/ lunes 27 de enero de 2020

Capitalinos, en ruta a vivir en ciudad solar

La apuesta del gobierno de la CDMX es que esta urbe se convierta en una de primer mundo

Uno de los proyectos más ambiciosos del Gobierno capitalino que pondría a la Ciudad de México a la altura de cualquier ciudad de primer mundo es la instalación de paneles solares para alcanzar una sustentabilidad energética.

Víctor Florencio Ramírez Cabrera, vocero de la Plataforma México, Clima y Energía consideró que ese programa que impulsa el Gobierno local es bastante completo pues no solo se hace a través de la inversión del Gobierno sino con inversión privada.

Recordó que hasta la fecha se han realizado 112 mil contratos a nivel nacional de páneles solares. “Lo que hace el Gobierno capitalino es sembrar la semilla para que este tipo de energía sustentable y viable sea popular entre la población y se haga común pues el Gobierno ayuda a la población a obtenerlos a través de préstamos que a la larga les generar un significativo ahorro”.

Ramírez Cabrera consideró que este programa no solo debe quedarse a nivel de la Ciudad de México sino a nivel federal para que sea una constante en todo el país.

Entre las metas planteadas durante el 2019 y hasta el 2014 se tiene previsto capacitar a mil técnicos certificados como instaladores solares en calentamiento solar de agua y generación solar de electricidad.

Certificación en Pro de aire limpio

A los interesados se les certificará bajo estándares de competencia CONOCER en 2019 y se promoverá la creación de empresas de tecnología solar con recursos humanos profesionalizados para satisfacer la demanda de capital humano especializado en la instalación de sistemas fotovoltaicos (SFV) y calentadores solares de agua (CSA), además de fomentar la creación de un polo de desarrollo económico en torno a las fuentes renovables de energía.

Mediante estas estrategias y programas se transitará a una economía de bajas emisiones de gases de efecto invernadero en la Ciudad de México, misma que tiene grandes posibilidades para optimizar el aprovechamiento de la energía y un gran potencial para diversificar las fuentes generación de energía a partir de recursos renovables.

Hasta Julio del 2019, el Instituto para la Capacitación del Trabajo preparó a los primeros 160 de mil técnicos especializados en la instalación de calentadores solares y módulos fotovoltaicos certificados por la Secretaría de Educación (SEP).

Además, en la capital del país se prevé instalar hasta 4.5 millones de metros cuadrados de paneles solares en los próximos seis años.

Como en la Ciudad no quedan grandes extensiones de terreno, se buscará utilizar los techos comenzando por el de la Central de Abastos y se tienen en proyecto 3 mil edificios públicos 300 de los cuales ya fueron seleccionados.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) también planea llevar a cabo un proyecto para financiar la instalación de equipos solares en 240 negocios que utilizan calor para su giro comercial empezando por los 90 molinos de nixtamal que existen en la Ciudad de México.

La instalación de estos equipos se financiará con créditos que otorgara el Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso), dependencia que aportará el 70 por ciento, mediante un financiamiento a dos o tres años con interés de seis por ciento y el 30 por ciento restante a fondo perdido con recursos de Sedeco.

El proceso de nixtamalización de maíz es altamente intensivo en el consumo de energía. Análisis realizados por la Dirección General de Desarrollo y Sustentabilidad Energética (DGDSE) sobre el proceso estiman un consumo entre 2 y 3 kilogramos de gas Licuado de Petróleo por cada 100 kilogramos de maíz nixtamalizado.

Alto consumo energético

Cabe recordar que en la Ciudad de México se consume un total de 352 mil toneladas de maíz al año destinadas a la producción de tortillas; de este modo, el proceso de nixtamalización significa un consumo entre 704 y mil 56 toneladas de gas LP por año, con un costo de 14 mil 40 a 21 mil 120 millones de pesos y la emisión entre 2.1 y 3.2 millones de toneladas de CO2 anuales. En la Ciudad de México se tiene un registro de 475 molinos de nixtamal con una población empleada de alrededor de mil 621 personas.

Este proyecto generará ahorros económicos de entre 50 a 70% desde el momento de la instalación del calentador solar y hasta por 15 años con un retorno en la inversión en menos de tres años

Además el Gobierno anunció que el Costo del equipo será 100% deducible de impuestos en el primer año lo que generará una reducción de entre el 50% y el 70% de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

A ese proyecto, el Gobierno de la Ciudad de México le destinó 90 millones de pesos para volverlo una realidad.

Otras estrategias que tiene proyectado el Gobierno de la Ciudad de México sobre eficiencia energética y energía solar es colocarla en mercados y edificios públicos.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

Para contribuir al desarrollo sustentable de la Ciudad y demostrar la eficacia y conveniencia del uso de la energía solar y de medidas de aumento de eficiencia energética, se implementarán en mercados y edificios públicos estrategias de sustitución de equipos antiguos por nuevos con tecnologías más eficientes y sistemas fotovoltaicos que permitan satisfacer un porcentaje de su demanda eléctrica mediante esta fuente renovable de energía.

Lo anterior generará una reducción de gastos en el sector público, bajarán las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y habrá un aumento de la seguridad energética en los edificios gubernamentales y comerciales.

Esa convocatoria para usar energía solar está abierta también a giros comerciales como lavanderías, tintorerías cocinas económicas y hoteles para dinamizar a las pequeñas y medianas industrias que son la principal fuente de generación de empleos en la capital y convertirla en una Ciudad Solar.

Nueva energía para los negocios

Para el 2020 la meta anual es incluir a 400 negocios por año en el uso de esas tecnologías, para lo cual se tiene previsto destinar 80 millones de pesos en negocios como, lavanderías y tintorerías, hoteles, pensiones y casas de huéspedes, salones, clínicas de belleza y peluquerías, cabañas, villas y similares, departamentos y casas amueblados con servicios de hotelería, parques acuáticos y balnearios del sector privado y baños públicos.

Además están por publicarse las bases para licitar la proveeduría de estos sistemas al Gobierno de la Ciudad de México y en proyecto se tienen “300 techos fotovoltaicos” en edificios públicos y está por licitarse el proyecto piloto con un sistema de aproximadamente 100 kilowats, dividido en dos edificios. Con esos cambios, la Ciudad ahorrará 76.75 millones de pesos por año a partir del 2024.

En cuanto a las viviendas, se tiene contemplado la instalación de un sistema de calentamiento solar de agua en 22 mil 435 viviendas nuevas por año y para el periodo 2019-2024 habrá 134 mil 611 viviendas nuevas con calentador solar y para ese proyecto, el Gobierno destinará 170 millones de pesos.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

Las metas totales que el Gobierno prevé alcanzar de 2019 al 2024 son 153 mil 851 viviendas y comercios que cuenten con un sistema de calentamiento solar de agua.

El impacto en la economía de la Ciudad con la estrategia de calentamiento solar se prevé en cuatro mil 724 millones de pesos y el Gobierno financiará con 480 millones de pesos con lo cual se incluyen calentadores en el programa de reconstrucción de vivienda, es decir que serán destinados 80 millones de pesos por año.

Los sistemas fotovoltaicos también se planea incorporarlos al Servicio de Transporte Eléctrico con lo cual se contaría con el 100 por ciento del consumo de energía del Tren Ligero

Otro proyecto emblemático de mediana escala en este rubro es la creación de la Central mini hidroeléctrica para el SACMEX que abarcará desde la Caída del borracho al Sistema Lerma-Cutzamala que generará 30.18 GWh y generará un ahorro para el Gobierno de 105. 63 millones de pesos por año.

Uno de los proyectos más ambiciosos del Gobierno capitalino que pondría a la Ciudad de México a la altura de cualquier ciudad de primer mundo es la instalación de paneles solares para alcanzar una sustentabilidad energética.

Víctor Florencio Ramírez Cabrera, vocero de la Plataforma México, Clima y Energía consideró que ese programa que impulsa el Gobierno local es bastante completo pues no solo se hace a través de la inversión del Gobierno sino con inversión privada.

Recordó que hasta la fecha se han realizado 112 mil contratos a nivel nacional de páneles solares. “Lo que hace el Gobierno capitalino es sembrar la semilla para que este tipo de energía sustentable y viable sea popular entre la población y se haga común pues el Gobierno ayuda a la población a obtenerlos a través de préstamos que a la larga les generar un significativo ahorro”.

Ramírez Cabrera consideró que este programa no solo debe quedarse a nivel de la Ciudad de México sino a nivel federal para que sea una constante en todo el país.

Entre las metas planteadas durante el 2019 y hasta el 2014 se tiene previsto capacitar a mil técnicos certificados como instaladores solares en calentamiento solar de agua y generación solar de electricidad.

Certificación en Pro de aire limpio

A los interesados se les certificará bajo estándares de competencia CONOCER en 2019 y se promoverá la creación de empresas de tecnología solar con recursos humanos profesionalizados para satisfacer la demanda de capital humano especializado en la instalación de sistemas fotovoltaicos (SFV) y calentadores solares de agua (CSA), además de fomentar la creación de un polo de desarrollo económico en torno a las fuentes renovables de energía.

Mediante estas estrategias y programas se transitará a una economía de bajas emisiones de gases de efecto invernadero en la Ciudad de México, misma que tiene grandes posibilidades para optimizar el aprovechamiento de la energía y un gran potencial para diversificar las fuentes generación de energía a partir de recursos renovables.

Hasta Julio del 2019, el Instituto para la Capacitación del Trabajo preparó a los primeros 160 de mil técnicos especializados en la instalación de calentadores solares y módulos fotovoltaicos certificados por la Secretaría de Educación (SEP).

Además, en la capital del país se prevé instalar hasta 4.5 millones de metros cuadrados de paneles solares en los próximos seis años.

Como en la Ciudad no quedan grandes extensiones de terreno, se buscará utilizar los techos comenzando por el de la Central de Abastos y se tienen en proyecto 3 mil edificios públicos 300 de los cuales ya fueron seleccionados.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) también planea llevar a cabo un proyecto para financiar la instalación de equipos solares en 240 negocios que utilizan calor para su giro comercial empezando por los 90 molinos de nixtamal que existen en la Ciudad de México.

La instalación de estos equipos se financiará con créditos que otorgara el Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso), dependencia que aportará el 70 por ciento, mediante un financiamiento a dos o tres años con interés de seis por ciento y el 30 por ciento restante a fondo perdido con recursos de Sedeco.

El proceso de nixtamalización de maíz es altamente intensivo en el consumo de energía. Análisis realizados por la Dirección General de Desarrollo y Sustentabilidad Energética (DGDSE) sobre el proceso estiman un consumo entre 2 y 3 kilogramos de gas Licuado de Petróleo por cada 100 kilogramos de maíz nixtamalizado.

Alto consumo energético

Cabe recordar que en la Ciudad de México se consume un total de 352 mil toneladas de maíz al año destinadas a la producción de tortillas; de este modo, el proceso de nixtamalización significa un consumo entre 704 y mil 56 toneladas de gas LP por año, con un costo de 14 mil 40 a 21 mil 120 millones de pesos y la emisión entre 2.1 y 3.2 millones de toneladas de CO2 anuales. En la Ciudad de México se tiene un registro de 475 molinos de nixtamal con una población empleada de alrededor de mil 621 personas.

Este proyecto generará ahorros económicos de entre 50 a 70% desde el momento de la instalación del calentador solar y hasta por 15 años con un retorno en la inversión en menos de tres años

Además el Gobierno anunció que el Costo del equipo será 100% deducible de impuestos en el primer año lo que generará una reducción de entre el 50% y el 70% de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

A ese proyecto, el Gobierno de la Ciudad de México le destinó 90 millones de pesos para volverlo una realidad.

Otras estrategias que tiene proyectado el Gobierno de la Ciudad de México sobre eficiencia energética y energía solar es colocarla en mercados y edificios públicos.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

Para contribuir al desarrollo sustentable de la Ciudad y demostrar la eficacia y conveniencia del uso de la energía solar y de medidas de aumento de eficiencia energética, se implementarán en mercados y edificios públicos estrategias de sustitución de equipos antiguos por nuevos con tecnologías más eficientes y sistemas fotovoltaicos que permitan satisfacer un porcentaje de su demanda eléctrica mediante esta fuente renovable de energía.

Lo anterior generará una reducción de gastos en el sector público, bajarán las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y habrá un aumento de la seguridad energética en los edificios gubernamentales y comerciales.

Esa convocatoria para usar energía solar está abierta también a giros comerciales como lavanderías, tintorerías cocinas económicas y hoteles para dinamizar a las pequeñas y medianas industrias que son la principal fuente de generación de empleos en la capital y convertirla en una Ciudad Solar.

Nueva energía para los negocios

Para el 2020 la meta anual es incluir a 400 negocios por año en el uso de esas tecnologías, para lo cual se tiene previsto destinar 80 millones de pesos en negocios como, lavanderías y tintorerías, hoteles, pensiones y casas de huéspedes, salones, clínicas de belleza y peluquerías, cabañas, villas y similares, departamentos y casas amueblados con servicios de hotelería, parques acuáticos y balnearios del sector privado y baños públicos.

Además están por publicarse las bases para licitar la proveeduría de estos sistemas al Gobierno de la Ciudad de México y en proyecto se tienen “300 techos fotovoltaicos” en edificios públicos y está por licitarse el proyecto piloto con un sistema de aproximadamente 100 kilowats, dividido en dos edificios. Con esos cambios, la Ciudad ahorrará 76.75 millones de pesos por año a partir del 2024.

En cuanto a las viviendas, se tiene contemplado la instalación de un sistema de calentamiento solar de agua en 22 mil 435 viviendas nuevas por año y para el periodo 2019-2024 habrá 134 mil 611 viviendas nuevas con calentador solar y para ese proyecto, el Gobierno destinará 170 millones de pesos.

Foto: Ignacio Huitzil | La Prensa

Las metas totales que el Gobierno prevé alcanzar de 2019 al 2024 son 153 mil 851 viviendas y comercios que cuenten con un sistema de calentamiento solar de agua.

El impacto en la economía de la Ciudad con la estrategia de calentamiento solar se prevé en cuatro mil 724 millones de pesos y el Gobierno financiará con 480 millones de pesos con lo cual se incluyen calentadores en el programa de reconstrucción de vivienda, es decir que serán destinados 80 millones de pesos por año.

Los sistemas fotovoltaicos también se planea incorporarlos al Servicio de Transporte Eléctrico con lo cual se contaría con el 100 por ciento del consumo de energía del Tren Ligero

Otro proyecto emblemático de mediana escala en este rubro es la creación de la Central mini hidroeléctrica para el SACMEX que abarcará desde la Caída del borracho al Sistema Lerma-Cutzamala que generará 30.18 GWh y generará un ahorro para el Gobierno de 105. 63 millones de pesos por año.