/ miércoles 4 de noviembre de 2020

Incertidumbre en Álvaro Obregón por construcción del Interurbano México-Toluca

Ante la posible afectación directa e indirecta, que pueda causar a sus viviendas

Ciudad de México.- Vecinos de colonias aledañas a la construcción del Tren Interurbano México-Toluca viven en la incertidumbre por esa obra, ante la posible afectación directa e indirecta, que pueda causar a sus viviendas. Pues aseguran que ahí, el suelo es inestable, una zona minada donde se forman frecuentes socavones.

Esta área se ubica en la zona 3 de la construcción, -donde la obra va muy lenta. De acuerdo a la Organización Vecinos Unidos del Poniente, las colonias que se verían afectadas son: Liberales de 1857, el Capulín, Campo Deportivo Revolución, Molino de Santo Domingo, El Reacomodo Pino Suárez, Las Palmas, Las Américas, Cove, entre otras, cercanas a Observatorio.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes sólo reconoce que faltan por liberar 4 puntos del derecho de vía en la Alcaldía Álvaro Obregón, porque son predios particulares. Uno está en Vasco de Quiroga, dos más en la colonia Liberales de 1857 y el último en el Metro Observatorio, y no incluye afectaciones en todas las colonias que afirman sus habitantes.

En un recorrido que realizó LA PRENSA en las colonias aledañas a las obras, vecinos de Belén de las Flores, Cove, El Capulín y Liberales de 1857 denunciaron que desde el 2015 solicitaron el Proyecto Ejecutivo para saber por cuáles calles y colonias va a pasar el tren, pero nunca se los presentaron las autoridades. Lo cual los ha llenado de dudas e inseguridad.

El tramo 3, lo han cambiado en varias ocasiones. “Ha habido cerca de 70 modificaciones y siguen sin mostrarnos el Proyecto Ejecutivo de las obras complementarias e inducidas”, afirmó Adriana Torres, de Vecinos Unidos del Poniente, al considerar que “es un tren que se está construyendo de manera ilegal”.

“Desde un principio había tres alternativas para el paso del Tren: en la alcaldía Álvaro Obregón: la primera fue por Vasco de Quiroga, “que se cambió por una decisión política; la segunda es donde va a pasar ahora, por la Barranca Tacubaya, área de valor ambiental, que afectaría el manantial de Santa Fe, el cual abastece colonias no sólo de Álvaro Obregón, también de Miguel Hidalgo.

La tercera era la que iba por Constituyentes, “esta última no había necesidad de talar más árboles y ahí prácticamente hay una vialidad donde podría ir el trazo del tren”.

El jueves 29 de octubre, en el recorrido a los medios de comunicación que invitó la SCT, sólo por las obras terminadas del Tren Suburbano, reconoció que en el tramo 3 van muy lento porque los 400 millones de pesos asignados para la edificación, no han sido entregados a la Constructora Caabsa, dinero que el gobierno federal transfirió al gobierno de la Ciudad de México.

Manuel Eduardo Gómez, director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal, de la SCT, puntualizó que los tramos que faltan por liberar son cuatro puntos, que suman 200 metros, por la glorieta Televisa, dos entre la Presa Tacubaya y la Ruiz Cortines y en la estación Observatorio. De éstos, dos han tenido más problemas, debido a que son irregulares y las personas que los habitan se niegan a dejarlos. Así como desarrollar el Proyecto Ejecutivo de la estación Vasco de Quiroga.

El funcionario recalcó que “ha sido un verdadero problema el asunto de derecho de vía, por eso es muy importante que todos los proyectos de infraestructura que se hagan en el país se inicien sin esos conflictos, porque representa muchos retrasos, contratiempos y sobrecostos”.

Sergio Vázquez | La Prensa

“La liberación del derecho de vía debe resolverse antes de junio de 2021, parte del problema es que los involucrados no aceptan los avalúos del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacional (Indabin)”, argumentó Gómez.

Pero de acuerdo a los afectados, la autoridad correspondiente no ha cumplido con sus compromisos de ofrecer a los habitantes información del trazo y modificaciones del proyecto de las obras complementarias e inducidas. Ni un levantamiento fotográfico con constancia notariada para que los vecinos tuvieran certeza, de que no iba a haber afectaciones a su patrimonio.

La SCT asevera que en el tramo 3, hay un avance del 52%... “pero dónde está no se ve, los recursos no están en la obra, se los han robado y al gobierno de la 4T le corresponde investigar y castigar abusos y el uso indebido del presupuesto”, citaron los habitantes.

MESAS DE TRABAJO NO SE REANUDARON

Los vecinos siguen unidos, no en contra del tren, sino de las afectaciones que van a tener en sus colonias por su construcción, dijeron.

Habitantes de la colonia Liberales del 1857 narraron a este diario que, en octubre del 2014, se abrieron mesas de trabajo, donde la SCT “abusando del desconocimiento de los vecinos se nos dijo que era un proyecto conceptual, que todavía no estaba definido. Sin embargo, en abril de ese año ya se había aprobado la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA regional) del proyecto y firmado un convenio con la STC, para realizar el proyecto.

El paso era por Vasco de Quiroga, no por la Barranca Tacubaya, por lo que debieron haber elaborado una nueva MIA, así como un estudio costo beneficio por el cambio del trazo, indicaron.

La última reunión que tuvieron con las autoridades fue a fines de febrero y principios de marzo del 2019, ahí el compromiso era que les iban a otorgar información del trazo y modificaciones del proyecto, “pedíamos el trazo de las obras complementarias e inducidas y que se realizara un levantamiento fotográfico con constancia notariada para que los vecinos tuvieran certeza, de que no iba a haber afectaciones a su patrimonio, pero no cumplieron, dijo.

Si bien no tienen un censo o cálculo de todas las familias afectadas, “algunas dicen que les paguen sus terrenos, otros que no les va afectar el tren”.

Adriana Torres, vecina Belén de las Flores, ejemplificó que en la zona de la Barranca de Tacubaya, en la compuerta de la presa iban a colocar la última columna, “luego que no sabían en dónde la iban a colocar porque estaba en estudio”. “También se nos dijo, que en la presa Ruiz Cortines estaba en estudio, para rediseñar el proyecto y establecer cómo va a quedar”.

Ya en mayo-junio del 2020, agregó, se habló de modificaciones en la Barranca de Tacubaya, donde hablan de un puente atirantado, para proteger el manantial de Santa Fe.

Sergio Vázquez | La Prensa

Así como de una estación al interior de la citada Barranca, edificación prohibida por la normatividad vigente y tampoco se acredita la legalidad y la conservación que plantea que el decreto que protege esa zona ecológica.

“Nos dijeron que debía existir un plan de manejo ambiental para la Barranca de Tacubaya, para hacer el trazo, pero no se cumplió con esa condicionante, aunque ya se hizo la denuncia ante Profepa, organismo que respondió ya habían hecho la inspección”, precisó Adriana Torres.

Insistió que son muchas las afectaciones ambientales cuando la capital está al borde del colapso y se está quedando sin agua y el tren suburbano atraviesa 30 manantiales que a lo largo de su plazo, “es una barbaridad”, subrayó.

Los vecinos piden que no haya desalojos, que a los vecinos afectados no los expulsen, que se les garantice una vivienda dentro de la misma zona, en las mismas o mejores condiciones, porque así lo estipula la nueva constitución de la ciudad de México.

Asimismo, demandaron que la Auditoría Superior de la Federación lleve a cabo una investigación respecto a desvíos de dinero en la construcción.

35 AÑOS EN LA COLONIA EL CAPULÍN

Ignacio González es habitante de El Capulín desde hace 35 años, aunque la familia de su esposa lleva 60 años en esa colonia. Y desde el 2014 que se anunció la construcción del tren Interurbano comenzó su preocupación y ocupación por las afectaciones estructurales que tendrán su vivienda y la de su familiares.

Comenzó a juntarse con otros vecinos de las colonias por las cuales pasaría ese medio de transporte que en un principio se dijo seria de máxima velocidad, pero a la fecha quedó en velocidad media.

El señor González considera que si bien hace falta medios de transporte, le preocupa su patrimonio, por el cual ha trabajado toda su vida.

El hecho de tener un nuevo tren, traería progreso pero también daños colaterales como mayor ambulantaje y más tráfico en una zona altamente conflictiva.

Él junto con los integrantes de Vecinos Unidos del Poniente ha solicitado audiencias con la alcaldía, la Secretaría de Obras, la jefatura de Gobierno, en la Presidencia y en ninguna instancia ha habido respuesta.

Sergio Vázquez | La Prensa

En su opinión, la obra se realiza en la ilegalidad, pues de acuerdo a un estudio de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, aparece que casi toda la Álvaro Obregón, es una zona minada.

En el 2019 se dio a conocer que no había un atlas de riesgo actualizado, “cómo es posible que se hable de grandes proyectos, sin tener un atlas actualizado, el último es el 2014”. Molestó afirmó que la obra, “es una ilegalidad y una arbitrariedad para los colonos, pero también para los futuros pasajeros.

Nos mostró una marca donde va a quedar uno de los pilares del tren, en la calle donde está entubado el Rio Tacubaya, pegado a varios predios en la colonia Liberales de 1857, asentada en una zona minada.

Para el vecino de El Capulín la Barranca de Tacubaya es también una zona arbolada es la que el decreto de 1988 la considera como reserva ecológica.

Expuso que donde va a estar la estación Santa Fe es el otro vaso regulador, ahí está la presa Totolapan. El manantial de Santa Fe era el que surtía al Acueducto de Chapultepec, y con el tren se va a afectar. Y recordó que en febrero del 2019, en la barranca se volteó una máquina, en el punto donde confluyen el Rio Becerra y el Río Tacubaya.

DATOS

El Tren Interurbano México Toluca, herencia de la pasada administración, se comenzó a construir en 2014 y se prevé que esté listo en 2023. Constará de 57.87 kilómetros, dividido en tres tramos. La obra registra un avance global de 85%, pero en 7 años ha sufrido cambios, sobrecostos y oposiciones vecinales.

Comunicará en 39 minutos a la Ciudad de México y Toluca. Se prevé que transporte a 300 mil pasajeros todos los días. Tendrá 7 estaciones; cuatro en el Valle de Toluca, ubicadas en Zinacantepec, Toluca, Metepec y Lerma; y tres en la Ciudad de México, en Santa Fe, Vasco de Quiroga y Observatorio.

Sergio Vázquez | La Prensa

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte

Ciudad de México.- Vecinos de colonias aledañas a la construcción del Tren Interurbano México-Toluca viven en la incertidumbre por esa obra, ante la posible afectación directa e indirecta, que pueda causar a sus viviendas. Pues aseguran que ahí, el suelo es inestable, una zona minada donde se forman frecuentes socavones.

Esta área se ubica en la zona 3 de la construcción, -donde la obra va muy lenta. De acuerdo a la Organización Vecinos Unidos del Poniente, las colonias que se verían afectadas son: Liberales de 1857, el Capulín, Campo Deportivo Revolución, Molino de Santo Domingo, El Reacomodo Pino Suárez, Las Palmas, Las Américas, Cove, entre otras, cercanas a Observatorio.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes sólo reconoce que faltan por liberar 4 puntos del derecho de vía en la Alcaldía Álvaro Obregón, porque son predios particulares. Uno está en Vasco de Quiroga, dos más en la colonia Liberales de 1857 y el último en el Metro Observatorio, y no incluye afectaciones en todas las colonias que afirman sus habitantes.

En un recorrido que realizó LA PRENSA en las colonias aledañas a las obras, vecinos de Belén de las Flores, Cove, El Capulín y Liberales de 1857 denunciaron que desde el 2015 solicitaron el Proyecto Ejecutivo para saber por cuáles calles y colonias va a pasar el tren, pero nunca se los presentaron las autoridades. Lo cual los ha llenado de dudas e inseguridad.

El tramo 3, lo han cambiado en varias ocasiones. “Ha habido cerca de 70 modificaciones y siguen sin mostrarnos el Proyecto Ejecutivo de las obras complementarias e inducidas”, afirmó Adriana Torres, de Vecinos Unidos del Poniente, al considerar que “es un tren que se está construyendo de manera ilegal”.

“Desde un principio había tres alternativas para el paso del Tren: en la alcaldía Álvaro Obregón: la primera fue por Vasco de Quiroga, “que se cambió por una decisión política; la segunda es donde va a pasar ahora, por la Barranca Tacubaya, área de valor ambiental, que afectaría el manantial de Santa Fe, el cual abastece colonias no sólo de Álvaro Obregón, también de Miguel Hidalgo.

La tercera era la que iba por Constituyentes, “esta última no había necesidad de talar más árboles y ahí prácticamente hay una vialidad donde podría ir el trazo del tren”.

El jueves 29 de octubre, en el recorrido a los medios de comunicación que invitó la SCT, sólo por las obras terminadas del Tren Suburbano, reconoció que en el tramo 3 van muy lento porque los 400 millones de pesos asignados para la edificación, no han sido entregados a la Constructora Caabsa, dinero que el gobierno federal transfirió al gobierno de la Ciudad de México.

Manuel Eduardo Gómez, director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal, de la SCT, puntualizó que los tramos que faltan por liberar son cuatro puntos, que suman 200 metros, por la glorieta Televisa, dos entre la Presa Tacubaya y la Ruiz Cortines y en la estación Observatorio. De éstos, dos han tenido más problemas, debido a que son irregulares y las personas que los habitan se niegan a dejarlos. Así como desarrollar el Proyecto Ejecutivo de la estación Vasco de Quiroga.

El funcionario recalcó que “ha sido un verdadero problema el asunto de derecho de vía, por eso es muy importante que todos los proyectos de infraestructura que se hagan en el país se inicien sin esos conflictos, porque representa muchos retrasos, contratiempos y sobrecostos”.

Sergio Vázquez | La Prensa

“La liberación del derecho de vía debe resolverse antes de junio de 2021, parte del problema es que los involucrados no aceptan los avalúos del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacional (Indabin)”, argumentó Gómez.

Pero de acuerdo a los afectados, la autoridad correspondiente no ha cumplido con sus compromisos de ofrecer a los habitantes información del trazo y modificaciones del proyecto de las obras complementarias e inducidas. Ni un levantamiento fotográfico con constancia notariada para que los vecinos tuvieran certeza, de que no iba a haber afectaciones a su patrimonio.

La SCT asevera que en el tramo 3, hay un avance del 52%... “pero dónde está no se ve, los recursos no están en la obra, se los han robado y al gobierno de la 4T le corresponde investigar y castigar abusos y el uso indebido del presupuesto”, citaron los habitantes.

MESAS DE TRABAJO NO SE REANUDARON

Los vecinos siguen unidos, no en contra del tren, sino de las afectaciones que van a tener en sus colonias por su construcción, dijeron.

Habitantes de la colonia Liberales del 1857 narraron a este diario que, en octubre del 2014, se abrieron mesas de trabajo, donde la SCT “abusando del desconocimiento de los vecinos se nos dijo que era un proyecto conceptual, que todavía no estaba definido. Sin embargo, en abril de ese año ya se había aprobado la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA regional) del proyecto y firmado un convenio con la STC, para realizar el proyecto.

El paso era por Vasco de Quiroga, no por la Barranca Tacubaya, por lo que debieron haber elaborado una nueva MIA, así como un estudio costo beneficio por el cambio del trazo, indicaron.

La última reunión que tuvieron con las autoridades fue a fines de febrero y principios de marzo del 2019, ahí el compromiso era que les iban a otorgar información del trazo y modificaciones del proyecto, “pedíamos el trazo de las obras complementarias e inducidas y que se realizara un levantamiento fotográfico con constancia notariada para que los vecinos tuvieran certeza, de que no iba a haber afectaciones a su patrimonio, pero no cumplieron, dijo.

Si bien no tienen un censo o cálculo de todas las familias afectadas, “algunas dicen que les paguen sus terrenos, otros que no les va afectar el tren”.

Adriana Torres, vecina Belén de las Flores, ejemplificó que en la zona de la Barranca de Tacubaya, en la compuerta de la presa iban a colocar la última columna, “luego que no sabían en dónde la iban a colocar porque estaba en estudio”. “También se nos dijo, que en la presa Ruiz Cortines estaba en estudio, para rediseñar el proyecto y establecer cómo va a quedar”.

Ya en mayo-junio del 2020, agregó, se habló de modificaciones en la Barranca de Tacubaya, donde hablan de un puente atirantado, para proteger el manantial de Santa Fe.

Sergio Vázquez | La Prensa

Así como de una estación al interior de la citada Barranca, edificación prohibida por la normatividad vigente y tampoco se acredita la legalidad y la conservación que plantea que el decreto que protege esa zona ecológica.

“Nos dijeron que debía existir un plan de manejo ambiental para la Barranca de Tacubaya, para hacer el trazo, pero no se cumplió con esa condicionante, aunque ya se hizo la denuncia ante Profepa, organismo que respondió ya habían hecho la inspección”, precisó Adriana Torres.

Insistió que son muchas las afectaciones ambientales cuando la capital está al borde del colapso y se está quedando sin agua y el tren suburbano atraviesa 30 manantiales que a lo largo de su plazo, “es una barbaridad”, subrayó.

Los vecinos piden que no haya desalojos, que a los vecinos afectados no los expulsen, que se les garantice una vivienda dentro de la misma zona, en las mismas o mejores condiciones, porque así lo estipula la nueva constitución de la ciudad de México.

Asimismo, demandaron que la Auditoría Superior de la Federación lleve a cabo una investigación respecto a desvíos de dinero en la construcción.

35 AÑOS EN LA COLONIA EL CAPULÍN

Ignacio González es habitante de El Capulín desde hace 35 años, aunque la familia de su esposa lleva 60 años en esa colonia. Y desde el 2014 que se anunció la construcción del tren Interurbano comenzó su preocupación y ocupación por las afectaciones estructurales que tendrán su vivienda y la de su familiares.

Comenzó a juntarse con otros vecinos de las colonias por las cuales pasaría ese medio de transporte que en un principio se dijo seria de máxima velocidad, pero a la fecha quedó en velocidad media.

El señor González considera que si bien hace falta medios de transporte, le preocupa su patrimonio, por el cual ha trabajado toda su vida.

El hecho de tener un nuevo tren, traería progreso pero también daños colaterales como mayor ambulantaje y más tráfico en una zona altamente conflictiva.

Él junto con los integrantes de Vecinos Unidos del Poniente ha solicitado audiencias con la alcaldía, la Secretaría de Obras, la jefatura de Gobierno, en la Presidencia y en ninguna instancia ha habido respuesta.

Sergio Vázquez | La Prensa

En su opinión, la obra se realiza en la ilegalidad, pues de acuerdo a un estudio de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, aparece que casi toda la Álvaro Obregón, es una zona minada.

En el 2019 se dio a conocer que no había un atlas de riesgo actualizado, “cómo es posible que se hable de grandes proyectos, sin tener un atlas actualizado, el último es el 2014”. Molestó afirmó que la obra, “es una ilegalidad y una arbitrariedad para los colonos, pero también para los futuros pasajeros.

Nos mostró una marca donde va a quedar uno de los pilares del tren, en la calle donde está entubado el Rio Tacubaya, pegado a varios predios en la colonia Liberales de 1857, asentada en una zona minada.

Para el vecino de El Capulín la Barranca de Tacubaya es también una zona arbolada es la que el decreto de 1988 la considera como reserva ecológica.

Expuso que donde va a estar la estación Santa Fe es el otro vaso regulador, ahí está la presa Totolapan. El manantial de Santa Fe era el que surtía al Acueducto de Chapultepec, y con el tren se va a afectar. Y recordó que en febrero del 2019, en la barranca se volteó una máquina, en el punto donde confluyen el Rio Becerra y el Río Tacubaya.

DATOS

El Tren Interurbano México Toluca, herencia de la pasada administración, se comenzó a construir en 2014 y se prevé que esté listo en 2023. Constará de 57.87 kilómetros, dividido en tres tramos. La obra registra un avance global de 85%, pero en 7 años ha sufrido cambios, sobrecostos y oposiciones vecinales.

Comunicará en 39 minutos a la Ciudad de México y Toluca. Se prevé que transporte a 300 mil pasajeros todos los días. Tendrá 7 estaciones; cuatro en el Valle de Toluca, ubicadas en Zinacantepec, Toluca, Metepec y Lerma; y tres en la Ciudad de México, en Santa Fe, Vasco de Quiroga y Observatorio.

Sergio Vázquez | La Prensa

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte

Policiaca

Muere repartidor tras chocar contra bús de transporte público en Circuito

Hasta el lugar del deceso llegó una mujer quien dijo ser esposa del occiso, quien colaboró en la identificación de la víctima

Policiaca

Fiscalía CDMX abre carpeta por atropellamiento de peregrinación

La dependencia desplegó células con su personal para la atención de víctimas, tanto en la zona del accidente como en los hospitales donde son atendidos los lesionados

Policiaca

Arrestan a mujer acusada de obligar a un niño a vender en el Metro

La mujer de 27 años de edad fue ingresada al Penal de Santa Martha Acatitla, acusada de explotación laboral en perjuicio de un niño de diez años