/ domingo 9 de agosto de 2020

Arman consorcios para el STC Metro

Empresas de nacionalidad francesa, china, canadiense y española, ya preparan estrategia

La terna por la competencia en la modernización de la Línea 1 del Metro, que debe definirse en octubre de este año, hasta el momento parece estar conformada por empresas de nacionalidad francesa, china, canadiense y española, quienes ya preparan su estrategia ante la licitación que lanzó el gobierno de la Ciudad de México para actualizar la Línea 1 en tiempo récord.

Hasta ahora se tienen definidos al menos tres grandes consorcios que estarían participando en el proceso de licitación internacional, hasta ahora las grandes variantes que se tienen en la industria tienen que ver con las capacidades de financiamiento y experiencia en los vagones.

De acuerdo con fuentes de la industria, la primera mancuerna la encabezan Alstom, desde Francia, más la canadiense Bombardier, una vez que se ha concretado la autorización de compra de la división de transporte de la transnacional norte americana, por lo que parecen estar en buen tiempo para una estrategia comercial conjunta, y con ello, colocarse a la cabeza como el grupo número uno y dos para ganar la oportunidad del proyecto del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC).

Con pisada y referencias firmes se encuentra la empresa española CAF, corporación que marca diferencias importantes a nivel tecnológico y de financiamiento respecto a lo que puede tener Alstom, esta empresa no se ha caracterizado por tener estados de financiamiento competitivos, ya que se han posicionado más como vendedores de material que como parte de consorcios.

La fortaleza de CAF también radica en el soporte financiero que tienen dado el tamaño de la empresa, éste se robustece por la solicitud de algunos gobiernos en materia de infraestructura y de transporte, tema en el que sobresale entre sus competidores.

La multinacional Thales junto a los orientales de CRCC (China Railway Construction Corporation) conformarían el tercer equipo en la terna, a pesar de las pocas referencias de los chinos, quienes se verían respaldados por Thales, caracterizados por su producción en trenes, con especialización en la parte electromecánica y no tanto por los vagones, en donde los chinos traen la fortaleza para sacar avante el proyecto de la Línea 1, en caso de concretarse la alianza.

Entre las transnacionales que no se quedan atrás y también buscarán subirse al Metro mexicano, se encuentran Mitsubishi, de Japón; y Siemens, de Alemania, quienes mostrarán sus mejores referencias en materia de control y tecnología, por lo que quedarían como subcontratistas, en caso de colarse como seleccionados tras la licitación que lanzó el gobierno para iniciar en octubre y concluir en 2024, sin suspender operaciones.

De acuerdo con la información disponible, el concurso en el metro que incluye la compra de 30 trenes nuevos, nuevo sistema de control y mejoramiento de vías deberá decidirse en octubre y los trabajos iniciar en este año para concluir en tiempo y forma, los 39 mil millones de pesos de inversión que se usarán son recursos públicos.


La terna por la competencia en la modernización de la Línea 1 del Metro, que debe definirse en octubre de este año, hasta el momento parece estar conformada por empresas de nacionalidad francesa, china, canadiense y española, quienes ya preparan su estrategia ante la licitación que lanzó el gobierno de la Ciudad de México para actualizar la Línea 1 en tiempo récord.

Hasta ahora se tienen definidos al menos tres grandes consorcios que estarían participando en el proceso de licitación internacional, hasta ahora las grandes variantes que se tienen en la industria tienen que ver con las capacidades de financiamiento y experiencia en los vagones.

De acuerdo con fuentes de la industria, la primera mancuerna la encabezan Alstom, desde Francia, más la canadiense Bombardier, una vez que se ha concretado la autorización de compra de la división de transporte de la transnacional norte americana, por lo que parecen estar en buen tiempo para una estrategia comercial conjunta, y con ello, colocarse a la cabeza como el grupo número uno y dos para ganar la oportunidad del proyecto del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC).

Con pisada y referencias firmes se encuentra la empresa española CAF, corporación que marca diferencias importantes a nivel tecnológico y de financiamiento respecto a lo que puede tener Alstom, esta empresa no se ha caracterizado por tener estados de financiamiento competitivos, ya que se han posicionado más como vendedores de material que como parte de consorcios.

La fortaleza de CAF también radica en el soporte financiero que tienen dado el tamaño de la empresa, éste se robustece por la solicitud de algunos gobiernos en materia de infraestructura y de transporte, tema en el que sobresale entre sus competidores.

La multinacional Thales junto a los orientales de CRCC (China Railway Construction Corporation) conformarían el tercer equipo en la terna, a pesar de las pocas referencias de los chinos, quienes se verían respaldados por Thales, caracterizados por su producción en trenes, con especialización en la parte electromecánica y no tanto por los vagones, en donde los chinos traen la fortaleza para sacar avante el proyecto de la Línea 1, en caso de concretarse la alianza.

Entre las transnacionales que no se quedan atrás y también buscarán subirse al Metro mexicano, se encuentran Mitsubishi, de Japón; y Siemens, de Alemania, quienes mostrarán sus mejores referencias en materia de control y tecnología, por lo que quedarían como subcontratistas, en caso de colarse como seleccionados tras la licitación que lanzó el gobierno para iniciar en octubre y concluir en 2024, sin suspender operaciones.

De acuerdo con la información disponible, el concurso en el metro que incluye la compra de 30 trenes nuevos, nuevo sistema de control y mejoramiento de vías deberá decidirse en octubre y los trabajos iniciar en este año para concluir en tiempo y forma, los 39 mil millones de pesos de inversión que se usarán son recursos públicos.