/ lunes 24 de enero de 2022

Avanza la restauración y reforestación de 600 hectáreas del Bosque de Chapultepec

De manera paralela se realiza el acopio, tratamiento y conservación de semillas al interior de la Biblioteca de Semillas, restaurada también como parte del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura

El gobierno de la Ciudad de México continúa con el rescate de más de 600 hectáreas de superficie del Bosque de Chapultepec, uno de los parques urbanos más grandes e importantes del mundo, además de ser el principal pulmón de la capital del país.

Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX dijo que, este tipo de acciones contribuye justo a la reducción de emisiones que se han tenido con las siete líneas de acciones ambientales y de cambio climático, entre ellas, la reforestación y mejora de áreas verdes para seguir sumando la disminución de gases que emitimos en la atmósfera.

Agregó que el proyecto de inversión es de 177 millones de pesos, con los que la Secretaría del Medio Ambiente restaura la tercera sección del Bosque y actualmente las acciones avanzan ya en 80 por ciento con el proyecto Chapultepec, en la reforestación de áreas verdes para mantener el Bosque, amortiguación del río y quedará concluido en marzo próximo.

En tanto, Mónica Pachoco, directora de Gestión del Bosque de Chapultepec, destacó que 300 toneladas de residuos sólidos se han sacado de la tercera sección del bosque de Chapultepec y que se ha recogido desde basura domiciliaria hasta un refrigerador, llantas y muchos objetos como cascajo.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum dijo que más de 170 mil árboles de 131 especies diferentes conforman la masa arbórea de lo que es en sí un gran reservorio botánico que sirve como hábitat para la fauna silvestre local y migratoria, además de que contribuye a reducir el efecto de la isla de calor urbano, recargar los mantos acuíferos y disminuir los efectos de la contaminación atmosférica, entre otros servicios ambientales, tales como la aportación de oxígeno para la gran urbe.

Sin embargo, un porcentaje importante del arbolado está dañado o muerto, y debe retirarse para protección del demás arbolado y de las familias que visitan el bosque, para ser sustituido por árboles reforestados de especies nativas. Por esta razón, desde 2019 la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, realiza la restauración, el saneamiento y la reforestación del Bosque.

Foto: Cortesía


Tan solo en la tercera sección, donde se ubican las barrancas de Dolores y Barrilaco, se han plantado y regado periódicamente 27 mil árboles y arbustos endémicos (fresno, capulín, tepozán, cedro blanco y palo dulce, entre otros), mientras que se han retirado más de 6 mil árboles plagados o muertos, en su mayoría eucaliptos, los cuales se transforman en astilla para ser incorporada como materia orgánica nuevamente al suelo. Se realiza también endoterapia a miles de árboles para su rescate sin ser talados.

Solamente se retiran los árboles que han sido diagnosticados por especialistas certificados y que se encuentren en evidente muerte declinante, muertos o enfermos que representan un riesgo para la vegetación o para los usuarios de las áreas verdes, comedores y andadores.

Es importante mencionar que son las sequias, así como algunos insectos (descortezadores), hongos, bacterias y plantas parásitas (muérdago) son los principales responsables de la pérdida del arbolado en Chapultepec.

Como parte de las actividades que se realizan en el Bosque, el sitio biocultural más importante de la ciudad y del país, también se lleva a cabo la limpieza de residuos orgánicos e inorgánicos, así como la poda de pasto, esto para despejar las áreas de andadores, comedores, banquetas y otros espacios.

Solo en la Barranca de Dolores se han retiraron al momento alrededor de 300 toneladas de basura y de residuos y de la de Barrilaco 130. Los árboles y ramas derribados, por ejemplo, se trituran y se convierten en astillas que luego son devueltas al suelo y colocadas alrededor de los árboles reforestados. Esta técnica sirve para retener humedad y evitar el crecimiento de hierbas y gramíneas, reduciendo así a competencia por nutrientes y agua.

Foto: Cortesía

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Otra actividad importante que se lleva a cabo de manera paralela a la reforestación del Bosque de Chapultepec es el acopio, tratamiento y conservación de semillas de diferentes especies para su conservación al interior de la Biblioteca de Semillas, restaurada también como parte del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura.

Los expertos consideran que estas acciones son necesarias para tener un bosque saludable y dinámico y que, a mediano plazo, permitirán incrementar los servicios ambientales que proporciona Chapultepec a la Ciudad de México y sobre todo, garantizar su conservación.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Foto: Cortesía



El gobierno de la Ciudad de México continúa con el rescate de más de 600 hectáreas de superficie del Bosque de Chapultepec, uno de los parques urbanos más grandes e importantes del mundo, además de ser el principal pulmón de la capital del país.

Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX dijo que, este tipo de acciones contribuye justo a la reducción de emisiones que se han tenido con las siete líneas de acciones ambientales y de cambio climático, entre ellas, la reforestación y mejora de áreas verdes para seguir sumando la disminución de gases que emitimos en la atmósfera.

Agregó que el proyecto de inversión es de 177 millones de pesos, con los que la Secretaría del Medio Ambiente restaura la tercera sección del Bosque y actualmente las acciones avanzan ya en 80 por ciento con el proyecto Chapultepec, en la reforestación de áreas verdes para mantener el Bosque, amortiguación del río y quedará concluido en marzo próximo.

En tanto, Mónica Pachoco, directora de Gestión del Bosque de Chapultepec, destacó que 300 toneladas de residuos sólidos se han sacado de la tercera sección del bosque de Chapultepec y que se ha recogido desde basura domiciliaria hasta un refrigerador, llantas y muchos objetos como cascajo.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum dijo que más de 170 mil árboles de 131 especies diferentes conforman la masa arbórea de lo que es en sí un gran reservorio botánico que sirve como hábitat para la fauna silvestre local y migratoria, además de que contribuye a reducir el efecto de la isla de calor urbano, recargar los mantos acuíferos y disminuir los efectos de la contaminación atmosférica, entre otros servicios ambientales, tales como la aportación de oxígeno para la gran urbe.

Sin embargo, un porcentaje importante del arbolado está dañado o muerto, y debe retirarse para protección del demás arbolado y de las familias que visitan el bosque, para ser sustituido por árboles reforestados de especies nativas. Por esta razón, desde 2019 la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, realiza la restauración, el saneamiento y la reforestación del Bosque.

Foto: Cortesía


Tan solo en la tercera sección, donde se ubican las barrancas de Dolores y Barrilaco, se han plantado y regado periódicamente 27 mil árboles y arbustos endémicos (fresno, capulín, tepozán, cedro blanco y palo dulce, entre otros), mientras que se han retirado más de 6 mil árboles plagados o muertos, en su mayoría eucaliptos, los cuales se transforman en astilla para ser incorporada como materia orgánica nuevamente al suelo. Se realiza también endoterapia a miles de árboles para su rescate sin ser talados.

Solamente se retiran los árboles que han sido diagnosticados por especialistas certificados y que se encuentren en evidente muerte declinante, muertos o enfermos que representan un riesgo para la vegetación o para los usuarios de las áreas verdes, comedores y andadores.

Es importante mencionar que son las sequias, así como algunos insectos (descortezadores), hongos, bacterias y plantas parásitas (muérdago) son los principales responsables de la pérdida del arbolado en Chapultepec.

Como parte de las actividades que se realizan en el Bosque, el sitio biocultural más importante de la ciudad y del país, también se lleva a cabo la limpieza de residuos orgánicos e inorgánicos, así como la poda de pasto, esto para despejar las áreas de andadores, comedores, banquetas y otros espacios.

Solo en la Barranca de Dolores se han retiraron al momento alrededor de 300 toneladas de basura y de residuos y de la de Barrilaco 130. Los árboles y ramas derribados, por ejemplo, se trituran y se convierten en astillas que luego son devueltas al suelo y colocadas alrededor de los árboles reforestados. Esta técnica sirve para retener humedad y evitar el crecimiento de hierbas y gramíneas, reduciendo así a competencia por nutrientes y agua.

Foto: Cortesía

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Otra actividad importante que se lleva a cabo de manera paralela a la reforestación del Bosque de Chapultepec es el acopio, tratamiento y conservación de semillas de diferentes especies para su conservación al interior de la Biblioteca de Semillas, restaurada también como parte del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura.

Los expertos consideran que estas acciones son necesarias para tener un bosque saludable y dinámico y que, a mediano plazo, permitirán incrementar los servicios ambientales que proporciona Chapultepec a la Ciudad de México y sobre todo, garantizar su conservación.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Foto: Cortesía