/ martes 28 de julio de 2020

Comemos menos por Covid-19 reducción de salario, desempleo y alza de precios la razón

En 80 por ciento de pequeños comercios a la hora de pagar no les alcanza y dejan o piden fiado

A consecuencia de la emergencia sanitaria por Covid-19, el consumo de las familias cayó 25%, presionado principalmente por el desempleo, el pago parcial de salarios y encarecimiento de la canasta básica, que en algunos productos va por arriba del 80%.

Así lo informó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) al precisar que en el periodo comprendido entre febrero y julio de 2020, el 80% de los pequeños comercios reportan que al momento de hacer sus compras, los clientes refieren que no les alcanza, dicen que tienen que pedir prestado o fiado.

Al dar a conocer, en conferencia virtual, los resultados de la de 12ª Encuesta "Impacto COVID-19 Pequeño Comercio”, el presidente de Anpec señaló que 8 de cada 10 personas realizan sus compras diarias; es decir, compran lo que van a consumir al día, como una forma de autoregular su consumo y su gasto.

Cuauhtémoc Rivera informó que el sondeo arrojó que 7 de cada 10 consumidores dan mayor importancia al precio del producto, que al tema de calidad, marca o información de valor nutricional en el etiquetado.

“Para tomar su decisión de compra, las personas lo primero que toman en cuenta es el precio y la fecha de caducidad”, precisó al agregar que 8 de cada 10 consumidores no considera viable mantener hábitos saludables.

De acuerdo al sondeo, en lo que va de la contingencia han cerrado 150 mil pequeños negocios en todo el país, siendo la zona del Valle de México la más afectada, lo que significa una pérdida de empleos para el sector de alrededor de 300 a 500 mil puestos de trabajo.

Cuauhtémoc Rivera detalló que la caída de 25% en el consumo familiar, se debe principalmente a tres factores: desempleo, reducción del ingreso y encarecimiento de los productos de la canasta básica.

“Las familias se están tronando los dedos y mordiéndose las uñas todos los días”, declaró al precisar que 6 de cada 10 familias refieren haber reducido su consumo en los últimos meses.

Indicó que de acuerdo a estimaciones de INEGI y Ceneval, alrededor de 14 o 16 millones de mexicanos podrían engrosar las filas de pobreza, no solo por el desempleo, sino también por la reducción en el ingreso, debido al pago parcial de salarios que muchos trabajadores aceptaron para no perder su empleo.

Precisó que de los 33 productos que conforman la canasta básica, los que han registrado los mayores incrementos son: huevo por arriba del 68%; frijol 49%; jitomate 34%, aguacate 20% y refrescos 64%.

Rivera señaló que 8 de cada 10 consumidores rechaza el incremento de impuestos a bebidas azucaradas y tabaco, al considerar que son gravámenes que incrementan el precio final de los productos y es un asunto que tiene que ver más con la recaudación que con la salud pública.

Respecto a los apoyos gubernamentales, la 12ª Encuesta "Impacto COVID-19 Pequeño Comercio” reveló que los pequeños comercios no han pedido el crédito de 25 mil pesos, por considerar que no es suficiente y persiste incertidumbre, ya que 6 de cada 10 personas, calificó la información oficial de la pandemia como confusa y el manejo ineficiente.

Otro impedimento para solicitar el crédito es que 6 de cada 10 negocios no tienen IMSS, ni pertenecen al padrón del Programa Bienestar, que de acuerdo a cifras oficiales tiene 7 millones de afiliados.


A consecuencia de la emergencia sanitaria por Covid-19, el consumo de las familias cayó 25%, presionado principalmente por el desempleo, el pago parcial de salarios y encarecimiento de la canasta básica, que en algunos productos va por arriba del 80%.

Así lo informó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) al precisar que en el periodo comprendido entre febrero y julio de 2020, el 80% de los pequeños comercios reportan que al momento de hacer sus compras, los clientes refieren que no les alcanza, dicen que tienen que pedir prestado o fiado.

Al dar a conocer, en conferencia virtual, los resultados de la de 12ª Encuesta "Impacto COVID-19 Pequeño Comercio”, el presidente de Anpec señaló que 8 de cada 10 personas realizan sus compras diarias; es decir, compran lo que van a consumir al día, como una forma de autoregular su consumo y su gasto.

Cuauhtémoc Rivera informó que el sondeo arrojó que 7 de cada 10 consumidores dan mayor importancia al precio del producto, que al tema de calidad, marca o información de valor nutricional en el etiquetado.

“Para tomar su decisión de compra, las personas lo primero que toman en cuenta es el precio y la fecha de caducidad”, precisó al agregar que 8 de cada 10 consumidores no considera viable mantener hábitos saludables.

De acuerdo al sondeo, en lo que va de la contingencia han cerrado 150 mil pequeños negocios en todo el país, siendo la zona del Valle de México la más afectada, lo que significa una pérdida de empleos para el sector de alrededor de 300 a 500 mil puestos de trabajo.

Cuauhtémoc Rivera detalló que la caída de 25% en el consumo familiar, se debe principalmente a tres factores: desempleo, reducción del ingreso y encarecimiento de los productos de la canasta básica.

“Las familias se están tronando los dedos y mordiéndose las uñas todos los días”, declaró al precisar que 6 de cada 10 familias refieren haber reducido su consumo en los últimos meses.

Indicó que de acuerdo a estimaciones de INEGI y Ceneval, alrededor de 14 o 16 millones de mexicanos podrían engrosar las filas de pobreza, no solo por el desempleo, sino también por la reducción en el ingreso, debido al pago parcial de salarios que muchos trabajadores aceptaron para no perder su empleo.

Precisó que de los 33 productos que conforman la canasta básica, los que han registrado los mayores incrementos son: huevo por arriba del 68%; frijol 49%; jitomate 34%, aguacate 20% y refrescos 64%.

Rivera señaló que 8 de cada 10 consumidores rechaza el incremento de impuestos a bebidas azucaradas y tabaco, al considerar que son gravámenes que incrementan el precio final de los productos y es un asunto que tiene que ver más con la recaudación que con la salud pública.

Respecto a los apoyos gubernamentales, la 12ª Encuesta "Impacto COVID-19 Pequeño Comercio” reveló que los pequeños comercios no han pedido el crédito de 25 mil pesos, por considerar que no es suficiente y persiste incertidumbre, ya que 6 de cada 10 personas, calificó la información oficial de la pandemia como confusa y el manejo ineficiente.

Otro impedimento para solicitar el crédito es que 6 de cada 10 negocios no tienen IMSS, ni pertenecen al padrón del Programa Bienestar, que de acuerdo a cifras oficiales tiene 7 millones de afiliados.


República

Localizan a Dylan, sano y salvo, ya está con su mamá

Tras casi dos meses y medio de búsqueda, desaparecido desde el 30 de junio pasado

Policiaca

Por exceso de velocidad mujer ocasionó fuerte choque en la Narvarte

El accidente fue resultado de una falta de precaución por parte de una de las implicadas, ya que manejaba a exceso de velocidad, cuando se le cruzó otro vehículo