/ miércoles 5 de enero de 2022

Advierte diputado Jesús Sesma que no retrocederán en prohibición de corridas de toros  

Demanda Pedro Haces cambios al Reglamento Taurino y no terminar con la fiesta brava

El presidente de la Comisión de Bienestar Animal del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Sesma Suárez, aseguró que no hay marcha atrás en el dictamen que prohíbe las corridas de toros en la capital y que se pretende poner a consideración del pleno de ese órgano deliberativo, por lo que no se tomará en cuenta la propuesta del secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, Pedro Haces Barba, de hacerle reformas al reglamento que regula la denominada fiesta brava.

Durante una reunión virtual de la instancia legislativa en la que participó el dirigente sindical y también presidente de la de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, la mayoría de los diputados estuvieron de acuerdo en mantener en sus términos el dictamen, salvo los que forman parte de la bancada de Morena, mientras que Haces Barba demandó buscar los mecanismos que permitan continúen las corridas de toros, con el menor maltrato a esos animales.

Pidió a los representantes populares conocer a fondo la tauromaquia y aseguró que terminar con ésta, sería atentar contra la cultura de la sociedad y el empleo de cientos de personas. “Hay que modernizarse, por ello se tiene que hacer una revisión al Reglamento Taurino; hay que modernizar la fiesta, sin que pierda su esencia”, declaró.

En la sesión de trabajo en la que se trató el tema laboral que tiene que ver con la corrida de toros, los diputados que están a favor del dictamen que se avaló en la comisión el 7 de diciembre pasado con cinco votos, con la ausencia de los morenistas, refrendaron su disposición de que la Mesa Directiva del Congreso lo presente al pleno del recinto de Donceles y Allende para su discusión y probable aprobación.

Resulta que en el marco de la reunión Sesma Suárez, coordinador de la asociación parlamentaria Alianza Verde Juntos por la Ciudad del Congreso, insistió que no habrá marcha atrás en el dictamen de la prohibición de las corridas de toros, pero se escucharán a los involucrados, para no afectar a los trabajadores del sector. Los de Morena que pertenecen a la comisión confirmaron no estar de acuerdo con el dictamen, que sería complicado se apruebe en el pleno al tener ese partido mayoría.

En su calidad de presidente de la de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, Pedro Haces se mostró a favor de que se hagan los cambios necesarios al reglamento respectivo que no se modifica desde 2004.

Señaló que en ello debería participar el gobierno de la Ciudad de México, al tiempo que aclaró que no se puede abrir la posibilidad de que los toros corran el mismo destino que los animales de los circos, que al prohibirse participaran en los mismos, terminaron en el abandono y murieron.

El diputado panista Federico Döring Casar no estuvo de acuerdo con lo dicho por Haces Barba, en el sentido de que los legisladores no hagan nada en materia de tauromaquia y que, simplemente acepten cambios al reglamento.

“Es inaceptable, poco correcto que nos pida que no hagamos nada y que la solución es que se haga a través del reglamento y todo lo haga el gobierno de la Ciudad de México, que no ha sabido cabildear con nosotros”, refirió.

Por el momento, se mantiene la iniciativa que propone reformar la Ley de Protección Animal de la Ciudad de México, a fin de establecer multas de entre 2.46 y 4.92 millones de pesos a quienes celebren corridas de toros.

El líder sindical se comprometió a presentar por escrito una propuesta formal, dirigida a afectar en lo menos posible a los trabajadores que forman parte de la fiesta brava, en tanto que los diputados buscarán los cauces para sacar adelante a todos los sectores que dependen de ésta.

Los representantes populares coincidieron en la urgencia de avanzar en el análisis de las reformas legales que permitan la prohibición de las corridas de toros, como espectáculos públicos en los que se maltratan y privan de la vida a animales.

A su vez, el vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, quien es presentó la iniciativa, solicitó precisar las cifras de la afectación económica y laboral que provocaría el cierre de esta actividad en la capital.

La diputada morenista Leticia Estrada Hernández se refirió a que el jaripeo y la fiesta brava son una tradición importante en diversos pueblos originarios. También de la bancada de Morena, la legisladora Valeria Cruz Flores, destacó la importancia de mantener el parlamento abierto e incluir en la dictaminación a los sectores sociales involucrados, para escuchar las diversas voces, además de estudiar las posibles afectaciones económicas y laborales.

En su turno, la diputada perredista Gabriela Quiroga Anguiano, urgió por acabar con el maltrato animal y la violencia en los espectáculos taurinos. Consideró prudente construir una propuesta en beneficio de los animales, sin espectáculos sangrientos.

Pedro Haces estableció que la fiesta brava es parte fundamental de la cultura y la tradición mexicana, además de una importante fuente de generación de empleo, con 100 mil directos y 150 mil indirectos a nivel nacional. En México existen 260 ganaderías registradas y que sólo el 8 por ciento de los bovinos que nacen en éstas son lidiados en una plaza taurina.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Dijo que en la metrópoli se perderían alrededor de 30 mil empleos si se prohíben las corridas taurinas.

La legisladora priísta Tania Nanette Larios Pérez, se refirió a la necesidad de ver a los animales como seres sintientes y de salvaguardar su bienestar. Recordó las experiencias de otros países, como España y Colombia, en los que se ha modernizado la fiesta brava para eliminar los actos de crueldad.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado



El presidente de la Comisión de Bienestar Animal del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Sesma Suárez, aseguró que no hay marcha atrás en el dictamen que prohíbe las corridas de toros en la capital y que se pretende poner a consideración del pleno de ese órgano deliberativo, por lo que no se tomará en cuenta la propuesta del secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, Pedro Haces Barba, de hacerle reformas al reglamento que regula la denominada fiesta brava.

Durante una reunión virtual de la instancia legislativa en la que participó el dirigente sindical y también presidente de la de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, la mayoría de los diputados estuvieron de acuerdo en mantener en sus términos el dictamen, salvo los que forman parte de la bancada de Morena, mientras que Haces Barba demandó buscar los mecanismos que permitan continúen las corridas de toros, con el menor maltrato a esos animales.

Pidió a los representantes populares conocer a fondo la tauromaquia y aseguró que terminar con ésta, sería atentar contra la cultura de la sociedad y el empleo de cientos de personas. “Hay que modernizarse, por ello se tiene que hacer una revisión al Reglamento Taurino; hay que modernizar la fiesta, sin que pierda su esencia”, declaró.

En la sesión de trabajo en la que se trató el tema laboral que tiene que ver con la corrida de toros, los diputados que están a favor del dictamen que se avaló en la comisión el 7 de diciembre pasado con cinco votos, con la ausencia de los morenistas, refrendaron su disposición de que la Mesa Directiva del Congreso lo presente al pleno del recinto de Donceles y Allende para su discusión y probable aprobación.

Resulta que en el marco de la reunión Sesma Suárez, coordinador de la asociación parlamentaria Alianza Verde Juntos por la Ciudad del Congreso, insistió que no habrá marcha atrás en el dictamen de la prohibición de las corridas de toros, pero se escucharán a los involucrados, para no afectar a los trabajadores del sector. Los de Morena que pertenecen a la comisión confirmaron no estar de acuerdo con el dictamen, que sería complicado se apruebe en el pleno al tener ese partido mayoría.

En su calidad de presidente de la de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, Pedro Haces se mostró a favor de que se hagan los cambios necesarios al reglamento respectivo que no se modifica desde 2004.

Señaló que en ello debería participar el gobierno de la Ciudad de México, al tiempo que aclaró que no se puede abrir la posibilidad de que los toros corran el mismo destino que los animales de los circos, que al prohibirse participaran en los mismos, terminaron en el abandono y murieron.

El diputado panista Federico Döring Casar no estuvo de acuerdo con lo dicho por Haces Barba, en el sentido de que los legisladores no hagan nada en materia de tauromaquia y que, simplemente acepten cambios al reglamento.

“Es inaceptable, poco correcto que nos pida que no hagamos nada y que la solución es que se haga a través del reglamento y todo lo haga el gobierno de la Ciudad de México, que no ha sabido cabildear con nosotros”, refirió.

Por el momento, se mantiene la iniciativa que propone reformar la Ley de Protección Animal de la Ciudad de México, a fin de establecer multas de entre 2.46 y 4.92 millones de pesos a quienes celebren corridas de toros.

El líder sindical se comprometió a presentar por escrito una propuesta formal, dirigida a afectar en lo menos posible a los trabajadores que forman parte de la fiesta brava, en tanto que los diputados buscarán los cauces para sacar adelante a todos los sectores que dependen de ésta.

Los representantes populares coincidieron en la urgencia de avanzar en el análisis de las reformas legales que permitan la prohibición de las corridas de toros, como espectáculos públicos en los que se maltratan y privan de la vida a animales.

A su vez, el vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, quien es presentó la iniciativa, solicitó precisar las cifras de la afectación económica y laboral que provocaría el cierre de esta actividad en la capital.

La diputada morenista Leticia Estrada Hernández se refirió a que el jaripeo y la fiesta brava son una tradición importante en diversos pueblos originarios. También de la bancada de Morena, la legisladora Valeria Cruz Flores, destacó la importancia de mantener el parlamento abierto e incluir en la dictaminación a los sectores sociales involucrados, para escuchar las diversas voces, además de estudiar las posibles afectaciones económicas y laborales.

En su turno, la diputada perredista Gabriela Quiroga Anguiano, urgió por acabar con el maltrato animal y la violencia en los espectáculos taurinos. Consideró prudente construir una propuesta en beneficio de los animales, sin espectáculos sangrientos.

Pedro Haces estableció que la fiesta brava es parte fundamental de la cultura y la tradición mexicana, además de una importante fuente de generación de empleo, con 100 mil directos y 150 mil indirectos a nivel nacional. En México existen 260 ganaderías registradas y que sólo el 8 por ciento de los bovinos que nacen en éstas son lidiados en una plaza taurina.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Dijo que en la metrópoli se perderían alrededor de 30 mil empleos si se prohíben las corridas taurinas.

La legisladora priísta Tania Nanette Larios Pérez, se refirió a la necesidad de ver a los animales como seres sintientes y de salvaguardar su bienestar. Recordó las experiencias de otros países, como España y Colombia, en los que se ha modernizado la fiesta brava para eliminar los actos de crueldad.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado



Policiaca

Mujer prostituía a su hija debajo de un puente en Chiconcuac, Edomex

Durante tres meses obligó a su hija de entonces 17 años a sostener relaciones a cambio de dinero

Policiaca

Detienen a José "N" por la desaparición de su esposa Karen

Karen intentó comunicarse con su madre el día en que desapareció, pero que solo alcanzó a decirle "mamá" y la llamada se cortó