Proponen que acoso sexual en las redes sea delito grave

  • Prensa OEM
  • en Metropoli

La Prensa en línea

México.- Al que valiéndose del engaño, utilizando tecnologías de la información, con la intención de obtener información para acosar o abusar sexualmente de menores de edad, se le impondrá una pena de dos a cinco años de prisión. Este delito se perseguirá por querella, propuso la congresista Guadalupe Solache en el Congreso de la Ciudad de México.

 

La parlamentaria del partido de Morena propuso una iniciativa con proyecto de decreto que se adicione al artículo 179 bis al

Código Penal para la Ciudad de México a modo de que las personas que realcen estos actos cibernéticos se conviertan en delitos que se castiguen con el peso de la ley a fin de evitar que se propagué este tipo de acciones que pone en riesgo no solo a los adultos, si no también a los niños y niñas.

 

Explicó que La globalidad trae aparejada la utilización entre otras cosas de lenguaje que se incrusta en la cotidianidad de la expresión hablada y escrita, se ha vuelto muy común el término de grooming, el cual proviene del inglés “groom” que significa acicalar o cepillar en el caso de animales.

 

La Real Academia Española todavía no ha incluido el término en su diccionario,  y respecto al uso de estos nos dice “Todos los idiomas se han enriquecido a lo largo de su historia con aportaciones léxicas procedentes de lenguas diversas. Los extranjerismos no son, pues, rechazables en sí mismos. Es importante, sin embargo, que su incorporación responda en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, acomodándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español.

 

Aguilar Solache, reiteró que el internet sin duda ha derribado fronteras, es una herramienta básica en la sociedad actual, al respecto UNICEF en la publicación Estado Mundial de la Infancia 2017, niños en un mundo digital , refiere que “ningún niño está a salvo del riesgo en línea, pero los más vulnerables son quienes más posibilidades tienen de sufrir daños…Estos riesgos no son del todo nuevos: por largo tiempo, los niños han acosado y han sido víctimas del acoso, han estado expuestos a materiales violentos y sexuales, o han tratado de conseguirlos, y siempre han estado en peligro de la acción de los delincuentes sexuales.

 

Comparó que la mayoría de los padres y madres sienten probablemente que fue más fácil proteger a  las generaciones anteriores de tales riesgos. La puerta de entrada de la casa fue en un tiempo una barrera para los agresores del patio de la escuela; ahora, las redes sociales les permiten seguir a sus víctimas a sus hogares.

 

“Actualmente, los investigadores suelen clasificar la gran variedad de riesgos que aparecen en línea en tres categorías: riesgos de contenido, contacto y conducta, definiéndose estos de la siguiente manera:

 

Riesgos de contenido: Cuando un niño está expuesto a un contenido no deseado e inapropiado. Esto puede incluir imágenes sexuales, pornográficas y violentas; algunas formas de publicidad; material racista, discriminatorio o de odio; y sitios web que defienden conductas poco saludables o peligrosas, como autolesiones, suicidio y anorexia.

Riesgos de contacto: Cuando un niño participa en una comunicación arriesgada, como por ejemplo con un adulto que busca contacto inapropiado o se dirige a un niño para fines sexuales, o con personas que intentan radicalizar a un niño o persuadirlo para que participe en conductas poco saludables o peligrosas.

 

Riesgos de conducta: Cuando un niño se comporta de una manera que contribuye a que se produzca un contenido o contacto riesgoso. Esto puede incluir que los niños escriban o elaboren materiales odiosos sobre otros niños, inciten al racismo o publiquen o distribuyan imágenes sexuales, incluido el material que ellos mismos produjeron.”

 

La comisión de delitos encuentra nuevas formas de ejecución en las conductas de personas que llevan a cabo prácticas que están muy enraizadas, como el acoso o el abuso sexual, tipificados en los Códigos Penales, pero que con la internet han encontrado espacios que al no estar tipificados, permiten acciones perniciosas, bajo esquemas y prácticas no conocidos.

 

“La realidad tal cual la conocemos ahora no corresponde a las tradicionales formas de entender los enunciados normativos, los viejos esquemas que explicaban las normas bajo la fórmula si A entonces B = C, se ven trastocados con el avance tecnológico descomunal, la información ha adquirido un papel preponderante y vertiginoso, la norma debe estar al día para tipificar y sancionar a los delincuentes que encuentran en el vacío normativo la oportunidad para delinquir”, advirtió la diputada local.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Propietarios de escuelas privadas denuncian irregularidades en Iztapalapa