiene las condiciones para enviar a sus hijos a la escuela no están obligado a hacerlo, incluso, recordó que en algunos estados se ha desarrollado un modelo de educación híbrido.

Confió que en el caso de la Ciudad de México, la autoridad educativa y del gobierno local aporten a los padres de familia una información confiable, clara y certera, y se tenga la capacidad de negociación para llegar acuerdos con los distintos sectores magisteriales, porque si los maestros no quieren volver a los planteles, aunque los padres de familia tengan muchas ganas de llevar a sus hijos a la escuela, no podrán hacerlo, señaló.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

A cinco días del regreso presencial a las aulas en la Ciudad de México, los padres de familia no saben sí habrá clases en todas las escuelas y manifestaron su incertidumbre ante la negativa del magisterio para reanudar clases, así como en la capacidad económica, política y logística de las autoridades educativas para llevar a cabo los protocolos sanitarios y garantizar un regreso responsable y saludable.

Así lo manifestó Luis Arturo Solís Bravo, vicepresidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) al indicar que los padres de familia que no estén en condiciones de llevar a sus hijos a la escuela el próximo 7 de junio no están obligados a hacerlo, por lo que dijo que no se puede saber, cuántos planteles, de las 4 mil 947 escuelas públicas y 5 mil 31 escuelas privadas solo en nivel de educación básica en la Ciudad de México podrán abrir sus puertas.

LEE TAMBIÉN: Solicitan actualización constante de maestros por regreso a clases en la nueva normalidad

Como UNPF consideramos que el 7 de junio no hay condiciones para volver a las escuelas, porque hacerlo sin análisis del estado en que se encuentra la infraestructura escolar, sobre todo, de las escuelas públicas, es aventurado.

“Hoy nos dicen a los padres de familia que el regreso a clases es voluntario, pero si el magisterio dice que no va a regresar, ni modo que los padres de familia llevemos a nuestros hijos a las escuelas y ¿quién se hará cargo de ellos cuando los dejemos en la puerta del colegio?”, cuestionó Luis Arturo Solís.

Este tipo de problemas se están presentando por la falta de coordinación, de consenso y trabajo político para garantizar un regreso a clases responsable, indicó el vicepresidente de la UNPF al insistir que la reactivación educativa debe realizarse mediante una estrategia bien diseñada y coordinada entre todos los actores involucrados, como son: autoridades, maestros, padres de familia y alumnos.

“Desafortunadamente vemos que la autoridad no ha hecho todo el trabajo que le corresponde y no ha alcanzado acuerdos con algunas secciones magisteriales para coordinar el regreso a clases”, apuntó.

Luis Arturo Solís indicó que los padres de familia se han enterado de lo que dicen las autoridades y el sector magisterial a través de los medios de comunicación, por lo que hay pérdida de certidumbre en este proceso, el cual, incluso, alguien propuso someter a una consulta popular, para decidir si se regresa a o no clases.

“No es posible que el Estado y la autoridad no tengan la capacidad de decidir y tenga que ser el pueblo sabio si se regresa o no. Este tipo de asuntos no se pueden resolver en una encuesta”, subrayó.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sobre las medidas sanitarias que se han establecido para el regreso a clases presenciales, son correctas, indicó al señalar que los padres que consideren que no tiene las condiciones para enviar a sus hijos a la escuela no están obligado a hacerlo, incluso, recordó que en algunos estados se ha desarrollado un modelo de educación híbrido.

Confió que en el caso de la Ciudad de México, la autoridad educativa y del gobierno local aporten a los padres de familia una información confiable, clara y certera, y se tenga la capacidad de negociación para llegar acuerdos con los distintos sectores magisteriales, porque si los maestros no quieren volver a los planteles, aunque los padres de familia tengan muchas ganas de llevar a sus hijos a la escuela, no podrán hacerlo, señaló.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Detienen a exjugador de los Pumas y tres cómplices de la organización criminal de "El Rorro"

Los cuatro presuntos integrantes se dedicaban al narcomenudeo y operaban en Coyoacán y Tlalpan

Archivos Secretos

La tamalera de la Portales: Mató y descuartizó a su esposo, su cabeza la guardó en un bote

María Trinidad Ramírez Poblano confesó haber asesinado, desmembrado y encostalado a su marido Pablo Díaz Ramírez, ya que estaba cansada de que éste maltrataba a los hijos de ella