/ jueves 24 de septiembre de 2020

Faltan tumbas en la CDMX; solo hay 64 mil 321 fosas disponibles en 118 cementerios

El 70% de las tumbas se encuentra bajo el régimen de perpetuidad y el 30% restante bajo el régimen de temporalidad

En la Ciudad de México, la falta de un espacio para sepultar a un ser querido es una realidad pues en los 118 cementerios solo hay un aproximado de 64 mil 321 fosas en los civiles y 68 mil 696 en los concesionados además, a eso se debe agregar que al año ocurre un promedio de 60 mil defunciones (sin pandemia).

El 70% de las tumbas se encuentra bajo el régimen de perpetuidad y el 30% restante bajo el régimen de temporalidad.

Otro problema que detectaron las autoridades capitalinas es el uso de suelo por irregularidades en un 60% de los espacios, debido a que los titulares ya fallecieron.

Algunos de éstos espacios se encuentran intestados y en ocasiones se presentan títulos falsos o se registran conflictos familiares.

De acuerdo con la Consejería Jurídica hay 118 cementerios en la CDMX, de los cuales 83 son vecinales, 5 civiles generales, 16 civiles delegacionales, 14 concesionados y dos históricos.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales capitalina agilizó los procesos de regularización de títulos de fosas a perpetuidad en los cementerios públicos ante la falta de espacios para inhumar cuerpos en los panteones de la Ciudad de México.

También profesionalizó al personal que atiende las ventanillas de estos trámites, tomando en cuenta que la mayor parte de solicitantes de este servicio son personas adultas mayores que requieren un trato digno y especializado.

Además, la coordinación y comunicación con las Alcaldías buscó mejorar los tiempos de respuesta en la información para integrar los expedientes y generar certidumbre jurídica a las familias que hagan uso del título de perpetuidad, evitando ceder a actos de corrupción con administradores de dichos sitios.

Al 31 de julio de 2020 se han actualizado mil 700 solicitudes, como conclusión de esta labor se han expedido 2 mil títulos, mediante los cuales se reconocen los derechos de uso sobre los referidos sitios, beneficiando a más de 2 mil 100 familias.

Durante esta emergencia sanitaria por Covid-19 que permanece en la capital del País se revisaron los expedientes que integran cada una de las Concesiones para la prestación de servicios de cremación otorgadas por el Gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de garantizar que las funerarias reunieran los requisitos para proporcionar los servicios gratuitos de cremación para atender la emergencia Sanitaria

Además de atender las solitudes de ampliación de infraestructura para prestar el servicio de cremación por parte de las funerarias, lo que logro equilibrar y desahogar los servicios públicos y saturación en panteones.

También se realizaron reuniones para entrega de protocolos para el manejo de cadáveres por Covid-19 y capacitación sobre el mismo a efecto de cumplir con los lineamientos establecidos por la Secretaria de Salud y evitar contagios durante la prestación de los servicios.

Néstor Vargas Solano, titular de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales explicó que en caso que la muerte por tal enfermedad se de en casa, los familiares deberán dar aviso a un elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC), llamar a Locatel o al 911, donde un centro de mando especializado canalizará el caso a la Secretaría de Salud (Sedesa) local.

En este caso, será la Sedesa la encargada de realizar el cerco sanitario en el lugar, así como de darle seguimiento epidemiológico a las personas que tuvieron contacto con el difunto, para evitar la propagación del virus, estableció el funcionario.

Si la persona muere en un hospital, ya sea público o privado, será dicha institución la encargada de emitir el certificado médico, así como de realizar la desinfección pertinente del lugar.

Si hay un responsable o familiar del cuerpo, se le preguntará si cuenta con un servicio funerario, pero en caso de que no lo tenga y lo necesite por cuestiones económicas, el gobierno de la Ciudad de México apoyará con el procedimiento.

En la Ciudad de México, la falta de un espacio para sepultar a un ser querido es una realidad pues en los 118 cementerios solo hay un aproximado de 64 mil 321 fosas en los civiles y 68 mil 696 en los concesionados además, a eso se debe agregar que al año ocurre un promedio de 60 mil defunciones (sin pandemia).

El 70% de las tumbas se encuentra bajo el régimen de perpetuidad y el 30% restante bajo el régimen de temporalidad.

Otro problema que detectaron las autoridades capitalinas es el uso de suelo por irregularidades en un 60% de los espacios, debido a que los titulares ya fallecieron.

Algunos de éstos espacios se encuentran intestados y en ocasiones se presentan títulos falsos o se registran conflictos familiares.

De acuerdo con la Consejería Jurídica hay 118 cementerios en la CDMX, de los cuales 83 son vecinales, 5 civiles generales, 16 civiles delegacionales, 14 concesionados y dos históricos.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales capitalina agilizó los procesos de regularización de títulos de fosas a perpetuidad en los cementerios públicos ante la falta de espacios para inhumar cuerpos en los panteones de la Ciudad de México.

También profesionalizó al personal que atiende las ventanillas de estos trámites, tomando en cuenta que la mayor parte de solicitantes de este servicio son personas adultas mayores que requieren un trato digno y especializado.

Además, la coordinación y comunicación con las Alcaldías buscó mejorar los tiempos de respuesta en la información para integrar los expedientes y generar certidumbre jurídica a las familias que hagan uso del título de perpetuidad, evitando ceder a actos de corrupción con administradores de dichos sitios.

Al 31 de julio de 2020 se han actualizado mil 700 solicitudes, como conclusión de esta labor se han expedido 2 mil títulos, mediante los cuales se reconocen los derechos de uso sobre los referidos sitios, beneficiando a más de 2 mil 100 familias.

Durante esta emergencia sanitaria por Covid-19 que permanece en la capital del País se revisaron los expedientes que integran cada una de las Concesiones para la prestación de servicios de cremación otorgadas por el Gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de garantizar que las funerarias reunieran los requisitos para proporcionar los servicios gratuitos de cremación para atender la emergencia Sanitaria

Además de atender las solitudes de ampliación de infraestructura para prestar el servicio de cremación por parte de las funerarias, lo que logro equilibrar y desahogar los servicios públicos y saturación en panteones.

También se realizaron reuniones para entrega de protocolos para el manejo de cadáveres por Covid-19 y capacitación sobre el mismo a efecto de cumplir con los lineamientos establecidos por la Secretaria de Salud y evitar contagios durante la prestación de los servicios.

Néstor Vargas Solano, titular de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales explicó que en caso que la muerte por tal enfermedad se de en casa, los familiares deberán dar aviso a un elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC), llamar a Locatel o al 911, donde un centro de mando especializado canalizará el caso a la Secretaría de Salud (Sedesa) local.

En este caso, será la Sedesa la encargada de realizar el cerco sanitario en el lugar, así como de darle seguimiento epidemiológico a las personas que tuvieron contacto con el difunto, para evitar la propagación del virus, estableció el funcionario.

Si la persona muere en un hospital, ya sea público o privado, será dicha institución la encargada de emitir el certificado médico, así como de realizar la desinfección pertinente del lugar.

Si hay un responsable o familiar del cuerpo, se le preguntará si cuenta con un servicio funerario, pero en caso de que no lo tenga y lo necesite por cuestiones económicas, el gobierno de la Ciudad de México apoyará con el procedimiento.

Archivos Secretos

La noche que Burroughs mató a Joan Vollmer

En una juerga delirante, William alojó una bala en el cráneo de su compañera Joan: "la musa loca" de la generación Beat