Piden en Congreso no criminalizar la portación del condón

Foto: Especial

Piden en Congreso no criminalizar la portación del condón

  • La Prensa
  • en Metropoli

Por Aurelio Sánchez

El 29 de junio de 2013 la Fiscalía Contra la Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México realizó un “operativo anti-trata” en la alcaldía Miguel Hidalgo, en el cual se violó el derecho a la salud al utilizar como prueba pericial condones usados y nuevos para fincar el delito de trata a las personas detenidas en el operativo.

Ante este tipo de injusticias, el diputado de Morena en el Congreso de la Ciudad de México (CCDMX), Temístocles Villanueva Ramos, exhorto a la a Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas de la Procuraduría, a no criminalizar la portación de preservativos en los operativos anti-trata.

Reiteró que “este tipo de actos de autoridad, representan un retroceso de por lo menos 25 años en la respuesta nacional hacia el VIH/SIDA e ITS, entre personas trabajadoras sexuales, clientes y parejas sentimentales”.

Al presentar ante el pleno del recinto legislativo el punto de acuerdo de urgente y obvia resolución que invita a no castigar la portación de preservativos, el integrante representante popular indicó que relacionar el portar preservativos con el delito de “facilitar condiciones para el ejercicio de la prostitución”, es una concepción errónea.

“Uno de los efectos de este tipo de acciones gubernamentales es que provocan que en los lugares donde se ejerce el derecho a la libertad sexual, no haya disponibilidad ni acceso de dichos artículos para prevenir el VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual, así como embarazos no planeados, con un impacto en el aumento de casos de VIH/SIDA”, acotó.

Asimismo, añadió que recientemente personas trabajadoras sexuales también han denunciado el acoso de las procuradurías en varios estados, por el uso, portación y distribución de condones, al realizar la prestación de sus servicios, pues acusan que durante operativos anti-trata lo usan como evidencia para incriminarlas en el delito de trata de personas.

Ante legisladores, insistió que estas condiciones obligan a las personas trabajadoras sexuales a elegir entre salvaguardar su salud y mantenerse a salvo del acoso o arresto de la policía.

Por último, señaló que de acuerdo con ONUSIDA, los programas de preservativos deben garantizar una amplia disponibilidad de preservativos y lubricantes e indicar su forma correcta y sistemática de uso, además de que éstos deben estar disponibles en las prisiones y centros de reclusión y en situaciones de crisis humanitaria.