/ miércoles 31 de julio de 2019

Amenazan con bloqueos en Edomex por ola de violencia

Los integrantes del gremio trasportista del Estado de México manifestaron que los niveles de violencia ya son insoportables

Dirigentes y choferes de la Coordinadora de Transporte Grupo AZZ, cuyos derroteros abarcan el municipio de Tecámac, donde la madrugada de hoy fueron quemadas dos unidades del servicio público, y de donde hace una semana fueron levantados dos conductores que posteriormente aparecieron asesinados por presuntos grupos criminales que exigen “derecho de piso”, afirmaron que la falta de acciones del gobierno no les dejará otra opción que tomar carreteras y casetas de cobro como medida de protesta contra la inseguridad.

Al hablar bajo la condición de permanecer en el anonimato por temor a que los delincuentes arremetan contra ellos, los integrantes del gremio trasportista del Estado de México manifestaron que los niveles de violencia ya son insoportables, pues aseguran que no existen condiciones para trabajar y que muchos de los choferes incluso están pensando en desertar.

Indicaron que los usuarios también sienten temor de ser víctimas de los criminales, ya que en algunas rutas el servicio se ofrece hasta altas horas de la noche porque muchos de los residentes de Tecámac trabajan en la ciudad de México y tienen diversos horarios laborales.

Aseveraron que la inseguridad siempre ha sido uno de los problemas que golpea al territorio mexiquense y a la región del Valle de México, “pero en los últimos meses los delincuentes han sido más sanguinarios y exigentes con ’derecho de piso’, al grado de que dos de nuestros compañeros fueron ejecutados”.

Para los dirigentes y conductores de las unidades del transporte público el lamentable hallazgo de los choferes asesinados representa, dijeron, una advertencia de que los criminales están dispuestos a todo, con tal de lograr que el sector se someta a sus demandas. “ellos ya dieron muestra de que no está jugando, ¿y las autoridades qué hacen?, cuestionó de los dirigentes.

Expresaron que desde el sexenio pasado solicitaron al gobierno del Estado de México operativos de seguridad, pero ni la policía estatal ni la Secretaria de Movilidad tomaron cartas en el asunto. “Ahora los delincuentes se sienten libres y actúan a toda hora, sin que nadie los frene. Llegaron, quemaron dos unidades y se movieron con toda libertad”.

Recordaron que el pasado lunes se manifestaron en la autopista México-Pachuca, en la caseta de cobro de Ojo de Agua, en protesta por la ejecución de sus compañeros. Dijeron que durante sus trayectos se sienten desprotegidos y con miedo de que corran la misma suerte de que los dos conductores levantados en la comunidad de Ozumbilla.

Finalmente, pidieron comprensión de la población, tanto de usuarios del transporte público como de automovilistas ante la eventual decisión de tomar carreteras y casetas de cobro, como medida de exigencia al gobierno para frenar la ola de violencia.

Dirigentes y choferes de la Coordinadora de Transporte Grupo AZZ, cuyos derroteros abarcan el municipio de Tecámac, donde la madrugada de hoy fueron quemadas dos unidades del servicio público, y de donde hace una semana fueron levantados dos conductores que posteriormente aparecieron asesinados por presuntos grupos criminales que exigen “derecho de piso”, afirmaron que la falta de acciones del gobierno no les dejará otra opción que tomar carreteras y casetas de cobro como medida de protesta contra la inseguridad.

Al hablar bajo la condición de permanecer en el anonimato por temor a que los delincuentes arremetan contra ellos, los integrantes del gremio trasportista del Estado de México manifestaron que los niveles de violencia ya son insoportables, pues aseguran que no existen condiciones para trabajar y que muchos de los choferes incluso están pensando en desertar.

Indicaron que los usuarios también sienten temor de ser víctimas de los criminales, ya que en algunas rutas el servicio se ofrece hasta altas horas de la noche porque muchos de los residentes de Tecámac trabajan en la ciudad de México y tienen diversos horarios laborales.

Aseveraron que la inseguridad siempre ha sido uno de los problemas que golpea al territorio mexiquense y a la región del Valle de México, “pero en los últimos meses los delincuentes han sido más sanguinarios y exigentes con ’derecho de piso’, al grado de que dos de nuestros compañeros fueron ejecutados”.

Para los dirigentes y conductores de las unidades del transporte público el lamentable hallazgo de los choferes asesinados representa, dijeron, una advertencia de que los criminales están dispuestos a todo, con tal de lograr que el sector se someta a sus demandas. “ellos ya dieron muestra de que no está jugando, ¿y las autoridades qué hacen?, cuestionó de los dirigentes.

Expresaron que desde el sexenio pasado solicitaron al gobierno del Estado de México operativos de seguridad, pero ni la policía estatal ni la Secretaria de Movilidad tomaron cartas en el asunto. “Ahora los delincuentes se sienten libres y actúan a toda hora, sin que nadie los frene. Llegaron, quemaron dos unidades y se movieron con toda libertad”.

Recordaron que el pasado lunes se manifestaron en la autopista México-Pachuca, en la caseta de cobro de Ojo de Agua, en protesta por la ejecución de sus compañeros. Dijeron que durante sus trayectos se sienten desprotegidos y con miedo de que corran la misma suerte de que los dos conductores levantados en la comunidad de Ozumbilla.

Finalmente, pidieron comprensión de la población, tanto de usuarios del transporte público como de automovilistas ante la eventual decisión de tomar carreteras y casetas de cobro, como medida de exigencia al gobierno para frenar la ola de violencia.

Policiaca

Le arrancaron la vida a plomazos en Neza

En la zona del crimen fueron hallados al menos seis casquillos percutidos