/ viernes 24 de junio de 2022

Estigma condena a comunidad LGBT+ a un bajo estándar de cuidado a su salud: Ophelia Pastrana

La activista señaló que el personal de salud tiene poca información sobre temas de diversidad

Muchos aspectos de la vida Trans pasan por temas de salud y atención médica, “porque cualquier tipo de problema de salud que tengas te van a decir que es culpa de tu transición”, declaró Ophelia Pastrana, activista e influencer de la comunidad LGBTTTIQ+.

Al platicar a LA PRENSA las dificultades que personas de la comunidad Trans enfrentan a la hora de solicitar algún tipo de atención médica, Ophelia Pastrana respondió: “se habla del Síndrome del Brazo Roto Trans, el cual se maneja como una broma para decir que tengan lo que tengas, siempre van a culpar ese problema de salud a tu transición”.

“Si vas al médico por un tema de sobrepeso, el doctor te dice que es por la transición, lo que provoca que personas de la comunidad tengan un estándar de cuidado de la salud muy bajo”, indicó Ophelia al explicar que detener la transición no curaría automáticamente un brazo roto.

“Si tienes alguna complicación de algo, inmediatamente lo primero que te dicen es que es por las hormonas, eso cuando reciben atención médica, porque yo me encontré con una endocrinóloga que me dijo que solo me daría consulta de noche, porque de día asustaba a sus pacientes”, platicó.

Al señalar que el personal de salud tiene poca información sobre temas de diversidad, Ophelia Pastrana indicó que la diversidad en el país es ya una realidad y al menos el 11% de la población se identifica con alguna de ellas.

Es como sí un médico quisiera seguir operando con las técnicas y conocimientos que se tenían en la década de los 80 's. “El tema de género está muy mal entendido, es un problema que debemos analizar cómo solucionamos, porque no es un tema que viva una persona en particular”, indicó.

Señaló que actualmente hay servicios de salud e instituciones que no quieren recibir donativos de sangre de la comunidad LGBT, cuando ya existe una NOM mexicana que habla al respecto.

Recordó que en Guadalajara se vivió un caso muy mediático de una chica que fue agredida con ácido en la calle y no quisieron recibirla en el hospital.

También mencionó el caso de una persona que tuvo un accidente vehicular y al llegar la ambulancia el personal dijo: “no llevó jot…”

“Estas historias las escuchas y claro que suceden, hay personal de salud que ni siquiera quiere recibir a alguien de la comunidad”, comentó al destacar la importancia de generar mayor sensibilidad de estos temas entre el personal médico y de salud en general.

Señaló que el acceso a medicamentos en los últimos años se ha convertido en un asunto muy complejo no solo para las personas que viven con VIH o de la comunidad LGBT, sino para toda la ciudadanía con cualquier tipo de problema de salud, como son los niños con cáncer.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Ahora se ha vuelto muy normal escuchar y hablar de desabasto de medicamentos y lo poco que hay está mal distribuido”, indicó Ophelia al señalar que esto no es un asunto que se generó a raíz de la pandemia de Covid-19, sino que ya venía antes.

Otro rubro que ha golpeado severamente la austeridad presupuestal es el trabajo que venían realizando muchas organizaciones de activistas de la sociedad civil que se dedicaban a atender problemáticas de salud muy específicas o en poblaciones muy pequeñas, que sí no hacían ellos, nadie las hacía.

Indicó que el recorte presupuestal para impulsar este tipo de actividades, evidentemente, pone a la gente en peligro, siendo los grupos más vulnerables los primeros en sufrir las consecuencias.

“Los problemas no se van a solucionar tapándose las orejas, porque nos van a explotar en la cara; y aunque no sufras la falta de atención o la falta de algún medicamento, es deshumano saber qué está sucediendo y no hacer nada”, apuntó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Muchos aspectos de la vida Trans pasan por temas de salud y atención médica, “porque cualquier tipo de problema de salud que tengas te van a decir que es culpa de tu transición”, declaró Ophelia Pastrana, activista e influencer de la comunidad LGBTTTIQ+.

Al platicar a LA PRENSA las dificultades que personas de la comunidad Trans enfrentan a la hora de solicitar algún tipo de atención médica, Ophelia Pastrana respondió: “se habla del Síndrome del Brazo Roto Trans, el cual se maneja como una broma para decir que tengan lo que tengas, siempre van a culpar ese problema de salud a tu transición”.

“Si vas al médico por un tema de sobrepeso, el doctor te dice que es por la transición, lo que provoca que personas de la comunidad tengan un estándar de cuidado de la salud muy bajo”, indicó Ophelia al explicar que detener la transición no curaría automáticamente un brazo roto.

“Si tienes alguna complicación de algo, inmediatamente lo primero que te dicen es que es por las hormonas, eso cuando reciben atención médica, porque yo me encontré con una endocrinóloga que me dijo que solo me daría consulta de noche, porque de día asustaba a sus pacientes”, platicó.

Al señalar que el personal de salud tiene poca información sobre temas de diversidad, Ophelia Pastrana indicó que la diversidad en el país es ya una realidad y al menos el 11% de la población se identifica con alguna de ellas.

Es como sí un médico quisiera seguir operando con las técnicas y conocimientos que se tenían en la década de los 80 's. “El tema de género está muy mal entendido, es un problema que debemos analizar cómo solucionamos, porque no es un tema que viva una persona en particular”, indicó.

Señaló que actualmente hay servicios de salud e instituciones que no quieren recibir donativos de sangre de la comunidad LGBT, cuando ya existe una NOM mexicana que habla al respecto.

Recordó que en Guadalajara se vivió un caso muy mediático de una chica que fue agredida con ácido en la calle y no quisieron recibirla en el hospital.

También mencionó el caso de una persona que tuvo un accidente vehicular y al llegar la ambulancia el personal dijo: “no llevó jot…”

“Estas historias las escuchas y claro que suceden, hay personal de salud que ni siquiera quiere recibir a alguien de la comunidad”, comentó al destacar la importancia de generar mayor sensibilidad de estos temas entre el personal médico y de salud en general.

Señaló que el acceso a medicamentos en los últimos años se ha convertido en un asunto muy complejo no solo para las personas que viven con VIH o de la comunidad LGBT, sino para toda la ciudadanía con cualquier tipo de problema de salud, como son los niños con cáncer.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Ahora se ha vuelto muy normal escuchar y hablar de desabasto de medicamentos y lo poco que hay está mal distribuido”, indicó Ophelia al señalar que esto no es un asunto que se generó a raíz de la pandemia de Covid-19, sino que ya venía antes.

Otro rubro que ha golpeado severamente la austeridad presupuestal es el trabajo que venían realizando muchas organizaciones de activistas de la sociedad civil que se dedicaban a atender problemáticas de salud muy específicas o en poblaciones muy pequeñas, que sí no hacían ellos, nadie las hacía.

Indicó que el recorte presupuestal para impulsar este tipo de actividades, evidentemente, pone a la gente en peligro, siendo los grupos más vulnerables los primeros en sufrir las consecuencias.

“Los problemas no se van a solucionar tapándose las orejas, porque nos van a explotar en la cara; y aunque no sufras la falta de atención o la falta de algún medicamento, es deshumano saber qué está sucediendo y no hacer nada”, apuntó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem