/ lunes 23 de noviembre de 2020

Anuncian colectivos feministas marcha 25 noviembre en la CDMX

La marcha que partirá del Monumento a la Revolución a las 16:00 horas tiene como objetivo la libertad de manifestación

Colectivos feministas dieron a conocer que para este miércoles, 25 de noviembre, realizarán una marcha que partirá del Monumento a la Revolución a las 16:00 horas, contra todos los tipos de violencia machista, erradicar la intimidación en contra de la mujer, por lo que pidieron a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y al jefe de la policía local, Omar García Harfuch, permitirles la libre manifestación y que no les impidan llegar al zócalo.

Asimismo, denunciaron la represión y criminalización de la Cuarta Transformación contra las mujeres y las feministas y responsabilizaron a las citadas autoridades, así como al presidente Andrés Manuel López Obrador, de cualquier acción que viole el marco internacional y nacional de derechos, así como la integridad de quienes nos manifestemos ese día.

En conferencia virtual, las organizadoras del movimiento destacaron que desde la marcha del pasado 28 de septiembre, las protestas feministas se han “criminalizado” y la represión de las autoridades se agudizó durante las últimas protestas

Las mujeres, feministas y diversas organizaciones externaron su total rechazo y repudio a la presencia de policías o cualquier cuerpo de las fuerzas armadas en la movilización de este 25N en la Ciudad de México, sean mujeres u hombres, el género nunca ha impedido que encapsulen, gaseen, golpeen o incluso agredan sexualmente a las manifestantes.

Los cientos de colectivos feministas que convocan a la #VivasyLibresNosQueremos comentaron que el 25 de noviembre, Día Internacional de protesta y por la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres, denunciaron que en los últimos meses ha habido mujeres detenidas en Cd. Juárez y Guanajuato, despliegues policiales, enfrentamientos y agresiones en León, Culiacán, CDMX, Estado de México, Xalapa, Oaxaca, Jalisco, San Luis Potosí y Tijuana, Baja California.

“Esta embestida contra las mujeres organizadas ha estado acompañada de una campaña de criminalización que busca deslegitimar y acallar nuestra lucha”, resaltaron.

Dijeron que las políticas del gobierno han priorizado las ganancias de unos cuantos por sobre la vida de millones.

La violencia patriarcal, las desapariciones y los casos de feminicidio se exacerban de la mano del fortalecimiento de la trata de mujeres y niñas; a la par de la embestida de la derecha que actúa en contra de nuestros derechos sexuales y reproductivos.

En los últimos meses hemos visto cómo los tres niveles de gobierno han enarbolado una política de criminalización y represión contra el movimiento de mujeres y las movilizaciones feministas.

Ejemplificaron que lo que sucedió el 9 de noviembre en Cancún, Quintana Roo, fue una expresión del endurecimiento de esta represión, donde un operativo por parte de la policía municipal y estatal junto a la Guardia Nacional, dispersó una marcha que exigía justicia para nuestra compañera Alexis, víctima de feminicidio; y utilizó armas largas para disparar a las manifestantes, dejando varias heridas y heridos, además de cometer agresiones sexuales a las detenidas.

Claramente, fue una acometida que violó todos los derechos humanos de las manifestantes y los manifestantes. Este hecho no es un caso aislado, converge con una serie de acciones de gobierno a través de los cuerpos policíacos que atentan contra la protesta social, la libertad de expresión y la libre manifestación.

El gobierno y los partidos del régimen han fomentado un discurso que estigmatiza a las mujeres que salimos a protestar contra la violencia y en defensa de nuestros derechos llamándonos vándalas o asegurando sin pruebas que integrantes de sectores “conservadores” están detrás del movimiento con el objetivo de desestabilizar al gobierno actual.

Han pretendido legitimar el uso de las fuerzas represivas en nuestras movilizaciones, como sucedió el 28 de septiembre pasado en la CDMX, Día Internacional por la Legalización del Aborto, en el que fue desplegado un excesivo operativo policíaco de cientos de elementos hombres en contra del movimiento feminista.

Este operativo estuvo integrado por el supuestamente extinto cuerpo de granaderos y el Grupo Atenea, conformado por mujeres policías, que también agredieron y encapsularon nuestra manifestación por más de cuatro horas.

Colectivos feministas dieron a conocer que para este miércoles, 25 de noviembre, realizarán una marcha que partirá del Monumento a la Revolución a las 16:00 horas, contra todos los tipos de violencia machista, erradicar la intimidación en contra de la mujer, por lo que pidieron a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y al jefe de la policía local, Omar García Harfuch, permitirles la libre manifestación y que no les impidan llegar al zócalo.

Asimismo, denunciaron la represión y criminalización de la Cuarta Transformación contra las mujeres y las feministas y responsabilizaron a las citadas autoridades, así como al presidente Andrés Manuel López Obrador, de cualquier acción que viole el marco internacional y nacional de derechos, así como la integridad de quienes nos manifestemos ese día.

En conferencia virtual, las organizadoras del movimiento destacaron que desde la marcha del pasado 28 de septiembre, las protestas feministas se han “criminalizado” y la represión de las autoridades se agudizó durante las últimas protestas

Las mujeres, feministas y diversas organizaciones externaron su total rechazo y repudio a la presencia de policías o cualquier cuerpo de las fuerzas armadas en la movilización de este 25N en la Ciudad de México, sean mujeres u hombres, el género nunca ha impedido que encapsulen, gaseen, golpeen o incluso agredan sexualmente a las manifestantes.

Los cientos de colectivos feministas que convocan a la #VivasyLibresNosQueremos comentaron que el 25 de noviembre, Día Internacional de protesta y por la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres, denunciaron que en los últimos meses ha habido mujeres detenidas en Cd. Juárez y Guanajuato, despliegues policiales, enfrentamientos y agresiones en León, Culiacán, CDMX, Estado de México, Xalapa, Oaxaca, Jalisco, San Luis Potosí y Tijuana, Baja California.

“Esta embestida contra las mujeres organizadas ha estado acompañada de una campaña de criminalización que busca deslegitimar y acallar nuestra lucha”, resaltaron.

Dijeron que las políticas del gobierno han priorizado las ganancias de unos cuantos por sobre la vida de millones.

La violencia patriarcal, las desapariciones y los casos de feminicidio se exacerban de la mano del fortalecimiento de la trata de mujeres y niñas; a la par de la embestida de la derecha que actúa en contra de nuestros derechos sexuales y reproductivos.

En los últimos meses hemos visto cómo los tres niveles de gobierno han enarbolado una política de criminalización y represión contra el movimiento de mujeres y las movilizaciones feministas.

Ejemplificaron que lo que sucedió el 9 de noviembre en Cancún, Quintana Roo, fue una expresión del endurecimiento de esta represión, donde un operativo por parte de la policía municipal y estatal junto a la Guardia Nacional, dispersó una marcha que exigía justicia para nuestra compañera Alexis, víctima de feminicidio; y utilizó armas largas para disparar a las manifestantes, dejando varias heridas y heridos, además de cometer agresiones sexuales a las detenidas.

Claramente, fue una acometida que violó todos los derechos humanos de las manifestantes y los manifestantes. Este hecho no es un caso aislado, converge con una serie de acciones de gobierno a través de los cuerpos policíacos que atentan contra la protesta social, la libertad de expresión y la libre manifestación.

El gobierno y los partidos del régimen han fomentado un discurso que estigmatiza a las mujeres que salimos a protestar contra la violencia y en defensa de nuestros derechos llamándonos vándalas o asegurando sin pruebas que integrantes de sectores “conservadores” están detrás del movimiento con el objetivo de desestabilizar al gobierno actual.

Han pretendido legitimar el uso de las fuerzas represivas en nuestras movilizaciones, como sucedió el 28 de septiembre pasado en la CDMX, Día Internacional por la Legalización del Aborto, en el que fue desplegado un excesivo operativo policíaco de cientos de elementos hombres en contra del movimiento feminista.

Este operativo estuvo integrado por el supuestamente extinto cuerpo de granaderos y el Grupo Atenea, conformado por mujeres policías, que también agredieron y encapsularon nuestra manifestación por más de cuatro horas.

Metrópoli

Se extiende el semáforo rojo en CDMX: Sheinbaum

A pesar del aumento de los casos de contagio, el lunes 18 de enero los restaurantes al aire libre reanudan operaciones