/ miércoles 19 de abril de 2023

La CDMX y EDOMEX están entre las principales entidades receptoras de remesas

Ambos territorios aumentaron los montos enviados desde EU

La Ciudad de México y el Estado de México obtuvieron en conjunto 6,670 millones de dólares, en 2022, concepto de remesas familiares.

La capital recibió, en dicho periodo un monto de 3,155 millones de dólares, lo que representó un aumento de 7.2% respecto a 2021, mientras que al Estado de México llegaron 3,515 millones de dólares, u 11.8% más que en el año anterior.

La Ciudad de México comparte con el Estado de México el cuarto lugar en el listado de las principales entidades receptoras de envíos de dinero de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos.

La capital del país ocupaba en 2016 el lugar número 7 en recepción de remesas a nivel nacional, con un monto de 1,410 millones de dólares que llegaban al 1.2% de los hogares capitalinos. Sin embargo, para el año 2021, el porcentaje de hogares receptores aumentó a 3.1%, según datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

México recibió por remesas 58,497 mdd durante 2022, lo que equivale a un aumento de 13.4% respecto de 2021 y duplica lo recibido en 2016. Hace 6 años se reportó el envío de 27,000 mdd, según datos del Banco de México (Banxico).

Las entidades que reciben los mayores montos de remesas, son: Jalisco, Michoacán y Guanajuato; cada uno superó los 5 mil millones de dólares en 2022, que equivale a casi 100 mil millones de pesos. Tijuana (753 mdd), Guadalajara (631 mdd) y Morelia (597 mdd) fueron los municipios que más recibieron remesas en 2022.

Entidad federativa Año 2021 Año 2022 Var. %


  • Jalisco 5,235 5,403 mdd + 3.2%
  • Michoacán 4,984 5,286 mdd + 6.1%
  • Guanajuato 4,308 5,059 mdd + 17.4%
  • Estado de México 3,145 3,515 mdd + 11.8%
  • Ciudad de México 2,943 3,155 mdd + 7.2%


Datos del documento “Observatorio Migración México / 1 de febrero de 2023”, elaborado por BBVA, detalla que la Ciudad de México recibió durante 2022 un monto total de 3,155 millones de dólares; es decir, 7.2% más respecto al año 2021, en el cual se reportó un ingreso de 2,943 mdd.

El estudio de BBVA señala que las principales alcaldías de la Ciudad de México receptoras de remesas en 2022, fueron: Álvaro Obregón que recibió 421 millones de dólares (13.3%); seguida por la alcaldía Cuauhtémoc, con 369 millones de dólares (11.7%) y en tercer lugar Miguel Hidalgo con 356 millones de dólares (11.3%).

En orden de importancia sigue las alcaldía de: Coyoacán con 351 millones de dólares (11.1%); Iztapalapa, con 305 mdd (9.7%); Benito Juárez, con 259 mdd (8.2%); Gustavo A. Madero 245 mdd (7.8%); Tlalpan 143 mdd (4.5%) y Venustiano Carranza y Tláhuac con 97 mdd (3.1%), respectivamente.

De acuerdo con datos del Banco de México, en el pasado mes de diciembre se contabilizaron 13.7 millones de operaciones para el envío de estos recursos (+9.1% a tasa anual), mientras que la remesa promedio fue de 391 US dólares (+3.4%).

Casi todas las remesas que llegaron a México durante 2022 fueron recibidas a través de transferencias electrónicas (98.9%), 0.8% llegaron en efectivo o especie y 0.3% por medio de giros bancarios o postales (Money Orders).

Respecto a la institución de pago de estos recursos, ha aumentado la llegada de remesas en términos absolutos a las instituciones financieras entre 2020 y 2022, pero se observa una contracción en términos relativos. En el último año, 17.7% de las remesas fueron cobradas a través de bancos, y el restante 82.3% mediante instituciones no bancarias (tiendas departamentales, autoservicios, farmacias, etc.).

Banxico estima que más de 12.5 millones de migrantes mexicanos residen en Estados Unidos y son tres los estados de la Unión Americana que concentran más de la mitad de las remesas que se mandaron a México: California con 18,432 mdd, Texas con 8,419 mdd y Minnesota con 4,708 mdd.


Emigración Internacional

La emigración de la población a través de las fronteras nacionales, tiene comportamientos diferentes dependiendo del sexo y grupo de edad que se trate.

Datos del Cuestionario Ampliado del Censo 2020, señalan que durante el periodo 2015-2020, se estima que 803 mil personas emigraron a otro país.

Las entidades federativas de mayor población emigrante a otros países son: Guanajuato (7.8%), Jalisco (7.5%), Michoacán de Ocampo (6.3%) y Estado de México (5.4%), que juntas tienen 27.0% del total de personas emigrantes internacionales del país. Sin embargo, la Ciudad de México comparte el quinto lugar con el Estado de México al registrar una migración de 5.4%.

Respecto a la emigración internacional, el estudio destaca que en 2020, de cada 100 personas que migran, 67 son hombres y 33 son mujeres; lo que significa que, 1 de cada 3 personas que salieron del país son mujeres.

Por grupos de edad, las personas que se ubican en las edades de 15 a 34 años son las que más emigran, porque del total de emigrantes, 68.7% se ubica en este rango, se distribuyen por sexo en 47.4% hombres y 21.3% mujeres.

Lo anterior, explican los expertos, significa que en los últimos años, las dinámicas migratorias entre México y Estados Unidos se han visto caracterizadas por un incremento de población migrante de origen urbano, feminización de la migración y la reunificación familiar.


¿A donde van las remesas?

Las remesas representan un importante ingreso para muchos hogares, los cuales les permiten atender y satisfacer sus necesidades básicas de consumo y manutención, como alimentación, vivienda, vestido, salud y educación, por lo que distintos análisis sobre el tema migratorio advierten que es poco o casi nulo el recurso que se destina al ahorro o a la compra de bienes duraderos.

La Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (Emif Norte 2017-2019) señala que el principal uso que dan las familias a las remesas es la manutención (alimentación y vestido), así como para mejorar sus condiciones de vida con relación al acceso a vivienda, salud y educación.

El estudio señala que el segundo uso de las remesas se orienta a la salud: 4 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres identificaron a la salud como otro principal uso del dinero que envían, ya sea para la compra de medicinas, realización de pagos por servicios médicos o gastos hospitalarios.

Un tercer uso del envío de las remesas es la vivienda, sobre todo para los hombres. Esto puede apreciarse toda vez que 2 de cada 10 hombres, en comparación con 1 de cada 10 mujeres, identificaron la construcción, reparación o remodelación de su casa y, en algunos casos, la adquisición de una vivienda, como uno de los principales destinos de las remesas que envían.

Asimismo, otros usos de las remesas, sobre todo reconocidos por los remitentes hombres, son la educación, el pago de deudas y de la renta, entre otros usos.

Sin embargo, los investigadores advierten en su estudio que es necesario tener cautela en considerar a las remesas como la principal fuente de ahorro o de recursos para la inversión productiva de los hogares receptores. Esto debido a que, en su mayoría, los ingresos por remesas son producto de la fuerza laboral de las personas migrantes, representando en consecuencia un fondo salarial que se utiliza para la manutención familiar como cualquier otra remuneración, y que cuando se destinan a proyectos de inversión éstos tienen escasos efectos multiplicadores.

Es decir, en la mayoría de los casos, las remesas recibidas funcionan como un salario que se destina primordialmente al consumo y al cuidado de la vivienda.

Asimismo, otro factor importante es quién o quiénes reciben las remesas en los hogares receptores. De acuerdo con este estudio, se observa que cuando las remesas son la principal fuente de ingreso del hogar en México, las principales personas receptoras de éstas son el/la cónyuge e hijos(as); en otra dimensión, para aquellos hogares donde no son la principal fuente de ingreso, pero sí una partida importante, las o los hijos, el padre, la madre o los abuelos pueden ser las principales personas receptoras.

El envío de remesas es una práctica continua que realizan las personas migrantes mexicanas, tanto en condición migratoria regular como irregular, con un monto que va de 7 mil a 14 mil pesos mensuales.

De ellos, el 72.5% de los hombres y 78% de las mujeres se encuentran en edad productiva, entre 30 y 59 años. Alrededor de 13.3% de hombres y 10.8% de mujeres son menores de 30 años, y 14.2% de hombres y 11.2% de mujeres tienen 60 años o más.

El Banco de México señala que el monto promedio de las operaciones de envío de remesas en 2022 fue de 391 US dólares.

De acuerdo con los eventos identificados por la Emif Norte, se observa que los remitentes hombres tienen un ingreso mensual promedio mayor al de las mujeres, oscilando entre 2.000 y 2.499 dólares (15.2%), y más de 3 000 dólares (39.9%). En contraste, alrededor de 21% de las remitentes mujeres tienen ingresos mensuales entre 1,000 y 1 999 dólares, y poco menos de una cuarta parte (24.3%) recibe más de 3 000 dólares.

Estimaciones de la Emif Norte, señalan que entre 2017 y 2019, en promedio 23.4% de hombres realizó envíos por montos entre 200 y 299 dólares, seguido de 17.9% que enviaron entre 100 y 199 dólares, y 23.9% que envió más de 500 dólares.

En contraste, las mujeres remitentes indicaron haber enviado menores cantidades de dinero. Alrededor de 29% de mujeres envió entre 100 y 199 dólares, seguido de 23.1% que mandó entre 200 y 299 dólares, y sólo 11.3% señaló haber realizado envíos de más de 500 dólares. Es decir, 12.5 puntos porcentuales menos en comparación con los envíos realizados por hombres por esta misma cantidad.

Cabe señalar que de acuerdo con la Ley del ISR (Impuesto Sobre la Renta), para el 2022, el monto máximo para depositar o recibir dinero en efectivo a cuentas bancarias es de 15 mil pesos mensuales, pues al superar este monto, las instituciones financieras deben de reportar al SAT estas aportaciones.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

La Ciudad de México y el Estado de México obtuvieron en conjunto 6,670 millones de dólares, en 2022, concepto de remesas familiares.

La capital recibió, en dicho periodo un monto de 3,155 millones de dólares, lo que representó un aumento de 7.2% respecto a 2021, mientras que al Estado de México llegaron 3,515 millones de dólares, u 11.8% más que en el año anterior.

La Ciudad de México comparte con el Estado de México el cuarto lugar en el listado de las principales entidades receptoras de envíos de dinero de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos.

La capital del país ocupaba en 2016 el lugar número 7 en recepción de remesas a nivel nacional, con un monto de 1,410 millones de dólares que llegaban al 1.2% de los hogares capitalinos. Sin embargo, para el año 2021, el porcentaje de hogares receptores aumentó a 3.1%, según datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

México recibió por remesas 58,497 mdd durante 2022, lo que equivale a un aumento de 13.4% respecto de 2021 y duplica lo recibido en 2016. Hace 6 años se reportó el envío de 27,000 mdd, según datos del Banco de México (Banxico).

Las entidades que reciben los mayores montos de remesas, son: Jalisco, Michoacán y Guanajuato; cada uno superó los 5 mil millones de dólares en 2022, que equivale a casi 100 mil millones de pesos. Tijuana (753 mdd), Guadalajara (631 mdd) y Morelia (597 mdd) fueron los municipios que más recibieron remesas en 2022.

Entidad federativa Año 2021 Año 2022 Var. %


  • Jalisco 5,235 5,403 mdd + 3.2%
  • Michoacán 4,984 5,286 mdd + 6.1%
  • Guanajuato 4,308 5,059 mdd + 17.4%
  • Estado de México 3,145 3,515 mdd + 11.8%
  • Ciudad de México 2,943 3,155 mdd + 7.2%


Datos del documento “Observatorio Migración México / 1 de febrero de 2023”, elaborado por BBVA, detalla que la Ciudad de México recibió durante 2022 un monto total de 3,155 millones de dólares; es decir, 7.2% más respecto al año 2021, en el cual se reportó un ingreso de 2,943 mdd.

El estudio de BBVA señala que las principales alcaldías de la Ciudad de México receptoras de remesas en 2022, fueron: Álvaro Obregón que recibió 421 millones de dólares (13.3%); seguida por la alcaldía Cuauhtémoc, con 369 millones de dólares (11.7%) y en tercer lugar Miguel Hidalgo con 356 millones de dólares (11.3%).

En orden de importancia sigue las alcaldía de: Coyoacán con 351 millones de dólares (11.1%); Iztapalapa, con 305 mdd (9.7%); Benito Juárez, con 259 mdd (8.2%); Gustavo A. Madero 245 mdd (7.8%); Tlalpan 143 mdd (4.5%) y Venustiano Carranza y Tláhuac con 97 mdd (3.1%), respectivamente.

De acuerdo con datos del Banco de México, en el pasado mes de diciembre se contabilizaron 13.7 millones de operaciones para el envío de estos recursos (+9.1% a tasa anual), mientras que la remesa promedio fue de 391 US dólares (+3.4%).

Casi todas las remesas que llegaron a México durante 2022 fueron recibidas a través de transferencias electrónicas (98.9%), 0.8% llegaron en efectivo o especie y 0.3% por medio de giros bancarios o postales (Money Orders).

Respecto a la institución de pago de estos recursos, ha aumentado la llegada de remesas en términos absolutos a las instituciones financieras entre 2020 y 2022, pero se observa una contracción en términos relativos. En el último año, 17.7% de las remesas fueron cobradas a través de bancos, y el restante 82.3% mediante instituciones no bancarias (tiendas departamentales, autoservicios, farmacias, etc.).

Banxico estima que más de 12.5 millones de migrantes mexicanos residen en Estados Unidos y son tres los estados de la Unión Americana que concentran más de la mitad de las remesas que se mandaron a México: California con 18,432 mdd, Texas con 8,419 mdd y Minnesota con 4,708 mdd.


Emigración Internacional

La emigración de la población a través de las fronteras nacionales, tiene comportamientos diferentes dependiendo del sexo y grupo de edad que se trate.

Datos del Cuestionario Ampliado del Censo 2020, señalan que durante el periodo 2015-2020, se estima que 803 mil personas emigraron a otro país.

Las entidades federativas de mayor población emigrante a otros países son: Guanajuato (7.8%), Jalisco (7.5%), Michoacán de Ocampo (6.3%) y Estado de México (5.4%), que juntas tienen 27.0% del total de personas emigrantes internacionales del país. Sin embargo, la Ciudad de México comparte el quinto lugar con el Estado de México al registrar una migración de 5.4%.

Respecto a la emigración internacional, el estudio destaca que en 2020, de cada 100 personas que migran, 67 son hombres y 33 son mujeres; lo que significa que, 1 de cada 3 personas que salieron del país son mujeres.

Por grupos de edad, las personas que se ubican en las edades de 15 a 34 años son las que más emigran, porque del total de emigrantes, 68.7% se ubica en este rango, se distribuyen por sexo en 47.4% hombres y 21.3% mujeres.

Lo anterior, explican los expertos, significa que en los últimos años, las dinámicas migratorias entre México y Estados Unidos se han visto caracterizadas por un incremento de población migrante de origen urbano, feminización de la migración y la reunificación familiar.


¿A donde van las remesas?

Las remesas representan un importante ingreso para muchos hogares, los cuales les permiten atender y satisfacer sus necesidades básicas de consumo y manutención, como alimentación, vivienda, vestido, salud y educación, por lo que distintos análisis sobre el tema migratorio advierten que es poco o casi nulo el recurso que se destina al ahorro o a la compra de bienes duraderos.

La Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (Emif Norte 2017-2019) señala que el principal uso que dan las familias a las remesas es la manutención (alimentación y vestido), así como para mejorar sus condiciones de vida con relación al acceso a vivienda, salud y educación.

El estudio señala que el segundo uso de las remesas se orienta a la salud: 4 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres identificaron a la salud como otro principal uso del dinero que envían, ya sea para la compra de medicinas, realización de pagos por servicios médicos o gastos hospitalarios.

Un tercer uso del envío de las remesas es la vivienda, sobre todo para los hombres. Esto puede apreciarse toda vez que 2 de cada 10 hombres, en comparación con 1 de cada 10 mujeres, identificaron la construcción, reparación o remodelación de su casa y, en algunos casos, la adquisición de una vivienda, como uno de los principales destinos de las remesas que envían.

Asimismo, otros usos de las remesas, sobre todo reconocidos por los remitentes hombres, son la educación, el pago de deudas y de la renta, entre otros usos.

Sin embargo, los investigadores advierten en su estudio que es necesario tener cautela en considerar a las remesas como la principal fuente de ahorro o de recursos para la inversión productiva de los hogares receptores. Esto debido a que, en su mayoría, los ingresos por remesas son producto de la fuerza laboral de las personas migrantes, representando en consecuencia un fondo salarial que se utiliza para la manutención familiar como cualquier otra remuneración, y que cuando se destinan a proyectos de inversión éstos tienen escasos efectos multiplicadores.

Es decir, en la mayoría de los casos, las remesas recibidas funcionan como un salario que se destina primordialmente al consumo y al cuidado de la vivienda.

Asimismo, otro factor importante es quién o quiénes reciben las remesas en los hogares receptores. De acuerdo con este estudio, se observa que cuando las remesas son la principal fuente de ingreso del hogar en México, las principales personas receptoras de éstas son el/la cónyuge e hijos(as); en otra dimensión, para aquellos hogares donde no son la principal fuente de ingreso, pero sí una partida importante, las o los hijos, el padre, la madre o los abuelos pueden ser las principales personas receptoras.

El envío de remesas es una práctica continua que realizan las personas migrantes mexicanas, tanto en condición migratoria regular como irregular, con un monto que va de 7 mil a 14 mil pesos mensuales.

De ellos, el 72.5% de los hombres y 78% de las mujeres se encuentran en edad productiva, entre 30 y 59 años. Alrededor de 13.3% de hombres y 10.8% de mujeres son menores de 30 años, y 14.2% de hombres y 11.2% de mujeres tienen 60 años o más.

El Banco de México señala que el monto promedio de las operaciones de envío de remesas en 2022 fue de 391 US dólares.

De acuerdo con los eventos identificados por la Emif Norte, se observa que los remitentes hombres tienen un ingreso mensual promedio mayor al de las mujeres, oscilando entre 2.000 y 2.499 dólares (15.2%), y más de 3 000 dólares (39.9%). En contraste, alrededor de 21% de las remitentes mujeres tienen ingresos mensuales entre 1,000 y 1 999 dólares, y poco menos de una cuarta parte (24.3%) recibe más de 3 000 dólares.

Estimaciones de la Emif Norte, señalan que entre 2017 y 2019, en promedio 23.4% de hombres realizó envíos por montos entre 200 y 299 dólares, seguido de 17.9% que enviaron entre 100 y 199 dólares, y 23.9% que envió más de 500 dólares.

En contraste, las mujeres remitentes indicaron haber enviado menores cantidades de dinero. Alrededor de 29% de mujeres envió entre 100 y 199 dólares, seguido de 23.1% que mandó entre 200 y 299 dólares, y sólo 11.3% señaló haber realizado envíos de más de 500 dólares. Es decir, 12.5 puntos porcentuales menos en comparación con los envíos realizados por hombres por esta misma cantidad.

Cabe señalar que de acuerdo con la Ley del ISR (Impuesto Sobre la Renta), para el 2022, el monto máximo para depositar o recibir dinero en efectivo a cuentas bancarias es de 15 mil pesos mensuales, pues al superar este monto, las instituciones financieras deben de reportar al SAT estas aportaciones.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Van por recaptura del cirujano implicado en crimen de la enfermera Norma Patricia

Fiscalías de diferentes entidades se suman a la “cacería” en contra del presunto autor intelectual del crimen perpetrado en Iztapalapa el pasado 11 de junio 

Policiaca

Muere una pareja durante balacera en fiesta familiar en Ecatepec

Entre las víctimas hay también dos heridos de bala; indagan una riña como móvil de la agresión 

Policiaca

Policías de Ecatepec detienen a presunto doble homicida

El presunto responsable fue trasladado a las oficinas del MP de Homicidios de San Cristóbal Centro