/ lunes 29 de junio de 2020

Negligente Sheinbaum al imponer semáforo naranja en auge de la pandemia

Irresponsabilidad en agravio de la vida de los capitalinos: PRD-CDMX

La decisión de que este 29 de junio, la Ciudad de México cambió de semáforo rojo al naranja en pleno auge de la pandemia por Coronavirus, y sin haber una cifra confiable de contagios y decesos, es una irresponsabilidad y negligencia en agravio de la vida de los capitalinos por parte de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, quien evade su obligación como servidora pública de proteger la salud de la población.

Comentó la dirigente del PRD en la capital, Brenda Paola Villena Guillén, al calificar como un desdén a la salud de los habitantes de la ciudad que de nueva cuenta en el pico más alto de contagios contabilizados y reportados por la Secretaría de Salud federal y donde en el mes de junio han ocurrido más decesos que en el resto de los meses de la pandemia.

Y ahora, la Jefa de gobierno salga a decir que en la Ciudad de México la presencia de la enfermedad se ha reducido y anuncie de manera negligente el cambio del semáforo epidemiológico, cuando toda la zona conurbada del Valle de México se encuentra aún en semáforo rojo, indicó.

Exigió Brenda Villena a la jefatura de gobierno y a las alcaldías garantizar la protección de usuarios del transporte público ante el incremento de la movilidad por la apertura de más actividades y hacer cumplir las medidas sanitarias de distanciamiento físico, uso de cubrebocas, aumento de viajes y la sanitización diaria de unidades, entre otras.

La perredista afirmó que “desde el inicio señalamos que la apertura adelantada de actividades traería como consecuencia un aumento en el número de contagios y personas fallecidas. Ahora ahí están los resultados, la enfermedad sigue propagándose y ni siquiera hay certeza del registro de cifras, por eso es sumamente negligente e irresponsable que la jefa de gobierno pretenda bajar el semáforo de riesgo a color naranja”.

La dirigente perredista destacó que aunque haya una reducción en las cifras de personas hospitalizadas como lo reportan las autoridades sanitarias -las cuales también son inciertas- no significa que la pandemia en la CCDMX, esté disminuyendo y mucho menos esté domada, ya que muchas personas contagiadas son asintomáticas y pueden transmitir el virus poniendo en mayor riesgo a la población vulnerable.

Esto lo demuestra el programa de rastreo de contactos de personas contagiadas por Covid-19 en viviendas que está realizando la propia Secretaría de Salud de la ciudad, en el que hasta el momento según reportes de su titular, Oliva López Arrellano, se han realizado en las últimas dos semanas más 60 mil pruebas, de las cuales 40% a resultado positivo a coronavirus, lo que equivale a 24 mil casos, lo cual demuestra contundentemente que la pandemia no está disminuyendo.

“Sin duda pasar a semáforo naranja y a la apertura de más actividades en el periodo que se reportan la mayor cantidad de contagios traerá más consecuencias negativas a la salud de los habitantes de la ciudad, lo cual será responsabilidad solo de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal, el pasado 23 y 25 de junio el país registró el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia, con 6 mil 288 y 6 mil 541 casos confirmados, respectivamente, cifras que contradicen las estadísticas de la capital del país que marcan una tendencia a la baja, cuando es el epicentro de los contagios a nivel nacional.

Además, Villena Guillén cuestionó la poca claridad en el número de camas que se han asignado a cada uno de los hospitales de atención a la pandemia, ya que si en cada periodo fue asignado determinado número de camas, entonces es posible bajar el porcentaje de personas hospitalizadas, mas no el número de personas internadas, lo cual manipula la estadística y aumenta la negligencia de las autoridades.

De acuerdo con el programa presentado por el gobierno capitalino para la etapa del semáforo naranja, en plena cima de la pandemia, a partir del 29 y 30 de junio, comercio al menudeo, el Centro Histórico, clubes deportivos y actividades al aire libre estarán permitidas, y a partir del primero de julio, hoteles, restaurantes, tianguis, estéticas y tiendas departamentales reanudarán también actividades.

(EGS)

La decisión de que este 29 de junio, la Ciudad de México cambió de semáforo rojo al naranja en pleno auge de la pandemia por Coronavirus, y sin haber una cifra confiable de contagios y decesos, es una irresponsabilidad y negligencia en agravio de la vida de los capitalinos por parte de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, quien evade su obligación como servidora pública de proteger la salud de la población.

Comentó la dirigente del PRD en la capital, Brenda Paola Villena Guillén, al calificar como un desdén a la salud de los habitantes de la ciudad que de nueva cuenta en el pico más alto de contagios contabilizados y reportados por la Secretaría de Salud federal y donde en el mes de junio han ocurrido más decesos que en el resto de los meses de la pandemia.

Y ahora, la Jefa de gobierno salga a decir que en la Ciudad de México la presencia de la enfermedad se ha reducido y anuncie de manera negligente el cambio del semáforo epidemiológico, cuando toda la zona conurbada del Valle de México se encuentra aún en semáforo rojo, indicó.

Exigió Brenda Villena a la jefatura de gobierno y a las alcaldías garantizar la protección de usuarios del transporte público ante el incremento de la movilidad por la apertura de más actividades y hacer cumplir las medidas sanitarias de distanciamiento físico, uso de cubrebocas, aumento de viajes y la sanitización diaria de unidades, entre otras.

La perredista afirmó que “desde el inicio señalamos que la apertura adelantada de actividades traería como consecuencia un aumento en el número de contagios y personas fallecidas. Ahora ahí están los resultados, la enfermedad sigue propagándose y ni siquiera hay certeza del registro de cifras, por eso es sumamente negligente e irresponsable que la jefa de gobierno pretenda bajar el semáforo de riesgo a color naranja”.

La dirigente perredista destacó que aunque haya una reducción en las cifras de personas hospitalizadas como lo reportan las autoridades sanitarias -las cuales también son inciertas- no significa que la pandemia en la CCDMX, esté disminuyendo y mucho menos esté domada, ya que muchas personas contagiadas son asintomáticas y pueden transmitir el virus poniendo en mayor riesgo a la población vulnerable.

Esto lo demuestra el programa de rastreo de contactos de personas contagiadas por Covid-19 en viviendas que está realizando la propia Secretaría de Salud de la ciudad, en el que hasta el momento según reportes de su titular, Oliva López Arrellano, se han realizado en las últimas dos semanas más 60 mil pruebas, de las cuales 40% a resultado positivo a coronavirus, lo que equivale a 24 mil casos, lo cual demuestra contundentemente que la pandemia no está disminuyendo.

“Sin duda pasar a semáforo naranja y a la apertura de más actividades en el periodo que se reportan la mayor cantidad de contagios traerá más consecuencias negativas a la salud de los habitantes de la ciudad, lo cual será responsabilidad solo de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal, el pasado 23 y 25 de junio el país registró el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia, con 6 mil 288 y 6 mil 541 casos confirmados, respectivamente, cifras que contradicen las estadísticas de la capital del país que marcan una tendencia a la baja, cuando es el epicentro de los contagios a nivel nacional.

Además, Villena Guillén cuestionó la poca claridad en el número de camas que se han asignado a cada uno de los hospitales de atención a la pandemia, ya que si en cada periodo fue asignado determinado número de camas, entonces es posible bajar el porcentaje de personas hospitalizadas, mas no el número de personas internadas, lo cual manipula la estadística y aumenta la negligencia de las autoridades.

De acuerdo con el programa presentado por el gobierno capitalino para la etapa del semáforo naranja, en plena cima de la pandemia, a partir del 29 y 30 de junio, comercio al menudeo, el Centro Histórico, clubes deportivos y actividades al aire libre estarán permitidas, y a partir del primero de julio, hoteles, restaurantes, tianguis, estéticas y tiendas departamentales reanudarán también actividades.

(EGS)

Policiaca

Pretendía arrojarse a las vías en la estación del Metro Insurgentes L1

Policía evitaron que un hombre de 50 años atentara contra su vida

Policiaca

Diablero amanece ahorcado en un pasillo de la Central de Abasto

Hasta el momento se desconoce si el occiso se quitó la vida o lo asesinaron

Sociedad

Sismo sacude a zona de NL que se creía no sísmica

No se reportaron daños ni lesionados y unidades de Protección Civil realizaron rondines para descartar al 100 por ciento los posibles daños

República

Abandonan feto en basurero municipal de Ahualulco, Jalisco

Se localizo en una caja de cartón y una canasta de plástico

Gossip

El espectáculo en vivo, moribundo

La incertidumbre reina entre la industria musical, que se debate entre el dudoso éxito de los conciertos online y la lejana esperanza de volver a los escenarios

Metrópoli

Módulo hospitalario temporal Cemex de Tlalnepantla recibe a primeros pacientes convalecientes de Covid-19

Cuenta con área de atención para 37 pacientes en permanencia de tres a cuatro días.

Metrópoli

¿Tu colonia está en semáforo rojo? Con este mapa podrás saberlo

La CDMX continuará en semáforo naranja por lo que el gobierno implementará un mapa por colonia y evitar aumento de casos de contagios

México

Realiza EMA webinar sobre importancia de la Evaluación de la Conformidad frente al Covid-19

Se habló de las pruebas y evaluaciones de los equipos utilizados para combatir el virus