/ jueves 11 de marzo de 2021

“Me tocó ver en blanco y negro el movimiento de liberación femenina”: Florencia Serranía

Mujer ingeniera y creyente de que el cerebro no tiene género, dice ser feminista por supervivencia

Ciudad de México.- Mujer ingeniera y creyente de que el cerebro no tiene género, Florencia Serranía Soto, directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dice ser feminista por supervivencia.

Proveniente de una familia de 11 hijos, asegura que las circunstancias que le tocaron vivir en su infancia marcaron su formación como persona decidida a enfrentar todo tipo de obstáculos.

En entrevista con LA PRENSA, Florencia Serranía Soto reveló haber nacido en 1963. “Me tocó ver en blanco y negro el movimiento de liberación femenina, ver a mi madre ponerse por primera vez pantalones de campana, bailar rock and roll, criar a 11 hijos y cuando mi padre se quedó sin trabajo, vender ropa”.

Apasionada por formar parte de un movimiento liderado por una mujer, con el objetivo –dijo- de servir a la gente, la directora del transporte público masivo más importante y grande del país, manifestó que labora en el servicio público para mejorar la calidad de vida y para tener una ciudad más equitativa y más justa.

“Soy la segunda hermana y las tres primeras somos mujeres con un padre ingeniero que, sin quererlo, nos educó sin sesgo de género”, dijo al referirse a la etapa de su vida familiar.

Cuestionada acerca de los capítulos que marcaron su personalidad, Florencia Serranía Soto enumeró una serie de pasajes: “haber estudiado en un colegio de niñas, sin duda haber estudiado ingeniería, haber salido de casa y trabajado desde los 22 años. Haber salido ilesa de intentos de abuso por ser mujer. Haber tenido la oportunidad de irme becada a estudiar en Inglaterra y enfrentarme a otras dificultades, tener que decidir entre comer o ir al cine y haber podido elegir lo segundo”.

A la pregunta de qué obstáculos ha enfrentado por ser mujer a lo largo de su trayectoria tanto académica como gubernamental, su respuesta fue tajante: “todos”.

“Mi vida profesional y académica ha sido y será una carrera de obstáculos, por duro que se escuche; cuando he creído que tengo dominada la pista de pronto encuentro una triple barra que parece infranqueable”, subrayó.

Enseguida acotó: “ese es el camino de todas las mujeres que estamos en posiciones de toma de decisiones, especialmente en el servicio público y mucho más en la ingeniería mexicana. Muchas veces me he preguntado si ese gasto tan grande de energía podría aminorarse o si es absolutamente necesario para abrir brecha. Por lo pronto así es y no queda más que ir sorteando lo que aparece en la pista”.

Confesó que ser directora del Metro es el mayor desafío que ha desempeñado en el servicio público.

Sobre la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, a celebrarse el 8 de marzo, la directora del Metro mencionó que se trata de “una onda expansiva de energía femenina que cada vez es más poderosa”.

Cree usted que el feminismo, entendido como movimiento social en busca del reconocimiento en las capacidades de la mujer, ¿actualmente está desvirtuado?, se le preguntó y su respuesta fue inmediata: “Hay muchos tipos de feminismo con preocupaciones y objetivos distintos. Considero que esa onda expansiva de energía femenina tiene un fondo auténtico y logrará cambiar la forma de pensar y actuar de los hombres en nuestro país. Ya lo está cambiando”.

En su reconocida y larga trayectoria en el servicio público, amén de que es la segunda vez que ocupa la dirección de Metro, también se le cuestionó sobre qué llamado le hace a las mujeres para que cumplan sus metas.

Su reacción fue de sencillez y humildad al decir: “pues no sé si estoy para dar lecciones, ponerme metas no va conmigo, cada quien resuelve su vida de diferente manera. Algunas personas son más pragmáticas, otras más creativas, unas estructuradas y otras dispersas, y andar dando consejos no es lo mío”.

Florencia Serranía añadió: “Puedo decir que soy madre de dos hijas y me costó mucho, desde mi perspectiva, mantenerme al margen y aprender a no inmiscuirme en sus decisiones. A las dos las admiro por haberme aguantado durante su etapa de formación. Mi máxima satisfacción ha sido apoyarlas en lo que ellas han decidido hacer. Con base en eso, podría decir que cualquier camino que las mujeres quieran tomar es más asequible buscando apoyo. Siempre habrá alguien que tenderá la mano. Aquí hay dos

Al hablar de las razones por las que decidió trabajar en el servicio público, mencionó que hace 21 años, la coyuntura de formar parte del grupo de mujeres del gobierno del hoy Presidente de México la motivo. “Mirando hacia atrás, haber incluido a tantas mujeres en su Gabinete marcó un hito en la historia de México. Definitivamente un acelerador de inclusión de mujeres en la democracia, en la planeación de la ciudad y en actividades de liderazgo profesional desde el servicio público”.

Puntualizó que las mujeres deben “exigir el trabajo bien remunerado, exigir respeto por lo que hacemos, organizarnos, participar y ser generosas con otras mujeres”, con el fin de consolidar una verdadera equidad de género.

¿Qué tiene que hacer la sociedad para valorar el desempeño de las mujeres?

No se trata de valorar el desempeño de las mujeres, porque todo el trabajo tiene valor. Lo que hay que hacer ya, es respetarlo, reconocerlo y exigir que sea bien remunerado

Aseveró que en el núcleo familiar, para poder garantizar el trato igualitario entre niñas y niños, entre hombres y mujeres, se requiere “aceptar que el hogar es también el núcleo de producción económica. Que el trabajo doméstico es muy importante y por lo tanto tiene que ser bien remunerado. Cuando eso suceda, las niñas y los niños tendrán una visión distinta desde pequeños. Obligar el respeto de los derechos humanos sin género en el entorno familiar”.

Finalmente, a la pregunta de que si consideraba que hubiera alguna actividad laboral en la que no deberían intervenir las mujeres, Florencia Serranía también fue contundente: “ninguna”.

Los trabajos no tienen género, eso lo he pensado desde que tenía 9 años. Eso sí, todas las actividades laborales requieren de formación y entrenamiento. Por eso es importante que las mujeres tengan las mismas oportunidades de acceso que los hombres a todas las formaciones”, concluyó.

SEMBLANZA

Cuenta con estudios profesionales en Ingeniería Mecánica en la UNAM y realizó estudios de maestría y doctorado en el área de Ciencias Materiales por la University of London. Ha sido becaria del Consejo Británico y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

En 2000 fungió como Directora General de Planificación en la Secretaría de Transportes y Vialidad (actualmente Secretaría de Movilidad) donde estuvo encargada de normar al transporte concesionado.

De 2001 a 2004 fue Directora General de Servicios de Transportes Eléctricos de la Ciudad de México, donde implementó un nuevo sistema de recaudo que redujo la evasión de pago e incrementó los ingresos del sistema.

Participó en el diseño y puesta en marcha del Metrobús Línea 1, realizando el proyecto Corredores de Transporte. En el marco de la creación de este nuevo sistema de transporte, integró a las operaciones la Tarjeta de Pago.

De 2004 a 2006, encabezó la dirección del Metro, donde desarrolló más de cien proyectos relevantes enfocados a mejorar la eficiencia del organismo.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Ciudad de México.- Mujer ingeniera y creyente de que el cerebro no tiene género, Florencia Serranía Soto, directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dice ser feminista por supervivencia.

Proveniente de una familia de 11 hijos, asegura que las circunstancias que le tocaron vivir en su infancia marcaron su formación como persona decidida a enfrentar todo tipo de obstáculos.

En entrevista con LA PRENSA, Florencia Serranía Soto reveló haber nacido en 1963. “Me tocó ver en blanco y negro el movimiento de liberación femenina, ver a mi madre ponerse por primera vez pantalones de campana, bailar rock and roll, criar a 11 hijos y cuando mi padre se quedó sin trabajo, vender ropa”.

Apasionada por formar parte de un movimiento liderado por una mujer, con el objetivo –dijo- de servir a la gente, la directora del transporte público masivo más importante y grande del país, manifestó que labora en el servicio público para mejorar la calidad de vida y para tener una ciudad más equitativa y más justa.

“Soy la segunda hermana y las tres primeras somos mujeres con un padre ingeniero que, sin quererlo, nos educó sin sesgo de género”, dijo al referirse a la etapa de su vida familiar.

Cuestionada acerca de los capítulos que marcaron su personalidad, Florencia Serranía Soto enumeró una serie de pasajes: “haber estudiado en un colegio de niñas, sin duda haber estudiado ingeniería, haber salido de casa y trabajado desde los 22 años. Haber salido ilesa de intentos de abuso por ser mujer. Haber tenido la oportunidad de irme becada a estudiar en Inglaterra y enfrentarme a otras dificultades, tener que decidir entre comer o ir al cine y haber podido elegir lo segundo”.

A la pregunta de qué obstáculos ha enfrentado por ser mujer a lo largo de su trayectoria tanto académica como gubernamental, su respuesta fue tajante: “todos”.

“Mi vida profesional y académica ha sido y será una carrera de obstáculos, por duro que se escuche; cuando he creído que tengo dominada la pista de pronto encuentro una triple barra que parece infranqueable”, subrayó.

Enseguida acotó: “ese es el camino de todas las mujeres que estamos en posiciones de toma de decisiones, especialmente en el servicio público y mucho más en la ingeniería mexicana. Muchas veces me he preguntado si ese gasto tan grande de energía podría aminorarse o si es absolutamente necesario para abrir brecha. Por lo pronto así es y no queda más que ir sorteando lo que aparece en la pista”.

Confesó que ser directora del Metro es el mayor desafío que ha desempeñado en el servicio público.

Sobre la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, a celebrarse el 8 de marzo, la directora del Metro mencionó que se trata de “una onda expansiva de energía femenina que cada vez es más poderosa”.

Cree usted que el feminismo, entendido como movimiento social en busca del reconocimiento en las capacidades de la mujer, ¿actualmente está desvirtuado?, se le preguntó y su respuesta fue inmediata: “Hay muchos tipos de feminismo con preocupaciones y objetivos distintos. Considero que esa onda expansiva de energía femenina tiene un fondo auténtico y logrará cambiar la forma de pensar y actuar de los hombres en nuestro país. Ya lo está cambiando”.

En su reconocida y larga trayectoria en el servicio público, amén de que es la segunda vez que ocupa la dirección de Metro, también se le cuestionó sobre qué llamado le hace a las mujeres para que cumplan sus metas.

Su reacción fue de sencillez y humildad al decir: “pues no sé si estoy para dar lecciones, ponerme metas no va conmigo, cada quien resuelve su vida de diferente manera. Algunas personas son más pragmáticas, otras más creativas, unas estructuradas y otras dispersas, y andar dando consejos no es lo mío”.

Florencia Serranía añadió: “Puedo decir que soy madre de dos hijas y me costó mucho, desde mi perspectiva, mantenerme al margen y aprender a no inmiscuirme en sus decisiones. A las dos las admiro por haberme aguantado durante su etapa de formación. Mi máxima satisfacción ha sido apoyarlas en lo que ellas han decidido hacer. Con base en eso, podría decir que cualquier camino que las mujeres quieran tomar es más asequible buscando apoyo. Siempre habrá alguien que tenderá la mano. Aquí hay dos

Al hablar de las razones por las que decidió trabajar en el servicio público, mencionó que hace 21 años, la coyuntura de formar parte del grupo de mujeres del gobierno del hoy Presidente de México la motivo. “Mirando hacia atrás, haber incluido a tantas mujeres en su Gabinete marcó un hito en la historia de México. Definitivamente un acelerador de inclusión de mujeres en la democracia, en la planeación de la ciudad y en actividades de liderazgo profesional desde el servicio público”.

Puntualizó que las mujeres deben “exigir el trabajo bien remunerado, exigir respeto por lo que hacemos, organizarnos, participar y ser generosas con otras mujeres”, con el fin de consolidar una verdadera equidad de género.

¿Qué tiene que hacer la sociedad para valorar el desempeño de las mujeres?

No se trata de valorar el desempeño de las mujeres, porque todo el trabajo tiene valor. Lo que hay que hacer ya, es respetarlo, reconocerlo y exigir que sea bien remunerado

Aseveró que en el núcleo familiar, para poder garantizar el trato igualitario entre niñas y niños, entre hombres y mujeres, se requiere “aceptar que el hogar es también el núcleo de producción económica. Que el trabajo doméstico es muy importante y por lo tanto tiene que ser bien remunerado. Cuando eso suceda, las niñas y los niños tendrán una visión distinta desde pequeños. Obligar el respeto de los derechos humanos sin género en el entorno familiar”.

Finalmente, a la pregunta de que si consideraba que hubiera alguna actividad laboral en la que no deberían intervenir las mujeres, Florencia Serranía también fue contundente: “ninguna”.

Los trabajos no tienen género, eso lo he pensado desde que tenía 9 años. Eso sí, todas las actividades laborales requieren de formación y entrenamiento. Por eso es importante que las mujeres tengan las mismas oportunidades de acceso que los hombres a todas las formaciones”, concluyó.

SEMBLANZA

Cuenta con estudios profesionales en Ingeniería Mecánica en la UNAM y realizó estudios de maestría y doctorado en el área de Ciencias Materiales por la University of London. Ha sido becaria del Consejo Británico y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

En 2000 fungió como Directora General de Planificación en la Secretaría de Transportes y Vialidad (actualmente Secretaría de Movilidad) donde estuvo encargada de normar al transporte concesionado.

De 2001 a 2004 fue Directora General de Servicios de Transportes Eléctricos de la Ciudad de México, donde implementó un nuevo sistema de recaudo que redujo la evasión de pago e incrementó los ingresos del sistema.

Participó en el diseño y puesta en marcha del Metrobús Línea 1, realizando el proyecto Corredores de Transporte. En el marco de la creación de este nuevo sistema de transporte, integró a las operaciones la Tarjeta de Pago.

De 2004 a 2006, encabezó la dirección del Metro, donde desarrolló más de cien proyectos relevantes enfocados a mejorar la eficiencia del organismo.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Archivos Secretos

Septiembre de 1985: El terror se apoderó de todos en la ciudad tras el temblor

Una estela de muerte y destrucción dejó el sismo más intenso registrado en el siglo XX; cientos de edificios derrumbados, incendios por doquier, personas atrapadas... ¡Todo se vino abajo!

Metrópoli

Popocatépetl registra nueva explosión que genera una columna de vapor y gases

Protección Civil indicó que el semáforo de alerta se mantiene en amarillo fase dos y exhorta a la población no acercarse al lugar

Gossip

Alicia Keys cuenta su historia en la serie Noted

Alicia Keys recién celebraba los 20 años del lanzamiento de su álbum debut Songs in A minor

Gossip

Belén Cuturi, de Uruguay para el mundo, presenta Importa

La cantante uruguaya presenta en su nuevo sencillo, Importa, una lista de cosas que marcan rumbo en su vida y que quedarán plasmadas en su tercer disco 

Cultura

Mextrópoli 2021 reflexiona sobre el daño ambiental

Esta edición, el encuentro ingresó al formato híbrido, que incluye 19 instalaciones sobre las crisis urbanas

Gossip

Clint Eastwood replantea estereotipos en Cry Macho

En Cry macho, Clint Eastwood dirige a un elenco encabezado por actores mexicanos 

Gossip

Nea Agostini: Dos chilenos con sabor italiano

Mezclando elementos del indie-pop con sonidos electrónicos, el dueto de hermanos busca abrirse camino con su sencillo MDMA