/ miércoles 7 de agosto de 2019

En medio de lodo y mugre, el norponiente del Edomex

Brigadas de la comisión de agua estatal, se han dado a la tarea de realizar la desinfección de patios y cisternas.

En medio de la acumulación de lodo y agua pestilente que emerge de la red de alcantarillado, habitantes de municipios como Cuautitlán Izcalli, Villa Nicolás Romero, Atizapán de Zaragoza y Chimalhuacán, realizan sus actividades cotidianas, brincando literalmente los charcos, mientras personal de la Comisión de Agua del Estado de México realizan labores de desazolve para limpiar calles y avenidas.

En Nicolás Romero se desbordó el río conocido como “Pueblo Viejo” y otro de los cauces, denominado Sitio 217, registró escurrimientos como resultado de las intensas precipitaciones pluviales que han azotado a la zona norponiente del Estado de México.

Ahí, vecinos de las colonias aledañas, vieron cómo la acumulación de agua se dio en cuestión de minutos y comenzó a penetrar a sus viviendas. Martha López González, residente de la zona, indicó que la lluvia provocó inundaciones que se agravaron con el desbordamiento del mencionado río.

En la colonia cumbres de Cuautitlán Izcalli, Rogelio Machorro Hernández, quien tiene un taller mecánico, afirmó que año con año es la misma incertidumbre de las familias, quienes viven con el temor de ver afectadas sus viviendas.

Foto: especial

Foto: especial

En ese municipio también se desbordó la presa El Angulo, generando con ello afectaciones a decenas de viviendas, cuyas habitantes perdieron algunos de sus muebles porque el agua entró a los patios y a las plantas bajas de las casas.

De acuerdo con la Comisión de Agua del Estado de México, los aguaceros que han caído desde el lunes pasado han afectado a 71 viviendas del Fraccionamiento Bulevares Guadalupe y de la Unidad Habitacional Sitio 217.

Foto: especial

Foto: especial

Brigadas de agua de limpia del organismo se han dado a la tarea de realizar la desinfección de patios y cisternas.

En tanto, cuadrillas del Grupo Tláloc trabajan sondeando las líneas del drenaje municipal y limpiando las calles, con dos equipos de presión succión, dos camiones cisterna, una retroexcavadora, dos camionetas de 3.5 toneladas y un camión tipo volteo.

Foto: especial

Foto: especial

Por otro lado, en Cuautitlán Izcalli, luego de retirar 100 toneladas de basura de la presa El Ángulo, este día iniciaron los trabajos preliminares para llevar a cabo la reparación preventiva de una fisura localizada en el muro de la cortina del embalse.

La CAEM mantiene un monitoreo permanente de la presa, con la presencia en el sitio de 18 especialistas en desalojo de agua y drenajes, tres bombas especializadas que, en conjunto, tienen una capacidad de extracción de 450 litros por segundo, un camión de presión succión, una retroexcavadora, un mini cargador y una grúa tipo Hyab.

En medio de la acumulación de lodo y agua pestilente que emerge de la red de alcantarillado, habitantes de municipios como Cuautitlán Izcalli, Villa Nicolás Romero, Atizapán de Zaragoza y Chimalhuacán, realizan sus actividades cotidianas, brincando literalmente los charcos, mientras personal de la Comisión de Agua del Estado de México realizan labores de desazolve para limpiar calles y avenidas.

En Nicolás Romero se desbordó el río conocido como “Pueblo Viejo” y otro de los cauces, denominado Sitio 217, registró escurrimientos como resultado de las intensas precipitaciones pluviales que han azotado a la zona norponiente del Estado de México.

Ahí, vecinos de las colonias aledañas, vieron cómo la acumulación de agua se dio en cuestión de minutos y comenzó a penetrar a sus viviendas. Martha López González, residente de la zona, indicó que la lluvia provocó inundaciones que se agravaron con el desbordamiento del mencionado río.

En la colonia cumbres de Cuautitlán Izcalli, Rogelio Machorro Hernández, quien tiene un taller mecánico, afirmó que año con año es la misma incertidumbre de las familias, quienes viven con el temor de ver afectadas sus viviendas.

Foto: especial

Foto: especial

En ese municipio también se desbordó la presa El Angulo, generando con ello afectaciones a decenas de viviendas, cuyas habitantes perdieron algunos de sus muebles porque el agua entró a los patios y a las plantas bajas de las casas.

De acuerdo con la Comisión de Agua del Estado de México, los aguaceros que han caído desde el lunes pasado han afectado a 71 viviendas del Fraccionamiento Bulevares Guadalupe y de la Unidad Habitacional Sitio 217.

Foto: especial

Foto: especial

Brigadas de agua de limpia del organismo se han dado a la tarea de realizar la desinfección de patios y cisternas.

En tanto, cuadrillas del Grupo Tláloc trabajan sondeando las líneas del drenaje municipal y limpiando las calles, con dos equipos de presión succión, dos camiones cisterna, una retroexcavadora, dos camionetas de 3.5 toneladas y un camión tipo volteo.

Foto: especial

Foto: especial

Por otro lado, en Cuautitlán Izcalli, luego de retirar 100 toneladas de basura de la presa El Ángulo, este día iniciaron los trabajos preliminares para llevar a cabo la reparación preventiva de una fisura localizada en el muro de la cortina del embalse.

La CAEM mantiene un monitoreo permanente de la presa, con la presencia en el sitio de 18 especialistas en desalojo de agua y drenajes, tres bombas especializadas que, en conjunto, tienen una capacidad de extracción de 450 litros por segundo, un camión de presión succión, una retroexcavadora, un mini cargador y una grúa tipo Hyab.