/ miércoles 11 de noviembre de 2020

Colectivos de mujeres protestan por hechos ocurridos en Quintana Roo

A su paso integrantes, en su mayoría mujeres rompen cristales de Metrobús, pintan glorieta de las Cibeles y le echa pintura roja a fuente y policías de la CDMX

Feministas de diversos colectivos protestaron en la representación del estado de Quintana en la Avenida Álvaro Obregón. Pero antes de llegar a esa oficina rompieron cristales en la parada del Metrobus Insurgentes y realizaron pintas en la Glorieta de las Cibeles y el pavimento, además, arrojaron pintura roja a la fuente y a las policías que las resguardan.

El grupo de no más de 40 mujeres vestidas de negro molestas porque las venían custodiando, desde el Metro Insurgentes comenzaron a arrojaron piedras, pintura, quemaron mantas “y exigieron que no las encapsularan”.

Pasadas las 15:20 llegaron a la representación ubicada en la colonia Roma Norte, la cual desde la madrugada fue protegida por altas vallas metálicas.Al grito de somos violentas y seremos peores” lanzaron botellas de agua, piedras y cohetones a las vallas metálicas y a los policías que las resguardan.

Foto: David Deolarte | La Prensa

Las mujeres se manifestaron por la represión policial durante la protesta por el feminicidio de Bianca Alejandrina Lorenzana “Alexis” en Cancún, Quintana Roo, exigieron un alto a la violencia machista y no más Feminicidios.

Cerca de dos horas duró la protesta donde bañaron de colores a las mujeres policías y su escudos antimotines. Y nuevamente las tundieron de indultos y palabras altisonantes.En la estación Insurgentes de la Línea 1 del Metrobús donde se realizaron algunos destrozos y la estación fue cerrada.

Rompieron vidrios y rallaron el inmuebles.

En una entrevista previa, el subsecretario Felix Arturo Medina comentó que se les permitirá avanzar a la Representación de Quintana Roo si así lo desean las activistas, que se permite la expresión pública y por esto están abiertos al dialogo, siempre y cuando no se dañe a terceros.

A las 3:20 llegaron a la esquina de Tonalá y Álvaro Obregón y cerca de más 17 horas se despidieron alzando martillos y latas de pintura vacías. Luego la policía las escoltó hasta el Metro Centro Médico. Aunque a su paso, los comerciantes bajaron las cortinas.


Feministas de diversos colectivos protestaron en la representación del estado de Quintana en la Avenida Álvaro Obregón. Pero antes de llegar a esa oficina rompieron cristales en la parada del Metrobus Insurgentes y realizaron pintas en la Glorieta de las Cibeles y el pavimento, además, arrojaron pintura roja a la fuente y a las policías que las resguardan.

El grupo de no más de 40 mujeres vestidas de negro molestas porque las venían custodiando, desde el Metro Insurgentes comenzaron a arrojaron piedras, pintura, quemaron mantas “y exigieron que no las encapsularan”.

Pasadas las 15:20 llegaron a la representación ubicada en la colonia Roma Norte, la cual desde la madrugada fue protegida por altas vallas metálicas.Al grito de somos violentas y seremos peores” lanzaron botellas de agua, piedras y cohetones a las vallas metálicas y a los policías que las resguardan.

Foto: David Deolarte | La Prensa

Las mujeres se manifestaron por la represión policial durante la protesta por el feminicidio de Bianca Alejandrina Lorenzana “Alexis” en Cancún, Quintana Roo, exigieron un alto a la violencia machista y no más Feminicidios.

Cerca de dos horas duró la protesta donde bañaron de colores a las mujeres policías y su escudos antimotines. Y nuevamente las tundieron de indultos y palabras altisonantes.En la estación Insurgentes de la Línea 1 del Metrobús donde se realizaron algunos destrozos y la estación fue cerrada.

Rompieron vidrios y rallaron el inmuebles.

En una entrevista previa, el subsecretario Felix Arturo Medina comentó que se les permitirá avanzar a la Representación de Quintana Roo si así lo desean las activistas, que se permite la expresión pública y por esto están abiertos al dialogo, siempre y cuando no se dañe a terceros.

A las 3:20 llegaron a la esquina de Tonalá y Álvaro Obregón y cerca de más 17 horas se despidieron alzando martillos y latas de pintura vacías. Luego la policía las escoltó hasta el Metro Centro Médico. Aunque a su paso, los comerciantes bajaron las cortinas.