/ miércoles 30 de junio de 2021

Hace falta transparencia en fideicomisos con recursos públicos: México Evalua

Como toda información pública gubernamental, los fideicomisos están sujetos al principio de máxima publicidad establecido en la Constitución mexicana.

Los fideicomisos con recursos públicos se han convertido en bandera en la “lucha” contra la corrupción de esta administración, aunque de forma inconsistente: se reprueba su uso, pero el Gobierno sigue apostando fuertemente por ellos, aseguró Mariana Campos, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas, de México Evalúa.

En una conferencia de prensa virtual, la especialista remarcó que falla la transparencia en los fideicomisos. Detalló que el Gobierno ha sido inconsistente con los fideicomisos con recursos públicos.

Por un lado, puntualizó, en 2020 se decretó la extinción de 109 de ellos, supuestamente para combatir la discrecionalidad y la corrupción en su uso, pero lo hizo sin llevar a cabo una evaluación acerca del impacto que tendría esta extinción en los sectores y personas beneficiarias de los proyectos/programas financiados a partir de estos instrumentos.

LEE TAMBIEN: SNTE tendrá senadores, diputados federales y locales para impulsar agenda educativa

Por otro, el Gobierno sigue considerándolos instrumentos útiles, pues al cierre de 2020 se les ‘transfirieron’ 167.7 mmdp, un aumento después de dos años de reducción en estas transferencias.

SE EXTINGUIERON 109 FIDEICOMISOS

Campos detalló que el año pasado se dictaminó la extinción de 109 fideicomisos equivalentes a 68.5 mil millones de pesos (mmdp). “Lo cierto es que tal extinción masiva se hizo sin rendición de cuentas y no ha desembocado en un uso más transparente y con mejores prácticas de los fideicomisos restantes”.

Se observan transferencias de grandes montos del presupuesto federal hacia este tipo de instrumentos al cierre del 2020 (167.7 mmdp). Para otros fideicomisos, como el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), que se encuentra en su nivel más bajo desde 2013, su uso ha sido más bien excesivo.

Anunció que desde la iniciativa ciudadana #YoMeSumo, México Evalúa llama para que esta administración se comprometa a impulsar las prácticas de rendición de cuentas de los fideicomisos, que incluyen la evaluación de su desempeño, la publicación de sus estados financieros –como lo establece la Ley de Austeridad– y la igualación de su nivel de transparencia con la del presupuesto federal.

El destino de los recursos debería ser rastreable para identificar si persigue el objetivo para el que fue creado y si es socioeconómicamente útil. Como ciudadanos (y contribuyentes) tenemos derecho a saber hacia dónde se orientan y en qué se gastan todos los recursos públicos, más aún cuando se encauzan por vías excepcionales

Mariana Campos, coordinadora del programa de Gasto y Rendición de Cuentas en México Evalúa.


Como toda información pública gubernamental, los fideicomisos están sujetos al principio de máxima publicidad establecido en la Constitución mexicana.

En atención a ello, en los últimos años su marco normativo se ha fortalecido, como lo demuestran la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública de 2015 o la Ley Federal de Austeridad Republicana, publicada en 2019. Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil han detectado que no todos los fideicomisos cumplen al 100% con las obligaciones de transparencia, y tampoco se ha implementado la obligación de la Ley de Austeridad.

NECESARIO FORTALECER RENDICIÓN DE CUENTAS

México Evalúa, en el artículo que acompaña su propuesta de política pública, también señala dos casos concretos en los que es necesario fortalecer la rendición de cuentas de fideicomisos con recursos públicos.

El primero, el de las aportaciones sustanciales realizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional a este tipo de figuras; y es que el 34% del gasto que la Sedena ejerció en el primer trimestre de 2021 fueron aportaciones a fideicomisos públicos (11.3 mmdp).

La segunda, el uso excesivo del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), diseñado para utilizarse como una reserva cuando los ingresos son menores a lo planeado. Al cierre del primer trimestre de 2021, el FEIP se encuentra en su nivel más bajo desde 2013: 15.8 mmdp.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ante este panorama, ¿qué recomienda #YoMeSumo? Crear una política pública integral, con medidas de gobernanza y rendición de cuentas para el manejo responsable de los fideicomisos que administren recursos públicos, que en primer lugar incluya esquemas de evaluación sobre el desempeño de los fideicomisos.

Publicar un registro único de fideicomisos. Ampliar el alcance del portal de transparencia presupuestaria de la SHCP para integrar en un único repositorio de información los fideicomisos que utilizan recursos públicos (es decir, mediante convenios integrar todos los vigentes a nivel federal y estatal, considerando a todos los poderes, incluyendo fideicomisos privados que usan recursos públicos), así como categorías específicas para los fideicomisos en proceso de extinción.

Consolidar la información de los fideicomisos con la del presupuesto, para mejorar la trazabilidad de los recursos. Para superar la falta de transparencia de los fideicomisos y elevarla a los estándares del presupuesto, es urgente contar con una versión del presupuesto pagado que considere el gasto hecho a través de ellos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Los fideicomisos con recursos públicos se han convertido en bandera en la “lucha” contra la corrupción de esta administración, aunque de forma inconsistente: se reprueba su uso, pero el Gobierno sigue apostando fuertemente por ellos, aseguró Mariana Campos, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas, de México Evalúa.

En una conferencia de prensa virtual, la especialista remarcó que falla la transparencia en los fideicomisos. Detalló que el Gobierno ha sido inconsistente con los fideicomisos con recursos públicos.

Por un lado, puntualizó, en 2020 se decretó la extinción de 109 de ellos, supuestamente para combatir la discrecionalidad y la corrupción en su uso, pero lo hizo sin llevar a cabo una evaluación acerca del impacto que tendría esta extinción en los sectores y personas beneficiarias de los proyectos/programas financiados a partir de estos instrumentos.

LEE TAMBIEN: SNTE tendrá senadores, diputados federales y locales para impulsar agenda educativa

Por otro, el Gobierno sigue considerándolos instrumentos útiles, pues al cierre de 2020 se les ‘transfirieron’ 167.7 mmdp, un aumento después de dos años de reducción en estas transferencias.

SE EXTINGUIERON 109 FIDEICOMISOS

Campos detalló que el año pasado se dictaminó la extinción de 109 fideicomisos equivalentes a 68.5 mil millones de pesos (mmdp). “Lo cierto es que tal extinción masiva se hizo sin rendición de cuentas y no ha desembocado en un uso más transparente y con mejores prácticas de los fideicomisos restantes”.

Se observan transferencias de grandes montos del presupuesto federal hacia este tipo de instrumentos al cierre del 2020 (167.7 mmdp). Para otros fideicomisos, como el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), que se encuentra en su nivel más bajo desde 2013, su uso ha sido más bien excesivo.

Anunció que desde la iniciativa ciudadana #YoMeSumo, México Evalúa llama para que esta administración se comprometa a impulsar las prácticas de rendición de cuentas de los fideicomisos, que incluyen la evaluación de su desempeño, la publicación de sus estados financieros –como lo establece la Ley de Austeridad– y la igualación de su nivel de transparencia con la del presupuesto federal.

El destino de los recursos debería ser rastreable para identificar si persigue el objetivo para el que fue creado y si es socioeconómicamente útil. Como ciudadanos (y contribuyentes) tenemos derecho a saber hacia dónde se orientan y en qué se gastan todos los recursos públicos, más aún cuando se encauzan por vías excepcionales

Mariana Campos, coordinadora del programa de Gasto y Rendición de Cuentas en México Evalúa.


Como toda información pública gubernamental, los fideicomisos están sujetos al principio de máxima publicidad establecido en la Constitución mexicana.

En atención a ello, en los últimos años su marco normativo se ha fortalecido, como lo demuestran la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública de 2015 o la Ley Federal de Austeridad Republicana, publicada en 2019. Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil han detectado que no todos los fideicomisos cumplen al 100% con las obligaciones de transparencia, y tampoco se ha implementado la obligación de la Ley de Austeridad.

NECESARIO FORTALECER RENDICIÓN DE CUENTAS

México Evalúa, en el artículo que acompaña su propuesta de política pública, también señala dos casos concretos en los que es necesario fortalecer la rendición de cuentas de fideicomisos con recursos públicos.

El primero, el de las aportaciones sustanciales realizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional a este tipo de figuras; y es que el 34% del gasto que la Sedena ejerció en el primer trimestre de 2021 fueron aportaciones a fideicomisos públicos (11.3 mmdp).

La segunda, el uso excesivo del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), diseñado para utilizarse como una reserva cuando los ingresos son menores a lo planeado. Al cierre del primer trimestre de 2021, el FEIP se encuentra en su nivel más bajo desde 2013: 15.8 mmdp.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ante este panorama, ¿qué recomienda #YoMeSumo? Crear una política pública integral, con medidas de gobernanza y rendición de cuentas para el manejo responsable de los fideicomisos que administren recursos públicos, que en primer lugar incluya esquemas de evaluación sobre el desempeño de los fideicomisos.

Publicar un registro único de fideicomisos. Ampliar el alcance del portal de transparencia presupuestaria de la SHCP para integrar en un único repositorio de información los fideicomisos que utilizan recursos públicos (es decir, mediante convenios integrar todos los vigentes a nivel federal y estatal, considerando a todos los poderes, incluyendo fideicomisos privados que usan recursos públicos), así como categorías específicas para los fideicomisos en proceso de extinción.

Consolidar la información de los fideicomisos con la del presupuesto, para mejorar la trazabilidad de los recursos. Para superar la falta de transparencia de los fideicomisos y elevarla a los estándares del presupuesto, es urgente contar con una versión del presupuesto pagado que considere el gasto hecho a través de ellos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Aseguran predio en la colonia Moctezuma utilizado como deshuesadero

Al interior de un predio en la segunda sección de la Moctezuma se localizaron autos y carroecerias con reporte de robo

Gossip

Natalia Téllez apadrina la obra MMF amor, deseo, apego y la gente que no entiende la diferencia

Natalia Téllez y Daniel Tovar, apadrinaron el estreno de esta historia sobre el poliamor entre los centennials

Arte

Alex Katz y sus retratos múltiples

El pintor, considerado una de las principales figuras del arte norteamericano del siglo XX, sigue activo a sus 94 años y es motivo de una retrospectiva que se presenta en Madrid

Mundo

Por qué no paran de subir los precios

Los precios que pagamos por los alimentos hoy en día no reflejan el verdadero costo de producirlos, y para muchos ese sistema ya es insostenible

Salud

Zenda.la, seguros médicos para todos

Una plataforma ofrece aseguramiento gratuito para cualquier persona y de manera remota, en la que sólo te registras y desde ese momento ya tienes acceso a un plan básico