/ jueves 23 de enero de 2020

Buscan recabar más de 4 mil 500 armas en la segunda etapa de desarme voluntario  

El objetivo es retirarlas y evitar que sean utilizadas para cometer homicidios y evitar accidentes

Ciudad de México.- La meta de la segunda etapa del programa Sí al Desarme, Sí a la Paz es superar las cuatro mil 500 armas que fueron destruidas y recolectadas durante el 2019 con el objetivo de retirarlas y así evitar que fueran utilizadas para cometer homicidios y evitar accidentes.

Desarmamos para promover la Paz en la Ciudad de México y estamos comprometidos con la Ciudadanía en el desarme voluntario y anónimo, afirmó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo al encabezar el inicio del programa en el atrio de la Basílica de Guadalupe.

A partir de este jueves y hasta el 4 de febrero permanecerá el módulo de Sí al Desarme, sí a La Paz en el templo mariano para que los capitalinos tengan la oportunidad de canjear sus armas de fuego a cambio de dinero.

Por su parte, la secretaría de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez explicó que en 2019 se reunieron cuatro mil 768 armas y 934 mil cartuchos y municiones además de que esas armas retiradas representaron el 90 por ciento del total de las armas recabadas y destruidas en el país.

Sobre el tema, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez mencionó que además de los atrios de las Iglesias buscarán tener como recinto sirios evangelistas para instalar módulos.

Este programa contará con un presupuesto este año de 15 millones de pesos para este año.

Sobre el tema, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo mencionó que este programa iniciará en donde se cometen más delitos por cada 100 mil habitantes, sin embargo, dijo que todas las alcaldías requieren dicho programa.

“El objetivo es retirar las armas para que no haya delitos, para que no haya homicidios, para que no haya daños a la sociedad; entonces iniciar el día de hoy en el atrio de la Basílica de Guadalupe pues es algo muy importante para la ciudad y es un reconocimiento de este espacio para muchos mexicanos, muchos que viven en la Ciudad de Ciudad de México, que vivimos en la Ciudad de México, como un espacio de paz en donde se pueden entregar las armas”.

La mandataria afirmó que no sólo ese programa les ha ayudado a reducir la incidencia delictiva sino los integrantes de su Gabinete de Seguridad en la Ciudad con temas de inteligencia hasta temas de coordinación de la Guardia Nacional en la Ciudad de México.

Sheinbaum Pardo dijo que las armas que fueron destruidas sirvieron para la creación de una estatua titulada Molino para la paz que simboliza la recuperación pacificadora que buscamos, respaldamos y abrazamos.

“En septiembre del 2019 lanzamos el concurso de escultura “Sí al desarme, sí a la paz”, participaron 110 artistas, entre ellos hubo jóvenes estudiantes y profesionales con amplia trayectoria. Plasmaron en 71 maquetas y 39 bocetos sus ideas para transformar las armas en un emblema de paz”, dijo que presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, Salvador Guerrero Chiprés.

Ciudad de México.- La meta de la segunda etapa del programa Sí al Desarme, Sí a la Paz es superar las cuatro mil 500 armas que fueron destruidas y recolectadas durante el 2019 con el objetivo de retirarlas y así evitar que fueran utilizadas para cometer homicidios y evitar accidentes.

Desarmamos para promover la Paz en la Ciudad de México y estamos comprometidos con la Ciudadanía en el desarme voluntario y anónimo, afirmó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo al encabezar el inicio del programa en el atrio de la Basílica de Guadalupe.

A partir de este jueves y hasta el 4 de febrero permanecerá el módulo de Sí al Desarme, sí a La Paz en el templo mariano para que los capitalinos tengan la oportunidad de canjear sus armas de fuego a cambio de dinero.

Por su parte, la secretaría de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez explicó que en 2019 se reunieron cuatro mil 768 armas y 934 mil cartuchos y municiones además de que esas armas retiradas representaron el 90 por ciento del total de las armas recabadas y destruidas en el país.

Sobre el tema, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez mencionó que además de los atrios de las Iglesias buscarán tener como recinto sirios evangelistas para instalar módulos.

Este programa contará con un presupuesto este año de 15 millones de pesos para este año.

Sobre el tema, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo mencionó que este programa iniciará en donde se cometen más delitos por cada 100 mil habitantes, sin embargo, dijo que todas las alcaldías requieren dicho programa.

“El objetivo es retirar las armas para que no haya delitos, para que no haya homicidios, para que no haya daños a la sociedad; entonces iniciar el día de hoy en el atrio de la Basílica de Guadalupe pues es algo muy importante para la ciudad y es un reconocimiento de este espacio para muchos mexicanos, muchos que viven en la Ciudad de Ciudad de México, que vivimos en la Ciudad de México, como un espacio de paz en donde se pueden entregar las armas”.

La mandataria afirmó que no sólo ese programa les ha ayudado a reducir la incidencia delictiva sino los integrantes de su Gabinete de Seguridad en la Ciudad con temas de inteligencia hasta temas de coordinación de la Guardia Nacional en la Ciudad de México.

Sheinbaum Pardo dijo que las armas que fueron destruidas sirvieron para la creación de una estatua titulada Molino para la paz que simboliza la recuperación pacificadora que buscamos, respaldamos y abrazamos.

“En septiembre del 2019 lanzamos el concurso de escultura “Sí al desarme, sí a la paz”, participaron 110 artistas, entre ellos hubo jóvenes estudiantes y profesionales con amplia trayectoria. Plasmaron en 71 maquetas y 39 bocetos sus ideas para transformar las armas en un emblema de paz”, dijo que presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, Salvador Guerrero Chiprés.