/ miércoles 2 de diciembre de 2020

Realiza Iztapalapa pruebas de detección del VIH gratuitas

Se busca inhibir la propagación del padecimiento

La alcaldía Iztapalapa despliego un programa de detección permanente del virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) entre los habitantes de la demarcación, con el propósito de que quienes sean portadores reciban el tratamiento correspondiente, puedan tener una buena calidad de vida.

Con ello, se busca inhibir la propagación del padecimiento, informó la alcaldesa Clara Brugada Molina, quien llamó a la población a acudir a realizarse la prueba gratuitamente en los módulos itinerantes y en las oficinas del gobierno local.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el VIH-SIDA, Clara Brugada subrayó que alrededor de esta enfermedad, que es otra pandemia, “existen muchos tabús, exclusión y discriminación”, prácticas nocivas “con las que debemos acabar, pues somos una ciudad libertaria, una ciudad con derechos, una ciudad informada que quiere saber todo lo que acontece”.

Indicó que en Iztapalapa hay aproximadamente 6 mil 520 personas que viven con el virus, de las cuales mil 480 son mujeres, principalmente dedicadas al hogar entre las que se ha incrementado la incidencia de contagios por VIH.

Dijo que esto muestra la necesidad de que toda la población se haga pruebas de detección, pues “todos nos encontramos expuestos a contraerlo” y se estima que, de cada tres portadores, dos no saben que lo son.

Clara Brugada destacó que ante la importancia de luchar contra el VIH-Sida, la Alcaldía Iztapalapa ha realizado acciones para informar sobre los derechos sexuales y reproductivos a toda la población y para prevenir los contagios, como entrega de paquetes sanitarios que contienen preservativos, información para evitar la transmisión de virus y la realización de las pruebas rápidas.

Estas pruebas rápidas consisten en tomar una muestra de sangre en un dedo, colocarla en el reactivo y esperar tres minutos para saber el resultado. En caso de que el examen indique presunta positividad, se aplica un segundo reactivo, elaborado un laboratorio distinto del que fabricó el primero, a fin de tener mayor certeza en el resultado.

La alcaldía Iztapalapa despliego un programa de detección permanente del virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) entre los habitantes de la demarcación, con el propósito de que quienes sean portadores reciban el tratamiento correspondiente, puedan tener una buena calidad de vida.

Con ello, se busca inhibir la propagación del padecimiento, informó la alcaldesa Clara Brugada Molina, quien llamó a la población a acudir a realizarse la prueba gratuitamente en los módulos itinerantes y en las oficinas del gobierno local.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el VIH-SIDA, Clara Brugada subrayó que alrededor de esta enfermedad, que es otra pandemia, “existen muchos tabús, exclusión y discriminación”, prácticas nocivas “con las que debemos acabar, pues somos una ciudad libertaria, una ciudad con derechos, una ciudad informada que quiere saber todo lo que acontece”.

Indicó que en Iztapalapa hay aproximadamente 6 mil 520 personas que viven con el virus, de las cuales mil 480 son mujeres, principalmente dedicadas al hogar entre las que se ha incrementado la incidencia de contagios por VIH.

Dijo que esto muestra la necesidad de que toda la población se haga pruebas de detección, pues “todos nos encontramos expuestos a contraerlo” y se estima que, de cada tres portadores, dos no saben que lo son.

Clara Brugada destacó que ante la importancia de luchar contra el VIH-Sida, la Alcaldía Iztapalapa ha realizado acciones para informar sobre los derechos sexuales y reproductivos a toda la población y para prevenir los contagios, como entrega de paquetes sanitarios que contienen preservativos, información para evitar la transmisión de virus y la realización de las pruebas rápidas.

Estas pruebas rápidas consisten en tomar una muestra de sangre en un dedo, colocarla en el reactivo y esperar tres minutos para saber el resultado. En caso de que el examen indique presunta positividad, se aplica un segundo reactivo, elaborado un laboratorio distinto del que fabricó el primero, a fin de tener mayor certeza en el resultado.