/ martes 11 de agosto de 2020

La crisis por Covid-19 no da tregua a la industria restaurantera

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera manifestó su preocupación por la falta de clientes, a pesar de que los restaurantes abrieron sus puertas

En la ciudad de México han cerrado alrededor del 10% de los cerca de 57 mil restaurantes que existían antes de la pandemia por Covid-19, lo que se traduce a una pérdida de más de 50 mil empleos, entre directos e indirectos.

Hay inquietud por el futuro y, en entrevista para LA PRENSA, Marco Antonio Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en la ciudad de México manifestó su preocupación por la falta de clientes, a pesar de que los restaurantes abrieron sus puertas al público el pasado 1 de julio y pueden recibir un aforo de hasta 30%.

Informó que la Cámara nacional, como local creó un protocolo que se llama “Mesa Segura”, que ha sido aprobado por las autoridades federales de las secretarías de Salud y Turismo, así como por sus homólogas locales, como es el caso de las autoridades de la capital del país.

“Bajo ese esquema nos preparamos con anticipación para la reapertura y en teoría todos los restaurantes, que son cerca de 57 mil, deben estar abiertos a excepción de los que han quebrado”, indicó Buendía, quien lamentó que al menos el 10% de los negocios del ramo han cerrado sus puertas de forma definitiva a causa de la pandemia.

Señaló que el cierre de alrededor de 5 mil restaurantes ha provocado, tan solo en la ciudad de México, la pérdida de más de 50 mil empleos, entre directos e indirectos.

Precisó que los 57 mil restaurantes que existían hasta antes de la pandemia en la capital del país generaban 200 mil empleos directos y 350 mil indirectos. “Si cerraron alrededor del 10% de los negocios, podemos calcular que hubo una pérdida del 10% de empleos, es decir, 20 mil empleos directos perdidos”, comentó Marco Antonio Buendía, presidente de la CANIRAC CDMX.

BUSCAN UN RESPIRO

El líder de Canirac CDMX informó que muy pocos restaurantes han recibido algún tipo de apoyo gubernamental, ya sea a través de crédito, financiamiento o condonación de impuestos.

“El gobierno federal dijo que teníamos que pagar impuestos. Dijeron que no iba a haber excusas ni pretextos, también dijo que no iban a dar condonaciones ni nada que se le parezca. En el ámbito local, fue igual, los créditos que dio Fondeso fueron de 5 a 25 mil pesos”, indicó Buendía al considerar que esa cantidad a todas luces resulta insuficiente para poder paliar los efectos que ha tenido la crisis por la pandemia

Informó que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera se encuentra actualmente en pláticas con Nafinsa, para acceder a créditos a través de la banca privada, por montos que van de 500 mil a 5 millones de pesos.

Sin embargo, precisó que el acceso a este tipo de financiamiento dependerá de que los empresarios sean sujetos a crédito.

Explicó que Nafinsa va a ser el aval hasta por el 60% del monto, sin comisión por apertura, tasa blanda y seis meses de gracia sin pagar capital, pero subrayó que el acceso dependerá de que los empresarios sean sujetos a crédito.

PANORAMA NADA ALENTADOR

Los empresarios restauranteros no tienen alguna expectativa de recuperarse en el corto o mediano plazo en lo que resta del año, comentó, Marco Antonio Buendía, líder de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en la ciudad de México.

“Ninguna recuperación vamos a ver, porque sí ahorita estamos en semáforo naranja y siguen los contagios, cuando pasemos a amarillo seguirán los contagios y estaremos llegando a diciembre con semáforo verde si bien nos va, pero no creo que haya ninguna recuperación”, declaró Buendía.

Y agregó: “no vemos una recuperación ni alivio en diciembre, porque además vendrán los aguinaldos que hay que pagar y por lo que vemos falta mucho para que estemos en semáforo verde”.

Manifestó su preocupación de que durante este periodo sigan cerrando más negocios, que no puedan resistir o hacer frente a la crisis con la reapertura de solo el 30% de aforo.

NUEVA NORMALIDAD Y REAPERTURA AL 30% NADA HA AYUDADO

Con el semáforo epidemiológico en color naranja, el gobierno de la ciudad de México autorizó el pasado 1 de julio la reapertura de restaurantes y hoteles, los cuales pueden recibir hasta el 30% de su aforo, además de cumplir una serie de medidas sanitarias y de sana distancia.

A casi un mes y medio de la reapertura, el presidente de la Canirac CDMX, Marco Antonio Buendía consideró que la nueva normalidad que autoriza a los negocios del sector recibir un aforo de 30% de su capacidad no ha ayudado mucho, pues los empresarios deben pagar sus gastos de operación al 100%.

“No puedes tener un aforo del 30% cuando tus gastos están al 100% eso es simple sentido común”, indicó Buendía al señalar que aun si se autorizará un aforo del 50%, los empresarios tienen que pagar gastos como luz, renta, impuestos y nómina al 100%.

“Seguimos perdiendo, no porque abramos al 20 o 30% hemos podido recuperarnos”, precisó.

El líder de la industria restaurantera en la ciudad de México indicó que otro problema que enfrentan los empresarios del sector es que a pesar de llevar más de un mes abiertos, la gente no va.

“Tenemos una apertura del 30%, pero solo llega un 20% de clientes, esto quiere decir que no hay dinero en la calle. Además de la parte económica, también persiste entre la población el miedo a la pandemia”, indicó Buendía al considerar que autorizar un aforo de 50% no resolvería el problema, porque solo llegaría el 20 o 30% de los clientes, en el mejor de los casos.

Destacó que durante la etapa más álgida de la pandemia, los negocios estuvieron cerrados tres meses, es decir, 100 días, lo que provocó una caída de ventas al 100% a excepción de los que pudieron vender para llevar.

APLICACIONES DE COMIDA PARA LLEVAR

Indicó que en la modalidad de venta de comida para llevar, solo alrededor del 10% de los restaurantes pudieron participar, debido a que la mayoría de los negocios del ramo no cuentan con la infraestructura adecuada ni los menús, para utilizar aplicaciones electrónicas.

Alrededor del 10% de los restaurantes optó por la modalidad de venta de comida para llevar a través de aplicaciones electrónicas como Rápid, Uber, Didi o SinDelantal, explicó Marco Antonio Buendía al precisar que otros restaurantes optaron por la modalidad Pick-Up, que es el pedido por teléfono y que el mismo cliente vaya a recoger sus alimentos.

El presidente de Canirac CDMX, indicó que no todos los restaurantes pudieron adoptar esta modalidad, porque no todo mundo se dedica a vender a domicilio.

Recordó que alrededor del 10% de los restaurantes se mantuvieron trabajando durante el cierre por la pandemia; es decir, cerca de 5 mil establecimientos, debido a que el restaurante se volvió una actividad económica esencial, pero, señaló que los negocios solo pudieron seguir operando a través de sus ventas de comida para llevar.

CRECIMIENTO DESBORDADO DE PUESTOS DE COMIDA INFORMALES EN LA CALLE

Otro fenómeno que ha golpeado severamente al sector restaurantero es el crecimiento desbordado de puestos de comida informal durante la pandemia, donde no se aplican medidas de higiene, sana distancia ni se garantiza la inocuidad de los alimentos.

El presidente de la Canirac CDMX, Marco Antonio Buendía llamó a la ciudadanía a consumir en restaurantes establecidos que cumplen estrictamente las medidas de higiene, sana distancia, inocuidad y que constantemente están siendo visitados y verificados.

Señaló que el crecimiento de puestos de comida informales en la vía pública representa un foco de contagio; pero lamentablemente, es la propia autoridad la que permite esto, mientras que a los negocios formales los cierra y los mantiene en una supervisión muy estricta.

“Se trata de una competencia desleal, ilegal y que ahora representa un foco de infección y contagio, pero que es propiciada por el propio gobierno, porque a los ambulantes nunca les ha pedido nada, no les exige nada, no los cierra y los deja trabajar”, apuntó.

Indicó que la Canirac CDMX no tiene estadísticas precisas sobre el número de puestos de comida que operan informalmente en la vía pública, pero estimó que por cada restaurante formal hay un punto de venta de comida informal; es decir, el doble, lo que representa más de 100 mil puestos de comida en las calles o bien en patios de casas particulares o vecindades.

REAPERTURA DEL SECTOR PINTA DECEPCIONANTE

El cierre de más de 100 días por la pandemia del Covid-19 tuvo un severo impacto en la industria restaurantera del país al provocar que 90,000 negocios bajaron sus cortinas y desemplearan a 300,000 trabajadores.

Sin embargo, este desolador panorama amenaza con agravarse si no se manda un mensaje de seguridad a la población, para no caer en la “epidemia de miedo” de los comensales, declaró Francisco Fernández Alonso, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

A pesar de estar inmersos en el proceso de reapertura nacional de manera paulatina a las actividades cotidianas, el empresario afirmó que los comensales se sienten temerosos a contagiarse al visitar un restaurante, lo que impacta la economía de los negocios que han desembolsado fuertes inversiones para cubrir los protocolos de sanidad y equipos de protección de sus empleados.

Para el empresario de la cadena que se ubica principalmente en centros comerciales y áreas cercanas a oficinas, la venta digital ha representado un apoyo para respirar, pero no soluciona los problemas de las empresas, porque ha permitido quizá pasar de 5% de ventas a 10% o hasta 20% del total, pero como eso, no se subsiste.

Además, de acuerdo con la Canirac, las plataformas digitales cobran una comisión de 20% en promedio de lo que vende el restaurante por el servicio de entrega a domicilio, que al final, los deja con un margen reducido de ganancias.

Francisco Mijares, presidente de la Asociación Mexicana de Restaurantes se refirió a la unidad que existe en el gremio para intercambiar ideas y experiencias, a fin de facilitar que los comensales regresen a los restaurantes.

Juan Carlos Alverde, representante del Grupo Toks destacó las medidas de seguridad que se han implementado en los restaurantes, las cuales cumplen con los lineamientos oficiales y los protocolos de Mesa Segura.

Destacaron que aún con la situación adversa que se vive, los empresarios restauranteros han sido solidarios con sus empleados y a nivel nacional se repartieron casi un millón de despensas para mitigar la crisis.

Asimismo, en coordinación con las autoridades se tomó la decisión de poner música en los establecimientos para el disfrute de los comensales, lo que sin duda ayudará a regresar más rápido a la normalidad.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

En la ciudad de México han cerrado alrededor del 10% de los cerca de 57 mil restaurantes que existían antes de la pandemia por Covid-19, lo que se traduce a una pérdida de más de 50 mil empleos, entre directos e indirectos.

Hay inquietud por el futuro y, en entrevista para LA PRENSA, Marco Antonio Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en la ciudad de México manifestó su preocupación por la falta de clientes, a pesar de que los restaurantes abrieron sus puertas al público el pasado 1 de julio y pueden recibir un aforo de hasta 30%.

Informó que la Cámara nacional, como local creó un protocolo que se llama “Mesa Segura”, que ha sido aprobado por las autoridades federales de las secretarías de Salud y Turismo, así como por sus homólogas locales, como es el caso de las autoridades de la capital del país.

“Bajo ese esquema nos preparamos con anticipación para la reapertura y en teoría todos los restaurantes, que son cerca de 57 mil, deben estar abiertos a excepción de los que han quebrado”, indicó Buendía, quien lamentó que al menos el 10% de los negocios del ramo han cerrado sus puertas de forma definitiva a causa de la pandemia.

Señaló que el cierre de alrededor de 5 mil restaurantes ha provocado, tan solo en la ciudad de México, la pérdida de más de 50 mil empleos, entre directos e indirectos.

Precisó que los 57 mil restaurantes que existían hasta antes de la pandemia en la capital del país generaban 200 mil empleos directos y 350 mil indirectos. “Si cerraron alrededor del 10% de los negocios, podemos calcular que hubo una pérdida del 10% de empleos, es decir, 20 mil empleos directos perdidos”, comentó Marco Antonio Buendía, presidente de la CANIRAC CDMX.

BUSCAN UN RESPIRO

El líder de Canirac CDMX informó que muy pocos restaurantes han recibido algún tipo de apoyo gubernamental, ya sea a través de crédito, financiamiento o condonación de impuestos.

“El gobierno federal dijo que teníamos que pagar impuestos. Dijeron que no iba a haber excusas ni pretextos, también dijo que no iban a dar condonaciones ni nada que se le parezca. En el ámbito local, fue igual, los créditos que dio Fondeso fueron de 5 a 25 mil pesos”, indicó Buendía al considerar que esa cantidad a todas luces resulta insuficiente para poder paliar los efectos que ha tenido la crisis por la pandemia

Informó que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera se encuentra actualmente en pláticas con Nafinsa, para acceder a créditos a través de la banca privada, por montos que van de 500 mil a 5 millones de pesos.

Sin embargo, precisó que el acceso a este tipo de financiamiento dependerá de que los empresarios sean sujetos a crédito.

Explicó que Nafinsa va a ser el aval hasta por el 60% del monto, sin comisión por apertura, tasa blanda y seis meses de gracia sin pagar capital, pero subrayó que el acceso dependerá de que los empresarios sean sujetos a crédito.

PANORAMA NADA ALENTADOR

Los empresarios restauranteros no tienen alguna expectativa de recuperarse en el corto o mediano plazo en lo que resta del año, comentó, Marco Antonio Buendía, líder de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en la ciudad de México.

“Ninguna recuperación vamos a ver, porque sí ahorita estamos en semáforo naranja y siguen los contagios, cuando pasemos a amarillo seguirán los contagios y estaremos llegando a diciembre con semáforo verde si bien nos va, pero no creo que haya ninguna recuperación”, declaró Buendía.

Y agregó: “no vemos una recuperación ni alivio en diciembre, porque además vendrán los aguinaldos que hay que pagar y por lo que vemos falta mucho para que estemos en semáforo verde”.

Manifestó su preocupación de que durante este periodo sigan cerrando más negocios, que no puedan resistir o hacer frente a la crisis con la reapertura de solo el 30% de aforo.

NUEVA NORMALIDAD Y REAPERTURA AL 30% NADA HA AYUDADO

Con el semáforo epidemiológico en color naranja, el gobierno de la ciudad de México autorizó el pasado 1 de julio la reapertura de restaurantes y hoteles, los cuales pueden recibir hasta el 30% de su aforo, además de cumplir una serie de medidas sanitarias y de sana distancia.

A casi un mes y medio de la reapertura, el presidente de la Canirac CDMX, Marco Antonio Buendía consideró que la nueva normalidad que autoriza a los negocios del sector recibir un aforo de 30% de su capacidad no ha ayudado mucho, pues los empresarios deben pagar sus gastos de operación al 100%.

“No puedes tener un aforo del 30% cuando tus gastos están al 100% eso es simple sentido común”, indicó Buendía al señalar que aun si se autorizará un aforo del 50%, los empresarios tienen que pagar gastos como luz, renta, impuestos y nómina al 100%.

“Seguimos perdiendo, no porque abramos al 20 o 30% hemos podido recuperarnos”, precisó.

El líder de la industria restaurantera en la ciudad de México indicó que otro problema que enfrentan los empresarios del sector es que a pesar de llevar más de un mes abiertos, la gente no va.

“Tenemos una apertura del 30%, pero solo llega un 20% de clientes, esto quiere decir que no hay dinero en la calle. Además de la parte económica, también persiste entre la población el miedo a la pandemia”, indicó Buendía al considerar que autorizar un aforo de 50% no resolvería el problema, porque solo llegaría el 20 o 30% de los clientes, en el mejor de los casos.

Destacó que durante la etapa más álgida de la pandemia, los negocios estuvieron cerrados tres meses, es decir, 100 días, lo que provocó una caída de ventas al 100% a excepción de los que pudieron vender para llevar.

APLICACIONES DE COMIDA PARA LLEVAR

Indicó que en la modalidad de venta de comida para llevar, solo alrededor del 10% de los restaurantes pudieron participar, debido a que la mayoría de los negocios del ramo no cuentan con la infraestructura adecuada ni los menús, para utilizar aplicaciones electrónicas.

Alrededor del 10% de los restaurantes optó por la modalidad de venta de comida para llevar a través de aplicaciones electrónicas como Rápid, Uber, Didi o SinDelantal, explicó Marco Antonio Buendía al precisar que otros restaurantes optaron por la modalidad Pick-Up, que es el pedido por teléfono y que el mismo cliente vaya a recoger sus alimentos.

El presidente de Canirac CDMX, indicó que no todos los restaurantes pudieron adoptar esta modalidad, porque no todo mundo se dedica a vender a domicilio.

Recordó que alrededor del 10% de los restaurantes se mantuvieron trabajando durante el cierre por la pandemia; es decir, cerca de 5 mil establecimientos, debido a que el restaurante se volvió una actividad económica esencial, pero, señaló que los negocios solo pudieron seguir operando a través de sus ventas de comida para llevar.

CRECIMIENTO DESBORDADO DE PUESTOS DE COMIDA INFORMALES EN LA CALLE

Otro fenómeno que ha golpeado severamente al sector restaurantero es el crecimiento desbordado de puestos de comida informal durante la pandemia, donde no se aplican medidas de higiene, sana distancia ni se garantiza la inocuidad de los alimentos.

El presidente de la Canirac CDMX, Marco Antonio Buendía llamó a la ciudadanía a consumir en restaurantes establecidos que cumplen estrictamente las medidas de higiene, sana distancia, inocuidad y que constantemente están siendo visitados y verificados.

Señaló que el crecimiento de puestos de comida informales en la vía pública representa un foco de contagio; pero lamentablemente, es la propia autoridad la que permite esto, mientras que a los negocios formales los cierra y los mantiene en una supervisión muy estricta.

“Se trata de una competencia desleal, ilegal y que ahora representa un foco de infección y contagio, pero que es propiciada por el propio gobierno, porque a los ambulantes nunca les ha pedido nada, no les exige nada, no los cierra y los deja trabajar”, apuntó.

Indicó que la Canirac CDMX no tiene estadísticas precisas sobre el número de puestos de comida que operan informalmente en la vía pública, pero estimó que por cada restaurante formal hay un punto de venta de comida informal; es decir, el doble, lo que representa más de 100 mil puestos de comida en las calles o bien en patios de casas particulares o vecindades.

REAPERTURA DEL SECTOR PINTA DECEPCIONANTE

El cierre de más de 100 días por la pandemia del Covid-19 tuvo un severo impacto en la industria restaurantera del país al provocar que 90,000 negocios bajaron sus cortinas y desemplearan a 300,000 trabajadores.

Sin embargo, este desolador panorama amenaza con agravarse si no se manda un mensaje de seguridad a la población, para no caer en la “epidemia de miedo” de los comensales, declaró Francisco Fernández Alonso, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

A pesar de estar inmersos en el proceso de reapertura nacional de manera paulatina a las actividades cotidianas, el empresario afirmó que los comensales se sienten temerosos a contagiarse al visitar un restaurante, lo que impacta la economía de los negocios que han desembolsado fuertes inversiones para cubrir los protocolos de sanidad y equipos de protección de sus empleados.

Para el empresario de la cadena que se ubica principalmente en centros comerciales y áreas cercanas a oficinas, la venta digital ha representado un apoyo para respirar, pero no soluciona los problemas de las empresas, porque ha permitido quizá pasar de 5% de ventas a 10% o hasta 20% del total, pero como eso, no se subsiste.

Además, de acuerdo con la Canirac, las plataformas digitales cobran una comisión de 20% en promedio de lo que vende el restaurante por el servicio de entrega a domicilio, que al final, los deja con un margen reducido de ganancias.

Francisco Mijares, presidente de la Asociación Mexicana de Restaurantes se refirió a la unidad que existe en el gremio para intercambiar ideas y experiencias, a fin de facilitar que los comensales regresen a los restaurantes.

Juan Carlos Alverde, representante del Grupo Toks destacó las medidas de seguridad que se han implementado en los restaurantes, las cuales cumplen con los lineamientos oficiales y los protocolos de Mesa Segura.

Destacaron que aún con la situación adversa que se vive, los empresarios restauranteros han sido solidarios con sus empleados y a nivel nacional se repartieron casi un millón de despensas para mitigar la crisis.

Asimismo, en coordinación con las autoridades se tomó la decisión de poner música en los establecimientos para el disfrute de los comensales, lo que sin duda ayudará a regresar más rápido a la normalidad.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Sentencian a hombre que cometió delitos sexuales contra su hija, en Tláhuac

José Francisco “N”, de 46 años, cometió los delitos de violación equiparada y abuso sexual en perjuicio de su hija, menor de edad, cuando habitaban en Tláhuac

Policiaca

Cae presunta líder de célula delictiva en Iztapalapa, se dedicaba al narcomenudeo

A la mujer de 25 años y al hombre de 21 años de edad, se les informaron sus derechos de ley y fueron puestos a disposición

Policiaca

Lo capturan por atraco en tienda de conveniencia de Iztapalapa

El hombre cuenta con cuatro ingresos al Sistema Penitenciario de la Ciudad de México desde el año 2014

Metrópoli

Impulsan en el Congreso gratuidad en reconstrucción mamaria a mujeres afectadas por cáncer

El cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres de 25 años y más en México

Policiaca

Muere ciclista atropellado en calles de Cuajimalpa

La víctima quedó recostada en los carriles de extrema derecha de Avenida Tamaulipas durante al menos una hora

Policiaca

Cae presunta líder de célula delictiva en Iztapalapa, se dedicaba al narcomenudeo

A la mujer de 25 años y al hombre de 21 años de edad, se les informaron sus derechos de ley y fueron puestos a disposición

Policiaca

Lo capturan por atraco en tienda de conveniencia de Iztapalapa

El hombre cuenta con cuatro ingresos al Sistema Penitenciario de la Ciudad de México desde el año 2014

Policiaca

Sentencian a hombre que cometió delitos sexuales contra su hija, en Tláhuac

José Francisco “N”, de 46 años, cometió los delitos de violación equiparada y abuso sexual en perjuicio de su hija, menor de edad, cuando habitaban en Tláhuac

Policiaca

Cae un presunto asaltante del transporte público en la GAM

El hombre de 33 años de edad fue detenido luego de asaltar una unidad de transporte en la colonia Progreso Nacional