/ viernes 12 de marzo de 2021

Las mujeres en la CDMX cuentan con la Secretaría de Salud: Oliva López

Aquellas mujeres que viven situaciones difíciles y tienen una vida más complicada deben saber que cuentan con la Secretaría de Salud del Gobierno local

Ciudad de México.- Aquellas mujeres que viven situaciones difíciles y tienen una vida más complicada que otras deben saber que cuentan con la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, así lo afirmó la titular de esa dependencia, Oliva López Arellano.

Aunque hemos avanzado mucho como mujeres reconoció que todavía nos falta mucho “pero en términos de derecho, de representación, de distribución de recursos tenemos ahora muchas más herramientas para seguir luchando, estamos trabajando por una sociedad más justa, por un mundo mejor donde no haya discriminación ni subordinación”.

En entrevista con LA PRENSA la funcionaria comentó que las mujeres deben luchar para que todo lo que hagan sea visible y pidió que persigan sus sueños y traten de hacerlos una realidad.

De cara al Día Internacional de la Mujer a celebrarse este lunes 8 de marzo, López Arellano aseguró que el compromiso de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México con las mujeres es garantizarle el derecho a la salud.

“El compromiso es conformar una Ciudad innovadora y de derechos y en este marco, una tarea sustancial de la Secretaría de Salud, es garantizar el derecho a la salud y su protección y los derechos de las mujeres, derecho a la no violencia, a decidir sobre su propio cuerpo, a los derechos sexuales y reproductivos esas son tareas directas de atención y protección de la salud”.

Foto especial


También nos compartió que el 8 de marzo lo pasará trabajando igual que muchas mujeres en la Ciudad de México pues sus obligaciones a cargo de la Secretaría de Salud le exigen estar siempre al pendiente de lo que se requiera.

“Ese día lo pasaré trabajado como desde hace ya dos años desde que llegamos al Gobierno capitalino, a la Secretaría de Salud, el día a día aquí es de mucho trabajo, con mucha actividad, con muchas tareas, es una cuidad compleja, heterogénea, polarizada en términos sociales y sanitarios y por lo tanto nos implica estar 24/7 todo el tiempo pues estaré al pendiente de la tercera jornada de vacunación de adultos mayores”.

Explicó que todo el 2020 fue un año muy exigido debido a la pandemia y a los desafíos en los que Covid-19 colocó a la Ciudad, al país y al mundo, no obstante, dijo que trabajan para garantizar toda la parte de la prevención y la protección de la salud.

Además, tuvo que estar al tanto de toda la atención hospitalaria y sanitaria que requieren las poblaciones “entonces el 8 de marzo afortunadamente como ya estamos en esta fase de vacunas a los adultos mayores de 60 y más años pues estaremos en las tareas de vacunación”.

López Arellano confesó ser una mujer muy contenta con lo que hace pues aunque existen muchos desafíos en el campo de la salud como la enfermedad y la muerte siempre trabaja con optimismo para frenar el proceso de enfermedad.

“Aunque en algunas ocasiones no nos es posible frenar una enfermedad sí podemos garantizar una muerte digna, podemos contribuir a que las personas tengan menos dolor y sufran menos, esos son factores que a mí me alientan y me estimula y me emocionan”.

También se considera una mujer afortunada en su historia de vida pues desde muy joven tomó la decisión de dedicarse a la medicina y a la rama de la medicina social.

“Más bien he tenido que hacer compatibles muchas de las tareas en términos de esta sociedad capitalista y patriarcal”.

La Doctora Oliva nos compartió que trabaja desde que comenzó a formarse como médica cuando tenía 20 años de edad y desde entonces no ha dejado de trabajar.

“Yo sé que muchas mujeres trabajan desde antes, con trabajo formal digamos porque también sabemos que toda esta parte del trabajo invisible, del apoyo a la familia, de los cuidados pues es algo que también define mucho nuestras tareas de mujeres, es una tarea que muchas veces o la mayoría de las veces está asignada por estos roles de género”.

A ella también le tocó cumplir con los roles que por lo general una mujer asume cuando es hija de familia, pues ayudó con tareas domésticas, aprendió a bordar y a tejer y le tocó ser la mayor y la única mujer entre sus hermanos varones.

“Soy la mayor de una familia de puros hombres, hermanos varones y además crecí en una sociedad bastante conservadora que es Zacatecas, es una ciudad pequeña donde desarrollé mi infancia, mi adolescencia y había las asignaciones que no estaban a discusión aunque yo provengo de una familia de profesionales, pero había una serie de tareas que ni se discutían, me tocaba ayudar en las tareas domésticas, aprender a bordar, a tejer, a cocinar, todas estas tareas no se discutían, había que hacerlas entonces yo a algunas me resistía a otras no”.

Sin embargo, nos quiso compartir que sus padres, ambos ya fallecidos, la recompensaban y alentaban en su formación profesional lo cual le permitió decidirse a estudiar medicina.

Además siempre contó con el respaldo de su pareja quien la ayudó en todas las tareas de crianza “que sabemos que son tareas muy exigentes pero compartidas, pues como debe ser, es una tarea de compañeros de crianza, de derechos”.

Como mujer mencionó que se siente satisfecha con la crianza de sus dos hijos, una mujer de 28 años y un hombre de 21 a quienes describió como personas íntegras, comprometidas y solidarias.

“Mi otra satisfacción es mi trabajo que tiene que ver con la formación de personas en maestrías y doctorados, mi corazón está siempre dividido entre dos amores, la operación de los servicios de salud y la docencia y la investigación, son dos de mis pasiones profesionales y en ambos he tenido muchas satisfacciones por el trabajo cotidiano o de formación, me da muchísimo gusto ver a mis alumnos y ex alumnos haciendo cosas, empujando proyectos, desarrollando nuevas formas de ver la salud, proponiendo transformaciones”.

Una de sus metas es pensar cómo su trabajo puede contribuir a una sociedad más justa e igualitaria, más feliz, con menos dolor y menos sufrimiento tanto a nivel personal, comunal, laboral e institucional.

Semblanza

Doctora Oliva López

Oliva López Arellano es médica general. Cursó la maestría en Medicina Social y se doctoró en Ciencias en Salud Pública.

Su pasión por servir a los más vulnerables la llevó a ejercer como médica comunitaria en programas de extensión de cobertura en la Huasteca Potosina y en Chiapas.

También se desempeñó como epidemióloga en los Servicios de Salud Pública del entonces Distrito Federal, hoy CDMX, y en el estado de Michoacán.

En su trayectoria ha combinado el servicio social, la academia y las actividades de carácter civil. En este último ámbito fue consejera ciudadana del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos (2007-2012).

En el campo académico ha sido profesora de posgrado en la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco desde 1988.

Asimismo ha impartido cursos como profesora invitada en programas de posgrado en ciencias de la salud en diversos institutos y universidades de varios estados de la República mexicana.

Su trabajo docente es muy reconocido. Sus méritos le han permitido ser Coordinadora de la Maestría en Medicina Social en dicha universidad (1997 y 1999); Jefa del Área de Investigación “Estado y Servicios de Salud”, DAS, UAM-X (2003-2007); Coordinadora del Cuerpo Académico Consolidado “Determinantes Sociales en Salud, Enfermedad y Atención” (2009 a la fecha) e iniciadora de la Red PROMEP “Salud, condiciones de vida y políticas sociales” y Coordinadora del Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva, UAM-X, (2011 a noviembre de 2018).

Como investigadora se ha interesado en temáticas como las condiciones de vida y servicios de salud en ámbitos urbanos y las políticas y sistemas de salud. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel II. Ha publicado más de 85 artículos sobre calidad de vida urbana, políticas y prioridades en salud; espacios-población vulnerables e impacto epidemiológico de las políticas de salud.

En el sector público ha ejerció como Directora General de Planeación y Coordinación Sectorial de la Secretaría de Salud del Distrito Federal (2000-2003).

Actualmente es Secretaria de Salud de la Ciudad de México.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Ciudad de México.- Aquellas mujeres que viven situaciones difíciles y tienen una vida más complicada que otras deben saber que cuentan con la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, así lo afirmó la titular de esa dependencia, Oliva López Arellano.

Aunque hemos avanzado mucho como mujeres reconoció que todavía nos falta mucho “pero en términos de derecho, de representación, de distribución de recursos tenemos ahora muchas más herramientas para seguir luchando, estamos trabajando por una sociedad más justa, por un mundo mejor donde no haya discriminación ni subordinación”.

En entrevista con LA PRENSA la funcionaria comentó que las mujeres deben luchar para que todo lo que hagan sea visible y pidió que persigan sus sueños y traten de hacerlos una realidad.

De cara al Día Internacional de la Mujer a celebrarse este lunes 8 de marzo, López Arellano aseguró que el compromiso de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México con las mujeres es garantizarle el derecho a la salud.

“El compromiso es conformar una Ciudad innovadora y de derechos y en este marco, una tarea sustancial de la Secretaría de Salud, es garantizar el derecho a la salud y su protección y los derechos de las mujeres, derecho a la no violencia, a decidir sobre su propio cuerpo, a los derechos sexuales y reproductivos esas son tareas directas de atención y protección de la salud”.

Foto especial


También nos compartió que el 8 de marzo lo pasará trabajando igual que muchas mujeres en la Ciudad de México pues sus obligaciones a cargo de la Secretaría de Salud le exigen estar siempre al pendiente de lo que se requiera.

“Ese día lo pasaré trabajado como desde hace ya dos años desde que llegamos al Gobierno capitalino, a la Secretaría de Salud, el día a día aquí es de mucho trabajo, con mucha actividad, con muchas tareas, es una cuidad compleja, heterogénea, polarizada en términos sociales y sanitarios y por lo tanto nos implica estar 24/7 todo el tiempo pues estaré al pendiente de la tercera jornada de vacunación de adultos mayores”.

Explicó que todo el 2020 fue un año muy exigido debido a la pandemia y a los desafíos en los que Covid-19 colocó a la Ciudad, al país y al mundo, no obstante, dijo que trabajan para garantizar toda la parte de la prevención y la protección de la salud.

Además, tuvo que estar al tanto de toda la atención hospitalaria y sanitaria que requieren las poblaciones “entonces el 8 de marzo afortunadamente como ya estamos en esta fase de vacunas a los adultos mayores de 60 y más años pues estaremos en las tareas de vacunación”.

López Arellano confesó ser una mujer muy contenta con lo que hace pues aunque existen muchos desafíos en el campo de la salud como la enfermedad y la muerte siempre trabaja con optimismo para frenar el proceso de enfermedad.

“Aunque en algunas ocasiones no nos es posible frenar una enfermedad sí podemos garantizar una muerte digna, podemos contribuir a que las personas tengan menos dolor y sufran menos, esos son factores que a mí me alientan y me estimula y me emocionan”.

También se considera una mujer afortunada en su historia de vida pues desde muy joven tomó la decisión de dedicarse a la medicina y a la rama de la medicina social.

“Más bien he tenido que hacer compatibles muchas de las tareas en términos de esta sociedad capitalista y patriarcal”.

La Doctora Oliva nos compartió que trabaja desde que comenzó a formarse como médica cuando tenía 20 años de edad y desde entonces no ha dejado de trabajar.

“Yo sé que muchas mujeres trabajan desde antes, con trabajo formal digamos porque también sabemos que toda esta parte del trabajo invisible, del apoyo a la familia, de los cuidados pues es algo que también define mucho nuestras tareas de mujeres, es una tarea que muchas veces o la mayoría de las veces está asignada por estos roles de género”.

A ella también le tocó cumplir con los roles que por lo general una mujer asume cuando es hija de familia, pues ayudó con tareas domésticas, aprendió a bordar y a tejer y le tocó ser la mayor y la única mujer entre sus hermanos varones.

“Soy la mayor de una familia de puros hombres, hermanos varones y además crecí en una sociedad bastante conservadora que es Zacatecas, es una ciudad pequeña donde desarrollé mi infancia, mi adolescencia y había las asignaciones que no estaban a discusión aunque yo provengo de una familia de profesionales, pero había una serie de tareas que ni se discutían, me tocaba ayudar en las tareas domésticas, aprender a bordar, a tejer, a cocinar, todas estas tareas no se discutían, había que hacerlas entonces yo a algunas me resistía a otras no”.

Sin embargo, nos quiso compartir que sus padres, ambos ya fallecidos, la recompensaban y alentaban en su formación profesional lo cual le permitió decidirse a estudiar medicina.

Además siempre contó con el respaldo de su pareja quien la ayudó en todas las tareas de crianza “que sabemos que son tareas muy exigentes pero compartidas, pues como debe ser, es una tarea de compañeros de crianza, de derechos”.

Como mujer mencionó que se siente satisfecha con la crianza de sus dos hijos, una mujer de 28 años y un hombre de 21 a quienes describió como personas íntegras, comprometidas y solidarias.

“Mi otra satisfacción es mi trabajo que tiene que ver con la formación de personas en maestrías y doctorados, mi corazón está siempre dividido entre dos amores, la operación de los servicios de salud y la docencia y la investigación, son dos de mis pasiones profesionales y en ambos he tenido muchas satisfacciones por el trabajo cotidiano o de formación, me da muchísimo gusto ver a mis alumnos y ex alumnos haciendo cosas, empujando proyectos, desarrollando nuevas formas de ver la salud, proponiendo transformaciones”.

Una de sus metas es pensar cómo su trabajo puede contribuir a una sociedad más justa e igualitaria, más feliz, con menos dolor y menos sufrimiento tanto a nivel personal, comunal, laboral e institucional.

Semblanza

Doctora Oliva López

Oliva López Arellano es médica general. Cursó la maestría en Medicina Social y se doctoró en Ciencias en Salud Pública.

Su pasión por servir a los más vulnerables la llevó a ejercer como médica comunitaria en programas de extensión de cobertura en la Huasteca Potosina y en Chiapas.

También se desempeñó como epidemióloga en los Servicios de Salud Pública del entonces Distrito Federal, hoy CDMX, y en el estado de Michoacán.

En su trayectoria ha combinado el servicio social, la academia y las actividades de carácter civil. En este último ámbito fue consejera ciudadana del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos (2007-2012).

En el campo académico ha sido profesora de posgrado en la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco desde 1988.

Asimismo ha impartido cursos como profesora invitada en programas de posgrado en ciencias de la salud en diversos institutos y universidades de varios estados de la República mexicana.

Su trabajo docente es muy reconocido. Sus méritos le han permitido ser Coordinadora de la Maestría en Medicina Social en dicha universidad (1997 y 1999); Jefa del Área de Investigación “Estado y Servicios de Salud”, DAS, UAM-X (2003-2007); Coordinadora del Cuerpo Académico Consolidado “Determinantes Sociales en Salud, Enfermedad y Atención” (2009 a la fecha) e iniciadora de la Red PROMEP “Salud, condiciones de vida y políticas sociales” y Coordinadora del Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva, UAM-X, (2011 a noviembre de 2018).

Como investigadora se ha interesado en temáticas como las condiciones de vida y servicios de salud en ámbitos urbanos y las políticas y sistemas de salud. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel II. Ha publicado más de 85 artículos sobre calidad de vida urbana, políticas y prioridades en salud; espacios-población vulnerables e impacto epidemiológico de las políticas de salud.

En el sector público ha ejerció como Directora General de Planeación y Coordinación Sectorial de la Secretaría de Salud del Distrito Federal (2000-2003).

Actualmente es Secretaria de Salud de la Ciudad de México.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Archivos Secretos

Septiembre de 1985: El terror se apoderó de todos en la ciudad tras el temblor

Una estela de muerte y destrucción dejó el sismo más intenso registrado en el siglo XX; cientos de edificios derrumbados, incendios por doquier, personas atrapadas... ¡Todo se vino abajo!

Metrópoli

Popocatépetl registra nueva explosión que genera una columna de vapor y gases

Protección Civil indicó que el semáforo de alerta se mantiene en amarillo fase dos y exhorta a la población no acercarse al lugar