/ viernes 18 de febrero de 2022

Buscan endurecer penas contra el tráfico de órganos

Nazario Norberto Sánchez destacó que se trata de sancionar con nueve a 22 años de prisión y aplicar una multa

En la Comisión de Salud del Congreso de la Ciudad de México, los diputados se darán a la tarea de analizar una iniciativa al Congreso de la Unión que reforma el primer párrafo del Artículo 462 de la Ley General de Salud, dirigida a endurecer las penas contra el tráfico de órganos.

Al respecto, el diputado proponente de la bancada de Morena en el órgano deliberativo, Nazario Norberto Sánchez, destacó que se trata de sancionar con nueve a 22 años de prisión y aplicar una multa por el equivalente de diez mil a 19 mil días de salario mínimo general vigente, a quien obtenga, conserve, utilice, prepare o suministre órganos, tejidos y sus componentes, cadáveres o fetos de seres humanos.

Dijo que el propósito es incrementar las penas para desalentar esa mala práctica que representa, además de la afectación a los derechos de la persona fallecida, una transgresión de manera directa a los familiares.

El morenista estableció que uno de los delitos que atenta contra la dignidad humana, es el tráfico de órganos, “una de las actividades criminales más lucrativas que consiste en la extracción, venta y compra ilícita de órganos, tejidos y componentes de personas vivas o cadáveres”.

Reveló que según datos de la Organización Mundial de la Salud y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en México, desde 2017 este tipo de ilícito ha sido foco rojo, porque mayormente se comete en contra de personas migrantes.

Entre 2015 y 2016, más de 60 mil niñas y niños fueron víctimas de trata de órganos, donde además, este delito se combina con otros negocios del crimen organizado, como el narcotráfico, delineó Nazario Norberto.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Reconoció que el manejo de cadáveres y cuerpos humanos para la venta ilegal de órganos es un negocio que cada día va en aumento.

Dio cuenta que se han registrado hechos que podrían calificarse de lamentables y macabros, como el reciente hallazgo del cuerpo de un menor en un contenedor de basura en Puebla o de una mujer fallecida en Mexicali, donde al entregarse su cuerpo al Servicio Médico Forense (SEMEFO), ya no tenía órganos y presentaba múltiples incisiones en diversas partes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


En la Comisión de Salud del Congreso de la Ciudad de México, los diputados se darán a la tarea de analizar una iniciativa al Congreso de la Unión que reforma el primer párrafo del Artículo 462 de la Ley General de Salud, dirigida a endurecer las penas contra el tráfico de órganos.

Al respecto, el diputado proponente de la bancada de Morena en el órgano deliberativo, Nazario Norberto Sánchez, destacó que se trata de sancionar con nueve a 22 años de prisión y aplicar una multa por el equivalente de diez mil a 19 mil días de salario mínimo general vigente, a quien obtenga, conserve, utilice, prepare o suministre órganos, tejidos y sus componentes, cadáveres o fetos de seres humanos.

Dijo que el propósito es incrementar las penas para desalentar esa mala práctica que representa, además de la afectación a los derechos de la persona fallecida, una transgresión de manera directa a los familiares.

El morenista estableció que uno de los delitos que atenta contra la dignidad humana, es el tráfico de órganos, “una de las actividades criminales más lucrativas que consiste en la extracción, venta y compra ilícita de órganos, tejidos y componentes de personas vivas o cadáveres”.

Reveló que según datos de la Organización Mundial de la Salud y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en México, desde 2017 este tipo de ilícito ha sido foco rojo, porque mayormente se comete en contra de personas migrantes.

Entre 2015 y 2016, más de 60 mil niñas y niños fueron víctimas de trata de órganos, donde además, este delito se combina con otros negocios del crimen organizado, como el narcotráfico, delineó Nazario Norberto.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Reconoció que el manejo de cadáveres y cuerpos humanos para la venta ilegal de órganos es un negocio que cada día va en aumento.

Dio cuenta que se han registrado hechos que podrían calificarse de lamentables y macabros, como el reciente hallazgo del cuerpo de un menor en un contenedor de basura en Puebla o de una mujer fallecida en Mexicali, donde al entregarse su cuerpo al Servicio Médico Forense (SEMEFO), ya no tenía órganos y presentaba múltiples incisiones en diversas partes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Asesinan a pareja que vendía dulces cerca de la estación La Raza del Metro

Las víctimas vendían dulces en las inmediaciones de la estación La Raza del Metro; la mujer estaba embarazada

Policiaca

Atrapan a cuatro tras evadir retén policíaco en Edomex

Se dio larga persecución que inició en la autopista México-Pachuca y terminó sobre Paseo de la Reforma