/ jueves 1 de agosto de 2019

Asegura Raúl Paredes que Lajous inició persecución contra MOBIKE y LIME

El concejal de la alcaldía Miguel Hidalgo afirmó que "Pareciera una represalia, es increíble que exista todo un operativo de tránsito utilizando decenas de camionetas y haciendo un despliegue logístico impecable para retirar bicicletas y monopatines".

El Concejal Panista en la alcaldía de Miguel Hidalgo, Raúl Paredes dio a conocer que este jueves, camionetas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, adscritas a la dirección de tránsito, iniciaron una “persecución” contra las empresas de micro Movilidad para retirarlos de la vía pública.

El concejal detalla que esto ocurrió a un día de que se diera a conocer un audio donde el Secretario de Movilidad, Andrés Lajous amenazara por dar retwits a uno de los directores de éstas empresas y asegurara que no se les cobrarían “impuestos por bicicletas” sino que la recaudación de estas empresas será destinada para “infraestructura”, competencia y atribución del Gobierno y no de las empresas.

“Pareciera una represalia, es increíble que exista todo un operativo de tránsito utilizando decenas de camionetas y haciendo un despliegue logístico impecable para retirar bicicletas y monopatines que son amigables con el medio ambiente y que estos esfuerzos no estén enfocados, por ejemplo, a retirar las decenas de taxis ilegales que operan a la vista de todos en Polanco, Irrigación y Granadas”, afirmó Paredes Peña.

El Concejal se solidarizó con las empresas de movilidad sustentable y le pidió al titular de la SEMOVI un “piso parejo” con todo el sistema concesionado de transporte, específicamente, taxis y microbuses.

Por su parte, la Semovi informó que la tarde de este miércoles, la SSC y el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), en coordinación con la Secretaría de Movilidad llevaron a cabo el retiro de bicicletas y monopatines que no cuentan con el permiso anual de operación.

En total, fueron retiradas de espacios públicos con apego a los procedimientos administrativos correspondientes, 105 unidades de la empresa MOBIKE y 121 de LIME, en distintos puntos de la la ciudad.

La dependencia informó que el 25 de julio la SEMOVI envió notificaciones para el retiro de unidades a LIME, mientras que el 12 y 23 de julio se hizo lo propio con MOBIKE. Asimismo, ambas empresas fueron informadas esta mañana por el INVEA sobre el inicio de esta acción por parte del Gobierno de la Ciudad.

Como se recordará, las empresas LIME y GRIN, participaron en el proceso para la obtención de un permiso anual de operación en la Ciudad de México, sin embargo, ambas, pese a haber realizado todo el procedimiento, aceptar las condiciones de participación y obtener un importante número de unidades para dar servicio, decidieron no pagar el monto que ellas mismas ofrecieron a la ciudad.

Estos operativos se realizan de acuerdo a lo establecido en la Ley de Movilidad y al Reglamento de la Ley de Movilidad y tienen como misión dar certeza a las empresas que obtuvieron un permiso anual para brindar sus servicios.

La dependencia afirmó que el retiro continuará en los próximos días y sólo será aplicado a las empresas que no hayan cumplido con el pago de la contraprestación. En ningún momento se hará en contra de particulares o empresas que cuenten con este documento y cumplan con lo estipulado en el mismo.


También se dio a conocer que ya fueron publicados en la Gaceta de la Ciudad de México los avisos extraordinarios para que las empresas interesadas (y que hayan cumplido con los requisitos en el anterior proceso) obtengan el número de unidades de bicicletas y monopatines que dejaron vacantes LIME y MOBIKE.

Al concluir este proceso en la Ciudad de México habrán más 8,300 de estos vehículos.

El Concejal Panista en la alcaldía de Miguel Hidalgo, Raúl Paredes dio a conocer que este jueves, camionetas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, adscritas a la dirección de tránsito, iniciaron una “persecución” contra las empresas de micro Movilidad para retirarlos de la vía pública.

El concejal detalla que esto ocurrió a un día de que se diera a conocer un audio donde el Secretario de Movilidad, Andrés Lajous amenazara por dar retwits a uno de los directores de éstas empresas y asegurara que no se les cobrarían “impuestos por bicicletas” sino que la recaudación de estas empresas será destinada para “infraestructura”, competencia y atribución del Gobierno y no de las empresas.

“Pareciera una represalia, es increíble que exista todo un operativo de tránsito utilizando decenas de camionetas y haciendo un despliegue logístico impecable para retirar bicicletas y monopatines que son amigables con el medio ambiente y que estos esfuerzos no estén enfocados, por ejemplo, a retirar las decenas de taxis ilegales que operan a la vista de todos en Polanco, Irrigación y Granadas”, afirmó Paredes Peña.

El Concejal se solidarizó con las empresas de movilidad sustentable y le pidió al titular de la SEMOVI un “piso parejo” con todo el sistema concesionado de transporte, específicamente, taxis y microbuses.

Por su parte, la Semovi informó que la tarde de este miércoles, la SSC y el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), en coordinación con la Secretaría de Movilidad llevaron a cabo el retiro de bicicletas y monopatines que no cuentan con el permiso anual de operación.

En total, fueron retiradas de espacios públicos con apego a los procedimientos administrativos correspondientes, 105 unidades de la empresa MOBIKE y 121 de LIME, en distintos puntos de la la ciudad.

La dependencia informó que el 25 de julio la SEMOVI envió notificaciones para el retiro de unidades a LIME, mientras que el 12 y 23 de julio se hizo lo propio con MOBIKE. Asimismo, ambas empresas fueron informadas esta mañana por el INVEA sobre el inicio de esta acción por parte del Gobierno de la Ciudad.

Como se recordará, las empresas LIME y GRIN, participaron en el proceso para la obtención de un permiso anual de operación en la Ciudad de México, sin embargo, ambas, pese a haber realizado todo el procedimiento, aceptar las condiciones de participación y obtener un importante número de unidades para dar servicio, decidieron no pagar el monto que ellas mismas ofrecieron a la ciudad.

Estos operativos se realizan de acuerdo a lo establecido en la Ley de Movilidad y al Reglamento de la Ley de Movilidad y tienen como misión dar certeza a las empresas que obtuvieron un permiso anual para brindar sus servicios.

La dependencia afirmó que el retiro continuará en los próximos días y sólo será aplicado a las empresas que no hayan cumplido con el pago de la contraprestación. En ningún momento se hará en contra de particulares o empresas que cuenten con este documento y cumplan con lo estipulado en el mismo.


También se dio a conocer que ya fueron publicados en la Gaceta de la Ciudad de México los avisos extraordinarios para que las empresas interesadas (y que hayan cumplido con los requisitos en el anterior proceso) obtengan el número de unidades de bicicletas y monopatines que dejaron vacantes LIME y MOBIKE.

Al concluir este proceso en la Ciudad de México habrán más 8,300 de estos vehículos.