Pide directora de Clínica de Especialidad Condesa reanudar servicio

  • La Prensa
  • en Metropoli

Por Hilda Escalona

La directora de la Clínica de Especialidad Condesa, Andrea González pidió a la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, así como a su liderazgo nacional, para que permitan la normalización de operaciones en la unidad, reconocida nacional e internacionalmente por su modelo de atención a las personas que viven con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Por su parte, el líder de la sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSa), Ricardo Hernández, rechazó que los trabajadores de base pongan en riesgo la salud de los pacientes de la Clínica Especializada Condesa.

La directora comentó que un pequeño grupo de trabajadores sindicalizados obstruyen las operaciones regulares de la clínica, por lo que los exhortó a trabajar por el bien de los pacientes.

Acompañada por la mayoría del personal que labora en la unidad, además de representantes de 15 organizaciones civiles de las comunidades a las que ahí se atienden, destacó el trabajo de todos los empleados independientemente de su condición laboral.

El representante sindical dijo que los empleados que dejaron este jueves sin atender la farmacia y los médicos que han dejado de dar consulta son de confianza y eventuales.

“El personal médico y administrativo de base está laborando conforme a sus horarios, aunque algunos afines a la autoridad actualmente encargada de la clínica si han descuidado su trabajo para acompañarla a las conferencias de prensa”, afirmó.

Ante la respuesta, la directora expresó su preocupación por la alta vulnerabilidad de los mil 500 pacientes atendidos en la Clínica Condesa diariamente: “Muchos llegan en condición de anonimato porque carecen de papeles de identificación; en otros casos son menores de edad y también mujeres violentadas, con todo tipo de carencias”, apuntó.

La directora de la clínica comentó que el motivo del conflicto probablemente esté relacionado con la vacante de 18 plazas; puntualizó que su aspiración es que éstas sean entregadas a profesionales de la salud que tengan méritos propios, capacidad y experiencia laboral, así como un gran compromiso con los pacientes de esta institución.

La doctora solicitó a los líderes sindicales dejar atrás las prácticas poco transparentes como medio para lograr una plaza de base.

Al preguntarle sobre su posible renuncia dijo que esa decisión atañe única y exclusivamente a las autoridades de la Secretaría de Salud, y que acatará cualquier instrucción.

También afirmó que no existe manipulación a los trabajadores de la clínica y éstos le correspondieron rodeándola como muestra final de apoyo.

PUEDES LEER Alberga IPN tercera jornada del Reciclatrón