/ martes 16 de marzo de 2021

“Me discriminaron por ser joven… y me propuse ganarme un lugar”: Juanita Guerra

Hace un llamado a todas las mujeres para que -cada una desde su trinchera- sume su voz.

Ciudad de México.- Con manos de campo, dedicadas a la siembra de arroz como herencia familiar, que lo mismo opera un tractor, que preside la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Diputados, hace un llamado a todas las mujeres para que -cada una desde su trinchera- sume su voz.

Juanita Guerra Mena, diputada Federal por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), elegida por mayoría en el tercer Distrito en el Estado de Morelos, encontró una oportunidad para desarrollar un proyecto que años atrás, cuando apenas contaba con 29 años de edad, le fue negado, al ejercer como síndico municipal para Cuautla, Morelos.

“En un principio quería formar parte de la Comisión de Seguridad y, en esa ocasión en un tema de arista, me dijo un regidor que había sido alcalde, 'usted está muy jovencita, es mujer, ¿qué va hacer con seguridad pública?'”, contó en entrevista para LA PRENSA.

A pesar de ser consciente de la problemática de su comunidad con “200 elementos para 230 mil ciudadanos en Cuautla, donde no tenían el equipamiento, llegaba recurso federal, pero no se administraba de una manera muy adecuada”, su edad y su género, no jugaron a su favor.

David Deolarte | La Prensa

“Sentí una impotencia, el dolor de que me discriminaron por ser joven, por ser recién egresada de la Facultad de Derecho y por ser mujer, y me propuse que iba con políticas públicas a ganarme el lugar; y la vida me lo recompensa en el tema de la diputación federal”, agregó Guerra.

La respuesta llegó casi nueve años después: “ahora que estoy en la cámara de diputados, vuelvo a incorporar ese planteamiento de proyecto; lo escuchan mis compañeras y compañeros y votan a favor, así que no fue una designación de dedazo, sino por un planteamiento de proyección”, aseguró Guerra.

Su convicción, es que “los elementos de seguridad pública, tanto hombres como mujeres, deben ser profesionalizados, pues detrás de un uniforme hay un ser humano, con una familia y con una capacidad no solamente en respuesta, en proximidad, sino en una capacidad de valores, académico, de profesionalización para dar frente al tema de inseguridad”.

Para ella, no es un tema a la ligera, lo describe como: “la aplicación de políticas públicas, [ya que] la seguridad no solamente es el número de elementos en las calles, la seguridad pública es la aplicación de programas sociales y políticas públicas en favor y disminuir el alto índice de violencia de inseguridad en el país”.

David Deolarte | La Prensa

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

LEALTAD FAMILIAR PARA SERVIR

La pasión por su profesión la trae en las venas. “Mi madre fue una gran luchadora social, una incansable altruista en el ámbito, ella contendió en varias ocasiones a la diputación federal, pero entonces que no se podía, era un sistema el que adoptaba y ahí supe, de niña, que hay que defender tus ideales, pero sobre todo tu ideología política pero tu ideología de nación”.

En el lecho de muerte de su madre, Juanita le aseguró que “un día iba a lograr el trabajo que ella había sembrado y que yo como su hija había cosechado y hoy en día me esmero todos los días en prepararme, no es sencillo estar en una comisión tan importante y trascendente en el país con alto grado de responsabilidad y dar resultados, porque la gente lo que quiere hoy es seguridad”.

Su abuelo les enseñó la siembra del pachol, actividad que ahora realiza poco debido los compromisos con la ciudadanía al presidir una comisión.

David Deolarte | La Prensa

Amante de la equitación, de la lectura y de los viajes, Juanita se declara orgullosa de las tradiciones mexicanas, comparte que de las cosas que extraña antes de la pandemia es abrazar, el contacto con las personas que genera comunicación.

Sus aspiraciones políticas no están peleadas con las de formar una familia a la par de seguir en el servicio público, ya que disfruta de sus funciones “disfruto el momento en el que estoy[...] Me registré para la reelección, así que yo espero que mi trabajo demuestre con acciones”, agregó.

UN LLAMADO QUE SUMA

Juanita Guerra platica con orgullo: “hoy en día, el voto de las mujeres es pieza clave para ganar una elección o no, la circunstancia de que las mujeres cada vez estamos más abarcando más territorio en tema de administración pública”.

Sobre el feminismo en México se muestra a favor del respeto en general: “soy una mujer criada por una mujer que lucha siempre por los ideales y el respeto a los demás, yo creo que hay que levantar la mano y hacer el llamado necesario, para que se nos respete a todos como seres humanos y como personas, no comparto la agresión, violencia genera más violencia y sí hay que escuchar las voces porque el tema de los delitos está ahí afuera y el tema de la agresión a la mujer sí existe y hay que levantar la voz de manera respetuosa”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Ciudad de México.- Con manos de campo, dedicadas a la siembra de arroz como herencia familiar, que lo mismo opera un tractor, que preside la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Diputados, hace un llamado a todas las mujeres para que -cada una desde su trinchera- sume su voz.

Juanita Guerra Mena, diputada Federal por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), elegida por mayoría en el tercer Distrito en el Estado de Morelos, encontró una oportunidad para desarrollar un proyecto que años atrás, cuando apenas contaba con 29 años de edad, le fue negado, al ejercer como síndico municipal para Cuautla, Morelos.

“En un principio quería formar parte de la Comisión de Seguridad y, en esa ocasión en un tema de arista, me dijo un regidor que había sido alcalde, 'usted está muy jovencita, es mujer, ¿qué va hacer con seguridad pública?'”, contó en entrevista para LA PRENSA.

A pesar de ser consciente de la problemática de su comunidad con “200 elementos para 230 mil ciudadanos en Cuautla, donde no tenían el equipamiento, llegaba recurso federal, pero no se administraba de una manera muy adecuada”, su edad y su género, no jugaron a su favor.

David Deolarte | La Prensa

“Sentí una impotencia, el dolor de que me discriminaron por ser joven, por ser recién egresada de la Facultad de Derecho y por ser mujer, y me propuse que iba con políticas públicas a ganarme el lugar; y la vida me lo recompensa en el tema de la diputación federal”, agregó Guerra.

La respuesta llegó casi nueve años después: “ahora que estoy en la cámara de diputados, vuelvo a incorporar ese planteamiento de proyecto; lo escuchan mis compañeras y compañeros y votan a favor, así que no fue una designación de dedazo, sino por un planteamiento de proyección”, aseguró Guerra.

Su convicción, es que “los elementos de seguridad pública, tanto hombres como mujeres, deben ser profesionalizados, pues detrás de un uniforme hay un ser humano, con una familia y con una capacidad no solamente en respuesta, en proximidad, sino en una capacidad de valores, académico, de profesionalización para dar frente al tema de inseguridad”.

Para ella, no es un tema a la ligera, lo describe como: “la aplicación de políticas públicas, [ya que] la seguridad no solamente es el número de elementos en las calles, la seguridad pública es la aplicación de programas sociales y políticas públicas en favor y disminuir el alto índice de violencia de inseguridad en el país”.

David Deolarte | La Prensa

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

LEALTAD FAMILIAR PARA SERVIR

La pasión por su profesión la trae en las venas. “Mi madre fue una gran luchadora social, una incansable altruista en el ámbito, ella contendió en varias ocasiones a la diputación federal, pero entonces que no se podía, era un sistema el que adoptaba y ahí supe, de niña, que hay que defender tus ideales, pero sobre todo tu ideología política pero tu ideología de nación”.

En el lecho de muerte de su madre, Juanita le aseguró que “un día iba a lograr el trabajo que ella había sembrado y que yo como su hija había cosechado y hoy en día me esmero todos los días en prepararme, no es sencillo estar en una comisión tan importante y trascendente en el país con alto grado de responsabilidad y dar resultados, porque la gente lo que quiere hoy es seguridad”.

Su abuelo les enseñó la siembra del pachol, actividad que ahora realiza poco debido los compromisos con la ciudadanía al presidir una comisión.

David Deolarte | La Prensa

Amante de la equitación, de la lectura y de los viajes, Juanita se declara orgullosa de las tradiciones mexicanas, comparte que de las cosas que extraña antes de la pandemia es abrazar, el contacto con las personas que genera comunicación.

Sus aspiraciones políticas no están peleadas con las de formar una familia a la par de seguir en el servicio público, ya que disfruta de sus funciones “disfruto el momento en el que estoy[...] Me registré para la reelección, así que yo espero que mi trabajo demuestre con acciones”, agregó.

UN LLAMADO QUE SUMA

Juanita Guerra platica con orgullo: “hoy en día, el voto de las mujeres es pieza clave para ganar una elección o no, la circunstancia de que las mujeres cada vez estamos más abarcando más territorio en tema de administración pública”.

Sobre el feminismo en México se muestra a favor del respeto en general: “soy una mujer criada por una mujer que lucha siempre por los ideales y el respeto a los demás, yo creo que hay que levantar la mano y hacer el llamado necesario, para que se nos respete a todos como seres humanos y como personas, no comparto la agresión, violencia genera más violencia y sí hay que escuchar las voces porque el tema de los delitos está ahí afuera y el tema de la agresión a la mujer sí existe y hay que levantar la voz de manera respetuosa”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Archivos Secretos

Septiembre de 1985: El terror se apoderó de todos en la ciudad tras el temblor

Una estela de muerte y destrucción dejó el sismo más intenso registrado en el siglo XX; cientos de edificios derrumbados, incendios por doquier, personas atrapadas... ¡Todo se vino abajo!

Metrópoli

Popocatépetl registra nueva explosión que genera una columna de vapor y gases

Protección Civil indicó que el semáforo de alerta se mantiene en amarillo fase dos y exhorta a la población no acercarse al lugar