/ martes 29 de septiembre de 2020

Niega Sheinbaum estar “metida” en proceso para escoger dirigencia de Morena

"Morena es una cosa y el Gobierno es otra cosa”, respondió Sheinbaum al ser cuestionada si no tenía metidas las manos en el proceso de elección de presidente del partido

Ante la disputa que existe al interior del partido Morena por su dirigencia, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo negó que esté “metida” dentro del proceso por la dirigencia nacional que se definirá a través de una encuesta.

“Imagínense, con todo el trabajo que yo tengo en la ciudad, que ande metida en MORENA; o sea, yo estoy dedicada a gobernar la Ciudad de México, a eso estoy dedicada, a hacer de esta ciudad una ciudad cada vez más libre, democrática, de derechos”.

La funcionaria en conferencia de prensa detalló que debe salir la encuesta para decidir quién se queda como presidente o presidenta del partido, como secretario general o secretaria general.

“Pues ahí está ese método que siempre ha sido muy importante en Morena y ahí está y que salga adelante”.

Al preguntarle si no tiene metidas las manos en el proceso de elección de presidente del partido, la funcionaria afirmó:

Imagínense, o sea, con todo el trabajo que tenemos en la ciudad, trabajo de lunes a domingo, a todas horas, ¿a qué horas voy a estar yo metida en el tema de Morena. Además, por convicción, Morena es una cosa y el Gobierno es otra cosa

La mandataria recordó que Morena más allá de un partido per se representa un anhelo, una esperanza para el pueblo de México.

“Hoy iniciamos con una transformación del país y tiene que darse esta transformación para erradicar la corrupción, para que sea un país de derechos, para que se acabe con la violencia; para que, lo que se consideraba en un momento mercancía, se convierta verdaderamente en un derecho, para que los recursos públicos lleguen al pueblo, para que se disminuyan las desigualdades”.

Sheinbaum Pardo detalló que el sentimiento de la gran mayoría del pueblo de México tiene que continuar y la dirigencia que salga de este proceso de encuestas tiene que representar esto, hacia la elección del 21.

“Yo creo que no luchamos durante tanto tiempo para que se vuelva un problema de una pugna entre un grupo u otro. El anhelo de transformación sigue estando presente en el sentimiento del pueblo de México, y a eso nos debemos; como lo dije en el informe, siempre tenemos que tener claro de dónde venimos, cuál fue el mandato popular para poder saber siempre, con los pies en la tierra, hacia dónde vamos”.

Al preguntarle si tiene algún problema con Marcelo Ebrard, la funcionaria dijo que no, al contrario, afirmó que le parece un excelente secretario de Estado,

“Yo respeto mucho, evidentemente, al Presidente de la Republica, con quien llevamos muchos años de lucha, pero respeto muchísimo el Gabinete del Presidente López Obrador, hombres y mujeres de convicción, honestos que están jalando parejo para la transformación del país”, concluyó.

Ante la disputa que existe al interior del partido Morena por su dirigencia, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo negó que esté “metida” dentro del proceso por la dirigencia nacional que se definirá a través de una encuesta.

“Imagínense, con todo el trabajo que yo tengo en la ciudad, que ande metida en MORENA; o sea, yo estoy dedicada a gobernar la Ciudad de México, a eso estoy dedicada, a hacer de esta ciudad una ciudad cada vez más libre, democrática, de derechos”.

La funcionaria en conferencia de prensa detalló que debe salir la encuesta para decidir quién se queda como presidente o presidenta del partido, como secretario general o secretaria general.

“Pues ahí está ese método que siempre ha sido muy importante en Morena y ahí está y que salga adelante”.

Al preguntarle si no tiene metidas las manos en el proceso de elección de presidente del partido, la funcionaria afirmó:

Imagínense, o sea, con todo el trabajo que tenemos en la ciudad, trabajo de lunes a domingo, a todas horas, ¿a qué horas voy a estar yo metida en el tema de Morena. Además, por convicción, Morena es una cosa y el Gobierno es otra cosa

La mandataria recordó que Morena más allá de un partido per se representa un anhelo, una esperanza para el pueblo de México.

“Hoy iniciamos con una transformación del país y tiene que darse esta transformación para erradicar la corrupción, para que sea un país de derechos, para que se acabe con la violencia; para que, lo que se consideraba en un momento mercancía, se convierta verdaderamente en un derecho, para que los recursos públicos lleguen al pueblo, para que se disminuyan las desigualdades”.

Sheinbaum Pardo detalló que el sentimiento de la gran mayoría del pueblo de México tiene que continuar y la dirigencia que salga de este proceso de encuestas tiene que representar esto, hacia la elección del 21.

“Yo creo que no luchamos durante tanto tiempo para que se vuelva un problema de una pugna entre un grupo u otro. El anhelo de transformación sigue estando presente en el sentimiento del pueblo de México, y a eso nos debemos; como lo dije en el informe, siempre tenemos que tener claro de dónde venimos, cuál fue el mandato popular para poder saber siempre, con los pies en la tierra, hacia dónde vamos”.

Al preguntarle si tiene algún problema con Marcelo Ebrard, la funcionaria dijo que no, al contrario, afirmó que le parece un excelente secretario de Estado,

“Yo respeto mucho, evidentemente, al Presidente de la Republica, con quien llevamos muchos años de lucha, pero respeto muchísimo el Gabinete del Presidente López Obrador, hombres y mujeres de convicción, honestos que están jalando parejo para la transformación del país”, concluyó.