/ jueves 13 de febrero de 2020

Convoca STUNAM a darle la espalda a acciones violentas en la UNAM

Y no dar pretexto que esbozados tomen el control

Ciudad de México.- Ante la violencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, el Sindicato de Trabajadores de esa casa de estudios (STUNAM) reiteró su postura en defensa de la UNAM y dijo no a la violencia de género.

Por lo que llamó a “darle la espalda” a las acciones violentas y a que se abran espacios de diálogo y se concerte políticas que le cierren las puertas a la violencia de género y se respeten y protejan los espacios universitarios que a todos nos pertenecen.

No compartimos, agregó, es el sexismo, la utilización de la violencia contra bienes culturales que son propiedad de hombres y mujeres, como pretexto para llevar adelante una lucha de corto plazo, la que en los últimos tiempos solo ha dejado olas de violencia, cerrazón, imposición de criterios, luchas de mujeres contra hombres e imágenes embozadas que no muestran rostros y que no anteponen argumentos.

Se pronunció por no dar pretextos para que, mediante la intolerancia, gente embozada tome el control de espacios que a todos nos pertenecen, situaciones que consideramos solo son distractores que en lugar de ayudar a avanzar solo incrementan el repudio a posiciones irracionales que nada abonan a la creación de conciencia entre la comunidad universitaria sobre el tema.

En su postura aprobada por unanimidad en el Consejo General de Representantes donde se encuentran los delegados sindicales de las 210 dependencias de la Máxima Casa de Estudios, expuso que por los hechos de violencia que se han presentado, “respaldamos la conducta que han asumido nuestros vigilantes de base de la UNAM, quienes en todo momento mostraron prudencia”.

En un pronunciamiento, el STUNAM insistió que como organización sindical en todo momento han reivindicado los derechos de las mujeres, “abriéndoles oportunidades y espacios para que se expresen ampliamente en la política, economía y cultura, combatiendo la violencia hacia ellas, compartiendo entre hombres y mujeres la manutención y administración de los hogares”.

Estas acciones forman parte de nuestra práctica política diaria y todo esto lo entendemos como banderas que enarbola el feminismo que se ha desarrollado en el STUNAM.

Actualmente se han incrementado los crímenes y la violencia contra las mujeres, situaciones deleznables y repudiables que deben ser combatidas con acciones y argumentos que incidan en la sociedad para que se promulguen leyes protectoras hacia las mujeres y hacia la vida en general, que inclinen culturalmente a la población a ver a la mujer como una compañera y al hombre como un compañero y no como contrincantes.

En la UNAM debemos hacer lo mismo, ya que en nuestro centro de educación se debe impulsar la política de igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, “cero violencia”.

Ciudad de México.- Ante la violencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, el Sindicato de Trabajadores de esa casa de estudios (STUNAM) reiteró su postura en defensa de la UNAM y dijo no a la violencia de género.

Por lo que llamó a “darle la espalda” a las acciones violentas y a que se abran espacios de diálogo y se concerte políticas que le cierren las puertas a la violencia de género y se respeten y protejan los espacios universitarios que a todos nos pertenecen.

No compartimos, agregó, es el sexismo, la utilización de la violencia contra bienes culturales que son propiedad de hombres y mujeres, como pretexto para llevar adelante una lucha de corto plazo, la que en los últimos tiempos solo ha dejado olas de violencia, cerrazón, imposición de criterios, luchas de mujeres contra hombres e imágenes embozadas que no muestran rostros y que no anteponen argumentos.

Se pronunció por no dar pretextos para que, mediante la intolerancia, gente embozada tome el control de espacios que a todos nos pertenecen, situaciones que consideramos solo son distractores que en lugar de ayudar a avanzar solo incrementan el repudio a posiciones irracionales que nada abonan a la creación de conciencia entre la comunidad universitaria sobre el tema.

En su postura aprobada por unanimidad en el Consejo General de Representantes donde se encuentran los delegados sindicales de las 210 dependencias de la Máxima Casa de Estudios, expuso que por los hechos de violencia que se han presentado, “respaldamos la conducta que han asumido nuestros vigilantes de base de la UNAM, quienes en todo momento mostraron prudencia”.

En un pronunciamiento, el STUNAM insistió que como organización sindical en todo momento han reivindicado los derechos de las mujeres, “abriéndoles oportunidades y espacios para que se expresen ampliamente en la política, economía y cultura, combatiendo la violencia hacia ellas, compartiendo entre hombres y mujeres la manutención y administración de los hogares”.

Estas acciones forman parte de nuestra práctica política diaria y todo esto lo entendemos como banderas que enarbola el feminismo que se ha desarrollado en el STUNAM.

Actualmente se han incrementado los crímenes y la violencia contra las mujeres, situaciones deleznables y repudiables que deben ser combatidas con acciones y argumentos que incidan en la sociedad para que se promulguen leyes protectoras hacia las mujeres y hacia la vida en general, que inclinen culturalmente a la población a ver a la mujer como una compañera y al hombre como un compañero y no como contrincantes.

En la UNAM debemos hacer lo mismo, ya que en nuestro centro de educación se debe impulsar la política de igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, “cero violencia”.