/ martes 4 de agosto de 2020

Busca Ley de Medio Ambiente atender a Tláhuac y Milpa Alta, corazón verde de la capital

Sus productores no han parado de trabajar para que la metrópoli se abastezca y tenga productos frescos durante la pandemia

Justicia para las zonas rurales de la metrópoli, particularmente de Tláhuac y Milpa Alta, hará el Congreso de la Ciudad de México con la discusión y aprobación de la Ley de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible.

La vicepresidenta de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica y Animal del Poder Legislativo local, Guadalupe Chavira de la Rosa, sostuvo además que se trata de áreas que hacen sustentable a la capital del país.

“Estamos hablando de una región sumamente importante porque se trata del corazón verde que da vida a la capital, una zona con la que tenemos una enorme deuda en materia ambiental y de desarrollo sostenible”, declaró.

Dejó en claro que el papel de Milpa Alta durante la pandemia por covid-19 ha sido primordial; sus productores no han parado de trabajar para que la metrópoli se abastezca y tenga productos frescos que le permitan sustentabilidad.

Tras conocer la iniciativa de Ley de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Sostenible, la representante popular de Morena dijo que, si bien la capital del país ha sido líder en materia de políticas ambientales, hace falta saldar la deuda que se tiene con las regiones rurales como Milpa Alta.

Expuso que si bien el gobierno local ha dado importantes pasos para reconocer la importancia de las alcaldías rurales, dándoles mayor presupuesto para elevar la calidad de vida de la región, se necesitan estímulos fiscales para los productores.

“Milpa Alta es una comunidad amiga y hermana, estamos convencidos de que vamos a trabajar porque la innovación hace la fuerza de un gobierno fuerte y desde el Congreso lo estaremos apoyando”, señaló.

Estimó que los diputados tienen el reto de lograr un instrumento que no sólo se homologue a la legislación actual, sino que se enriquezca para que tenga una repercusión ambiental y social.

Chavira de la Rosa mencionó que se está ante un nuevo reto, del que se saldrá sin tanta complicación, porque la pandemia del coronavirus vino a demostrar que se puede actuar rápido y, sin duda, el tema ambiental y de cambio climático pueden ser ejemplo de ello.

Aseguró que existe voluntad política para sacar adelante la nueva ley y lograr disminuir problemas como el cambio climático, los delitos ambientales, así como las violaciones de uso de suelo que se han convertido en graves problemas en algunas zonas de la ciudad.

Recordó que las denuncias por delitos ambientes en la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) crecieron 49 por ciento en los últimos cinco años, al pasar de mil 466 casos en 2015 a cinco mil 169 en 2019.

JLP

Justicia para las zonas rurales de la metrópoli, particularmente de Tláhuac y Milpa Alta, hará el Congreso de la Ciudad de México con la discusión y aprobación de la Ley de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible.

La vicepresidenta de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica y Animal del Poder Legislativo local, Guadalupe Chavira de la Rosa, sostuvo además que se trata de áreas que hacen sustentable a la capital del país.

“Estamos hablando de una región sumamente importante porque se trata del corazón verde que da vida a la capital, una zona con la que tenemos una enorme deuda en materia ambiental y de desarrollo sostenible”, declaró.

Dejó en claro que el papel de Milpa Alta durante la pandemia por covid-19 ha sido primordial; sus productores no han parado de trabajar para que la metrópoli se abastezca y tenga productos frescos que le permitan sustentabilidad.

Tras conocer la iniciativa de Ley de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Sostenible, la representante popular de Morena dijo que, si bien la capital del país ha sido líder en materia de políticas ambientales, hace falta saldar la deuda que se tiene con las regiones rurales como Milpa Alta.

Expuso que si bien el gobierno local ha dado importantes pasos para reconocer la importancia de las alcaldías rurales, dándoles mayor presupuesto para elevar la calidad de vida de la región, se necesitan estímulos fiscales para los productores.

“Milpa Alta es una comunidad amiga y hermana, estamos convencidos de que vamos a trabajar porque la innovación hace la fuerza de un gobierno fuerte y desde el Congreso lo estaremos apoyando”, señaló.

Estimó que los diputados tienen el reto de lograr un instrumento que no sólo se homologue a la legislación actual, sino que se enriquezca para que tenga una repercusión ambiental y social.

Chavira de la Rosa mencionó que se está ante un nuevo reto, del que se saldrá sin tanta complicación, porque la pandemia del coronavirus vino a demostrar que se puede actuar rápido y, sin duda, el tema ambiental y de cambio climático pueden ser ejemplo de ello.

Aseguró que existe voluntad política para sacar adelante la nueva ley y lograr disminuir problemas como el cambio climático, los delitos ambientales, así como las violaciones de uso de suelo que se han convertido en graves problemas en algunas zonas de la ciudad.

Recordó que las denuncias por delitos ambientes en la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) crecieron 49 por ciento en los últimos cinco años, al pasar de mil 466 casos en 2015 a cinco mil 169 en 2019.

JLP