/ viernes 9 de abril de 2021

Exige Congreso local a SEDEMA informe sobre salud de orangután Toto

La coordinadora de la bancada del PVEM en el Legislativo local, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo aseguró que no se encuentra en condiciones apropiadas

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del gobierno capitalino, recibió del Congreso de la Ciudad de México la solicitud de entregar un informe de las condiciones de salud en que se encuentra el orangután Toto, al que en días pasados se le daba como desaparecido y enfermo.

Diputados locales se pronunciaron por garantizar la salud, desarrollo y bienestar de ese animal que habita en el Zoológico de Chapultepec, así como el que se considere la posibilidad de que sea trasladado a un lugar más adecuado.

La coordinadora de la bancada del PVEM en el Legislativo local, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo, destacó que Toto pasa seis horas exhibido en un espacio reducido sin árboles y el resto del día, es encerrado en una jaula con poca luz.

Recordó que desde el 2015 la organización Proyecto Gran Simio México, con el respaldo de más de 135 mil firmas, solicitó a las autoridades ambientales de la capital del país trasladarlo a un santuario en Brasil o a Indonesia, para insertarlo en su hábitat natural.

“En fechas recientes se han realizado diversos señalamientos en redes sociales, primero por la no aparición de Toto en el Zoológico de Chapultepec y, segundo, por el mal estado en el que al parecer se encuentra”, expresó la legisladora verde ecologista.

Representantes populares de diversos partidos políticos apoyaron a Rojo de la Vega Piccolo en su proposición que se consideró de urgente y obvia resolución, por lo que se le pidió a la Sedema un informe.

La dependencia deberá realizar y emitir un reporte detallado sobre el estado clínico y etológico que guarda el animal, además de un análisis sobre la pertinencia de mantenerlo en espacio adecuado, trasladarlo a otro santuario o incorporarlo a un hábitat adecuado.

Resulta que hasta 2015 el Zoológico de Chapultepec contaba con una pareja de hermanos orangutanes nacidos en cautiverio: Jambi, en 1990 y Toto, en 1991.

Jambi, falleció el 24 de julio de 2015 con 24 años y la necropsia reveló que padeció de hemorragias y congestión en los pulmones, insuficiencia cardíaca, necrosis en hígado y riñones, gastritis, enteritis hemorrágica en el intestino y obesidad en grado cinco.

La diputada del PVEM indicó que desde ese fallecimiento, Toto ha vivido en condiciones similares, las cuales fueron un factor fundamental en la muerte de su consanguíneo.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del gobierno capitalino, recibió del Congreso de la Ciudad de México la solicitud de entregar un informe de las condiciones de salud en que se encuentra el orangután Toto, al que en días pasados se le daba como desaparecido y enfermo.

Diputados locales se pronunciaron por garantizar la salud, desarrollo y bienestar de ese animal que habita en el Zoológico de Chapultepec, así como el que se considere la posibilidad de que sea trasladado a un lugar más adecuado.

La coordinadora de la bancada del PVEM en el Legislativo local, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo, destacó que Toto pasa seis horas exhibido en un espacio reducido sin árboles y el resto del día, es encerrado en una jaula con poca luz.

Recordó que desde el 2015 la organización Proyecto Gran Simio México, con el respaldo de más de 135 mil firmas, solicitó a las autoridades ambientales de la capital del país trasladarlo a un santuario en Brasil o a Indonesia, para insertarlo en su hábitat natural.

“En fechas recientes se han realizado diversos señalamientos en redes sociales, primero por la no aparición de Toto en el Zoológico de Chapultepec y, segundo, por el mal estado en el que al parecer se encuentra”, expresó la legisladora verde ecologista.

Representantes populares de diversos partidos políticos apoyaron a Rojo de la Vega Piccolo en su proposición que se consideró de urgente y obvia resolución, por lo que se le pidió a la Sedema un informe.

La dependencia deberá realizar y emitir un reporte detallado sobre el estado clínico y etológico que guarda el animal, además de un análisis sobre la pertinencia de mantenerlo en espacio adecuado, trasladarlo a otro santuario o incorporarlo a un hábitat adecuado.

Resulta que hasta 2015 el Zoológico de Chapultepec contaba con una pareja de hermanos orangutanes nacidos en cautiverio: Jambi, en 1990 y Toto, en 1991.

Jambi, falleció el 24 de julio de 2015 con 24 años y la necropsia reveló que padeció de hemorragias y congestión en los pulmones, insuficiencia cardíaca, necrosis en hígado y riñones, gastritis, enteritis hemorrágica en el intestino y obesidad en grado cinco.

La diputada del PVEM indicó que desde ese fallecimiento, Toto ha vivido en condiciones similares, las cuales fueron un factor fundamental en la muerte de su consanguíneo.

Policiaca

EU triplica recompensa por Caro Quintero, "El Mayo" Zambada y un hijo de "El Chapo"

En la lista que EU se encuentran los fugitivos más buscados, entre los que figuran siete narcotraficantes de México