/ martes 27 de octubre de 2020

Ni la pandemia de Covid-19 detiene a seguidores de San Judas Tadeo

A pesar de las restricciones para la sana distancia, llegan las peregrinaciones


Ni la pandemia de Covid-19 ni las restricciones para entrar a la Iglesia de San Hipólito, detienen a los adoradores de San Judas Tadeo, que con cubrebocas y con su San Juditas, arriban para ofrecer sus respetos al apóstol de las causas difíciles.

El mismo centro religiosos anunció que las misas del 28 de octubre serían transmitidas a través de su página de Facebook, toda vez que el llamado de la autoridad fue a evitar las aglomeraciones.

Pese a ese llamado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana instaló una valla metálica sobre la calle de Hidalgo, donde la gente se formó con por lo menos un metro de distancia y únicamente pudieron ingresar aquellos que cumplieran con el uso de cubrebocas, además se les colocaba gel antibacterial.

La zona posterior a la Iglesia de San Hipólito definitivamente fue cerrada y únicamente se permitía la salida de los fieles, ya fuera hacia la calle de Zarco o el Paseo de la Reforma.

Estas restricciones no detuvieron la llegada de peregrinaciones, que conscientes o no de las medidas de seguridad, llegaron a pie o en vehículos con sus enormes figuras de San Judas Tadeo.

Así ocurrió con una peregrinación proveniente de la colonia Media Luna, del municipio de Ecatepec, cuyos integrantes caminaron por horas detrás de una camioneta, donde fue colocada una enorme figura de San Judas y otra de la virgen de Juquila.

Son doce años los que tienen de visitar este centro religioso, para dar gracias por los favores recibidos y para presentar sus respetos al apóstol de los casos difíciles, a quienes algunos han pedido trabajo, salud y cuidar a su familia, por lo que tienen su San Judas en casa, donde le prenden veladoras, inciensos y oran ante él antes de salir.

Pero no perdonan esta peregrinación cada año, y esta vez ni el coronavirus les impidió cumplir con su promesa.

“Venimos hace doce años a San Hipólito y ni la pandemia ni el Covid nos detiene, aquí estamos honrando a nuestro patrón” dijo uno de sus integrantes, al sostener que mientras haya salud continuarán con esta que ya se hizo una tradición, a la que se suman nuevas generaciones.

Durante este 27 de octubre, previo a la fiesta grande a San Judas Tadeo, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se encargaron de mantener el orden y agilizar el tránsito vehicular procedente de Reforma y Lázaro Cárdenas, sobre todo porque mucha gente rebasaba la valla de seguridad y esto obligaba a los autos a circular a menor velocidad.

Será este 28 de octubre, cuando las puertas estarán cerradas, aunque las misas podrán ser seguidas a través de la cuenta de Facebook de la iglesia de San Hipólito, la encuentras como Templo de San Hipólito

Suspenden fiesta grande de san Judas

¿Que te parece que el festejo a San Judas será por Internet?

Ver resultados


Ni la pandemia de Covid-19 ni las restricciones para entrar a la Iglesia de San Hipólito, detienen a los adoradores de San Judas Tadeo, que con cubrebocas y con su San Juditas, arriban para ofrecer sus respetos al apóstol de las causas difíciles.

El mismo centro religiosos anunció que las misas del 28 de octubre serían transmitidas a través de su página de Facebook, toda vez que el llamado de la autoridad fue a evitar las aglomeraciones.

Pese a ese llamado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana instaló una valla metálica sobre la calle de Hidalgo, donde la gente se formó con por lo menos un metro de distancia y únicamente pudieron ingresar aquellos que cumplieran con el uso de cubrebocas, además se les colocaba gel antibacterial.

La zona posterior a la Iglesia de San Hipólito definitivamente fue cerrada y únicamente se permitía la salida de los fieles, ya fuera hacia la calle de Zarco o el Paseo de la Reforma.

Estas restricciones no detuvieron la llegada de peregrinaciones, que conscientes o no de las medidas de seguridad, llegaron a pie o en vehículos con sus enormes figuras de San Judas Tadeo.

Así ocurrió con una peregrinación proveniente de la colonia Media Luna, del municipio de Ecatepec, cuyos integrantes caminaron por horas detrás de una camioneta, donde fue colocada una enorme figura de San Judas y otra de la virgen de Juquila.

Son doce años los que tienen de visitar este centro religioso, para dar gracias por los favores recibidos y para presentar sus respetos al apóstol de los casos difíciles, a quienes algunos han pedido trabajo, salud y cuidar a su familia, por lo que tienen su San Judas en casa, donde le prenden veladoras, inciensos y oran ante él antes de salir.

Pero no perdonan esta peregrinación cada año, y esta vez ni el coronavirus les impidió cumplir con su promesa.

“Venimos hace doce años a San Hipólito y ni la pandemia ni el Covid nos detiene, aquí estamos honrando a nuestro patrón” dijo uno de sus integrantes, al sostener que mientras haya salud continuarán con esta que ya se hizo una tradición, a la que se suman nuevas generaciones.

Durante este 27 de octubre, previo a la fiesta grande a San Judas Tadeo, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se encargaron de mantener el orden y agilizar el tránsito vehicular procedente de Reforma y Lázaro Cárdenas, sobre todo porque mucha gente rebasaba la valla de seguridad y esto obligaba a los autos a circular a menor velocidad.

Será este 28 de octubre, cuando las puertas estarán cerradas, aunque las misas podrán ser seguidas a través de la cuenta de Facebook de la iglesia de San Hipólito, la encuentras como Templo de San Hipólito

Suspenden fiesta grande de san Judas

¿Que te parece que el festejo a San Judas será por Internet?

Ver resultados

Policiaca

“Dame el celular si no te manoseo”, amenaza asaltante a pasajera en Edomex

Tras ser despojados, los usuarios le reclamaron al conductor por haberse detenido en dicho lugar

Policiaca

Mueren dos hombres al volcar su auto en Azcapotzalco

De acuerdo con los primeros informes, el conductor iba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad