/ miércoles 20 de enero de 2021

Propone Morena cárcel para quien lucre con tanques de oxigeno

No se vale que a costa de la salud de las personas, haya quienes quieren hacer negocio.

Cárcel de cuatro a siete años y multa de 75 a 200 días de salario, propuso la diputada morenista Esperanza Villalobos, para quienes lucren con tanques y concentradores de oxígeno, penas que durante una emergencia sanitaria, como la que se vive por el Covid-19, deben aumentar en una tercera parte.

La integrante de la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, exigió se castigue esa práctica, porque no se vale que a costa de la salud de las personas, haya quienes quieren hacer negocio.

Esperanza Villalobos, al fundamentar su iniciativa que presentó en la Comisión Permanente del Legislativo, dijo que el oxígeno siempre ha sido un elemento vital que se ha vuelto muy preciado actualmente, porque los síntomas graves del coronavirus son dificultad para respirar o sensación de falta de aire, el dolor opresión en el pecho y la incapacidad para hablar o moverse.

Abundó que si bien no son curados por apoyo de un tanque de oxígeno o de un respirador artificial, si constituyen un aditamento fundamental para que las personas puedan mantener la batalla contra la enfermedad.

Dijo que es de lamentar hayan surgido personas que aprovechan esta nueva y creciente necesidad, para sacar ventaja de la vulnerabilidad de las personas, con un incremento de los precios.

En el documento que presentó y fue remitido para su análisis y viabilidad a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso, Esperanza Villalobos expuso que para establecer el delito y la sanción en contra de quienes sacan provecho ilegal de la necesidad de insumos y equipo médico como tanques y concentradores de oxígeno, es indispensable adicionar un Artículo 232 bis al Código Penal para el Distrito Federal.

Propuso que a quienes cometan el delito de fraude con dichos insumos médicos, se les imponga una pena de cuatro a siete años de prisión y de 75 a 200 días de multa. Si la conducta se realiza durante una emergencia sanitaria declarada por las autoridades competentes, las penas aumentarían en una tercera parte.

El propósito, dijo, es sancionar a quienes cometen fraude con la venta y recarga de oxígeno, en el marco de la actual situación de pandemia por el Covid-19, porque se atenta directamente contra la vida de las personas.

Refirió que la capital del país, junto con el Estado de México, ha sido la entidad más afectada por el enorme flujo de personas que aquí habitan, con mayores tazas de confirmados, negativos y sospechosos. Por ello, se requieren de más insumos médicos para combatir los síntomas que deja la enfermedad.

Cárcel de cuatro a siete años y multa de 75 a 200 días de salario, propuso la diputada morenista Esperanza Villalobos, para quienes lucren con tanques y concentradores de oxígeno, penas que durante una emergencia sanitaria, como la que se vive por el Covid-19, deben aumentar en una tercera parte.

La integrante de la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, exigió se castigue esa práctica, porque no se vale que a costa de la salud de las personas, haya quienes quieren hacer negocio.

Esperanza Villalobos, al fundamentar su iniciativa que presentó en la Comisión Permanente del Legislativo, dijo que el oxígeno siempre ha sido un elemento vital que se ha vuelto muy preciado actualmente, porque los síntomas graves del coronavirus son dificultad para respirar o sensación de falta de aire, el dolor opresión en el pecho y la incapacidad para hablar o moverse.

Abundó que si bien no son curados por apoyo de un tanque de oxígeno o de un respirador artificial, si constituyen un aditamento fundamental para que las personas puedan mantener la batalla contra la enfermedad.

Dijo que es de lamentar hayan surgido personas que aprovechan esta nueva y creciente necesidad, para sacar ventaja de la vulnerabilidad de las personas, con un incremento de los precios.

En el documento que presentó y fue remitido para su análisis y viabilidad a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso, Esperanza Villalobos expuso que para establecer el delito y la sanción en contra de quienes sacan provecho ilegal de la necesidad de insumos y equipo médico como tanques y concentradores de oxígeno, es indispensable adicionar un Artículo 232 bis al Código Penal para el Distrito Federal.

Propuso que a quienes cometan el delito de fraude con dichos insumos médicos, se les imponga una pena de cuatro a siete años de prisión y de 75 a 200 días de multa. Si la conducta se realiza durante una emergencia sanitaria declarada por las autoridades competentes, las penas aumentarían en una tercera parte.

El propósito, dijo, es sancionar a quienes cometen fraude con la venta y recarga de oxígeno, en el marco de la actual situación de pandemia por el Covid-19, porque se atenta directamente contra la vida de las personas.

Refirió que la capital del país, junto con el Estado de México, ha sido la entidad más afectada por el enorme flujo de personas que aquí habitan, con mayores tazas de confirmados, negativos y sospechosos. Por ello, se requieren de más insumos médicos para combatir los síntomas que deja la enfermedad.