/ sábado 14 de diciembre de 2019

Con eficiente gestión administrativa se romperá la acción delictiva

Transparencia y rendición de cuentas no son responsables del combate a la corrupción

Para combatir la corrupción en la capital del país se requiere ir a las causas que la ocasionan, para lo cual es necesaria eficiente gestión administrativa que rompa con procesos donde pueda permear alguna acción delictiva, dejó en claro la comisionada ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), Elsa Bibiana Peralta Hernández.

En el foro “Más transparencia menos Corrupción organizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), refirió que la transparencia y la rendición de cuentas no son los responsables del combate a este flagelo, pero sirven de articuladores y herramientas efectivas para romper con incentivos perversos que generan corrupción.

En el panel denominado “Transparencia y Rendición de Cuentas responsables en la lucha contra la corrupción”, indicó que el combate a ese mal involucra a cada persona. "Los responsables de luchar contra ella somos todos, a través de las diferentes instancias, somos responsables de que este flagelo disminuya”.

Peralta Hernández, quien funge como coordinadora de la Comisión de Rendición de Cuentas del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), expuso que en la medida en que se instrumente una buena gestión administrativa, se reduzcan los trámites al mínimo y se recaben sólo los datos personales necesarios, se cerrarán los espacios para cualquier desvío y se contará con la gestión documental que permita reducir la impunidad.

“Esto permitirá ejercer el derecho a la buena administración logrando mayor transparencia y menos corrupción”, menciono la comisionada ciudadana, al externar que se necesita voluntad política para que el entramado institucional que se ha implementado para combatir la corrupción funcione. “Se requiere de presupuesto. Si no hay recursos para esto no va a funcionar”, advirtió.

Por su parte, la integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Rosa María Cruz Lesbros, acotó que la transparencia es un derecho que tienen las personas a pedir información, mientras que la rendición de cuentas es una obligación de las autoridades para decir cómo han gestionado su actuar.

Estableció que abonar al combate a la corrupción, el Comité Coordinador del SNT trabaja en tres prioridades: la política nacional anticorrupción que recientemente aprobó los nuevos formatos para las declaraciones patrimonial y de intereses que a partir del primero de enero de 2020 tienen que presentar todos los servidores públicos del gobierno federal.

De igual forma, la plataforma digital nacional en donde se albergará información para dar a conocer el actuar de los servidores públicos y de los proveedores. Y la estrategia para emitir recomendaciones como la relativa al nombramiento de jueces y magistrados mediante procesos transparentes.

A su vez, la coordinadora del Programa de Integridad Pública desde el Sector Privado, de Transparencia Mexicana, Carla Crespo Benítez, indicó que uno de los principales retos que se tiene es cómo hacer que la información sea útil para las personas.

Una vez que aceptara que “no hemos hecho los esfuerzos necesarios para llegarle a las personas porque sólo así se crea el círculo virtuoso de la rendición de cuentas”, refirió que las víctimas de la corrupción son todos los mexicanos, por lo que tienen la responsabilidad de combatirla.

Para combatir la corrupción en la capital del país se requiere ir a las causas que la ocasionan, para lo cual es necesaria eficiente gestión administrativa que rompa con procesos donde pueda permear alguna acción delictiva, dejó en claro la comisionada ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), Elsa Bibiana Peralta Hernández.

En el foro “Más transparencia menos Corrupción organizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), refirió que la transparencia y la rendición de cuentas no son los responsables del combate a este flagelo, pero sirven de articuladores y herramientas efectivas para romper con incentivos perversos que generan corrupción.

En el panel denominado “Transparencia y Rendición de Cuentas responsables en la lucha contra la corrupción”, indicó que el combate a ese mal involucra a cada persona. "Los responsables de luchar contra ella somos todos, a través de las diferentes instancias, somos responsables de que este flagelo disminuya”.

Peralta Hernández, quien funge como coordinadora de la Comisión de Rendición de Cuentas del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), expuso que en la medida en que se instrumente una buena gestión administrativa, se reduzcan los trámites al mínimo y se recaben sólo los datos personales necesarios, se cerrarán los espacios para cualquier desvío y se contará con la gestión documental que permita reducir la impunidad.

“Esto permitirá ejercer el derecho a la buena administración logrando mayor transparencia y menos corrupción”, menciono la comisionada ciudadana, al externar que se necesita voluntad política para que el entramado institucional que se ha implementado para combatir la corrupción funcione. “Se requiere de presupuesto. Si no hay recursos para esto no va a funcionar”, advirtió.

Por su parte, la integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Rosa María Cruz Lesbros, acotó que la transparencia es un derecho que tienen las personas a pedir información, mientras que la rendición de cuentas es una obligación de las autoridades para decir cómo han gestionado su actuar.

Estableció que abonar al combate a la corrupción, el Comité Coordinador del SNT trabaja en tres prioridades: la política nacional anticorrupción que recientemente aprobó los nuevos formatos para las declaraciones patrimonial y de intereses que a partir del primero de enero de 2020 tienen que presentar todos los servidores públicos del gobierno federal.

De igual forma, la plataforma digital nacional en donde se albergará información para dar a conocer el actuar de los servidores públicos y de los proveedores. Y la estrategia para emitir recomendaciones como la relativa al nombramiento de jueces y magistrados mediante procesos transparentes.

A su vez, la coordinadora del Programa de Integridad Pública desde el Sector Privado, de Transparencia Mexicana, Carla Crespo Benítez, indicó que uno de los principales retos que se tiene es cómo hacer que la información sea útil para las personas.

Una vez que aceptara que “no hemos hecho los esfuerzos necesarios para llegarle a las personas porque sólo así se crea el círculo virtuoso de la rendición de cuentas”, refirió que las víctimas de la corrupción son todos los mexicanos, por lo que tienen la responsabilidad de combatirla.